Medallas

Viernes, 21 Octubre 2022 21:08

No conozco personalmente al concejal de Vox, no tengo todavía una opinión formada acerca de él, por tanto, me cuesta un poco responderle. Solo sé, por lo que le vengo leyendo, que es o parece ser una persona joven, no solo en edad sino también por la bisoñez e inexperiencia que denotan sus opiniones.

Sus últimas declaraciones en este mismo periódico parecen confirmar esto. Aparte de los alegatos contra otros partidos del mismo consistorio en el que él participa, cosa anormalmente normal en su lucha política y los colores que defiende, realiza unos juicios temerarios sobre dos personas, dos mujeres intachables que acaban de recibir la medalla de Plata de la Ciudad como reconocimiento a una ya larga vida de sacrificio y tesón en pro de los derechos humanos, de asistencia a los más necesitados, de trabajar por las mejoras en sus barrios, por la cultura, la sanidad y la educación, personas que tienen más que merecidas estas distinciones.

Si supiese de lo que habla, si conociese a las personas a las que critica, jamás se hubiese atrevido a escribir dichas palabras. No lo vi en el acto de entrega de los premios, es una pena, porque de haber estado hubiese visto que el Teatro de Begoña se puso en pie aplaudiendo intensamente durante varios minutos simplemente al ser sus nombres citados.

Ellas, estas mujeres, son el mejor ejemplo de ciudadanas de pro, un espejo donde mirarse. Este concejal, muy ingenuamente, sin tener ningún otro argumento de peso para objetar, compara y pone como ejemplo la labor de los concejales como similar mérito. Craso error. Sin desmerecer a nadie, la diferencia es que los concejales liberados y el propio alcalde cobran por su labor, sueldos sustanciosos que ellos mismos se han subido un 6,5 %. Pero, además, dichos políticos locales, los actuales, están en plena labor, tienen mucho que demostrar, ¿pretende que les pongamos ya unas medallas? En cuanto a los que anteriormente desempeñaron estos cargos ¿a alguien se le ocurre proponer a alguno? A mí sí, pero me sobrarían varios dedos de una mano, aunque tampoco se me ocurre hacerlo, porque me consta que no dispondría del necesario consenso para ello.

Nadie piensa que, por el hecho de ser maestras o enfermeras, por ser de CCOO o haber sido concejala se le tenga que dar una medalla a una persona, pero para describir a alguien es conveniente explicar de quién se trata y a qué se dedica, de eso va cuando se citan sus ocupaciones. Pero las medallas no se las dan a nadie por eso, por haber trabajado: a ellas se les conceden por la extraordinaria y meritoria labor llevada a cabo fuera e independientemente de su trabajo, labores que aún continúan realizando muchos años después de haberse jubilado.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Más en esta categoría: « Todos a Madrid Y del Yemen... ¿qué? »

 

 

SUCESOS

SALUD