Moción de censura

Viernes, 08 Junio 2018 15:10

Era inevitable. Era algo que se veía venir. Tras la sentencia condenatoria al PP por el caso Gürtel, la consecuencia lógica era presentar una moción de censura contra Mariano Rajoy, y lo más lógico era también que ésta prosperara. Nadie, salvo los propios diputados populares, estaba en condiciones de mostrar su apoyo al presidente Rajoy. ¿Quién lo iba a hacer?, ¿quién iba a mostrar su apoyo a la corrupción? Creo que ningún español, en su sano juicio, dejaría de aprobar una medida de censura así, y la moción ha prosperado con 180 votos a favor, 169 en contra y una abstención, todos lo sabemos. Mariano Rajoy, finalmente, no ha dimitido: No ha tenido el coraje o la valentía de hacerlo, y ha preferido que sea la cámara quien lo eche, a renunciar al sillón de Moncloa en el que se encontraba tan cómodo, con su puro después de comer, sin preocuparse demasiado por los problemas de los españoles, aunque dijera lo contrario.

Parecía que el PP estaba viviendo hasta ahora en una burbuja de cristal y que nada exterior podía dañar su estructura. Todos los casos de corrupción eran, simplemente, como gotas de lluvia más o menos densas que, como mucho, arañaban la superficie; pero ha llegado la sentencia del caso Gürtel como una potente granizada que por primera vez ha dañado seriamente su cúpula de cristal.

Ahora sólo hace falta que el diálogo regule las instituciones; que los políticos dejen que sean los tribunales los que marquen las sentencias correspondientes, sin interferir en ellas y sin oponerse; pero que la política siga siendo el arte que trate del gobierno y la organización de la sociedad, o la ciencia del gobierno de los asuntos que afectan a un país, y no lo contrario; que se tomen las medidas necesarias para que la corrupción deje de ser una lacra; que la legalidad esté por encima de cualquier otra cosa; y que se establezcan las condiciones necesarias para que el problema catalán deje de ser un problema porque los independentistas, conjuntamente con los que no lo son, no condicionen los ánimos de nadie ni quieran minar sus conciencias, sino que, codo con codo, trabajen por el progreso, la solidaridad y la libertad de sus gentes.

Es importante que todos recobremos el optimismo político para las próximas elecciones; que todos nos sintamos cómodos en nuestro país; y que nuestros gobernantes sean los que siempre hemos deseado, porque trabajen para el conjunto de la sociedad y no sólo para sus amigos y para los que comparten su ideología.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Martes, 12 Junio 2018 10:24

Lo último de José Manuel Pedrós García

Más en esta categoría: « Inquietudes Migrantes »

 

 

SUCESOS

SALUD