¿Represalias postvacunacionales?

Lunes, 31 Mayo 2021 12:48

Si hace unos meses la pregunta recurrente cuando te encontrabas con un vecino por la calle, o conversabas telefónicamente con un familiar lejano, era “si te ibas a vacunar”, y si sabías “cuándo te iba a tocar “,  y ya buscando más precisión te interrogaban sobre la “marca” de la vacuna que te podría tocar, en la actualidad, la pregunta insidiosa, sin escapatoria (a no ser que seas un buen torero/a), es: “¿Ya te has vacunado; qué tal te ha sentado?”. Y es que ahora, la inmensa mayoría dan por supuesto que lo tendrías que haber hecho, y como deducción, que lo has hecho sí o sí, si ya te han citado en fecha determinada por un SMS. Les es inconcebible no haberte acogido a tales beneficios. ¿Cómo explicarles que no tienes por qué declarar sobre tus actos médicos?

La presión sobre las personas que, ejerciendo su derecho humano, han decidido con su criterio, acertado o equivocado, renunciar a ser vacunados por una cuestión u otra, sin tener que “ser” y ejercer de “antivacunas”, ser “negacionista”, “insolidario”, etc., comienza a ser insoportable. No es que venga esa presión, solamente, de los poderes y negocios interesados (que no me dirán que no existen), desde los Medios, con sus programas propaganda y sus tertulianos o plumillas (en general dóciles, porque bien informados si dependen de un contrato…), sino que provienen de los propios vecinos, amigos, familiares y demás elementos de relación que pueda tener una persona.

Teniendo la misma información que tú (o generalmente menos) respecto al tema de las vacunas (su gestación, experimentación, fiabilidad de los resultados, estadísticas de reacciones negativas, etc…) comienzan por un interrogatorio para “indagar” las razones porqué esas personas no se vacunan, “que mean fuera de tiesto”, y que tan “raritas” si muestran rechazando las bondades de la Ciencia que creen, les han dicho, infalible. En el fondo, lo que le están queriendo decir es que, desde ese momento, su vecino/a pasa a una lista negra (avalada por las autorizadas) de personas “peligrosas” para su bienestar y salud, merecedoras de no viajar, no entrar en sitios públicos, de ser tatuadas en la frente, forzadamente, con un sello inconfundible de su no solidaridad con el género humano tan peligrosamente expuesto a esta y futuras pandemias. Hasta ahora, si una persona no se vacunaba de la gripe, por ejemplo, no sufría esas presiones (pese a que cada año caían miles). Ahora, hay consecuencias sociales (y ya veremos si de otro tipo).

Y comienza el baile. Se emiten “certificados de vacunación” que señalan a los que no lo presentan; se empiezan a exigir pruebas para poder viajar; se preparan los Recursos “Humanos” de empresas y administraciones para cómo obligar a esas personas a “enseñar la patita” si quieren optar a un puesto de trabajo, etc. Ya figuras en una lista oficial que puede ser vendida a terceros, “jaqueada”, ofrecida al mejor amigo como un favor. 

Tengo delante de mí un recorte de noticia del “Diari de Menorca.info” en el que se informa de la apertura de expediente disciplinario a una doctora de un hospital público por unas declaraciones en contra de la vacunación realizadas en ese diario, lo que para el político sanitario de turno supone “una falta muy grave” (es gratis), está suspendida cautelarmente para seis meses, y se le endosan ya de paso (siempre lo hacen) otras supuestas faltas, en este caso sólo graves. “Deslealtad institucional” y “Desobediencia”. Lo típico tópico. Reconoce el político que las declaraciones de esa Doctora “han revestido credibilidad”, pero…La carta que como lectora publica la misma galena en el mismo diario el pasado 22 de mayo la encabeza con una frase de Rousseau: “Prefiero la libertad con peligro que la paz con esclavitud”; y habla del inútil “Juramento Hipocrático” (igual que la “Libertad de Cátedra”), del “Código de Núremberg”…Y se pregunta:  “¿Por qué las personas no firman un consentimiento informado antes de la inyección de un fármaco experimental genérico, si es obligatorio firmarlo según la deontología médica?”. Seguirá.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

 

 

SUCESOS

SALUD