Viernes, 16 Septiembre 2022 21:05

Sin agua caliente

Escrito por

Los usuarios de algunas de las instalaciones deportivas municipales, llevan desde el mes de junio sin agua caliente en las duchas. Lógicamente esto ha generado una ola de indignación que se ha visto aplacada por las altas temperaturas estivales en las que más bien apetecía una ducha bien fría. Pero claro, el verano se acaba y, a determinadas horas apetece el agua cuanto menos templada, sin embargo, la situación continúa igual.

En el último pleno desde ciudadanos preguntaron sobre esta cuestión, a lo que el concejal de deportes, Javier Timón respondió con el decreto de ahorro energético aprobado por el gobierno de la nación, algo que no coincide con el inicio de la falta de agua caliente, que es anterior a dicho decreto.

Está claro que el señor Timón, como delegado de Sanidad, también podía haber hecho referencia a los efectos positivos de las duchas con agua fría, que mejoran la circulación, ayudan a desinflamar y a recuperar los músculos tras el esfuerzo, sirven para generar dopamina e incluso son buenas para mejorar los síntomas de la depresión. Así que, al no explicar estas cosas, los ciudadanos que se quejan, no caen en las buenas intenciones del delegado de sanidad, que, con su medida, además de ahorrar, consigue mejoras muy saludables para el bienestar de esos malagradecidos que se quejan de que pasan frío al ducharse.

Fuera de las lastimosas excusas del bueno de Timón, la realidad es que la falta de agua caliente viene condicionada porque quienes gobiernan han dejado al ayuntamiento de Sagunto más tieso que la mojama, por lo que no tienen liquidez en la partida correspondiente a la compra de gasoil necesario para que las calderas funcionen todo el año, así que durante el verano han decidido que los usuarios de las instalaciones deportivas se pueden apañar con el agua fría.

Pero claro en las fechas que estamos, a determinadas horas, el agua fresquita, como que causa cierta impresión, con lo que algunos deportistas están bastante mosqueados con la no resolución de este problema. Veremos si el próximo sábado, con motivo de la visita del filial del Barça al Balonmano Fertiberia Puerto, les da a nuestros gobernantes por hacer los deberes y recuperar el servicio del agua caliente, pues aunque los deportistas del club catalán también viven en la Europa de los problemas energéticos, seguro que en la ciudad Condal disfrutan de agua bien calentita en sus duchas

Agosto dio paso a septiembre y con él, el mundanal bullicio pivotó de la arena y los chiringuitos de playa al asfalto y las oficinas de la ciudad. Los parques volvieron a llenarse y los colegios recuperaron la vitalidad diaria.

A todos nos suena de nuevo el despertador y cargamos nuestras mochilas con apuntes y deberes para el nuevo curso. Cada uno de nosotros vuelve a los quehaceres habituales e inicia o retoma proyectos que van a llenar las agendas personales durante los próximos meses.

Este es el definitivo curso de la normalidad y el momento para, de una vez por todas, recuperar todo aquello que durante dos años nos fue secuestrado por la pandemia. En este sentido, una de las actuaciones que más dolió pausar en el tiempo y que por fin hemos recuperado es el trabajo conjunto con nuestras ciudades hermanadas. Hace escasos días una delegación del equipo de gobierno pudimos vivir en Cecina cuán de importante es estrechar lazos de amistad con nuestros pueblos y comprobamos la belleza de algunas de sus tradiciones como la Targa de Cecina, su fiesta más popular.

Durante el tiempo que estuvimos allí sentimos la calidez de su gente y la amabilidad de aquellos que nos trataron como semejantes durante la celebración de los divertidos “Balletos” o los hermosos “Riones”, “Sfilata” y “Canta-targa”. También fuimos participes de un momento especial puesto que, por primera vez en la historia, una persona de Sagunto corrió en la “Cursa”, uno de los momentos álgidos de sus fiestas.

En conjunto, fue una experiencia que ahonda en la unión que desde hace más de 30 años mantienen Sagunto con Cecina y que queremos impulsar en los próximos meses con experiencias a nivel económico, político, social y cultural. Por ello, participamos junto a Cecina y los municipios de Gilghing en Alemania y Sin Le Noble en Francia para poder llevar a cabo un programa de Erasmus+ y actuaciones en el ámbito del deporte, partiendo de la base del hermanamiento que nos une.

