Europa premia el escrache

Jueves, 13 Junio 2013 13:34

Aunque formamos parte del mismo continente, las diferencias entre España y los países de la Unión Europa siguen siendo abrumadoras. Fíjense, mientras aquí los grandes partidos no se atrevían a modificar la Ley Hipotecaria Española, por si acaso la banca se molestaba, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea declaraba abusiva esta ley. Curioso, ¿eh? Este tiempo atrás, los más altos dirigentes del PP, el aparato mediático a su servicio y sus tertulianos a sueldo, nos han presentado machaconamente a la Plataforma de Afectados por las Hipotecas y a su cabeza visible, Ada Colau, como proetarras, nazis, violentos y filo terroristas, entre otras lindezas de parecido trazo. Y todo, por cuatro escraches mal organizados frente a domicilios de destacados dirigentes del partido conservador. Sin embargo, el Parlamento Europeo le ha concedido el premio Ciudadano Europeo 2013 a este movimiento social que lucha contra los desahucios y reivindica la dación en pago. Chocante, ¿verdad? En la Europa de larga tradición democrática imperan otros valores, por eso la visión es bien distinta.
 
No hay que perder de vista que la mayoría del Parlamento Europeo la ostentan tres grupos políticos de corte liberal conservador. Es decir, que no son de izquierdas ni progresistas. Lo aclaro, porque, como la institución europea queda tan lejana, es fácil que se desconozca la tendencia ideológica dominante en este órgano. Lo que ocurre en España es digno de estudio, puesto que la política se ha escorado tanto a la ultra derecha, que cualquier acción civil parece de extrema izquierda. Hasta tachan de rojos a medios de comunicación como la Ser o El País, claramente liberales, que, además, son propiedad de importantes bancos y fondos de inversión. Insólito. Mientras en España no exista un partido de extrema derecha, como, por ejemplo, en Francia, y los ultras sigan atrincherados en el seno del PP, todo indica que los populares continuarán avanzando por esa senda. Preocupante, muy preocupante, porque España necesita un partido liberal de corte europeo, moderno y sin rémoras del pasado.
 
Que la cúpula del PP haya tratado de linchar socialmente a la PAH, y ahora, desde la institución europea, se le conceda este galardón al movimiento que lidera Ada Colau, la verdad es que deja en una posición un tanto ridícula y patética a este grupo de dirigentes populares, a todas luces intolerantes y extremos, que confunden la democracia con el ejercicio de ir a votar cada cuatro años. Y es que, claro, como la mayoría de estos cargos ya tenían a sus ascendientes ocupando poltronas en el régimen totalitario del General Franco, tienen tan poca tradición democrática que es natural que crean que la democracia se limita a que la plebe vote cada 4 años. Pero la democracia es algo mucho más participativo y bien distinto a lo que hay instaurado en España. Tanto, que, en un país serio y auténticamente democrático, todos los implicados en casos de corrupción ya hace tiempo que habrían dimitido o los habrían echado, sin perder de vista que otros muchos estarían en la cárcel. Pero aquí, los terroristas, los nazis y los violentos, son los que luchan contra las injusticias sociales, mientras que los corruptos, los que se lo han llevado crudo, en definitiva, los que han esquilmado el país se han ido de rositas, muchos de ellos en coche oficial y con escolta, por si acaso les montaban un escrache improvisado.
 
Aunque no ha quedado aquí el tema, acuérdense de que la PAH presentó ante el Congreso de los Diputados una Iniciativa Legislativa Popular (ILP), avalada por  1.500.000 firmas. ¿Qué pretendía la PAH con esta acción?, pues, entre otras cosas, que se incluyera la dación en pago en la revisión de la obsoleta y abusiva Ley Hipotecaria Española. Revisión que, dicho sea de paso, vino forzada por el pronunciamiento del referido Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Pero, el Gobierno y el grupo parlamentario que lo sustenta, se negaron a incorporar en la modificación del texto legal la reivindicación de la PAH. No querían importunar a la banca.
 
Uno de los argumentos que ofreció en su momento el parlamentario popular, don Vicente Martínez Pujalte, para justificar la postura del PP, sintetiza de forma clara lo qué pensaba el ejecutivo popular ante esta cuestión: «Cuando un señor ha firmado una hipoteca, sabía lo que estaba firmando, y lo que pasa es que asumieron un riesgo en la valoración de un piso que hoy vale menos y les vendría mejor dar ese piso en dación de pago y comprarse otro». Pero, miren ustedes por donde, ahora es el Parlamento Europeo, menos lacayuno ante el poder financiero español, el que aprobó el pasado día 11 el documento por el que se insta a los gobiernos, entre ellos al nuestro, a que incluyan en la normativa la dación en pago. La medida salió adelante con los votos a favor de 318 eurodiputados, mientras que se pronunciaron en contra 269 y se produjeron 52 abstenciones.
 
En fin, que España es diferente, como ya decía acertadamente don Manuel Fraga Iribarne, que, como le cabía el Estado en la cabeza, lo conocía mejor que nadie. Aquí, los políticos se dedican a lo suyo, a defender sus habichuelas y sus múltiples privilegios. Es triste y miserable, pero es tan real como la vida misma. Los ciudadanos ya hace tiempo que se han dado cuenta de que el sistema que se puso en marcha después de la muerte del Generalísimo ha llegado a donde tenía que llegar, es decir, que no da más de sí. Está completamente agotado. Esa desconfianza en las instituciones es, precisamente, la que ha potenciado el nacimiento de movimientos sociales como el 15-M o la PAH. No es que la política sea el problema, claro que no, pero todo este tinglado tendrá que cambiar mucho para que los españoles vuelvan a confiar en los partidos políticos y sus dirigentes. Por ahora, lo único sobresaliente es el servilismo de los grandes partidos hacia el poder económico y la corrupción generalizada, de la que pocas instituciones se escapan. Hasta la más elevada tiene un caso bien sonoro y escandaloso en sus aledaños. Así va el país.

Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Viernes, 14 Junio 2013 00:43

Lo último de Ignacio Belzunces Muñoz

 

 

SUCESOS

SALUD