#wikimorvedre: Nomenclator de Puerto de Sagunto (II)

Escrito por Albert Llueca Juesas
Viernes, 24 Febrero 2017 17:08

Podemos hacer una reflexión de las calles de nuestro municipio y el porqué de su nombramiento. En este caso en el inicio de la celebración de los 100 años de siderurgia.
 
Eduardo Aburto y Uribe (Bilbao 1864 Madrid- 1941) ingeniero industrial Son Paro Manuel Aburto se dedicaba al negocio de las minas de Hierro en Vizcaya. Eduardo Aburto, estudió la carrera de ingeniería en Barcelona en la universidad de la ciudad condal. Se tituló. Entre 1916 en 1920 fue alcalde de Getxo. Casó con María Renovales y Azaola. Cunyat de Ramón de la debajo se convirtió en su mano derecha en los grandes proyectos industriales y empresariales Aburto se desplazaba a a menudo en Sagunto para supervisar las obras del ferrocarril, del embarcador la creación de la Siderúrgica del mediterráneo la construcción de la Gerencia de los chalés para los ingenieros etc.
 
Eduardo Aburto era además de accionista y consejero de la Compañía Minera de Sierra Menera S.A y de la Siderúrgica del Mediterráneo. Será el ingeniero director de ambos empresas. Al finalizar la guerra civil se tuvo que exiliado a Biarritz (Francia). A su retorno fijó su residencia en Madrid ciudad en qué murió a los 77 años de edad en diciembre de 1941.
 
Eduardo de Aznar y de la Sota, Marqués de Bérriz (Sevilla, 1830 - Bilbao, 1902), naviero, industrial y senador español. Fue uno de los principales protagonistas e impulsores de la revolución industrial en el País Vasco y resto de España, durante el siglo XIX, junto con José Antonio de Ybarra, Víctor Chávarri, José María Martínez de las Rivas, Estanislao de Urquijo o su primo Ramón de la Sota.
 
De familia de militares, su abuelo fue Teniente General del Ejército, era hijo del Brigadier de Artillería de la Armada española Juan de Aznar y Galluzo y de la vizcaína Rogelia de la Sota y Álvarez. Los Aznar (apellido de origen vasco) procedían de Búbal en el Valle de Tena, Huesca y eran de condición hidalga o noble, por consiguiente, pudieron acceder a la carrera militar. Esta circunstancia le llevó a nacer en Sevilla, donde su padre estaba destinado. Hijo único y huérfano de padre desde temprana edad, vivió siempre en Bilbao muy unido a su familia materna.
 
Al no seguir los pasos de su estirpe en el Ejército, escogió una profesión con tradición y un gran futuro en el Bilbao de la segunda mitad del siglo XIX, la de corredor marítimo. Ya en 1861 había iniciado junto a Salustiano Zubiria Echeandía (cuñado de Luciano Urizar y tío de Tomás de Zubiría Ybarra) la correduría marítima "Aznar y Zubiria". Asociado primero con su tío Alejandro de la Sota (1820-1909) tan solo diez años mayor que él, de hecho el grupo industrial se denominó Sota y Aznar por respeto al tío, y después asociado con el hijo mayor de este su primo hermano Ramón de la Sota y Llano (1857-1936), fundó numerosas y diversas empresas, las más relevantes fueron:
 
La Naviera Sota y Aznar, tras la Guerra Civil pasaría a denominarse Naviera Aznar, la Compañía Euskalduna de Construcción y Reparación de Buques, y la Compañía Siderúrgica del Mediterráneo en Sagunto, Valencia. Fue también propietario de numerosas minas de hierro en toda España: Setares y Ceferina (Santander), Minas de Sierra Alhamilla (Almería) o Menera (Teruel). Varias compañías de ferrocarril, Remolcadores Ibaizabal, Compañía de Seguros la Polar, sector eléctrico, Banco de Comercio y otras sociedades. Según expertos en historia económica española, el Grupo Sota y Aznar está considerado uno de los más importantes de su tiempo, junto con los grupos empresariales de las familias Comillas-Güell, Urquijo e Ybarra.
 
Ramón de la Sota y Llanos. De la Sota, nacido en Castro Urdiales el 20 de enero de 1857 estudió Derecho en la Universidad de Madrid girando sus primeras actividades empresariales en torno a la explotación y arriendo de cotos mineros. A finales del siglo XIX la ausencia de carbón en el país Vasco generó una economía de trueque del hierro por carbón imprescindible para el desarrollo siderúrgico que permitía la obtención de acero para la fabricación de ferrocarriles y barcos, elementos imprescindibles para el desarrollo de la minería, que hasta el momento debían adquirirse en el extranjero. Comenzó entonces su negocio Naviero que dirigió desde 1881, y que tuvo un papel transcendental en el desarrollo aperturista de la Ría y el puerto de Bilbao.
 
Los beneficios obtenidos de su compañía naviera le permitieron crear empresas relacionadas con sus actividades. Fundó sus propios astilleros (Euskalduna) y se dedicó al transporte de viajeros y mercancías a través de sus propias compañías ferroviarias, financiadas por diversos inversores, a los que controlaba gracias a su participación en el Banco de Comercio, de Bilbao y de Vizcaya.
 
En el mes de agosto de 1900 Sir Ramón de la Sota arrienda las minas de la Sierra Menera a Cosme Echevarrieta, y en septiembre de 1900 constituye la Compañía Minera de Sierra Menera con un objetivo: transportar por ferrocarril el mineral de hierro hasta el puerto marítimo más accesible. El 16 de marzo de 1901, y tras largos meses de estudio, Sota decide construir el ferrocarril desde Ojos Negros y para asegurar la rentabilidad de la CMSM, instalar una siderurgia, a 6 kilómetros de la ciudad de Sagunto en lo que se acabaría denominando Puerto de Sagunto.
 
Albert Llueca Juesas
Presidente del Arxiu Camp de Morvedre
Más en esta categoría: « Turismo sostenible Ponerse colorado »

 

 

TE PUEDE INTERESAR

SUCESOS

SALUD