El bailarín de Sagunto acaba de presentar la Asociación InsProject, un proyecto que nació con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad a través de los beneficios que aporta el baile

Adolfo Pablos: «La parte terapéutica del baile va enfocada a la parte emocional y visceral que tenemos como personas»

El bailarín de Sagunto, Adolfo Pablos, en un momento de la entrevista con El Económico El bailarín de Sagunto, Adolfo Pablos, en un momento de la entrevista con El Económico
Viernes, 25 Junio 2021 21:25

El bailarín de Sagunto, Adolfo Pablos Berzosa, después de más de 25 años dedicado al mundo del baile deportivo y de la competición ha decido poner en marcha un proyecto con el que pretende mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad a través de todos los beneficios que aporta no solo el baile sino también diversas actividades culturales, artísticas o deportivas que nos permiten expresar nuestras emociones a través de nuestro cuerpo. Se trata de una entidad que, además, pretende fomentar valores como el de la Inclusión y la Visibilidad. «El baile es una actividad física y a nivel psicomotriz tiene muchos beneficios, algo que cualquier deporte tiene, pero yo creo que, particularmente el baile también nos permite trabajar con emociones, nos permite hacer un trabajo de introspección para ver cómo estamos, nos permite conocernos mejor y, si yo me conozco mejor, podré relacionarme mejor con el exterior y da igual cual sea la situación de la que partamos», afirma el joven bailarín de Sagunto quien anima a que la gente a que conozca esta nueva asociación y que colabore en sus actividades.

Cuéntenos un poco, ¿quién es Adolfo Pablos?

Adolfo es un chico que, durante toda su vida se ha dedicado a bailar, en concreto al baile deportivo, y, en el recorrido de vida, y con todo lo que me ha pasado todos esos años compitiendo, que han sido muchas porque en 25 años te pueden pasar muchas cosas, me ha ayudado a que en el día de hoy quiera hacer un proyecto como es la Asociación InsProject. Pero, ¿cómo es Adolfo? Pues un chico con mucha sensibilidad, con muchas ganas de aprender, de conocer y, en este momento, sobre todo, más comprometido y consciente de todo lo que se puede hacer para ayudar a los demás.

Una persona que se ha dedicado al mundo del baile deportivo, ¿cómo canaliza todo en un proyecto como InsProject?

A lo largo de mi vida, a mí el baile me ha ayudado mucho para muchas cosas. El baile, por sí mismo, tiene un aspecto terapéutico que forma parte de la emoción misma, no solo es mover el cuerpo sino también lo que vas a hacer con las emociones. Cuando se acercaba el momento de dejar de competir, yo sabía que era el momento de ayudar a los demás, pero no sabía cómo hacerlo, no sabía en aquel tiempo todo lo que quería hacer pero sí que es cierto que ayudar a las personas con discapacidad era algo que me llamaba mucho. De alguna manera he estado muchos años atrasando, no el dejar de competir, pero sí lo de iniciar este proyecto porque quería tener las herramientas bien consolidadas. Entonces una familiar muy cercana a mí, que es doctora en Psicología y con un centro en València con otra compañera, el Centro de Especialidades Gestálticas, les comenté la idea que tenía y como ellas allí hacen formación de terapeutas me recomendaron hacerla y me di cuenta que la terapia Gestalt tiene mucho de los que nos enseñaban cuando íbamos a competir, para llegar emocionalmente al baile y a la competición. En seguida empecé a ver como que todas las herramientas se pueden conectar y empecé a buscar información específica sobre discapacidad y no encontré una formación que reuniese las cosas que yo quería empezar a trabajar en ellas. Entonces, como no la encontré, pues decidí empezarla a hacer yo. Lo que me llevó a no atrasar el momento de iniciar este proyecto fue un susto de esos que tienes en la vida que me hizo plantearme que tenía que empezarlo así que dejé el trabajo que tenía, decidí que ese era el año que dejaba de competir y que me quería dedicar a este proyecto.

Para una persona que ha estado 25 años compitiendo, supongo que tiene que ser difícil tomar esta decisión.