Tenemos muy claro que cuando dos ciudades deciden estrechar sus lazos y deciden hermanarse, esto no puede quedarse en una firma de un papel, sino que debe ser el punto de partida para un flujo de intercambio de conocimientos y experiencias alrededor de áreas tan dispares como la cultura, el deporte, la educación o la gestión urbana. Para ello, los programas y proyectos que seamos capaces de sacar adelante las diferentes ciudades deben respetar la idiosincrasia de cada una de ellas y, a partir de estas, crear una acción conjunta donde problemáticas comunes puedan encontrar soluciones provechosas y podamos extender el beneficio del hermanamiento de una forma real y práctica a la ciudadanía.

Creemos que es fundamental que tanto las instituciones como la sociedad civil se beneficien de este tipo de actuación para poder profundizar en el entendimiento que un país tiene de otros y, por extensión, del conocimiento de las diferentes culturas que cohabitan en Europa.

Como siempre que visitamos Cecina, quiero agradecer el especial cariño que he recibido de su gente y la empatía que muestran por abordar desde un punto de vista multidisciplinar y efectivo el compromiso que adquirimos ambas ciudades con nuestro hermanamiento.

María José Carrera Garriga
Concejala de Hermanamiento del Ayuntamiento de Sagunto

A lo largo de la historia se ha demostrado que, cuando los seres humanos nos unimos y decidimos actuar colectivamente, nuestra capacidad para reivindicar todo aquello que consideramos justo, es mucho más fuerte y suele dar mejores resultados. Ante la desigualdad y desequilibrio entre el poder empresarial y los trabajadores, es necesario que nos organicemos en sindicatos de clase. Por eso, para las derechas, con sus políticas neoliberales, que, entre otras cosas, promueven el individualismo, la insolidaridad y el sálvese quien pueda, el sindicato como organización formada por trabajadores y trabajadoras que nos afiliamos de forma voluntaria y solidaria para la defensa de nuestros intereses y para luchar por una sociedad más justa, democrática y participativa, es un serio obstáculo y muro de contención contra las políticas de ajustes y recortes. Debilitar a los sindicatos de clase es, por tanto, debilitar a la clase trabajadora en particular y a la ciudadanía en general, socavando los cimientos de la propia democracia.

La Constitución Española dota a los sindicatos de instrumentos para la acción sindical y la negociación colectiva, también el derecho a adoptar medidas de conflicto colectivo y ejercer el derecho de huelga, así como su participación en las instituciones, empresas y economía social. En esa línea, los sindicatos CCOO y UGT han sabido conjugar, el binomio presión-negociación como seña de identidad a través de grandes movilizaciones obreras y ciudadanas y también numerosos acuerdos en el marco institucional del diálogo social a nivel local, autonómico o del Estado.

Los sindicatos de clase y las movilizaciones de los trabajadores/as, no gozan de la simpatía ni del aplauso de los medios de comunicación conservadores, a diferencia de los paros o cierres patronales de sectores del transporte, de la caza o del campo, de marcado carácter político e ideológico y siempre contra un gobierno que no sea de derechas, como pudimos comprobar hace pocos meses.

En ese sentido, no tardaran las críticas a CCOO y UGT por reivindicar aumentos salariales ante la elevada inflación, de la que no somos responsables los trabajadores ni los salarios, y las movilizaciones previstas en función de la irresponsable actitud empresarial, que pretenden aumentar sus beneficios con las viejas recetas de enfrentar las crisis devaluando salarios y condiciones de trabajo. En esa línea, aún estamos notando la consecuencia de la política económica y laboral del Sr. Rajoy. Desde hace años la caverna mediática, califica a los sindicatos y a las movilizaciones como viejos instrumentos de anticuados obreros. Le pese a quien le pese, los sindicatos siguen siendo la mayor organización de España con cerca de 3 millones de afiliados/as, que representan el 17% del conjunto de los trabajadores/as según la comisión europea y con cerca de 280.000 delegados/as elegidos democráticamente a través de urnas en las empresas de 6 o más trabajadores, según la legislación vigente, de los que el 75% pertenecen a CCOO y UGT. En comparación con Francia tenemos el doble de afiliación, un poco menos que Alemania, siendo la media europea un 23%. Con un nivel de afiliación infinitamente menor a los países nórdicos que tienen altas tasas de sindicación, la cobertura que tienen los trabajadores afiliados o no afiliados en nuestro país, a través de algún tipo de convenio que negocian los sindicatos y los representantes de las empresas, es similar a esos países.

