Mucho por hacer

Viernes, 30 Junio 2023 21:08

Siempre se ha dicho que los años electorales son completamente perdidos. Esa afirmación se aproxima mucho a la realidad. Las elecciones municipales se celebraron el pasado 28 de mayo, ni que decir tiene que varios meses antes ya estaban todos, gobierno y oposición, en modo electoral, lo que siempre termina afectando negativamente al ritmo de la gestión. Después de las votaciones se inició un nuevo proceso con la constitución de la Corporación, que tuvo lugar el pasado 17 de junio. Mañana será primero de julio, en nada vendrán las fiestas patronales de Sagunto, que empalman a finales de mes con las del Puerto. Nuestros políticos, sobre todo los del gobierno, se dejarán ver por los distintos festejos, para, luego, marcharse de vacaciones oficiales y, así, entraremos en septiembre. Encima, por si les faltara algo más de distracción, ahora están todos muy centrados en la campaña de las elecciones generales del próximo 23-J. Es lógico, hay mucho en juego. O sea, que este 2023 va a ser un año prácticamente malgastado a efectos de gestión.

No perdamos de vista que se produjeron movimientos tectónicos de calado el pasado 28-M, y todavía se puede generar una sacudida de mayor intensidad el 23-J, si, como las encuestas pronostican, se completa el cambio de ciclo en España. Todo esto tiene más importancia de la que parece, porque el municipio de Sagunto, más allá de gestionar el agua, la limpieza y recogida de basura, los cementerios o el alumbrado público, necesita, para cualquier otra cuestión, hablar con el Consell o la administración central. El 28-M la Generalitat Valenciana ya cayó en manos del Partido Popular y Vox y si el 23-J sucede lo mismo con el Gobierno de España, no hace falta ser ningún lince para percatarse de que Darío Moreno y su gobierno, prácticamente monocolor, se quedarán completamente aislados. No se si la palabra asedio es la expresión más adecuada para describir el nuevo escenario, puesto que se trata de un término militar, pero por ahí irán los tiros.

La situación puede ser verdaderamente pintoresca, porque, en Sagunto, el Partido Popular y Vox están en la oposición, pero en la Generalitat son los que cortan el bacalao, por tanto, ¿quiénes serán los competentes ante cuestiones como el CEAM del Economato, la Nave de Talleres o el Palacio de Justicia? Ya dejó claro Manuel González que la oposición en Sagunto puede ser tan responsable como el propio gobierno consistorial de que determinados proyectos que dependen de la Generalitat se queden en un cajón. A ver si, al final, en lugar de que 2023, por su doble condición electoral, sea un año perdido, nos enfrentamos todos los vecinos de este municipio a una legislatura fallida, que sería mucho más grave. Ojo, que hay grandes frentes abiertos y mucho por hacer. Atentos.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Viernes, 30 Junio 2023 16:39

Lo último de Ignacio Belzunces Muñoz

Más en esta categoría: « Un escándalo Trileros »

 

 

SUCESOS

SALUD