La espera

Viernes, 28 Junio 2019 14:57

Es posible que el próximo viernes, cuando este artículo se publique, las cosas se hayan definido y no se cumplan mis “profecías”, pero hoy por hoy estoy bastante seguro de una cosa: Sánchez no va a ceder ni un solo ministerio a Unidas Podemos. Verán que no me equivoco. De lo que no estoy tan seguro es que Iglesias no ceda ante la tremenda presión externa e incluso interna que le están haciendo soportar para que le regale a Sánchez por la cara sus cuarenta y dos escaños.

El lunes pasado en el programa Al Rojo Vivo mientras se hablaba de este tema permanecían rotuladas estas palabras. “Iglesias no recula y Sánchez sigue a la espera”. ¡Asombroso! El mundo al revés. La lógica nos dice que el interesado en conseguir apoyos es el candidato a Presidente y es Iglesias el que estaría a la espera de que Sánchez le conceda alguna modesta pretensión a cambio del fruto de tres millones y medio de votos. Pero no. Los mass media han decidido que debe ser Iglesias quién se haga el hara kiri a cambio de nada y que el papel de Sánchez es esperar del “patriotismo” podemita otro regalo como aquel que le convirtió en Presidente en una reciente moción de censura.

Pero esta vez Iglesias ni puede ni debe ceder. Y eso por dos razones: La primera porque equivaldría a tirar a la basura los votos de la izquierda y la segunda porque si hace eso, si cede, equivaldría a firmar la defunción de su partido.

La solución para Sánchez (y para el Ibex 35) sería que a Rivera se le curase la insolación que le ha trastornado últimamente e hiciese que Ciudadanos volviese a aparentar ser una derecha centrada y moderada. Así, no habría ninguna pega para que las dos “derechas moderadas” formasen rápidamente gobierno una vez firmados los mismos doscientos puntos programáticos que ya firmaron una vez.

Esa sería la solución para el PSOE, pero también para Unidas Podemos, porque así y sin romperse más, quedarán a la espera de otras elecciones donde, quizás, aquellas personas con sensibilidad de izquierdas sean capaces de reflexionar para qué sirve y donde nos lleva votar a partidos socialdemócratas. Para Ciudadanos sería también la solución porque en su empuje suicida hacia la extrema derecha ha dejado libre, a merced del PSOE, todo el enorme espacio que representa el centro derecha, tanto que, si se repiten elecciones (cosa bastante probable) Sánchez podría ganar por goleada.

¿Y el Ibex 35? En cualquier caso contento, va a ganar, sin dudas. Solo les puede preocupar una cosa: si Iglesias no cede, no será en esta ocasión cuando acaben con Unidas Podemos. Pero ellos son pacientes y saben esperar.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Más en esta categoría: « Las energías ¡Bravo Cristina! »

 

 

SUCESOS

SALUD