El motivo principal por el que puede aparecer dolor lumbar es el desplazamiento del centro de gravedad

La natación mejora la lumbalgia que afecta al 80% de las mujeres embarazadas

Lunes, 06 Septiembre 2021 16:36

La lumbalgia es considerada una de las complicaciones más frecuentes del embarazo ya que las curvas fisiológicas de la columna vertebral se modifican promovidas por el crecimiento uterino en el interior del abdomen. En cuanto a su abordaje, adquiere una gran importancia las medidas preventivas, entre las que destaca una adecuada higiene postural.

oferta empleo entre-texto1

Tal como explica Carla Talens, responsable de la unidad de suelo pélvico de Vithas Valencia 9 de Octubre, «el embarazo es un estado fisiológico que se acompaña de profundos cambios musculoesqueléticos y físicos, que suelen producir una afección dolorosa en la región lumbar relacionada con la adopción de un patrón de postura atípico ya que el abdomen se hace cada vez más prominente» y subraya que «en el 80% de las mujeres embarazadas aumenta la lordosis lumbar, es decir, la curvatura fisiológica de la columna vertebral en la región lumbar».

El motivo principal por el que puede aparecer dolor lumbar es el desplazamiento del centro de gravedad. Conforme el centro de gravedad se adelanta, los músculos de la parte inferior de la espalda deben trabajar con más intensidad para sostener la columna. El abdomen se agranda, y la embarazada busca compensar esto inclinándose hacia atrás. «En compensación para mantener el eje de gravedad en la verticalidad, aumenta la cifosis dorsal y lordosis cervical. Estos cambios anatómicos del esqueleto de una mujer embarazada pueden llevar consigo algias, como cervicalgias, dorsalgias y lumbalgias», comenta la profesional.

Además, el embarazo se caracteriza también por la influencia hormonal, en especial de la progesterona y la relaxina, que van a proporcionar más laxitud a los tejidos. «Esto suele beneficiar la sintomatología de las mujeres que presentaban clínica de dolor lumbar por hernia discal previa al embarazo. Normalmente el embarazo mejora su dolor», apunta.

Por su parte, la doctora Sandra Ortega, ginecóloga de Vithas Castellón afirma que «siempre que el embarazo transcurra sin problemas y sin contraindicaciones médicas, el ejercicio personalizado, combinando un programa de acondicionamiento neuromuscular con un programa de acondicionamiento cardiovascular, resulta altamente recomendad para las futuras mujeres embarazadas, ya fueran activas o sedentarias previamente. Es vital contar con el consentimiento del ginecólogo antes de realizar ejercicio, sobre todo en embarazos de riesgo o con complicaciones».

En cualquier caso, Carla Talens da una serie de recomendaciones para mantener un embarazo activo, con ejercicios aeróbicos adecuados al estado gestacional, y apuesta principalmente por la natación porque aporta los siguientes beneficios.

Banner Telegram eleco (interior)

- Disminuye la presión corporal debido al efecto de flotar por lo que mejora la sensación de opresión abdominal y lumbar.
- Alivia algias lumbares y costales porque contribuye a equilibrar las alteraciones posturales propias de la gestación a través de los movimientos de elongación característicos de esta práctica.
- Es aeróbico por lo que beneficia la función cardio respiratoria y controla el aumento de peso.
- Mejora la circulación de retorno reduciendo la aparición de edemas en miembros inferiores.
- Al estar sumergidos en un medio acuático, igual que el bebé en la bolsa amniótica, disminuye la presión hacia él por eso facilita su movilidad y la adopción de la postura cefálica en el último trimestre de embarazo.
- Aumenta la sensación de bienestar porque se liberan endorfinas, las hormonas de la felicidad.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD