Exigen que una reunión de empresarios y políticos para pedir más autonomía frente al puerto de Valencia

Compromís pide el plante del Ayuntamiento frente a un puerto marítimo al que acusa de «ni crear empleo ni pagar impuestos»

 
Los graneles se situan la intemperie sin usar silos ni tubos que eviten que el viento arrastre partículas Los graneles se situan la intemperie sin usar silos ni tubos que eviten que el viento arrastre partículas Compromís pide el plante del Ayuntamiento frente a un puerto marítimo al que acusa de «ni crear empleo ni pagar impuestos»
Viernes, 07 Febrero 2014 03:22

Montañas de carbón, madera astillada, sílice o clinker se amontonan sin más protección que unas lonas,  y no en todos los casos, en los muelles del puerto de Sagunto según la denuncia pública realizada ayer por Compromís, cuyos concejales no sólo consideran esto como un signo de la «degradación del Puerto de Sagunto»  sino también un posible riesgo para la población.Y es que según la opinión de Quico Fernàndez, portavoz de Compromís, y Teresa Garcia, miembro de la ejecutiva nacional del Bloc Nacionalista Valencià, a diferencia con lo que pasa con los graneles de empresas como Fertiberia, que utilizan silos y tubos para trasladar sus graneles, aquí se apilan sin protección «exponiendo a que el aire mueva las partículas hacia la población» según  ha explicado Teresa Garcia.

Los concejales nacionalistas han criticado no sólo que estos graneles no han sido ubicados en los  lugares más alejados de la población, sino también, en su opinión, escasa rentabilidad económica. «Son productos que ocupan mucho espacio, pero tienen poco peso, y menos margen de beneficios. Se está ocupando un espacio muy valioso con una mercancía muy barata» sentenciaba ayer el portavoz de Compromís, Quico Fernàndez. En este sentido Fernàndez tiene claro por qué han proliferado de un tiempo a esta parte este tipo de mercancías en las instalaciones saguntinas, «son el rechazo de Valencia, las mercancías que no quieren por la molestia que suponen y el poco margen que dejan y que son enviadas aquí para permitir el crecimiento del puerto valenciano a costa del Puerto de Sagunto».
 
Apuestan por un puerto con
paseos y restaurantes abierto a
toda la población
Los ediles de Compromís tuvieron que hacer las fotos de los graneles a escondidas, un hecho que les ha permitido reclamar la apertura a la población de, al menos una parte, del recinto portuario. «El puerto siempre ha estado abierto a la población, y eso se nos ha arrebatado cerrando el recinto hasta convertirlo en una especie de vaticano a la que nadie tiene acceso» ha lamentado Quico Fernàndez.

Para los nacionalistas es esencial revertir esta situación y seguir el ejemplo de Castellón y Denia, abriendo al menos parte de la actual infraestructura portuaria al uso público. Los nacionalistas de hecho contemplan que el muelle Norte, el más cercano al casco urbano, debería acoger la instalación de un paseo y una zona de ocio que esté cerque de la dársena pesquera, e incluso creen viable firnanciarla si se alteran los planes de la nueva dársena, la que contempla la construcción de una nueva marina deportiva, y se usan sus fondos para transformar el citado muelle. «En la actualidad no tiene sentido  la construcción de una marina como la proyectada»—explica Quico Fernàndez— «quizás si que podamos albergar un puerto deportivo, pero el volumen que se prevía es imposible llenarlo en el contexto actual. Ese dinero podría permitir recuperar una zona para su uso turístico a la vez que se mejoran las instalaciones».  

Para los nacionalistas renunciar al proyecto original de nueva dársena también daría fondos suficientes para crear un acceso más directo para la dársena pesquera. «El camino que hay que recorrer ahora mismo para salir es tan largo que a los pesqueros no les compensa el gasto extra de gasoil, con lo que poco a poco han ido abandonando el puerto de Sagunto para instalarse en el más cercano puerto de Burriana», explica Teresa Garcia.
 
Compromís asegura que el
Puerto «ni crea empleo ni paga
impuestos»  en la Ciudad

Desde Compromís se considera inexplicable que el puerto «viva de espaldas a la ciudad» y piden una reunión de urgencia con los grupos políticos y la representación empresarial del CES para abordar la falta de peso de la ciudad en las decisiones del Puerto, algo que recuerdan no pasa en la misma autoridad portuaria cuando trata con Valencia. «Hay que empezar a señalar que este puerto apenas contrata gente de nuestra ciudad y que apenas aporta impuestos a nuestra economía» afirma Fernàndez refiriéndose a los tributos del IBI y del BICE (siglas de Bien inmueble de características especiales) que según recuerdan desde Compromís el ayuntamiento reclama pero la autoridad portuaria considera que no debe abonar al estar instalado en terrenos del Estado y no del municipio. «La cantidad que podría ingresar del ayuntamiento ronda los 1,5 millones de euros» explica Teresa Garcia.

Compromís también ha pedido la dimisión de Rafael Aznar, una petición que cree que debería trasladar el alcalde, como miembro del consejo de administración del Puerto.  «Esta persona— que recordemos ha sido señalado por los  medios dentro de las tramas corruptas que siempre han estado ahí pero empiezan a conocerse públciamente ahora— se ha opuesto  a todos los proyectos que podrían haber hecho crecer nuestro puerto. Como el caso de la recepción de mercancías desde Aragón, que han sido desviadas a Valencia por su propio interés» sostiene  Fernández.

Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

 

 

TE PUEDE INTERESAR

SUCESOS

SALUD