Los acusarán una vez más, de sumisión al poder, dada las subvenciones públicas que reciben. Reproduzco la contundente respuesta del secretario general de CCOO a una portavoz de Vox en el Congreso de los diputados «pueden repetir mil veces una mentira, que no se convierte en verdad». «CCOO cuatriplica la afiliación a todos los partidos políticos que sí reciben, como el suyo, cuantiosas subvenciones públicas». «CCOO nos financiamos con recursos propios en un 85%, básicamente con la cuota sindical y asesoría jurídica», termina diciendo Unai Sordo. ¿Podrían decir lo mismo los partidos políticos, la Iglesia, las asociaciones empresariales, los medios de comunicación privados, las ONGS, o entidades del sector de la caza, así como festejos y actividades relacionadas con los toros, que reciben cuantiosas ayudas de dinero público, por citar algunos ejemplos?

La escasa financiación pública del Estado que perciben los sindicatos depende del número de delegados y delegadas elegidos en las EESS, también por su participación en la negociación colectiva, donde se tratan salarios y condiciones de trabajo que beneficia al afiliado y al no afiliado como hemos mencionado anteriormente y, por su participación institucional en mesas de diálogo social que favorecen al conjunto de la ciudadanía, en lo que se denomina salario diferido y calidad de vida.

Es indignante que el Sr. Garamendi, presidente de los empresarios, con un sueldo de más de 300.000 euros al año, diga que no se pueden subir los salarios tal y como proponen los sindicatos para el periodo 2022-2024 con la inclusión de cláusulas de revisión salarial cuando, además, conoce que hay sectores que están repercutiendo la subida de los costes energéticos a los productos que compra la ciudadanía. Como también conoce muy bien los escandalosos beneficios que están teniendo las grandes empresas, la banca o el sector energético, el reparto de dividendos y los salarios millonarios de directivos, por citar algunos ejemplos.

Quisiera finalizar poniendo en valor que la fuerza sindical y la movilización suelen dar frutos. Lo están demostrando los compañeros y compañeras del metal de Coruña, Álava o Cantabria, entre otros, donde se han producido acuerdos con subidas salariales importantes y cláusulas de garantía salarial. Tensionando la negociación colectiva de manera creciente, coordinando acciones y unificando movilizaciones, es la estrategia planteada por CCOO y UGT en el marco de la campaña ‘Salario o Conflicto’ y que augura un otoño conflictivo, de mantenerse la irresponsable actitud empresarial de bloquear la negociación de aumentos salariales con cláusulas de revisión salarial, que mantenga el poder adquisitivo de los salarios.

José María López Barquero

Un día me preguntaba porque en mis artículos solo cambio la melodía con la misma tonalidad, y solo una nota discordante culpable “Sánchez”. Debe de ser que los sentimientos son más peligrosos que las ideas, estos deberían de ser susceptibles de evaluación racional; pero crecen en voz baja extendiéndose bajo tierra, y al final estallan por todos los lados.

No me voy a reprochar nada (aunque algunos digan que desvarío) por un sentimiento real del que simplemente no tengo ningún control sobre él. Sin emociones no habría vida, y dicen que hay seis básicas, el miedo, la ira, la alegría, la tristeza, el asco y la sorpresa. Cada una de estas son experiencias que hemos vivido y sentido, y que de forma espontanea yo reflejo en mis artículos. Observo, pienso, estudio y determino decirlo, pero lo más probable es que lo haya decidido la emoción y el sentimiento. Creo que este caso el corazón decide, y el cerebro justifica: «Tenemos que recordar que no solo somos seres racionales, somos seres emocionales que razonan».

