Migrantes

Viernes, 15 Junio 2018 13:39

El Gobierno italiano amenazó no hace mucho con cerrar sus puertos a los barcos con migrantes, y esta amenaza empezó a hacerse realidad al no dejar que desembarcara en ningún puerto italiano la nace «Aquarius», con 629 migrantes a bordo, entre ellos 123 menores y siete mujeres embarazadas, rescatados en el Mediterráneo de las pateras en las que viajaban. El titular de infraestructuras, Banilo Toninelli, conjuntamente con el Ministerio del Interior, tomaron la decisión, pretendiendo presionar a Malta para que se hiciera cargo del barco. Un portavoz maltés rechazó esta opción enseguida, indicando que eso no era un problema de su competencia, algo que podía dar lugar a una crisis humanitaria al no haber alimentos suficientes en el barco para que los migrantes pudieran subsistir.

Pedro Sánchez dio instrucciones para que España cumpliera con los compromisos internacionales en materia de crisis humanitaria, y anunció la acogida en un puerto español del barco «Aquarius».

El presidente español señaló que el destino de este barco sería el puerto de Valencia, previa coordinación con la Generalitat Valenciana y Naciones Unidas.

Ya ha habido contactos entre el Gobierno central y la Generalitat Valenciana para cerrar el ofrecimiento, y la vicepresidenta, Carmen Calvo, ha hablado por teléfono con el president Ximo Puig para ultimar detalles.

Joan Ribó, alcalde de Valencia, también mostró en nombre de la ciudad la «predisposición para acoger a las 629 personas desamparadas a bordo, tras recordar que la suya es una ciudad solidaria». «Huyen del hambre —dijo—, de la guerra y la miseria. Si podemos, evitaremos más muertes. Por eso he hablado con la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, para preparar un dispositivo de acogida que sea lo más rápido posible».

«Es necesario recordar —agregó— que once comunidades autónomas firmaron un manifiesto liderado por la Comunidad Valenciana, pidiendo al entonces presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, la implicación en la acogida de personas. Los valencianos somos personas empáticas con el sufrimiento de los otros», y recalcó que el pueblo valenciano «quiere impedir más muertes en el Mediterráneo».

Quizá, cuando vea la luz este artículo esté ya desfasado, o quizá el barco atraque en otro puerto más cercano a su trayectoria. Da igual, lo importante es que el problema se haya solucionado, o se solucione, positivamente para esas 629 personas; pero sobre todo esperemos que la comunidad internacional, lejos de populismos y de intentar captar votos con sus acciones, sean solidarios con los más desahuciados y acojan a los migrantes sin ninguna exigencia a cambio.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Lo último de José Manuel Pedrós García

 

 

SUCESOS

SALUD