16.000 euros

Viernes, 15 Julio 2022 21:08

Hay que ver, por ahorrarse 16.000 euros, el roto que le ha ocasionado el tripartito municipal a los alumnos del Conservatorio Profesional de Música Joaquín Rodrigo de Sagunto. El curso pasado, medio centenar de estudiantes empadronados en el municipio pidieron la beca que, en total, ascendió a 15.933,99 euros. ¿A dónde ha llegado nuestro ayuntamiento que ya no puede atender unas ayudas sociales tan escasas? Pero el problema es mayor porque como todo se hace a hurtadillas, para que se entere la menor cantidad de gente posible, no se ha tenido en cuenta que estos estudiantes que se han quedado sin beca municipal, si podían haber solicitado la del Ministerio de Educación y Ciencia, siempre y cuando se hubiera avisado con el tiempo suficiente, puesto que el plazo finalizó el pasado 16 de mayo. Si el Ayuntamiento tenía previsto suprimir las subvenciones, lo avisa en marzo y, de esta manera, la gente se puede buscar la vida, pero tal y como se ha hecho, se han quedado sin una ayuda y sin la posibilidad de optar a la otra. Espectacular.

El Conservatorio fue una ocurrencia del Bloc, hoy Compromís, partido que en aquel tiempo pensaba que Sagunto tenía que ejercitarse como cabecera de comarca. Cuando el centro se puso en marcha, los gastos anuales llegaron a superar el millón de euros. En 2016 ascendían a cerca de 800.000. Una barbaridad. Aquí venían estudiantes de otros pueblos de la contornada, que, sin embargo, no contribuían en nada a los gastos del centro. Recuerdo que desde el Ayuntamiento de Sagunto se les pidió a esas poblaciones que se implicaran con alguna aportación económica, pero no hubo suerte. Entretanto, los alumnos de Sagunto aportaban igual que los demás, a pesar de ser este pueblo el único pagano. Inaudito. Como esto era un poco injusto, se pensó en subir la tasa a los que estuvieran empadronados en otras localidades, pero a esa ocurrencia no se le pudo dar encaje legal. Al final se pensó en la fórmula de becar a los alumnos de Sagunto, que, de esta manera, pagarían menos que el resto, concretamente, entre un 10% y un 75% menos, según la ordenanza que se aprobó en 2016.

Ahora, en 2022, debido a la delicada situación económica por la que pasa el consistorio saguntino, el tripartito ha tenido que anular esas becas, en lugar de transferir el centro a la Conselleria de Educación o cerrarlo, que es lo que debería de hacerse, porque ¿cómo puede ser que las becas hayan sido informadas desfavorablemente por parte de la Dirección General de Administración Pública y la actividad del conservatorio, que le cuesta cientos de miles de euros cada año a las arcas municipales, se siga manteniendo? Esto lo debería de explicar alguien, ¿no?


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Lo último de Ignacio Belzunces Muñoz

Más en esta categoría: « Reduflación A ver si hay suerte »

 

 

SUCESOS

SALUD