El Rey

Viernes, 02 Octubre 2020 19:06

El reciente acto de entrega de despachos de los futuros jueces, que tradicionalmente se realiza en Barcelona, por estar allí ubicada la Escuela judicial, por primera vez en veinte años no ha sido presidido por el rey sino por Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo de España y del Consejo General del Poder Judicial.

Fuentes del órgano de Gobierno de los jueces han declarado que Felipe VI aceptó en un primer momento la invitación, que como todos los años se le dirigió para participar en la ceremonia. Sin embargo, más tarde, se recibió una comunicación de la Casa Real en la que se informaba que no asistiría, sin dar más explicaciones. La ausencia del rey sin una justificación ha causado malestar entre la asociación de fiscales y jueces, sobre todo cuando se filtró que el monarca había hablado telefónicamente con Carlos Lesmes, y le había dicho que a él le habría gustado presidir dicho acto. Algunos apuntan al Gobierno como responsable de esta decisión, y esto ha suscitado controversias entre los que ven bien que el gobierno haya influido y los que no lo ven así, máxime cuando el monarca se había decantado, indicando cuál era su posición. Sin embargo, a última hora del pasado viernes, fuentes de la Casa Real desmintieron a través de un comunicado que la conversación entre Felipe VI y Carlos Lesmes se produjera en aquellos términos, y han tratado de rebajar la tensión con el Gobierno tras las críticas recibidas por parte del ministro Alberto Garzón y del vicepresidente Pablo Iglesias.

En las redes sociales se han visto proclamas con la foto del monarca en las que se indica «Viva el Rey», lo mismo que proclamaron muchos de los futuros jueces al finalizar el acto de entrega de despachos, y algunos han subrayado que los que pregonan esto son los mismos que gritaban antes «Viva Franco».

Una parte de los españoles está a favor de la monarquía (es evidente), pero hay otra parte importante que está a favor de la República, y aún hay una tercera que indica que si sus impuestos (o una parte de ellos) no van a parar a la Casa del Rey irían al presidente de la República, que al final sería lo mismo. Pero, en realidad, no es lo mismo, porque un presidente de la República sería elegido por el pueblo, y el rey no lo ha sido. Tampoco nos iba a costar lo mismo (sólo el viaje de novios del actual monarca costó un millón de euros), pues mantener la casa real no iba a ser lo mismo que mantener a un presidente republicano.

Los que están a favor de la monarquía dicen que el rey sí que fue elegido por todos los españoles que votaron a favor de la Constitución en 1978; pero, por una parte, el rey formaba parte del paquete constitucional, y no se podía eliminar, y por otra, todos esos que ahora tanto apoyan a la Corona fueron precisamente los que en su día votaron en contra de la Constitución o se abstuvieron.

En la actualidad, hay muchos de estos que no habían nacido, o eran menores de edad en 1978, con lo cual no pudieron votar, ni a favor ni en contra, pero sí se puede decir que son sus herederos (biológicos o políticos), y por lo tanto no son los más indicados para dar su opinión.

En fin, este es un tema que da mucho para hablar. En algún artículo anterior ya he trazado alguna pincelada al retrato de Su Majestad, y seguramente en algún artículo posterior siga dando más pinceladas, porque terminar el retrato del heredero del emérito, o de lo que representa, será todavía una cuestión de mucho trabajo, de muchas pinceladas y de muchos matices. Hay muchas sombras y algunas luces que habría que ajustar, aunque el color es una amalgama difuminada de azules y rojos, y ya sabemos que la combinación de ambos colores da como resultado el morado, algo que muchos detestan del cuadro, pues sospechan (lo cual habría que demostrar) que puede parecer casi un retrato en blanco y negro, como el que nuestros antepasados tenían de su España, esa España a la que nadie desea regresar.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Lo último de José Manuel Pedrós García

Más en esta categoría: « El otoño Respeto »

 

 

SUCESOS

SALUD