La SAG

Miércoles, 09 Febrero 2022 11:47

Si a los ciudadanos se nos pregunta ¿Cuál es la MISIÓN del Ayuntamiento?, las respuestas surgen congruentes y repetidas, son: La limpieza de calles, las plazas, las playas, los paseos, los edificios públicos, los solares, retirar las basuras, mantener los parques y jardines, pintar y mantener las señalizaciones, crear más zonas de aparcamiento popular, poner multas, hacer cumplir las leyes de convivencia y evitar robos, gestionar permisos urbanísticos, etc. Esto es lo que percibimos los ciudadanos y cada cuál habla por lo que siente o le afecta. Pues esto tan aleatorio, simple y claro, es lo que se percibe y se siente por el ciudadano, si va bien o mal...y el caso es que no va bien.

Los gastos de nóminas del personal son un tercio del presupuesto, y el de Servicios Generales algo menos de otro tercio. El otro tercio es la suma del pago de la deuda, Asuntos Sociales, intereses de la deuda, inversiones, otras cosillas... y algo de “gambeo”. Total unos 84.500.000 MM€. El presupuesto de Gandía 2021 es de 84.637.635 MM€, ciudad paralela o gemela a Sagunto por habitantes y situación geográfica. Gandía también tiene la ciudad a cuatro kilómetros de su puerto de mar y playa al igual que Sagunto, yo creo que se han copiado el presupuesto, los unos a los otros ¿Y cual es la diferencia?, pues que Gandía reluce en limpieza y resalta a la vista, y lo cierto es que en Sagunto tenemos un problema por solucionar en mantenimiento, conservación y decoro desde hace varios años, claro que también lo tenemos en patrimonio, en el orden y disciplina urbana y policía...y lo peor, es que los políticos de esta ciudad carecen de empatía entre ellos mismos, y solo se cuidan de aparentar simpatía para su electorado y al electorado aún pendiente de clientelar y dirigirlo hacia el voto. ¡Pero ‘che’, poneros en el zapato del que gobierna! En definitiva, que unos por otros....las calles sin barrer...y bastantes cosas más, las cuales, hoy les aprieta el zapato a los políticos y andan cojitos.

¿Y que pasa en el Congo?
¡Gerente que pillan... lo hacen mondongo!

La SAG es una empresa de titularidad pública, propiedad del Ayuntamiento de Sagunto. Así, la presidencia está ocupada por el alcalde, y la junta general de accionistas es el Pleno Municipal, formado por los 25 concejales. Hoy los cargos de dirección del Consejo son:

Presidente: Sr. Darío Moreno Lerga
Vicepresidente: Sr. Roberto Rovira Puente
Dirección General Interina: Sra. Concepción Romero Esteban
Recursos Humanos: Sr. José Antonio Fernández
Calidad, Informática y Generales: Sra. Esther Brenchat
Administración: Sra. Concepción Romero

Vamos a ver “eminencias”, eso de ponerse airosos, cuando son ustedes los responsables de hacer, mandar, elegir, ocupar... y, sobre todo, una vez ocupado el cargo para dirigir y controlar la SAG... pues, pues ese aire, carece de credibilidad el aire soplado y lo que digan; aunque se excusen o pongan su dedo índice en dirección única e irreversible hacia el ex director de La SAG. Esta forma de eliminar a un empleado por manifiesto complot de mayoría “apañada”, no corresponde al perfil profesional de los directivos en las empresas capitalistas.

Quiero decir y afirmar, que en una empresa “Explotadora Capitalista S.A.”, por ejemplo, no despiden con esa técnica tan simple. Lo usual es que el directivo de esta empresa del ejemplo “Explotadora Capitalista S.A.” ya sabe que lo van a despedir, porque se contempla en su contrato por ‘objetivos’ bien claritos, y es que se va solo. En este caso de la SAG, no parece que se hayan puesto objetivos a cumplir debidamente medidos. Si, así fuese en este caso, se debió decir claro «Se le despide por incumplimiento de contrato». Pero no ha sido así, ahora se sabe que se le despide por ‘conspiración’. Explíquenselo al pueblo ...al pueblo de Sagunto y Puerto, y, naturalmente, se lo digan al señor director de La SAG.

Me pregunto: ¿Cómo puede funcionar bien una empresa en que sus dirigentes en el Consejo de Administración, determinan el despido de un empleado por conspiración política? Sí, el empleado con mayor responsabilidad de que la SAG cumpla con los objetivos señalados por el Consejo de Administración, eso es cierto. Pero digan, expliquen al pueblo cuáles fueron las medidas tomadas de inicio en cada uno de los objetivos que debía conseguir la ‘victima’ o directivo despedido; y cuáles eran los objetivos y cuáles cumplió y cuáles no cumplió. Seguramente, es posible que fuese culpable...o no. Si los medios que se te dan no son los adecuados, mejor es que te vayas, voluntario. Pero esto tampoco lo hizo el director de La SAG, ¿Le faltó coraje?

Con esta opinión, no pretendo echar las culpas a los que ahora gobiernan, ya que por este deterioro de la SAG han pasado los tres partidos de siempre, los cuales se han trasferido la comandancia del Ayuntamiento: PP, Compromis y PSOE. Creo que cada uno es parte responsable de que La SAG no funcione mejor, y deberían reflexionar, convenir y analizar con seriedad y profesionalidad con técnicas como, por ejemplo, los Tres por qué ¿Por qué, por qué, por qué?, o el 20/80, o el ABC... claro que estas son técnicas elementales basadas en ausencia o carencia de un buen archivo de datos históricos, y o, ante la carencia de personal con experiencia para analizar, deducir y planificar los medios, procesos, métodos y recursos necesarios.

