La Vieja Anormalidad

Viernes, 15 Octubre 2021 21:07

Conocemos casos cercanos en los que si te atienes a cómo y cuándo se han resuelto se puede sacar la conclusión de que la Sanidad Pública está en muy mal momento. No pretendo ser catastrofista, creo que donde hubo siempre queda, y existen ejemplos de buena gestión y buen hacer… todavía.

El modo más correcto para abordar este tema sería plantearse si se avanza o se retrocede, y, ahí, creo que todos estaríamos de acuerdo en que se retrocede. La velocidad del retroceso depende evidentemente de qué Comunidad Autónoma estemos hablando, puesto que son ellas las que gestionan la Sanidad, y no es lo mismo el vergonzante caso de Madrid, como nuestra Comunidad.

Hablemos de aquí. Nos puede despistar la buena noticia de que aquí ya no se cometen las barrabasadas que perpetraba el PP cuando gobernaba, y que algunas malas prácticas se han corregido; pero la realidad es que no se ha invertido la situación, simplemente se percibe una ralentización en la caída de la calidad del servicio.

Yo no soy un experto, hablo únicamente desde mi percepción, que es la misma o parecida a la que tienen la mayoría de los usuarios con los que suelo encontrarme. Por eso voy a poner un ejemplo concreto, de los varios de los que dispongo, y no lo haré de uno que me ha ocurrido recientemente, muy gordo, muy grave, que me ha podido costar la vida y en el que se puede hablar de grave error médico. Pero no lo utilizaré al tratarse de un caso excepcional, creo que muy poco frecuente, y, por tanto, no valido como ejemplo de un normal funcionamiento.

Utilizaré el caso de una persona muy cercana, un caso de los que hoy día se consideran frecuentes. El ¡¡12/4/2018!! su neuróloga solicitó un DATSCAN para el que aún hoy no tiene fecha. ¡Ojo al parche!: La neuróloga le dice que ella no puede reclamarlo, que lo haga él a través de la Oficina de Atención al Paciente. Allí le dicen que como la reclamación es para nuestro hospital de referencia, el Clínico, al no existir conexión por internet, lo tenía que hacer mandándole un e-mail a una amiga enfermera a ver que averiguaba. Días después, recibe una llamada del Clínico diciéndole que como el “aparato” lo tienen estropeado han enviado su solicitud a varios hospitales y que ya le contestará alguno… Después de tres años la verdad es que la cosa se va arreglando… su Parkinson puede esperar. La solución a esto es evidente y simple: hace falta más presupuesto, más personal sanitario y algo más de vergüenza.

Que no nos engañen y utilicen lo de la pandemia como excusa barata: de la falsa “Nueva Normalidad” estamos regresando a la verdadera “Vieja Anormalidad”.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Viernes, 15 Octubre 2021 17:09
Más en esta categoría: « Gobernar para todos ONGs »

 

 

SUCESOS

SALUD