Esta doctora en Psicología Clínica de Puerto de Sagunto preside desde 2018 la Asociación Valenciana de familiares y enfermos con trastornos de la alimentación (Avalcab), una entidad que este año cumple su 25 aniversario

Lorena Andrés: «Cada vez tenemos más casos de trastornos de la alimentación y de chicas cada vez más jóvenes»

La presidenta de Avalcab, Lorena Andrés Soto, en un momento de la entrevista ofrecida a El Económico La presidenta de Avalcab, Lorena Andrés Soto, en un momento de la entrevista ofrecida a El Económico
Viernes, 02 Julio 2021 21:30

Desde el pasado año 2018, Lorena Andrés Soto preside la Asociación Valenciana de familiares y enfermos con trastornos de la alimentación (Avalcab), la única ONG que hay en València que se dedica a trabajar y tratar a chicas con este tipo de enfermedades, así como a sus familias. «Nosotros tenemos una perspectiva muy interesante de que el trastorno de la alimentación no está en el alimento sino en la identidad. Cuando mi identidad está bien construida, yo no tengo ningún problema con mi alimentación pero, por el contrario, para estas chicas, el alimento es el canal, el vehículo a través del cual autorregulan muchas emociones. Entonces, cuando se trabaja sobre su identidad, el problema empieza a ir a menos. Nosotros no trabajamos los síntomas, trabajamos la raíz del problema, que es la identidad», afirma esta vecina de Puerto de Sagunto doctora en Psicología Clínica que, actualmente, también imparte clases en la Florida Universitaria. Lorena Andrés, además, asegura que ahora se diagnostican mejor este tipo de trastornos pero, lamentablemente, comienzan a darse a una edad más temprana.

Háblenos un poco de quién es Lorena Andrés Soto.

Lorena Andrés Soto es la presidenta de la Asociación Valenciana de familiares y enfermos con trastornos de la alimentación (Avalcab) desde el año 2018, doctora en Psicología Evolutiva con un máster en Psicología Clínica, Neurociencia y Salud, otro máster en Psicogerontología y otro en Psicoterapia sistémica y familiar, profesora en la Florida Universitaria donde doy clases en el Grado de Magisterio tanto en Primaria como en Infantil y también doy clases en el máster de Educación Secundaria.

¿Qué es Avalcab?

Es la Asociación Valenciana de familiares y enfermos con trastornos de la alimentación, anorexia y bulimia. Es la única ONG que hay en València que nos dedicamos a trabajar y tratar esta problemática y llevamos 25 años trabajando en este tema.

¿Cómo surge esta entidad?

Banner Telegram eleco (interior)

Avalcab nace de la necesidad de los padres. Hace 25 años no teníamos la noción ni el conocimiento ni entendíamos muy bien lo que era esto de los Trastornos de Conducta Alimentaria (TCA), entonces, ¿qué hacían los padres? Pues ir a los médicos de cabecera, incluso al Pediatra porque, muchas veces, las edades son muy tempranas. El médico de cabecera, en esos momentos, tampoco sabía muy bien cómo afrontar el problema y muchas veces las niñas acababan en Salud Mental pero no se daba una respuesta eficaz y eficiente. Entonces los padres empiezan a agruparse, a reunirse en busca de soluciones reales y así es como surge Avalcab, porque los padres se asocian para trabajar y encontrar tratamientos que realmente sean eficaces para el problema que tienen sus hijas y que afecta a todo el núcleo familiar.

¿Qué objetivos busca Avalcab?

