España es diferente

Domingo, 23 Diciembre 2012 11:45

Este país no tiene arreglo. El informe de Greenpeace: «Amnistía a la destrucción, una investigación sobre los intereses privados detrás de la reforma de la Ley de Costas», pone al descubierto cuáles son las auténticas motivaciones de la revisión del citado texto legal que ha puesto en marcha el Gobierno de España. Tras una primera lectura del mencionado documento, se ve con claridad meridiana que no se trata de algo inconsistente, sino de un trabajo muy documentado, como lo acreditan las numerosísimas referencias que, a lo largo de todo el informe, figuran a pie de página. Si le echan un vistazo, comprobarán que los nombres que aparecen son de gente muy relevante, desde el señor Matutes, aquel que fue ministro de Exteriores en el primer Gobierno de Aznar, hasta Ignacio López del Hierro, nombre que, seguramente, no les dirá nada, pero si le añadimos que se trata del esposo de María Dolores de Cospedal, ya queda todo mucho más claro, ¿verdad?
 
Al final, la conclusión es bien sencilla: no hay nada como pertenecer a la órbita de poder y tener capacidad de influencia en el Consejo de Ministros para que a uno le hagan un arreglo a medida. Aunque, según este informe, el primer beneficiado de esta reforma de la Ley de Costas va a ser el propio ministro del ramo, señor Arias Cañete, que con esta actuación también defiende intereses propios y de la familia. Supongo que todas las afirmaciones que se realizan en este interesante trabajo de la organización ecologista serán absolutamente verídicas, porque, en caso contrario, ya les habrían llevado a los tribunales todos los peces gordos que en el citado dossier aparecen.
 
Decía al principio que este país no tiene arreglo, aquí, después de más de tres décadas de democracia, han cambiado pocas cosas, los negocios se siguen realizando en el palco del Bernabeu y en las cacerías, como bien refleja la excelente película de Berlanga: La escopeta nacional. Es lógico que todo esto sea posible en una democracia tan poco transparente, y es que la opacidad parece fundamental para que la corrupción se instale en la mayoría de los estamentos del país. Por otro lado, tampoco debe de extrañar que estas cosas sucedan en un sistema político como el español, que es la consecuencia de la reforma del régimen anterior, donde los buenos negocios se hacían al abrigo de los favores políticos, aunque, entonces, no era como ahora, puesto que la corrupción, por no ser necesario, no estaba democratizada. De todos modos, en lo esencial las cosas apenas han cambiado, quizá, el único cambio lo podemos encontrar en que ahora Greenpeace emite un informe, dando pelos, señales, nombres y apellidos, y no meten a nadie en la cárcel ni fusilan a sus autores al amanecer, que es lo que ocurría en el régimen fascista del Generalísimo. Es verdad que se ha avanzado, pero poco, por menos de esto, el señor Arías Cañete ya habría dimitido en cualquier países europeo de los serios, pero ya se sabe que, como decía don Manuel Fraga Iribarne: «España es diferente», y tan diferente.
 
@I_Belzunces

Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Domingo, 23 Diciembre 2012 12:14

Lo último de Ignacio Belzunces Muñoz

 

 

SUCESOS

SALUD