No hay dinero

Viernes, 19 Enero 2024 21:08

Ya están empezando a saltar algunas alarmas ante la suspensión de proyectos dependientes de la Generalitat Valenciana, bien en el municipio de Sagunto o en algunas poblaciones del Camp de Morvedre. Esta pasada semana, CCOO llamaba la atención sobre la paralización de las inversiones programadas en el IES Eduardo Merello de Puerto Sagunto y el CEIP Santa Ana de Quartell, es verdad que desde el Consell se contrarrestaba, anunciando la compra de una parcela en Parc Sagunt, destinada al futuro centro de FP vinculado a la gigafactoría. Entiendo que son actuaciones distintas, por tanto, se pueden complementar, pero nunca sustituir una por la otra. El mandato del Gobierno que forman PP y Vox apenas lleva seis meses operativo y el tantas veces anunciado CEAM ni está ni se le espera, tampoco hay dinero.

A estas alturas del programa, nadie se sorprende de que no haya fondos para sufragar los proyectos del municipio de Sagunto, aunque los principales responsables de que se haya llegado a esta situación son las fuerzas progresistas, que entre 2015 y 2023 han gobernado la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Sagunto, pero, sin embargo, no han sido capaces de aunar esfuerzos para que dichas actuaciones salieran adelante en esos ocho años, que hay tiempo de sobra si se quiere trabajar. Ahora, con los ultraconservadores en la Generalitat y los progresistas en Sagunto, como estamos viendo, todo se va a complicar mucho.

Como es lógico, desde la Generalitat nunca admitirán que, ‘a Sagunto ni agua’, es suficiente con argumentar que no hay dinero. Esto lo entiende todo el mundo y si no hay plata, como ha dicho Milei en Argentina, no queda otra que aguantar, porque, además, la Comunitat Valenciana es de las peores financiadas de España, ya saben, la famosa infrafinanciación que no arreglan ni el PP ni el PSOE. Argumentario muy manido, pero que lo mismo vale para un roto que para un descosido y que se utiliza de igual modo por progresistas y ultraconservadores.

No hay dinero, no hay dinero, y con ese argumento y una palmadita en la espalda mandan a Darío Moreno a casa, pero, pese a estar infrafinanciada la Comunidad Valenciana y ser los del Botànic unos manirrotos, que es el argumentario que se está utilizando, al Gobierno de la Generalitat no le ha temblado el pulso para bonificar al 99% el Impuesto de Sucesiones, que recaudaba 350 millones de euros anuales. No voy a entrar en el debate de que con esta medida se favorece a los ricos, aunque no entiendo por qué tienes que pagar al fisco si te toca un décimo de lotería y, en cambio, te vas de rositas si recibes una herencia millonaria. Solo diré que con 350 millones al año, que son 1.200 en una legislatura, se podían construir muchos centros educativos, muchos CEAM y muchos hospitales.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Viernes, 19 Enero 2024 13:18

Lo último de Ignacio Belzunces Muñoz

Más en esta categoría: « Un mundo feliz Sin comodín »

 

 

SUCESOS

SALUD