Sin noticias

Viernes, 28 Octubre 2022 21:08

Estamos acabando el mes de octubre y nada se sabe del nuevo presupuesto municipal de Sagunto para 2023. A estas alturas del año ya se debería de conocer alguna cifra, pero en el pleno sobre el estado del municipio, que se celebró el pasado martes, el tripartito no soltó prenda, pese a que sí le preguntaron desde la oposición. Lo más seguro es que se terminen prorrogando las cuentas de este 2022, sobre todo, porque tampoco se sabrá hasta finales de marzo si, como pronostican desde partidos que sostienen al propio gobierno consistorial, también se cierra este ejercicio con números rojos. Sería el tercero consecutivo, algo inaudito.

Efectivamente, será a finales de marzo, como viene siendo costumbre, cuando se conozca la liquidación del presupuesto de este año. Entonces se sabrá si se ha producido ahorro negativo, un eufemismo para disimular lo que de toda la vida se conoce como déficit. Esto es más importante de lo que parece, porque, como la economía municipal ha sido llevada hasta la extenuación por un gasto corriente desbocado y un incremento prolongado en la nómina de personal, el Ayuntamiento, con lo que recauda, ya no dispone de fondos propios en cantidad suficiente para acometer obras y actuaciones, salvo que pida dinero prestado al banco. Pero si cierra 2022 con déficit, la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera le volverá a penalizar, impidiéndole que pueda suscribir préstamos. Es lógico y de sentido común que a una hacienda local no se le permita endeudarse si cierra un año con números rojos, pero, en Sagunto, esto de gastar más de lo que se ingresa ya pasó en 2020 y en 2021. Por ello, el municipio lleva dos años sin posibilidades de acometer actuaciones y obras, al carecer de los recursos necesarios para sufragarlas.

Habrá que esperar a que termine la tercera subasta de bienes municipales, cuyo plazo para la presentación de ofertas vence el día siete de noviembre, para comprobar si, finalmente, el Ayuntamiento de Sagunto ha hecho algo de caja a base de saldar el patrimonio municipal, aplicándole una rebaja del 30%, que, sobre el precio inicial, representa una merma total de 1.886.447,67 euros. Tampoco se había visto antes, en este Ayuntamiento, ofertar patrimonio municipal a precios de saldo . Si, finalmente, se vende alguna parcela y dependiendo de la cuantía que se ingrese, el tripartito todavía podría salvar algunos muebles, acometiendo, en la recta final de esta legislatura, actuaciones que no se han podido iniciar por falta de financiación.

En definitiva, las arcas municipales están peladas como consecuencia de una gestión económica manifiestamente mejorable. Es lo que suele suceder cuando el gobierno municipal lo forman tres partidos que, como es el caso, quieren disponer de fondos suficientes para lucimiento propio.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Lo último de Ignacio Belzunces Muñoz

Más en esta categoría: « Sospechoso Fifty fifty »

 

 

SUCESOS

SALUD