La ciencia, prostituida

Sábado, 15 Enero 2022 11:57

Recientemente, el editorial de una revista satírica se preguntaba qué significaba ser gilipollas. Afirmaba que era una palabra «de un cromatismo semántico dispar». En este caso se auto-reconocía la pedantería buscada. Venía a decir que cualquier indocumentado puede usar términos, o frases, o conceptos, para cualquier cosa. Un gilipollas cualquiera puede usar el término para evidenciar que él mismo es un idiota, gafe, ingenuo, pedante…Y, además, salirle gratis el uso. No tendría rubor alguno al ser identificado como tal. Incluso la usará lo mismo para un roto que para un descosido. Si ejerce de guionista, editor, presentador, tertuliano, articulista (o columnista) desde una posición de empleado dócil, algo vasallo, temeroso, sin ánimo de contradecir o contrariar a su jefe; y no digamos ya si lo hace por convencimiento: simplemente se le verán las costuras descosidas de la gilipollez de gilipollas.

En este periodo de pandemia sí/pandemia no, el término “Ciencia” se ha empleado sobre todo desde los púlpitos políticos y mediáticos (y cada día más), para justificar con ella inmensas gilipolleces, carentes de rigor científico alguno, pero que repetidas machaconamente para aparentar ser poseedores de las verdades que a otros les niegan, resultan rentables; calan. Creen que les salvan; que cuela en todas las mentes. Y no. Si cuestionas, pones en duda sus afirmaciones, sus noticias, sus fuentes y, sobre todo, sus argumentos para cada ocasión en función de la evolución de los acontecimientos, datos conocidos, evidencias, testimonios, contradicciones, etc., que ves que no están avalados por ninguna ciencia, sino más bien por intereses, objetivos ocultos, negocios, y utilizados por peones “bienpagaos”, “expertos” y “científicos”… pues lo tienes claro. Pasas a ser un proscrito, un antisocial, un enemigo de la ciencia. En fin: un negacionista, un “anti”. Y un gilipollas te considera, porque él/ella lo vale, un gilipollas (no sin dosis de tener mala sombra). Ellos (dicen) siguen, y se dejan guiar, por la ciencia. El diccionario Espasa la define como «conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios generales». El Método obligado, Tesis/Antítesis/Síntesis, debe poder ser replicado o repetido por otros científicos y llegar a los mismos resultados o conclusiones para ser aceptado como válido y digno de respeto. Cualquier ocurrencia no vale. Cualquier paso esquivado invalida cualquier síntesis. Y luego, eso sí, existe “la ciencia del caco, del palaciego, del hombre vividor”. Y la “ciencia” del Telediario, de la Moncloa, de la UE, o de la OMS.

Cuando la “ciencia oficial” solamente puede ofrecer un “cree” sobre que el afamado virus (o lo que finalmente sea) surgió de un traspaso de información genética entre especies (de animal a humana) en un mercado de; que sucedió allá en la “comunista” China con ganas de hacerse con el mundo entero en competencia con los Estados Unidos de América; o cuando la propia OMS se limita a ”avalar” (que no a aprobar) experimentos no contrastados por la ciencia… pues ocurre que la primera tesis falla para otros miembros de la “ciencia no oficial”; que la geopolítica es muy sufrida y difícil de escudriñar; y que la OMS resulta una “caguica” que teme le pidan responsabilidades, sabedora de lo que pudiera/está pasando. Se atribuye a RUDYARD KIPLING (Bombai, 1865) la frase« No admitas nada a priori si no lo puedes verificar». Estamos dando por buenas decisiones (y noticias) que afirman tener el respaldo de la Ciencia, cuando no son nada más que gilipolleces aireadas por gilipollas (claro, provenientes de servidores del orden establecido). Se dedican a señalar/estigmatizar/marginar a quien cuestiona las mismas, a quien, desde el comienzo, y a estas alturas, no tragan con ruedas de molino. Demasiada gente prostituyendo a la CIENCIA.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

 

 

SUCESOS

SALUD