Sería un abuso

Viernes, 07 Octubre 2022 21:06

Este año, nuestros políticos municipales, particularmente los del tripartito, dejaron que se aplicase el Reglamento Orgánico Municipal (ROM) en lo que al incremento salarial se refiere, que establece la subida automática del IPC. Como el Índice de Precios al Consumo creció en 2021 un 6,5%, sin estar en marcha todavía la guerra de Ucrania, las percepciones económicas de nuestra Corporación municipal se incrementaron en ese porcentaje, mientras que los funcionarios de la casa solo mejoraron su nómina en un 2%. Ahora, como vienen las elecciones, el Gobierno de España se lo ha mejorado en un punto y medio para este 2022, con lo cual, se queda en un 3,5% la subida salarial de los empleados públicos, es decir, tres puntos menos que la de nuestros políticos y liberados municipales.

IP propuso, entonces, que se revisara a la baja semejante mejora, pero nuestro tripartito miró para otro lado, como si la cosa no fuera con él, y a vivir, que son dos días. No se trata, únicamente, de dar ejemplo, sin subirse el sueldo más que los funcionarios, es que, después de cerrar 2020 y 2021 con déficit, no parece que la economía municipal esté para muchos dispendios y alegrías. Aunque la solidaridad empieza por uno mismo, así que se aguanta un poco el chaparrón y a correr, que, al cabo, la gente ni se acuerda.

Este año, la Unión Europea ha tomado una serie de medidas para castigar y hundir a Rusia, que, por cierto, están teniendo un efecto bumerán extremadamente perjudicial para los intereses de los europeos, me refiero a los de a pie, los burócratas de Bruselas que viajan en avión privado, se desplazan en coche oficial y viven como auténticos rajás a costa del presupuesto público comunitario, más los extras, no perciben ni de lejos las consecuencias de medidas tan poco acertadas. A nadie se le ocurre pelearse con su casero, porque, lo mismo, te pone de patitas en la calle, sin embargo, los dirigentes de Bruselas, fieles a los dictados de nuestro amigo americano, están llevando Europa al suicidio. Ellos sabrán por qué lo hacen.

Pero, volviendo al tema, este año la inflación se va a disparar por encima del 10%, lo cual implica que, si el tripartito no le quita el automático al ROM, el primero de enero de 2023 se subirán los sueldos tanto como si incremente el IPC, o sea, que entre 2022 y 2023 es fácil que puedan superar el 16%. Una barbaridad. Espero que la propuesta de Iniciativas Porteña sea aceptada y el tripartito municipal opte por congelarse los salarios, no porque haya que dar ejemplo, que también, sino porque sería indecente que en dos años se aumentaran el sueldo por encima del 16%, mientras el resto de los mortales las pasan moradas. Veremos qué camino toman nuestros mandamases, progresistas ellos.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Lo último de Ignacio Belzunces Muñoz

Más en esta categoría: « Vino y rosas Gente con suerte »

 

 

SUCESOS

SALUD