El primer objetivo sería desaparecer, quiero decir, a mí me encantaría no existir porque eso sería una señal de que no hacemos falta. Pero como, lamentablemente, esto no puede ser, el principal objetivo es ayudar a las familias y a las chicas, digo chicas porque mayoritariamente este trastorno lo sufren las mujeres, a salir de esta problemática porque salir, se sale, pero se necesita mucho tiempo y mucho trabajo psicoterapéutico, tanto en ellas como en las familias. Nuestro objetivo fundamental es acompañar psicológicamente a estas personas en todo este proceso. Para ello hacemos psicoeducación en colegios, institutos, centros deportivos, farmacias, etc... También en los centros de salud porque nosotros no queremos usurpar el trabajo de los sanitarios, ni de la sanidad pública ni de la privada, lo que queremos es ser un pilar de apoyo para ellos. También hacemos grupos de apoyo para padres y otro para chicas donde hacemos psicoterapia, más la terapia individual, que es opcional, y que hacemos con las chicas y con los padres. Todo esto lo estábamos haciendo antes de la pandemia de forma presencial pero lo tuvimos que cambiar a una modalidad online y, asombrosamente, ha aumentado la asistencia, sobre todo en el grupo de chicas, y nosotros encantados porque, si vienen, es porque lo necesitan. Antes estábamos solamente circunscritos a la Comunitat Valenciana porque tenías que venir a la sede pero, ahora, con el formato online, no hay fronteras y se nos conectan personas de diversos puntos de España e incluso de algún país europeo. Además, lo online también te permite una cierta privacidad porque si quieres participar en el grupo de trabajo pero no quieres que se te vea o se te escuche, se apaga la cámara y el micrófono y ya está. Hemos descubierto una herramienta más de ayuda hasta tal punto que no estamos planteando la opción de las dos modalidades porque no queremos que nadie se quede sin estar atendido.

¿Qué tipo de profesionales hay en Avalcab para llevar a cabo este trabajo de ayuda?

Ahora mismo tenemos dos terapeutas. Hay que tener en cuenta que Avalcab es una ONG y vivimos gracias a las cuotas de los asociados y a las subvenciones pero cada vez somo más las asociaciones que necesitamos ayudas para poder sobrevivir. Lo cierto es que tenemos que hacer malabares; a mí me encantaría tener más psicólogos, un nutricionista, pero no se puede. También tenemos un grupo de voluntarios, de padres que, tras haber pasado por este trastorno en sus familias, prestan su voz para acompañar, orientar y servir un poco de ejemplo porque los padres tienen que aprender a manejar esta situación.

¿Dónde reside el problema que lleva a una persona a sufrir una TCA?

Nosotros tenemos una perspectiva muy interesante de que el trastorno de la alimentación no está en el alimento sino en la identidad. Cuando mi identidad está bien construida, yo no tengo ningún problema con mi alimentación pero, por el contrario, para estas chicas, el alimento es el canal, el vehículo a través del cual autorregulan muchas emociones. Entonces, cuando se trabaja sobre su identidad, el problema empieza a ir a menos. Nosotros no trabajamos los síntomas, trabajamos la raíz del problema, que es la identidad.

lorenaandresoto2

¿Cómo se pueden detectar pronto este tipo de trastornos?

Lo cierto es que hay muchas conductas tipificadas: empiezo a hacer ejercicio físico de una forma muy intensa y muy continuado, disminuyo la cantidad de ingesta o, a la hora de los acontecimientos de carácter más social o familiar donde hay comida de por medio, intento no estar, empiezo a usar ropa que no me ciña, a tener conductas impulsivas, a autoexigirme mucho. Hay un perfil de chica: son personas muy inteligentes, que sacan unas notas brillantes, con un nivel de autocompromiso impresionante y que, llega un momento, que sienten que hay cosas de su vida que no pueden controlar y, si lo piensas bien, una de las cosas que puedes controlar de tu vida es la ingesta, porque es un acto voluntario. Uno empieza a darse cuenta de que no controla mucho más del acto de la ingesta y ese es el momento, para mí, de mayor peligro, cuando ya solo controla la comida tanto porque reduce la ingesta o porque se pega atracones de comida que esconde y que suele ser comida basura. Estas chicas, además, tiene una obsesión con el cuerpo, con el peso, con la delgadez y suelen tener pensamientos irracionales como, por ejemplo, que quieren pesar cero kilos, algo imposible. Cuando se dan este tipo de conductas, tienen que saltar las alarmas.

¿Por qué este tipo de conductas se dan más en mujeres que en hombres?