Pues bien, esto de analizar diagnosticar y planificar es lo que deberá hacer la nueva dirección y no los políticos ‘puñeteros’. Lo que no se debe hacer es reunir a parte de la plantilla por quienes no tienen ninguna responsabilidad dentro de la SAG, ni son parte del comité de empresa, ni por razones de buena voluntad por colaborar, como leo que lo han hecho algunos directivos o cargos del Ayuntamiento. Hay o debe haber, a parte del directivo fulminado, personal directivo técnico y de la línea de mando, y también personal de supervisión de la empresa y por supuesto el personal especialista de base en cada puesto, esos saben más que nadie. Lo propio es que estas ayudas de colaboración sean una responsabilidad del Consejo de Administración de La SAG y no de uno o varios partidos políticos. ¿Pero esto que coño es?

Dirección General Interina: Sra. Concepción Romero Esteban
Recursos Humanos: Sr. José Antonio Fernández
Calidad, Informática y Generales: Sra. Esther Brenchat
Administración: Sra. Concepción Romero

Estas cuatro posiciones directivas de arriba son las que deberían tener los datos necesarios para que el presidente y vicepresidente de la SAG estén bien informados de los resultados, malos resultados en este caso, de los indicadores económicos de la contabilidad general o financiera y la contabilidad de costes o analítica de la calidad, esto como menos. Imprescindible en este caso de la SAG, los indicadores de la mejora en procesos, seguridad laboral, absentismo. Y los indicadores esenciales en función de objetivos.

El lector, ya presupone lo que quiero hacerle entender ¿Por qué no hay información y datos objetivos con lo que esta dirección, técnico política, debió tomar medidas correctivas hace años? ¿Y ni hoy tampoco manifiestan información con datos objetivo y reales de lo mal que iban y van. Los datos e indicadores de la empresa, estaban y están de bulto en esa directiva? Leo que para seleccionar bien al nuevo gerente, van a dar los datos obtenidos en esa reunión de buena voluntad. No creo que esta reunión de buena voluntad produzca datos ni información que sirvan para algo, tiene poco o nada de eficacia, que no eficiencia, son datos y alguna información sin correspondencia que carece valor alguno, y no por ser los trabajadores quienes los dan, sino porque es información sin datos; y tanto los datos sin información, como la información sin datos, carecen de forma analítica eficiente y de valor para actuar sobre los problemas.

Que el nuevo gerente debe mejorar los ratios económicos, de calidad y seguridad... es una obviedad como un pino, pues claro. Y este otro dato: un comentario como que hay algunas averías o muchas en los equipos móviles...¿servirá este dato para elegir un buen gerente? Tampoco sirve que los delegados sindicales se quejen de que se trabaja con “sobre carga laboral” ni cualquier otra cosa o comentario de ese estilo. Los señores delegados en el ejercicio de sus funciones nunca deben permitir que una trabajadora o trabajador trabaje por encima de la actividad normal, y que incluso trabajando en actividad normal, el sistema de trabajo de cada actividad lleva parejo el descanso previsto en el estudio del método de trabajo que se ejerce, siempre que haya un sistema avalado y aprobado en la empresa.

De no existir método y tiempo diseñado, el descanso o la actividad será la que el operario alcance sin dañar su salud. Pues eso, más o menos, acudan a su central de UGT o CC.OO. y que les asesoren, pero que no se trabaje a “sobre carga” o fuera de normas ergonómicas. Y otra observación....creo que los mandos y encargados de personal son también responsables de que se trabaje bajo métodos y tiempos saludables...es más productivo. Lo digo convencido de que esto es así, para decir lo contrario se necesita probar lo que se afirma, por ejemplo, a través de un buen estudio que les proporcione la Mutua de Accidentes y Enfermedades Laborales, sobre las causas del accidente o enfermedad laboral, es gratis.

Incluso ya debiera tener la SAG los partes firmados de accidentes y envió al personal a la Mutua. La lista del absentismo publicada en El Económico es muy escasita… muy básica, sirve de casi nada para tomar medidas que mejore ese brutal absentismo. Supongo que deberán tener otras más eficaces. Ya les aseguro que en otra empresa con ese absentismo se despide a la dirección completa, no queda ni un solo consejero.

Un tanto extraño, me parece, que habiendo un apoyo técnico de informática
(Calidad, Informática y Generales: Sra. Esther Brenchat) se carezca de datos e información de las actividades de la empresa, que normalmente se reporta por medio un SAP o similar, del cual se obtenga los ratios de la Gestión Contable de Costes, y así también la planificación de los mantenimientos preventivos, correctivos, de conservación e históricos. Datos e información imprescindibles para la Mejora Continua y otros procesos de gestión de la productividad.

Otro tanto me extraña que la “Administración: Sra. Concepción Romero” y “Recursos Humanos: Sr. José Antonio Fernández”, no tengan nada que aportar como datos e información que demuestren lo mal que estaba funcionando la SAG. Quiero decir que si se tiene información y datos, se podrían tener ratios, razones, indicadores e índices de gestión, con lo cual si se sabia que La SAG no avanzaba, sino que retrocedía desde hace muchos años. Y también habría que preguntarse porqué han sido tan esplendidos, soltando sermones y parábolas bíblicas para preparar la cabeza de turco, cuando lo técnico y honrado hubiera sido un despido procedente por incompetencia...y no una víctima. Mucho me temo que la incompetencia llega bastante más lejos del gerente lanzado.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Más en esta categoría: « Deslindando y amojonando

 

 

SUCESOS

SALUD