Alguien duda de que nuestro presidente sea un psicópata narcisista que quiere romperlo todo antes de desaparecer. «Que nada pueda sobrevivir después de él; ni siquiera el PSOE». Todos estos que lo justifican porque chupan del cargo, se debían de dar cuenta que muchos los catalogamos por no razonar, y por llevar el corazón y los sentimientos en las alforjas del dinero. Se debían de preguntar hasta cuando.

«Dan asco», una emoción básica importante, porque sin el asco hubiéramos comido alimentos que nos hubieran enfermado, personalmente este asco que me dan los socialistos me permite no caer enfermo. Creo que en cada artículo que escribo me reinicio otra vez, y lo seguiré haciendo tantas veces como crea necesario, ya que así sintonizo con las autenticas necesidades del pueblo dando voz a los callados.

Mi satisfacción personal es hacer lo que me agrada. Hace poco he leído a una persona que en su libro hace una radiografía de esta nueva sociedad. Empieza diciendo «En la hegemonía cultural está toda la clave» frente a la idea de la derecha que solo aspira a arreglar los desastres que dejan otros.

Estamos en el desarrollo de cosas muy peligrosas. La normalización de la intransigencia, el fin del debate, la imposición de un marco mental, dogmático e ideológico (del que si te sales quedas apartado, cancelado socialmente). La idea de esta izquierda es que exponer opiniones distintas a sus dogmas es una forma de violencia; es por tanto la hegemonía cultural de la izquierda una fábrica de sentimentales ofendidos, mediocres y agresivos. Ofendidos porque son muy susceptibles porque viven en una burbuja ideológica que se les ha creado en la escuela y en la universidad, mediocres porque no acuden a ninguna otra fuente para su formación, y agresivos porque es la reacción y el eslabón lógico final de a quien les ha metido de manera sentimental esas causas.

La realidad, es que nunca ha habido los instrumentos de penetración en las mentes que hay hoy. El hecho de que la gente se pase varias horas en las redes sociales o en plataformas digitales, pone su celebro en manos de quienes diseñan los algoritmos para hacer ingeniería social. Todo parece muy bonito y natural, pero cuando buscas algo ya está todo manipulado sesgando la información de origen.

Nunca podre imaginar que este país este callado, cuando un tipejo gobernando fuese capaz de hacer a Bildu un agente decisorio del gobierno, y más en las cosas que afectan a la dignidad de este país. Diseñan la memoria democrática siendo esto lo más insultante para la víctima del terrorismo. Y es insultante que Sánchez le diga a Ayuso que la ley está para cumplirse, cuando el gobierna desde la ilegalidad. Cuando va a eliminar el delito de sedición para que sus socios puedan dar golpes de estado, no respetan la ley del castellano en las escuelas, las leyes que tiene que cumplir el gobierno catalán se las escupen a la cara al Sr. Sánchez.

La batalla cultural es vital, y el abandono de esta por parte de la derecha es más que una estupidez, no es normal que los valores y las ideas se le atribuyan siempre a la izquierda, un error gravísimo en un partido lleno de intelectuales. El Sr. Feijóo quizás gane las próximas elecciones, porque la izquierda nos ha llevado a una catástrofe como nos llevó ZP o Felipe al crear un 25% de parados, deshizo una parte muy importante de la industria, lo que supuso y lo que ha supuesto hasta ahora. (Nada nace de forma espontanea, y todo tiene una explicación, y lo peor es no tener memoria). Por esto quizás volvió a gobernar la izquierda, y Zapatero hundió totalmente la economía de este país, mentía y decía que estábamos en Champions League. Mientras el ministro Solbes vendía el oro de este país a mitad de precio de la semana siguiente. Pero es que en este país durante estos mal llamados años de democracia, se ha formado una lista infinita de ladrones desde el poder. (Justificados por los ciudadanos: «Si no roba uno robará otro»).

Hay un periodista de Orihuela que llama a estos incautos e ingenuos del PP los Maricomplejines, creo que es nombre que más les va, porque ni han denunciado ni han reaccionados a que estemos gobernando con Decretos de Ley, vivimos en la dictadura del decretazo. Así este gobierno impide la presentación de enmiendas por parte de todos los estamentos democráticos. Del orden de 125 Decretos de Ley ha impuesto este gobierno desde que está gobernando, en los decretos hay cuatro medidas populistas que es lo que venden, con una media cada uno de unas 900 páginas, el resto es pura ideología dictatorial que amordaza nuestra libertad.