Banner Telegram eleco (interior)

Es complicado porque eran 25 años haciendo baile deportivo, además mucha gente no quería que lo dejara porque era una época en la que teníamos muy buenos resultados, el último año fuimos la única pareja que hicimos podio en los tres campeonatos de España. Para mí estuvo bien, porque en todos esos años, quien baila deja de tener otras cosas por bailar, como en cualquier otro deporte, pero, en mi caso, implicó irme a vivir a Madrid y han sido más de siete años que me he perdido mucho. Allí yo fui para trabajar y bailar y poco más, era un poco absorbente por eso creo que, después de 25 años, era el momento de parar y de cuidar otros aspectos de mi vida que estaban muy descuidados. El baile es muy bonito pero es un deporte muy egoísta porque exige que te quites de muchas cosas, lo requiere todo. Al final en la balanza pones las cosas y yo creo que era el momento para iniciar el proyecto porque en el mundo del baile ya había vivido todo lo que quería vivir y necesitaba cerrar ese capítulo.

¿Cómo nació entonces este proyecto?

Cuando yo tomé la decisión de que, al año siguiente, iba a dejar de competir, entonces empecé la formación. El proyecto como InsProject se inició en el año 2016 y yo empecé en ese año a hacer actividades en otras asociaciones de Madrid, era algo muy pequeñito ofreciendo esto en centros, escuelas de baile y demás, la gente empezó en seguida a responder y en esos dos años y pico que me aún estuve en Madrid ese proyecto pequeñito empezó a crecer contando con el respaldo de alguna fundación, de centros ocupacionales, de centros de día, salas que querían meter inclusión, algo que es muy importante.

¿Por qué se decidió a llamar a la Asociación InsProject?

Cuando empecé a escribir el proyecto lo titulé como ‘Proyecto Inspiración’ porque uno de los objetivos era inspirar a otras personas. Cuando ya lo tenía acabado, seguía sin encontrar un nombre para el proyecto y tenía en el ordenador el documento con el título y me dí cuenta de que había tenido el nombre delante todo el rato porque realmente este proyecto va de inspirar a otras personas. Así que la “Ins” es por la palabra inspiración y luego Project por proyecto.

adolfopablos2

¿Cuáles son los objetivos de la Asociación InsProject?

La asociación, al final, lo que busca es que las personas a las que podamos ayudar, independientemente de la discapacidad que tengan o de la situación que tuvieran, puedan mejorar su calidad de vida a través de recursos de gestión emocional y relacionales entre las personas. El baile, al final y al cabo, es una excusa. El objetivo es, con actividades artísticas, culturales o deportivas introducir todos los recursos que ofrece la terapia Gestalt que va muy de la mano a todo lo que es corporal, lo que es expresar emociones con el cuerpo y no con las palabras. Además, queremos apostar por la inclusión porque el colectivo de las personas con discapacidad lo que busca es esa igualdad que no han tenido hasta ahora. Entonces, a través de actividades inclusivas esos vínculos relacionales se pueden formar y esa gestión emocional permite que la persona vaya conociéndose más. Buscamos realizar actividades en las que el cuerpo exprese emociones y, a la vez, que éstas tengan un objetivo terapéutico.

¿Por qué considera que el baile es terapéutico?

Porque el baile es una actividad física y a nivel psicomotriz tiene muchos beneficios, algo que cualquier deporte tiene, pero yo creo que, particularmente el baile también nos permite trabajar con emociones, nos permite hacer un trabajo de introspección para ver cómo estamos, nos permite conocernos mejor y, si yo me conozco mejor, podré relacionarme mejor con el exterior y da igual cual es la situación de la que partamos. Cuando he trabajado con personas con discapacidad, había muchas de ellas que tenían ciertas dificultades para poder bailar pero el objetivo de este trabajo no es bailar sino saber qué te está pasando a ti en el cuerpo y en tu mente cuando estás haciendo esta actividad. La parte terapéutica del baile va enfocada a la parte emocional y visceral que tenemos como personas.

¿De qué manera su experiencia en el mundo del baile le ha permitido el poder hacer este tipo de proyectos?

