Mundos paralelos

Viernes, 15 Febrero 2019 15:00

Todos nacemos con la capacidad de fantasear, de imaginar, de soñar, de crear mundos paralelos al nuestro. Pero la sociedad en la que vivimos, poco a poco, de una manera más o menos lenta, pero progresiva, nos va adiestrando en todo aquello que conviene socialmente, con el fin de anular nuestra mirada crítica, y nos convierte en elementos educados y sumisos, que aceptan las normas sociales como algo necesario, como si fueran parte de un legado que debemos mantener para que el equilibrio no altere el buen funcionamiento de esa sociedad.

Afortunadamente, algunos individuos no mantienen ese adiestramiento estricto, no aceptan las normas impuestas sin más, son capaces de expresar una opinión crítica con todo aquello que es mejorable, son capaces de velar por aquellos sobre los que el infortunio se ha cebado, pretenden que la sociedad cambie para apoyar a aquellos que más lo necesitan, y su capacidad de fantasear permanece inalterable, como algo inherente a una vida que no se resigna a ver sólo la realidad. Los poetas, los pintores, los músicos, los artistas en general, pero también algunos científicos «locos» se rebelan constantemente contra esa sociedad estricta, adiestrada y sumisa, en la que les ha tocado vivir, y con su fantasía y su arte (o su ciencia) construyen esos mundos paralelos, mundos que aspiran a ser más igualitarios, más equitativos, más justos, más solidarios, mundos que al final son los que nos sacarán del hastío que nos envuelve a menudo, haciendo que el progreso real, y no sólo el tecnológico, triunfe sobre lo cotidiano y lo inherente a esa sociedad manipuladora y reaccionaria.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Lo último de José Manuel Pedrós García

Más en esta categoría: « Alfas La bondad »

 

 

SUCESOS

SALUD