¿Vivimos en una democracia o en la dictadura de Sánchez? Gobernando sin dar ninguna explicación ni a los partidos en la oposición ni a los ciudadanos, y amordazando a jueces y magistrados, sacando leyes sin sentido que nos marginan y empobrecen a todos. Yo diría más, a los ciudadanos nos ha convertido en delincuentes, y a los delincuentes en héroes. Una forma más de hacernos ser un país bananero, donde no funciona nada ni la economía, ni la justicia, ni el transporte, ni el ocio, ni el comercio, solo funciona la delincuencia y la violencia, en una palabra, no se puede vivir donde todo está desmadrado. Rompamos la espiral de silencio que imponen, la verdad se defiende sola, pero hay que contarla.

Un abrazo de Paco

Francisco Gómez Caja

Bon dia. De nou encetem un nou curs escolar. Primer que res desitjar-vos un inici de curs ple d'alegria, activitat i il·lusió. Hem de continuar treballant per una educació pública, gratuïta, universal, coeducadora, inclusiva i en valencià, eix essencial del nostre estat del benestar, fonament d'un progrés sostenible i clau per tenir una societat valenciana més lliure, igualitària, solidària, justa i en pau.

Cada curs porta novetats. En aquest cas la novetat més gran és que deixem endarrere, a les aules, les condicions extraordinàries per afrontar la pandèmia. Una altra novetat és l'aplicació dels nous currículums per la implantació de la nova llei d'Educació, LOMLOE.

Fins al moment, el curs a la nostra ciutat ha començat amb normalitat. I crec que eixa és una notícia prou positiva. Nosaltres des de l'ajuntament i en especial des de la regidoria d'Educació, hem estat treballant perquè així fora. En l'escolarització, en el manteniment d'escoles, en programes d'inclusió socieductiva, en l'EDIFICANT o en projectes de Sagunt, Ciutat Educadora... Gràcies, doncs, a tota la comunitat educativa del nostre poble per fer-lo possible, una vegada més.

Sincerament, pense que hem avançat en molts aspectes durant els darrers anys perquè hi haguera un inici de curs amb estabilitat. Encara que hem de continuar treballant per mantenir i millorar, aquest sistema educatiu, sense dubte.

Recorde amb mal cos, els inicis de curs dels anys 2013, 2014... uns anys convulsos amb un començament de curs ple d'esglais i fortes retallades. Quan els que volien i volen privatitzar i mercantilitzar l'educació, deixaven als xiquets i xiquetes més vulnerables, sense beques de menjador, sense ajudes a llibres de text, amb ràtios a les aules de 30 alumnes en els col·les i altres tantes mesures que van suposar aquelles fortes retallades econòmiques, de servei o professorat que afectaren de cop a l'educació pública, mentrestant, altres centres educatius privilegiats de rendes familiars altes, gaudien de prebendes oficials i augment de recursos i beneficis. Polítiques discriminatòries del PP que cal no oblidar. Fem memòria perquè la dreta i l'oligarquia espanyola no volen fer mai memòria com toca. Amb un penediment eucarístic i un pare nostre, els serveix per a alliberar-se de culpabilitats, encara que pense que això no és de ser bon cristià.

Tanmateix, parlem en positiu, en aquest curs 2022-2023, a Sagunt, tenim 6 aules de 2 a 3 anys, els llibres de texts gratuïts per a tot l'alumnat, 7 de cada 10 alumnes que es queden al menjador de les nostres escoles, tenen beca i al País Valencià hi ha més de 70.000 beques de menjador. Cal dir que tot allò, suposa un estalvi previst d'uns 3000 euros per alumne/família durant aquest curs. És a dir, polítiques orientades cap a l'equitat social que fem des de Compromís, perquè ens preocupem de la igualtat d'oportunitats i contribuïm a la distribució equitativa de la riquesa, ajudant a les famílies a superar la crisi.