En un polo tenemos la anorexia y la bulimia que afecta más a las mujeres y, en el polo opuesto, tenemos la vigorexia que afecta más a los hombres. Es lo mismo, el problema es la identidad: uno de ellos basa su identidad en estar delgada, la restricción, la constricción y la exigencia para no comer y, en el otro lado, es la exigencia, el compromiso de levantar kilos, de medirme los músculos, etc...

En el momento que se detecta ese tipo de trastornos, ¿cómo deberían de actuar los padres?

Es muy complejo. Yo nunca me atrevo a juzgar a unos padres, es más, nunca les he dicho ‘lo estáis haciendo mal’. Lo que hacemos es invitarlos a que entiendan de qué va este trastorno, que entiendan que lo único que siente que tiene esa niña es la capacidad de decisión de si como o no como. Si yo le quito a esa persona eso, que es lo único que siente que tiene, se va a aferrar mucho más a ello. Lo primero que tienen que hacer los padres es entender de qué va el trastorno pero, lamentablemente, no estamos educados para entender esto hasta que no nos pasa. Cuando los padres y las madres entienden, aunque parezca duro lo que voy a decir, que el único momento del día que esa niña se encuentro consigo misma es cuando vomita, entienden que la tiene que dejar vomitar, y soy consciente de que es muy difícil pero impedírselo puede ser más contraproducente que dejar que lo haga. Otra cosa es que haya autolesiones, no vamos a dejar que alguien entre en peligro, pero mientras su salud no corra peligro, hay que dejarla. Si no quiere comer, ‘la respeto’, y muchas veces cuando notan que su entorno respeta lo que hace, ellas se sienten más cómodas y más libres para coger del plato, aunque suene paradójico. Ellas eligen comer porque como alguien se lo imponga no lo van a hacer.

Entonces, tienen que ser las chicas las que elijan salir de esa situación.

Tienen que entender lo que les pasa. Lo primero que tienen que hacer es entender porqué tienen ese patrón relacional con la comida. Y es que, la forma en la que yo me relaciono con la comida, en definitiva, es la forma en la que me relaciono conmigo misma y con mi entorno. Cuando esa persona, en psicoterapia entiende dónde está el patrón relacional, dónde está el fallo en las relaciones y en la construcción de su identidad, automáticamente empieza a trabajar en eso y todo empieza a configurarse de forma diferente y ese síntoma, poco a poco, empieza a desaparecer. Se sale de esto, sí, en meses, no. Se necesitan años.

¿Parte de la culpa reside también en los cánones de belleza que nos han impuesto?

También influyen mucho, eso está claro, pero ese no es el motivo porque, si fuera esto, la gran mayoría de mujeres tendríamos este problema porque el poder tener el cuerpo de esas modelos que salen en la tele, es complicado, porque cada persona tiene un cuerpo y un modo de vida. El problema está en cómo me relaciono con esa imagen. Si a mí me da igual, veo ese cuerpo como algo maravilloso pero no me afecta absolutamente nada, pues no pasa nada, pero hay niñas que se relacionan de otra forma con esa imagen, que se preguntan porqué no tienen ese cuerpo o llegan incluso a cogerse la tripa para ver si desaparece. El problema reside en cómo me relaciono con esa imagen, en cómo he construido mi identidad, en quién soy yo.

¿En qué momento una chica deja de verse bien y empieza a tener este tipo de problemas?

No hay un día que la persona se levante y decida que no va a comer. Generalmente suele ser un cúmulo de cosas, por ejemplo, los patrones familiares, los estilos parentales, afectan mucho en el quién soy yo. Sabemos que la identidad se construye desde que uno nace. Hay dos identidades: la otorgada, que es la que me otorgan mis padres, mi grupo de referencia que es mi familia o mi colegio, y la identidad generada que es la que cada personas se genera. Cuando empiezan a haber problemas entre la identidad que me han otorgado y la generada, y empiezan a haber confusiones, mal.

lorenaandresoto3

¿Desde Avalcab qué tipo de herramientas se les ofrece para poder salir de esta situación?

Lo primero, entender lo que les pasa y entender la naturaleza del trastorno. Hoy en día existe una concepción lega donde se frivoliza este problema diciendo que ‘es una tontería’, ‘es un capricho’, ‘es de niñas pijas’, etc... Por ello necesitan saber que lo que les ocurre es un problema serio y que va más allá del alimento. Si rascamos un poquito en estos trastornos, nos damos cuenta de que las diferentes áreas de su vida van teniendo situaciones dolorosas, poco exitosas o poco saludables por el patrón relacional de estas personas. No se relacionan mal solamente con la comida sino también con sus parejas, con sus familias, consigo misma, con las decisiones que toman en sus vidas a nivel laboral o académico, ahí es donde reside el problema. Ayudamos a que, a través de la psicoterapia, entiendan lo que les está pasando y como eso se manifiesta en otras áreas de su vida.

¿Y a los padres?

Lo mismo. Y, sobre todo, que entiendan el papel que juegan ellos pero no desde la culpa sino desde la responsabilidad compartida. Los padres no tienen la culpa de nada, es lo primero que hay que quitarles porque ellos hacen lo que creen que tienen que hacer, en el momento que creen que lo tienen que hacer y de la forma que creen que lo tienen que hacer. Nadie nace enseñado. Si en Avalcab carecemos de algo es de hacer juicios con respecto a esto porque entendemos que los padres hacen lo que creen que es lo mejor para sus hijas. Por ello les intentamos enseñar de qué va el trastorno, que no tiene nada que ver con la comida, que es por su identidad así como enseñarles pautas sobre qué hacer en determinadas situaciones complicadas.

Ahora que hemos llegado a verano, ¿en Avalcab notan un aumento de consultas o de casos?

Es verdad que hay momentos del año como Navidad o verano, que son situaciones más sociales, que notamos que hay más demanda de información por parte de los padres sobre cómo gestionar estas situaciones.

A lo largo de estos 25 años que tiene la asociación, ¿han notado un incremento de casos conforme ha ido pasando el tiempo?

Los casos van en aumento de forma exponencial, y con la pandemia más porque, si el problema que sufren estas chicas es estar consigo mismas, la pandemia y el confinamiento ha implicado estar todavía más consigo mismas. Si el problema soy yo y me toca pasar más tiempo conmigo, lo paso mucho peor. Por eso, durante la pandemia hemos tenido muchísima demanda. Cada vez tenemos más casos de trastornos de la alimentación, primero porque se diagnostican mejor que hace 25 años dado que ahora tenemos unos conocimientos que antes no se tenían, y lo que es peor es que cada vez son casos de chicas más jóvenes. La edad de inicio se sitúa a finales de la Primaria, sobre las 12 años que es algo gravísimo porque son niñas que están empezando a desarrollar su identidad.

¿Hay esperanza para las chicas y familias que están pasando por esta situación?

No es fácil pero se sale, con muchísima psicoterapia y con muchísimo esfuerzo. Cada una de estas chicas y sus familias necesitan un tiempo determinado. Es duro porque es un trastorno mal entendido, mal comprendido y, consecuentemente, mal vivido, en el que, además, entra en juego un parte que va en nuestra contra que es que el comer es un acto social. Esto es algo que se construye desde la infancia y se necesita tiempo para poder salir. Sin psicoterapia no se sale.

¿Cómo se puede contactar con la asociación?

Pues aquellas personas que quieran conocer un poco más nuestra asociación pueden hacerlo a través de nuestras redes sociales y también de la página web que es https://www.avalcab.org/. También pueden ponerse en contacto con nosotros vía telefónica en los números 963 462 120 y 629 639 182. Además, todas aquellas personas interesadas en poder ayudarnos económicamente pueden hacerlo haciéndose socios; no es necesario que las personas estén pasando por esta situación para asociarse, la cuota son 60 euros al año que es muy poquito para la labor que hacemos. Además, si nos prestan un escenario, una plataforma para tener voz, eso sería una ayuda muy importante. Los TCA son unos trastornos trasversales, no conozco ningún escenario social en el que este tema no sea importante: entidades deportivas, asociaciones culturales, etc... sería genial que nos prestaran un espacio para contarles que estamos aquí, por si necesitan de nuestra ayuda.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Viernes, 09 Julio 2021 19:17

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD