Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo

El Incliva demuestra la utilidad de la resonancia magnética cardíaca

Miércoles, 13 Octubre 2021 11:53

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo y pueden estar originadas por múltiples factores, pero muchos de ellos pueden prevenirse con una buena alimentación, aumentar la actividad física y evitar hábitos como el consumo de tabaco. Otra baza fundamental para luchar contra las enfermedades cardiovasculares es la investigación. En este sentido, un estudio del Instituto de Investigación Sanitaria Incliva ha demostrado la utilidad de un novedoso estudio de la función cardíaca mediante resonancia magnética cardíaca en determinados pacientes que han padecido un infarto agudo de miocardio.

oferta empleo entre-texto1

El estudio intenta esclarecer en qué pacientes la realización de esta prueba podría ser de más utilidad de forma precoz tras el infarto y analiza la estratificación del riesgo a largo plazo y mediante estudios secuenciales con resonancia magnética cardíaca. «Nuestro objetivo final es confirmar en qué pacientes resulta útil realizar la prueba, cuándo realizarla, y qué acciones se pueden derivar tras la misma, como cambios en el tratamiento que, en última instancia, sean capaces de mejorar el pronóstico de nuestros enfermo», han explicado los investigadores.

«El infarto de miocardio se produce por una falta de riego sanguíneo a una zona de miocardio, o músculo cardíaco, debido a una obstrucción en la circulación de las arterias que transportan esta sangre», ha explicado Víctor Marcos, miembro del Grupo de Investigación Traslacional en Cardiopatía Isquémica de Incliva mientras añadía: «Debido a esta falta de aporte sanguíneo, el músculo cardíaco puede debilitarse e incluso formar una cicatriz, con lo cual la función de bomba del corazón se ve comprometida en muchos casos».

Tal y como ha expuesto José Gavara, investigador del mismo grupo, «esta técnica nos permite obtener unas imágenes muy precisas y estudiar de forma muy fiable la función cardíaca, así como detectar la zona con cicatriz o necrosis». La investigación se ha publicado en acceso abierto en el último número de la prestigiosa revista Journal of Magnetic Resonance Imaging, editada por la Sociedad Internacional para la Resonancia Magnética en Medicina.

La novedad del trabajo radica en que la realización de una resonancia magnética cardíaca en estos pacientes, en cualquier momento de su evolución, permite predecir el riesgo de eventos adversos en un tiempo de seguimiento tan largo como más allá de 5 años tras el estudio con resonancia magnética. Gavara ha realizado la cuantificación de las imágenes de resonancia magnética en colaboración con investigadores de la Universitat Politècnica de València y del Grupo Ascires.

Los investigadores reclutaron a 1.013 pacientes de los tres hospitales que han colaborado en el proyecto. Todos ellos habían sido ingresados por un infarto agudo de miocardio y se sometieron a estudios secuenciales mediante resonancia magnética cardíaca a lo largo del seguimiento, a criterio del cardiólogo a cargo de los pacientes. Otra conclusión fundamental del estudio es que los cambios en la función cardíaca, normalmente hacia la mejoría, son relativamente frecuentes tras el infarto agudo de miocardio, y que, por ello, muchos pacientes se pueden beneficiar de una resonancia magnética cardíaca para determinar en qué situación de riesgo se encuentran.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD