Sin comodín

Viernes, 26 Enero 2024 21:08

La pasada semana ya mencioné que se empiezan a conocer los primeros proyectos fallidos, suspendidos o aplazados. Me refería al IES Eduardo Merello de Puerto Sagunto y el CEIP Santa Anna de Quartell, en Educación, o al CEAM del Economato, en Servicios Sociales. Desde luego, no es poca cosa, pero a lo anterior añadiremos ahora que, al menos, en el curso 23/24 no se producirá la integración del Conservatorio Profesional de Música Joaquín Rodrigo de Sagunto en la red pública de centros, lo que supone un jarro de agua fría para los alumnos, que tendrán que soportar unas tasas más caras, y también para el Ayuntamiento de Sagunto, que seguirá costeando el sostenimiento de este centro formativo, donde ya lleva gastados más de veinte millones de euros desde que lo puso en marcha, a principios de este siglo.

Un mes antes de las elecciones municipales y autonómicas del 28 de mayo de 2023, el pleno municipal de Sagunto aprobó por unanimidad el convenio que se iba a firmar con la Generalitat para formalizar la integración del centro en la red pública de conservatorios, sin embargo, algo que se había logrado poner a rodar, se truncó de golpe al producirse el relevo autonómico, tras ser reemplazados los partidos del Pacte del Botànic por los ultraconservadores del PP y Vox. Recordemos que entre 2015 y 2023 los progresistas han gobernado la Generalitat Valenciana, son dos legislaturas completas en las que Sagunto también contaba con un Gobierno municipal del mismo color, por tanto, se podían haber hecho algunos esfuerzos adicionales para cerrar este asunto antes de que se produjera el cambio político, pero, el uno por el otro, la casa sin barrer.

Aunque fuera por el efecto propagandístico de la gigafactoría, las elecciones del 28M presentaron a un PSOE muy robusto, pero, de acuerdo con la ley de Newton, todo lo que sube, más pronto o más tarde, baja. Por tanto, como Sagunto anda con el pie cambiado y eso quieren corregirlo, nos guste o no, ya estamos en ese proceso. El gobierno municipal de Sagunto, de amplísima mayoría socialista, doce sobre trece, debe asimilar la nueva situación, ya sin comodín. Ocasión magnífica, por otro parte, para que Darío Moreno muestre su audacia.

Recuerdo que cuando se materializó la moción de censura contra el socialista Manuel Girona, allá por abril de 1997, la Generalitat, gobernada entonces por el PP y con Eduardo Zaplana en la presidencia del Consell, atendió de muy buen grado las peticiones de los partidos que propiciaron el reemplazo: PP, CIPS y Compromís en los papeles principales, a cambio de que la Alcaldía de Sagunto recayera en el Partido Popular, como así ocurrió, al ser investido Silvestre Borrás presidente de la corporación. Esta plaza, para conquistarla, bien vale un asedio o una lluvia de millones.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Viernes, 26 Enero 2024 13:14

Lo último de Ignacio Belzunces Muñoz

Más en esta categoría: « No hay dinero La vivienda »

 

 

SUCESOS

SALUD