Però açò és projecte continuat en el temps que va assolint resultats. El llistat d'allò que s'ha fet, des que estic com a regidor d'Educació junt amb les meues companyes i companys del Grup Compromís, és llarg. Crec modestament que ningú està tan capacitat com jo per parlar-ne de la construcció d'IES Nº 5, de l'Aulari del Villar Palasí, de l'Aulari del Victoria i Joaquín Rodrigo, de la reforma CEE Sant Cristòfol o del nou centre per l'EPA en Sagunt, inversions que arriben als 15 milions d'euros per benefici de tots i totes. A més de moltes altres inversions de centenars de milers d'euros en altres centres de Sagunt inclòs el Conservatori.

Com també puc parlar i molt de la dinamització de la FP i dels Centres Integrats de Formació Professional que junt amb el CEM i la comunitat escolar, hem aconseguit. Per no esmentar els projectes d'integració socioeducativa o avançar com a Ciutat educadora que hi som.

Tal volta tota aquesta tasca siga un dels motius de les acusacions que amb molt mala bava últimament em llança el senyor González, quan són en realitat per a tapar les seues vergonyes, perquè ni ell, ni el seu partit és responsable de cap euro d'inversió en Educació en el nucli del Port de Sagunt, zero. Seria honest que el reconeguera. En compte d'utilitzar a jóvens del seu partit per a malparlar de mi en un article. Manipulant el meu argumentari en nom de la fal·làcia, quan en realitat, el dit xitxarel·lo, fa servir de manera indecent una de les pitjors fal·làcies que existeixen, com és treure el meu argumentari de context, per finalment, en un exercici d'antítesi, crec que sense intenció, alabar sobtadament, la meua trajectòria com a regidor d'Educació. Gràcies, bonico.

José Manuel Tarazona Jurado
Regidor d’Educació de l’Ajuntament de Sagunt

Comienza el curso político, y enfilamos los últimos meses de la legislatura, después de casi ocho años del tripartito conformado por el PSOE, Compromís y EU, en los que los últimos tres han sido presididos por el socialista Darío Moreno. Ocho años con el mismo denominador común de mucho gasto, poco resultado y muchos incumplimientos que, de cara al final de la legislatura, poca esperanza de cambio podemos tener.

El tiempo ha dejado claro que las carencias del inicio, justificadas con el lema del somos nuevos, no era más que una milonga más con el que justificar la incapacidad de un gobierno, que al igual que el tripartito anterior, no dudaron en convertirse en el gobierno con más liberados de la historia de la democracia.

Como conductores nuevos, un gobierno con “L” pero con sueldos de director general y sin que el “rodaje” de tres años de legislatura les haya hecho mejorar, más bien al contrario. El balance demuestra una gestión muy pobre, sin inversiones, poniendo las cuentas municipales en rojo y mostrándose incapaces de cambiar la dinámica para encontrar soluciones a las cuestiones más básicas del día a día.

Y no se trata de que hayan estado maniatados en la gestión, han contado con una mayoría suficiente para hacer y deshacer a su antojo, y tampoco, que no hayan contado con una oposición que, más allá de fiscalizar haya propuesto alternativas; simplemente, no han dejado de dar muestras de su insolvencia.

Gobernar es gestionar y la falta de resultados de este tripartito, año tras año, demuestra que a nuestra ciudad le sale carísimo de mantener a este gobierno que se autoproclamaba como capaz y con un gran potencial de gestión, y el tiempo ha dado paso a las excusas y a los foto-anuncios que no convencen a los vecinos.

Si uno se da un paseo por la ciudad observa una falta generalizada de mantenimiento en cualquier barrio que se visite. Da igual que la inversión o el mantenimiento necesario sea grande o pequeño, porque o ha sufrido retrasos, que, por supuesto, desde el gobierno que preside el PSOE, las culpas por las demoras siempre es responsabilidad de otros o simplemente no se ha llevado a cabo.

Pero es que, además, a los que en otra época eran los reyes de la camiseta reivindicativa y de la pancarta, ahora, que gobiernan los suyos en el resto de las administraciones, callan e incluso asumen el rol de “pagafantas” a modo de pagar los proyectos a los que se han comprometido sus mayores, tras años de espera, sin noticias y no ser de su competencia: CEAM, paseo marítimo, adecuación del Palancia a su paso por Sagunto, …

Es un motivo más para que arrecien las quejas de los vecinos y de la propia oposición mientras desde el gobierno, sus socios se cruzan acusaciones haciéndose responsables unos a otros de su insolvencia financiera al poner al ayuntamiento en números rojos, cuando la responsabilidad por su incapacidad a la hora de gestionar es conjunta de PSOE, Compromís y EU.

