25N contra la violencia sexual

Viernes, 19 Noviembre 2021 21:06

No conozco su nombre, sé que tiene 16 años y que la noche del 31 de octubre salió a divertirse con sus amigos a una discoteca, como hacen las adolescentes de 16 años. Cuando quiso volver a casa fue a coger un tren, pero nunca llegó a la estación. Un transportista la encontró en un polígono abandonada, inconsciente y llena de sangre. La habían violado y agredido al borde de la muerte, hoy se recupera en el hospital de graves secuelas físicas y psicológicas. Fue en Igualada, un pueblo de unos 40.000 habitantes, un tamaño similar al Puerto de Sagunto. Esa chica podría haber sido yo misma una de tantas noches que con 16 años salí a divertirme a pubs o discotecas del pueblo. Podría ser una de mis amigas, una prima, una vecina, podría ser cualquiera de las mujeres que me rodean.

Según datos del Ministerio del Interior, en 2021 las agresiones han aumentado en un 9,2%. Otro informe de la Fiscalía General del Estado señaló que los abusos sexuales cometidos por menores aumentaron un 20% de 2018 a 2019, con más de 1.300 casos registrados. El mensaje de esta agresión y otras tantas es claro: ‘mujer, ten cuidado, no salgas por la noche, no vayas sola’. Todas hemos sentido miedo al pasar por un lugar oscuro o acelerado el paso al notar a alguien caminar por detrás. La violencia sexual es, entre muchas cosas, una forma de negarnos el espacio público a las mujeres y coartar nuestra libertad, un recordatorio de que el dominio del espacio público es masculino y que nosotras debemos quedarnos recluidas en casa (y ejerciendo tareas de cuidados). Ante quienes dicen que la solución es que no vayamos solas o no salgamos de noche, les daré solo un dato: el 60% de la violencia sexual la comete alguien ya conocido por la víctima, un amigo, un familiar, la propia pareja, etc. No estamos a salvo ni dentro de nuestras propias casas. Padres, madres, no enseñen a sus hijas a tener cuidado, enseñen a sus hijos a no violar.

Es muy preocupante el retroceso que estamos viviendo en nuestros derechos y libertades, mientras que el discurso antifeminista campa a sus anchas en la política y los medios de comunicación. Miserables que niegan la violencia de género para negarnos a las mujeres nuestra condición de oprimidas y, por tanto, nuestra necesidad de organizarnos y luchar por nuestros derechos. Nos niegan a nosotras, nuestra experiencia vital y forma de habitar el mundo. Desde los parlamentos y las televisiones, la extrema derecha da alas a los agresores con discursos y políticas encaminadas a proteger el privilegio masculino heteropatriarcal por encima de mujeres y personas LGTBI. ‘No todos los hombres’ dicen, pero el 99,6% de las agresiones sexuales las cometen hombres. No son monstruos, ni demonios, ni psicópatas, son hijos sanos del patriarcado. ¿Hay hombres buenos, normales e incluso aliados de la causa feminista? Por supuesto. Sin embargo, si siempre los verdugos son los hombres y las víctimas somos las mujeres, ¿cómo no vamos a estar siempre en estado de alerta? Cualquiera en cualquier momento podría ser nuestro agresor.

Este 25 de noviembre, Día internacional contra la Violencia de Género, seguimos teniendo motivos para salir a las calles. Por las mujeres asesinadas, por las mujeres violadas, contra toda la violencia diaria que sufrimos. Ante la ofensiva machista que vivimos en estos días, la respuesta es más feminismo, más sororidad, más educación en igualdad. Combatir el discurso de la extrema derecha desde todos los frentes necesarios para poner freno a la ola reaccionaria que nace en las palabras y acaba en las agresiones machistas, LGTBIfóbicas o racistas. No dejen que les engañe el discurso que se limita al punitivismo cada vez que aflora un caso como el de Igualada, porque solo enmascara una resistencia absoluta a renunciar privilegios para avanzar en igualdad. Los datos y estudios que existen sobre el tema son claros: un endurecimiento de las penas no frena los delitos. Justicia sí, pero también educación formal e informal en igualdad y coto a los discursos de odio en todos los ámbitos.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Viernes, 19 Noviembre 2021 13:26
Más en esta categoría: « La revolución de los bollos

 

 

SUCESOS

SALUD