Imprimir esta página
José Manuel Pedrós García

El cerebro

Viernes, 28 Mayo 2021 21:04

El cerebro humano es una de las máquinas más perfectas que poseemos, aunque, en realidad, sea uno de los órganos más desconocidos del ser humano. Sin embargo cada día son mayores las investigaciones que en torno a él se realizan, y eso, indudablemente, nos ofrece un grado de conocimiento cada vez mayor. Hay una afirmación, que mucha gente del gremio médico suscribe, que dice que, en realidad, sólo usamos un 10 % aproximado de nuestro cerebro, y eso nos ofrece, por una parte, un sinfín de posibilidades nuevas, y por otra, el tener por delante un tanto por ciento impresionante de futuros conocimientos. Pero esto, que se asume porque lo hemos oído muy a menudo, es algo que no sabemos qué grado de verdad o de falsedad esconde.

El cerebro es un órgano que centraliza la actividad del sistema nervioso y existe en la mayor parte de los animales. Se encuentra situado en la cabeza, cerca de los principales órganos de los sentidos como la visión, la audición, el equilibrio, el gusto y el olfato. Corresponde al encéfalo de los humanos y otros vertebrados y se subdivide en cerebro anterior, medio y posterior. En los animales invertebrados bilaterales, el cerebro se corresponde con una serie de ganglios alrededor del esófago, en la parte más anterior del cuerpo.

Desde un punto de vista biológico y evolutivo, la función del cerebro como órgano es ejercer un control centralizado sobre los demás órganos del cuerpo. Este control centralizado permite respuestas coordinadas y rápidas ante los cambios que se pueden presentar en el medio ambiente. Es el órgano más complejo, y en un humano medio la corteza cerebral se estima que posee unos 16 millones de neuronas, mientras que todo el encéfalo contiene 86.000 millones. Estas neuronas se comunican unas con otras a través de fibras largas de protoplasma llamadas «axones», las cuales llevan impulsos eléctricos denominados «potenciales en acción» a diferentes partes del cerebro o del resto del cuerpo.

Desde un punto de vista filosófico, lo que hace especial al cerebro, si lo comparamos con otros órganos, es que forma la estructura física donde está el correlato material de las diferentes actividades de la mente. Inicialmente se creyó que la mente debía separarse del cerebro, pero más tarde, los científicos, realizaron experimentos que llegaron a determinar que la mente era un componente en el funcionamiento del cerebro.

Los mecanismos por los cuales la actividad cerebral da lugar a la conciencia y al pensamiento son difíciles de comprender, a pesar de los numerosos avances científicos, por lo que el funcionamiento del cerebro sigue siendo un misterio. Los enfoques más prometedores piensan que el cerebro funciona como una enorme computadora biológica, totalmente diferente al mecanismo de las computadoras electrónicas, pero similar en el sentido de ir adquiriendo información del entorno en el que se mueve el individuo.

Sin embargo, a pesar de ser uno de los órganos más estudiados, se han desarrollado una serie de conceptos erróneos en torno al cerebro, que la sociedad ha ido asimilando como correctos, y uno de ellos es el mito que dice que los humanos sólo utilizamos un 10% de todo el potencial que el cerebro tiene; pero si fuera así, ¿qué podría hacer una persona que pudiera llegar a utilizar el 100% de su potencial? Casi es mejor no pensarlo.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Lo último de José Manuel Pedrós García