Pilar se nos fue

Viernes, 23 Julio 2021 21:09

Se nos ha ido con 82 años después de una vida plena, dejándonos con un estupendo sabor de boca por la dignidad con que supo vivir y por todo lo que nos aportó con su ejemplo, tanto en su vida profesional como en lo social y por lo que conocemos de su vida privada. Nacida en la posguerra, la vida no fue fácil para ella, incluso hubo momentos en que las pasó canutas, tanto profesional como económicamente. También ganó aplausos y premios, el más grande según ella: sus tres hijos.

La prensa ha tratado el tema como siempre, unos alaban su vida y trayectoria y otros la ningunean o minusvaloran en lo posible. Nos tienen acostumbrados, así que lo vemos como algo natural.

Luego están los twiteros que, encubiertos con seudónimos y sin dar la cara, son capaces de alabar hasta asquear o echar mierda sobre cualquiera. Yo no suelo leerlos, y menos entrar en ese extraño mundo, pero hoy he leído un twit que me ha llamado la atención y que reproduzco en su integridad, incluyendo una evidente falta de signos de interrogación y otras pequeñas faltas.

El twit está firmado por avaa 1542 desde el Ferrol, y dice así: “Debe haber un error. Es imposible que esta señora comunista rancia, haya muerto en la Ruber, una de las clínicas privadas más caras de España. Mucha cháchara con lo público, pero para los demás. A mí deme lo privado. Allí no estuvo, por cierto, ingresada no hace mucho otra “muy pública” Carmen Calvo. O se predica con el ejemplo o si no se cae en la hipocresía, que abunda por cierto”.

Los que me conocen saben que siempre defiendo y respeto la honestidad de aquellos que, honradamente, expresan y dicen lo que piensan. Porque pienso así, deduzco que este ferrolano, aunque no dé la cara, honradamente dice lo que piensa. Y el hombre, aquí, comete el mismo error de siempre: confundir a los comunistas con los carmelitas descalzos. El carmelita hace votos de pobreza y el socialista o comunista lo que quiere es que se reparta la riqueza entre todos. El comunista pretende que no haya pobres mientras que el carmelita “disfruta” siéndolo. Tanto el uno como el otro viven en una sociedad capitalista, el primero pretende que los bienes se repartan, siendo su lema: dé cada cual según su capacidad, reciba cada cual según su necesidad. De ahí la coherencia de Pilar Barden. El carmelita en cambio, vive pendiente de salvar su alma, las cosas terrenales no le interesan.

Por eso los que dicen que Jesucristo fue el primer comunista no saben la estupidez que sueltan por su boca: es más que evidente que los países cristianos son los que más sañudamente persiguen a los comunistas.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Más en esta categoría: « ... y más ruidos ¿Cambio radical? »

 

 

SUCESOS

SALUD