¡Resignación, hermanos y hermanas!

Lunes, 26 Octubre 2020 10:38

“La resignación es un suicidio diario”, lo dijo Píndaro. Lo traía en julio aquí en una anterior columna. Y lo repito ahora: diariamente nos resignamos. Nos hemos resignado. Y así evolucionan las cosas, en general; la pandemia, en particular. Y los centros escolares y sus agentes...encantados de la vida (si nos atenemos a las muestras). Y, si no fuese así, a la resignación tendríamos que añadirle la cobardía y el temor. Lo contrario sería aceptar la co-participación, la complicidad, la ejecución, reclamando “la heroicidad” y “la valentía” como valores a ser reconocidos por la sociedad para todos los agentes implicados en el Servicio Público de Enseñanza Obligatoria. El caso es que, desde el 7 de septiembre, nos dicen, el Covid19 no ha tenido incidencia significativa alguna en los centros escolares. Si hay “consenso” por mí... (Ahora comienzan a hablar del 6%).

Hoy, cuando escribo estas quinientas palabras, tenemos de facto un “Toque de Queda” (sin tanques) en la Comunidad Valenciana; y quizá, también, ya esté aprobado en Consejo Extraordinario de Ministros el nuevo “Estado de Alarma”. Es domingo, temprano, y hemos dormido una hora más. Visto lo visto, y señalados los culpables, era lo que seguía como “ineludible” adoptar al Sistema y sus gestores. Sin embargo, hay cosas que “no se tocan”: los colegios, a día de hoy, no se tocan; y para ello, lo primero es no hablar de los mismos. Lo resaltaba anoche un tertuliano, doctor (algo que era y es evidente). También, en su momento dije aquí que “Le era necesario al engranaje, pese a todo, que los niños y niñas tuviesen que volver a una Escuela cada vez más alejada de lo que fueron las ilusiones y luchas por dignificarla”. Me duele reconocer que no le ha interesado, solo, al “engranaje”, sino que ha interesado a los padres, a los docentes, a personal vario... y a los negocios.

A mí, a parte de la salud física de los niños y niñas de la enseñanza obligatoria, _que me preocupaba, claro, porque además me afectaba de cerca y muy directamente_ , también remarqué aquí que la “salud mental” de los mismos era algo que “No quisiera que mis nietos, y ningún niño o niña, tuviesen que vivir la tesitura escolar en que los han colocado, y que ya ha comenzado antes del día 7 en la CV, llena de instrucciones, aleccionados, precauciones y temores...”. Ahora hay que añadirles el frío. Pues bien. Aquí no ha pasado nada dos meses después: todos sanos y todos equilibrados. Ningún afectado. Perfecto. ¿Para qué entrar en nada más? Resignación, hermanas y hermanos.

Reconozcamos la diligencia y rigor de los gestores en su afán de renovar votos. Aplaudamos la valentía y la heroicidad de los docentes que, entre otras cosas, han visto que han seguido cobrando _y consolidado en bolsa_, y no se han reducido sus ingresos (ni en los Complementos), que temor había. Demos la enhorabuena a los padres/madres y tutores legales que decidieron llevar a sus hijos e hijas al cole (más allá del imperativo legal) para poder trabajar, conciliar, aparcar y darse un respiro humano. Señalemos a los agoreros, amargados, cansinos y tocapelotas para que rabien: nunca van a conocer los datos de la realidad, ni van a conseguir los datos de la evaluación de, en qué grado, todo esto ha afectado y está afectando a la salud mental y emocional de los alumnos y alumnas; a la enseñanza, a la educación y a lo colectivo. No hace falta que nadie me recuerde “que van muy contentos al cole”.

Primer día en que se ha iniciado en “Toque de Queda”. Nada igual desde Milans del Bosch en Valencia. Tocados hemos quedado, sin más. Cuando cierro esta columna leo que una portavoz de una C. Autónoma se plantea si los centros docentes todos se han de...


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

 

 

SUCESOS

SALUD