Fafa Fadal

Lunes, 31 Enero 2022 16:46

Que sí, que sí, que la Constitución de 1978, votada bajo bota, como trágala, como “o lo tomas, o lo dejas, reconoce el Derecho a la protección de la salud. Como en tantos extremos, cuatro términos más para hacer de su capa un sayo. Para hacer, si conviene al poder de turno, uso y abuso. Todo atado y bien atado. Amplia es Castilla; pero sobre todo España y Europa. La Ley de Sanidad recoge derechos (pisoteados y ninguneados a diario) y deberes (el primero, lógicamente, el de cotizar-contribuir). Y como el que no quiere la cosa, se reserva que las “autoridades podrán tomar cualquier tipo de medidas para preservar la salud colectiva cuando se encuentre en peligro, especialmente epidemias o situación límite sanitaria”. “Cualquier tipo”; he ahí el meollo de la cuestión. Incluso, la que según sus propios jueces dicen que, algunas de ellas son anticonstitucionales. Incluso las que pudieran esquivar los Derechos Fundamentales de las Personas, Códigos Internacionales, Convenios, etc. La Declaración de Derechos Humanos… para otra ocasión. Para eso, ya deciden ellos: si es, desde cuándo es, y hasta cuándo es… pandemia; o sobre que los virus son “bichitos” con vida que se pasan entre especies; o si saco y exhibo a los militares en el estrado para meter el miedo y hacerme “respetar”. Y aceptar, abrazar y propagar que “mi política de izquierdas” es acertada sin discusión; incluso, cuando decido instaros a la vacunación masiva, las veces que hagan falta, con los altavoces mediáticos a pleno rendimiento, y…ya veremos que, para eso, ya que no podemos ser inviolables como Campe, al menos nos eximimos de responsabilidad, que nosotros no....

De momento, sin distinción, llamo a todo el mundo “negacionista” con tan solo tengan la osadía de discrepar ¡toma derechos luchados y conquistados! Y afirmo, porque poder puedo, y “mi lucha” me legitima, que los cuatro millones de no vacunados, la mayoría (que ha sido contada, y obligada a declarar, ironía On) no se vacuna “porque no quieren”. Sus razones no tienen valor alguno. Las consecuencias las cribo…y las manipulo: En Madrid, en Valencia, en el Puerto, o en Sagunto. Con acudir a “la derecha” cutre, franquista, resabiada, facha, ultra…lo tengo resuelto. Elevo a santidad a un actor progre (y a la categoría de ideólogo y justiciero) y les llamo a todos “necios que asesinan”. Distraigo con volcanes, desapariciones, arrepentidos, posibilidad de filomenas, preparativos de guerras. Total: quedaremos impunes como el Rey Emérito que ese no es de derechas, sino nuestro salvador.

Y como poder proponer, puedo, una vez más, que para eso soy la voz de la experiencia, la justicia social, y la voz del obrero sometido, explotado e ignorante, insto “a estudiar” las posibilidades legales para hacer obligatoria la vacunación. Da igual que el origen del mal esté por determinar; da igual que el famoso bichito no hayan sido capaces de aislarlo; da igual que estas vacunas hayan salido de la magia; da igual que haya reacciones y efectos secundarios; da igual que mosquee quién está vendiendo y sacando beneficios que nos ponen en alerta. Todo eso da igual. De lo que se trata es de que paguen por la posibilidad de “curarse” si enferman de gripe coronavirus sin importar si han cotizado toda la vida; que paguen por los servicios sanitarios (universales, que dicen) por pretender ser unos díscolos e incrédulos, gente mala en donde las haya. Que se les impida el paso, hombre. Que se les sancione duramente, por favor. Que se les ponga un brazalete. En fin. ¡Basta ya de que una minoría se burle de la gente que cumplimos ética, moral, y legalmente con nuestras obligaciones! Rafa Nadal nos salvará. Ejemplo a seguir. Ha vencido y adelantado al gilipoyas deL serbio “YA-COVID”. Aquello de 2012 en que la Agencia Tributaria lo investigaba y le obligó a, ganándole la partida, eso ya…Acabo de escuchar y ver a Ferreras casi llorar con la hazaña; a un rotulista declararse (“RAFA NADAL: TE AMO”); y a un locutor de La Cope (de los Obispos) enloquecer. Los creyentes, a diferencia de los “negacionistas”, se han salvado. Respiran. Bendito sea San Juan Bosco.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Más en esta categoría: « La ciencia, prostituida Enamorados »

 

 

SUCESOS

SALUD