Precisamente porque en esos 25 años de competición, cuando una persona compite, se expone a muchísimas cosas y todo el entrenamiento mental que tenemos que tener para poder competir en condiciones óptimas ya son herramientas terapéuticas que tenemos aunque para cada persona son diferentes. Es muy importante el autoconocimiento del que hablábamos antes porque, a través de lo que tú sientes bailando, haciendo teatro u otras actividades podrás utilizar unas herramientas u otras.

En la asociación, ¿qué tipo de actividades ofrecéis?

Ahora mismo estamos ofreciendo la actividad de danza terapéutica que no se trata de mover el cuerpo y ya está. Se trata de trabajar con emociones durante una sesión: con música, hablamos del concepto, estudiamos a cada persona cómo expresa esta emoción y cómo lo hacen entre ellas. También ofrecemos teatro porque, al adaptar un personaje que en principio no somos nosotros o nosotras, nos permite liberar una parte que, en cierto modo, sí que es nuestra. También tenemos una actividad inclusiva que es el cardiodance que es de alta intensidad, hasta donde cada uno llegue, pero el componente rico es que, en un mismo grupo, personas con y sin discapacidad comparten espacio. Y nuestro objetivo es que, dentro de un tiempo, poder tener un grupo de teatro musical, es una meta que va a tardar años en llegar pero queremos que exista este grupo que haga espectáculos propios o adaptados y que, si no todo, gran parte del elenco sean personas con discapacidad, tener una compañía de teatro musical inclusiva.

¿Este tipo de actividades permite que las personas con discapacidad, que suelen estar muy sobreprotegidas por sus familias, puedan encontrar otro tipo de relaciones sociales?

Es muy normal y hay que entender muy bien a las familias que sobreprotegen a sus seres queridos. El colectivo de personas con discapacidad, desde hace unos años para adelante, se está viendo de otra forma pero, hace décadas, había exclusión total y se les trataba como una enfermedad cuando, realmente, no es una enfermedad en muchos casos por lo que es entendible esa sobreprotección por el miedo a que sufran. La sobreprotección limita mucho el campo de acción y las relaciones de estas personas con discapacidad, entonces una de las cosas que he vivido haciendo este tipo de actividades es que, conforme pasan los meses y las personas van viniendo a las sesiones, van haciendo unas amistades que no se quedan solo en la sesión sino también se mantiene fuera, lo que permite que gente que antes se encontraba sola, ahora con el vínculo creado en las sesiones le permite continuar junto a sus compañeros. A nivel corporal, por ejemplo, tengo muchos casos que han mejorado mucho con estos estímulos porque, como siempre digo: si juntas música, personas y baile, ocurre la magia.

 

adolfopablos3

¿De qué manera ha crecido ese proyecto que, como dice, nació siendo algo muy pequeñito?

Ha ido creciendo porque soy muy insistente y, cuando quiero algo, soy muy pesado (risas), pero lo que más me animó es que en el año 2018 una asociación bastante importante en Madrid, que ahora se ha convertido en una fundación, que se llama ConecTEA, nos dio un premio como una de las mejores actividades inclusivas en la zona norte de Madrid. Cuando empiezan a pasar estas cosas. a pesar de que yo creo desde el principio en el proyecto, ves que hay un trabajo detrás que está dando sus frutos. Se fue armando una red de personas en el ámbito de la discapacidad que creían en el proyecto en sí y eso nos ha hecho llegar hasta aquí. Cuando me vine de Madrid dejé muchos grupos en manos de otros terapeutas que siguen en contacto conmigo, y venirme a Sagunto era un poco como empezar desde cero otra vez pero yo sabía que el recorrido que tenía era importante así que, una manera de darlo a conocer y de que la gente pudiera participar era convertir este proyecto en una asociación... y llegó la pandemia.

¿Por qué decidió volver a Sagunto?