Pero cuando todo esto pasa y denunciamos que las inundaciones que se produjeron hace un año en Almardà y Puerto de Sagunto siguen esperando soluciones y suman 7 años sin inversiones, el tripartito de Darío Moreno vuelve a anunciar la necesidad de inversiones millonarias para evitarlas, cuando lo que les exigimos son compromisos más allá de anuncios y fotos.

Y ejemplos no faltan, como cuando denunciamos que son un caos y han dejado al ayuntamiento sin capacidad de invertir y que la suma de un nuevo descalabro en su intento de vender el suelo municipal para cuadrar las cuentas y poder acometer las inversiones como la adecuación de plazas que recibe como respuesta la foto anuncio de que tienen previsto invertir 500.000 euros en la plaza del Sol, cuando ni tan siquiera tienen el dinero municipal necesario o 15 millones en un nuevo paseo marítimo, cuando no tienen ni para “rebachear” las calles.

A las críticas y a los recortes de servicios, después de casi ocho años, el tripartito responde con más anuncios y cada vez menos realidades.

Solo les hemos pedido que hagan algo, por pequeño que sea, de lo que se había comprometido, pero el tripartito del socialista Darío Moreno se empeña en reciclar sus propios incumplimientos en ese particular remake del busque, compare, y si encuentra algo mejor, “anúncielo”.

No basta con salir bien en la foto y usar el dinero público para publicitar los anuncios que cada poco tiempo caducan sin resultado. Hay cosas que no cambian.

Sergio Muniesa Franco
Portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sagunto

El concejal de Iniciativa Porteña Juan Guillén valora de forma muy positiva el aumento detectado en las solicitudes para instalar sistemas de aprovechamiento de energía solar que ha recibido el Ayuntamiento de Sagunto. Y, al mismo tiempo, pone en valor la moción de Iniciativa Porteña, que fue aprobada por unanimidad, para bonificar el IBI de aquellas viviendas que instalaran este tipo de sistemas.

En esta línea, indica Guillén que: «En las comisiones de Economía del presente año, que es donde se aprueban las bonificaciones del impuesto de construcciones para este tipo de instalaciones de aprovechamiento de energía solar, hemos venido constatando como el número de estas solicitudes aumentan de un mes a otro».

Más adelante el concejal del partido porteño indica: «Es evidente que este incremento de las peticiones de sistemas de autoconsumo se debe, en gran parte, al coste actual de la energía. Por eso cobra especial relevancia la moción que presentamos en abril de 2021 para bonificar el IBI de aquellas viviendas que instalen este tipo de sistemas. Una modificación de la ordenanza sobre el IBI que entró en vigor el 1 de enero de este año».

Sobre 3.000 euros de ahorro
Asimismo, el edil segregacionista realiza una aproximación del ahorro que supone para los ciudadanos colocar estas instalaciones de energía solar en sus viviendas: «En primer lugar el ahorro viene porque no hay que abonar el Impuesto de construcciones (ICIO), bonificación que ya existía desde hace años, pero el verdadero ahorro está en la bonificación en el IBI que se introdujo a raíz de la moción presentada por IP. Haciendo un pequeño cálculo podemos concluir que para una vivienda unifamiliar tipo, el ahorro en el IBI que se ha de pagar a lo largo de 10 años puede llegar a alcanzar 3.000 euros, lo que hace mucho más fácil plantearse acometer esta instalación por parte del ciudadano medio».

Desde Iniciativa Porteña entienden que son este tipo de medidas las que deben implementar las distintas administraciones para disminuir la dependencia energética, por un lado, y para contribuir a la lucha contra el cambio climático por otro. «Desde luego estamos a favor de que la administración, también la local, haga “recomendaciones” a los ciudadanos para reducir el consumo de energía en estos tiempos tan convulsos que nos ha tocado vivir. Pero es necesario algo más, es necesario que se acometan medidas concretas desde el sector público. Desde incentivos fiscales como el que hemos explicado, como acometer directamente obras que redunden en una disminución del consumo energético».

En este sentido, el concejal de Iniciativa, Juan guillén, plantea: «¿Por qué no aprovechar las azoteas y tejados de los edificios municipales para instalar sistemas de aprovechamiento de energía solar?, por ejemplo. ¿O estudiar la optimización de la iluminación de calles en polígonos desiertos, respetando siempre la normativa en vigor? ¿O apostar por luminarias más eficientes y, por tanto, con menos consumo en el alumbrado público? Son medidas que deberían contemplarse en un plan integral municipal de optimización energética. Propuestas como esta hay muchas, tan solo hay que ponerse a trabajar de verdad para que sea la propia administración la que lidere la lucha contra el cambio climático y reducir la dependencia energética».

A medida que se acercan las elecciones estamos viendo como el equipo de gobierno se afana en presentar proyectos, como la nueva zona terrestre del pantalán o la remodelación de la plaza del Sol en el Puerto, como resultado de su gestión, cuando la realidad es que tanto estos como todos los que presenten de aquí a las elecciones, dependerán única y exclusivamente de las subvenciones que vienen de fuera, aunque se pongan la medalla de ejecutarse bajo su mandato. La realidad es que el Ayuntamiento de Sagunto está en quiebra, porque peor no se ha podido gestionar el dinero público en los últimos años, y no hay “ni para pipas”. El tripartito ha hecho de su forma de vida, el tirar para adelante a base de subvenciones cosa que, por otra parte, no debería de extrañar a nadie, porque es lo que están haciendo a nivel estatal: empobrecer el país y sustentar a las hasta ahora clases medias a base de subvenciones, con el único propósito de hacerles creer que “papá Estado” cuida de ellos, cuando en realidad es el culpable de su situación económica

Pero los números son los que son y ya se les advirtió que esto iba a pasar cuando presentaron unos presupuestos que, además de tardíos, eran un absoluto despropósito, y todo ello a pesar de una oficina presupuestaria cuya única misión es la de elaborar los presupuestos anuales de forma sensata. Pero entrando, en la frialdad de los números, la realidad es la siguiente: en el primer semestre del año, el Ayuntamiento a recaudado 32 millones de euros mientas, por otro lado, ha gastado casi 30, lo cual nos deja apenas dos millones en positivo, no avecinando una pronta recuperación ni si quiera a medio plazo.

Los presupuestos “del Sr. Raro” que defendió en el pleno municipal como “muy realistas”, han dejado una recaudación por el impuesto de plusvalía de menos de medio millón de euros cuando la previsión era de 2,8 millones (apenas el 17% de lo presupuestado); sobre las inversiones previstas, 36,2 millones de euros, apenas se han ejecutado 4 millones, es decir menos del 13% de lo previsto en esos presupuestos tan realistas, lo cual tampoco nos extraña, dado que esas inversiones estaban sujetas a la venta de suelo municipal, y el batacazo que se han pegado en esta venta de suelo público, donde no han vendido nada a pesar de pretender liquidar el patrimonio municipal a precio de saldo, ha sido escandaloso. Pero es que tampoco han recaudado lo previsto con la zona azul: menos de 50.000 euros en el primer semestre cuando la previsión anual era de 130.000 euros.

Y luego pasa lo que pasa. Esta semana hemos sabido a través del departamento de Participación Ciudadana que asociaciones vecinales con La Forja, Saguntum Civitas o la Cofradía Mare de Déu de Begonya se quedarán sin subvención para sus proyectos, a pesar de tenerlas aprobadas según los requisitos para su aceptación, por falta de crédito. En resumen, viajamos a bordo de un barco sin rumbo y sin nadie a los mandos, que vive de las subvenciones porque no son capaces de hacerlo a través de sus propios medios, mientras se las niegan a quienes tendrían que dárselas, para desarrollar su legítima actividad.

Carlos López Rodríguez
Concejal del grupo de no adscritos del Ayuntamiento de Sagunto

Viernes, 16 Septiembre 2022 10:40

Nunca más

Escrito por

nunca mas

Viernes, 16 Septiembre 2022 20:59

Agenda Cultural (Del 17 al 23 de septiembre)

Información adicional

  • Banners Habilitados
  • Esbanner No

SUCESOS

SALUD