Después de dos años sin competir, me di cuenta de que necesitaba enraizar otra vez, volver a ver a mi gente,a mi familia y por motivos muy personales, la vida empezó a decirme a golpes que tenía que volver; yo al principio no quería porque en Madrid el proyecto funcionaba solo y podría haber creado la asociación allí pero al final pensé que Madrid me ha hecho el regalo de saber lo que quiero hacer y de aprender que puedo hacerlo y ahora tocaba volver a Sagunto y crearlo aquí. Esto no significa que en Madrid no continúe el proyecto porque la asociación es de carácter estatal y yo suelo ir allí una vez al mes más o menos; tengo muchas cosas previstas en otros lugares de España como Tarragona o Barcelona pero me apetecía también que la asociación fuera de aquí.

¿De qué manera ha afectado la pandemia a la puesta en marcha a la asociación?

Cuando vi que InsProject era un proyecto consolidado y que tenía un recorrido y una solidez para convertirse en una asociación, tras mi vuelta de Madrid hace dos años empecé a ver toda la burocracia que hay que hacer para formar una asociación. La documentación para crearla se presentó la segunda semana de enero de 2020 y me dijeron que en dos meses me contestaban, pero en marzo llegó la pandemia y hasta diciembre no he sabido nada, en enero iba a lanzar la asociación y vino otra ola así que cuando la cosa mejoró empezamos con una actividad y tenemos previsto que en septiembre arranquen muchas más. A pesar de todas las complicaciones, nunca he pensado en tirar la toalla porque creo que este proyecto puede ayudar a mucha gente.
Además la pandemia me ha permitido poner en marcha algún que otro proyecto relacionado con la asociación. Hace dos años, por ejemplo, me puse en contacto con la Federación Española de Baile Deportivo para hablarles de la necesidad de que existiera inclusión en este deporte, porque pensaba que era muy beneficioso para las personas con discapacidad y, meses después, me llamaron para que pusiera en marcha también este proyecto así que en todo el año de pandemia he estado trabajando mucho en esta iniciativa y en esta federación se ha puesto en marcha una Comisión de Inclusión que colaboran con la Asociación InsProject.

¿Cuántas personas forman parte actualmente de la asociación?

Constituyendo la asociación, ahora mismo, somos cuatro personas que es lo que se necesita. Que vayamos a trabajar en la asociación, todas las que podamos. De la parte del baile me voy a encargar yo, pero tengo compañeros que me van a ayudar, también cuento con la actriz Paula Peña que es la responsable de teatro. Luego, detrás, hay un equipo de terapeutas, psicólogos y psicólogas que, cuando necesitemos asesoramiento van a estar ahí, además de que Macarena Roca y Nuvia Sequera del Centro de Especialidades Gestálticas de València supervisan todo lo que vamos haciendo. Y la que era mi entrenadora, Marta Salvat, es un gran apoyo. La semana que viene me reúno con asociaciones de la localidad para darles a conocer el proyecto y también con entidades de otras ciudades del país.

¿A nivel personal cómo ha sido el poder unir baile y sus ganas de ayudar a los demás?

Entiendo que el sentido de muchas cosas que me han pasado era para esto. La gente muchas veces se pone muy espiritual buscando el sentido de la vida y ahora, para mí, tiene mucho sentido ver que todo lo que he aprendido bailando y todo lo que me ha pasado me permite, ahora, poder ofrecer este proyecto para ayudar a los demás. Me siento muy realizado al haber encontrado lo que yo quería hacer. Pensaba que el baile ya me lo había dado todo, he sido muy feliz pero pensaba que este episodio de mi vida se había acabada y luego me di cuenta de que la mayor sorpresa de todas que el baile podía darme era, con todo lo aprendido, ayudar a alguien.

¿Cómo se puede conocer su asociación?

A través de nuestra página web que es https://asociacioninsproject.com/ y también a través de nuestras redes sociales y nuestro canal de Youtube. Ahora mismo necesitamos que la gente conozca que la asociación está aquí, que pueden asociarse y colaborar con nosotros. Soy consciente de que pedir ayuda en un año como este es complicado pero también soy consciente de que es el mejor año porque la gente que antes estaba excluida, en este año que se nos ha limitado todo tanto, aún lo está más.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Viernes, 02 Julio 2021 23:33

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD