Alejandro Mayordomo Buendía

Alejandro Mayordomo Buendía

Diplomado en Magisterio por la E.U. de Magisterio de Cheste, recaló en estas tierras, procedente de la Meseta, Cuenca (1954-Para rato) con catorce años (su padre y madre buscaban sustento). Seminarista desengañado; estudiante activo en los estertores del franquismo; militante comprometido con causas imposibles. Como docente funcionario recaló en este Municipio en el curso 1987-88, en el Baladre, de buenos recuerdos(21 días de huelga para dignificar la profesión). Desde 1992-93, suprimido por descenso de natalidad, recaló en otro centro público porteño. Hasta hoy, y hasta la jubilación (o el aniquilamiento). Su mayor mérito: haber sido tutor de unos 265 infantes, apoyo para otros 200, y profesor de EF para casi 200. Todo ellos, hoy, vecinos de El Puerto, desde los 5 a los 29 años ¡casi ná!.

Lunes, 15 Julio 2019 11:32

SELECTIVIDAD, en entredicho

Print Friendly, PDF & Email

Atemos la morcilla por el primer extremo. Me niego a entrar en una comparativa entre centros docentes locales de secundaria que han presentado alumnos y alumnas a la PAU 2019 (conocida también como “selectividad universitaria”). Desde 2010, con un sistema “nuevo”, que implica criba, selección, barrera, hándicap para poder tener acceso a una plaza en la Universidad española, y por ende, valenciana. Con ponderación (discutible y discutida) de la media de expediente y resultado de la prueba específica; ordenando a los aspirantes para el rezo y la incertidumbre de si, la oferta y la demanda, se alinean para que, con su “nota de corte” supera, (“les llega”, “les es suficiente”, “burla”) todos los obstáculos, y entra. En primera instancia y preferencia: pretendo ser médica/o. Y estoy dispuesto, en quinta instancia y resignación a aspirar a ser filósofo/a.

De los seis centros locales que han presentado aspirantes (247 alumnos/as), cinco son de titularidad pública, y uno concertado privado. Digamos que, cuatro actúan en el núcleo “porteño”, y dos en el “romano” (con cariño). Con diferentes, claro, número de presentados, variando en función de su oferta que ofrecen y demanda que reciben. Parece ser que han superado barrera doscientos cuarenta y siete (247), lo que supone el 90,36 % (según mi calculadora, y la precisión en facilitarle los datos). En la Comunidad Valenciana, se presentaron 18.044, y la pasaron 1747,1 nerviosos/as aspirantes, lo que supone el 96,68 %. Ineludible comparación, lo sé. Las conclusiones de los datos, como dice una plasta periodista televisiva “guay”, son suyos. Los datos de cada centro, entre centros locales, publicados en la prensa, sacados de los datos oficiales, se lo dejo a otros, con más información y más función social (y tal vez conocimiento, obligación y responsabilidad) para adentrarse en los mismos. Nada, por cierto, he podido leer en la prensa local/comarcal.

Sin duda, por diversas causas, razones, hechos, e intereses, ha sido una selectividad polémica. El presidente de la Generalitat ha llegado a hablar de “escabechina”. El Conseller, por contra, habla de “normalidad absoluta”, con dos cosillas que se pueden coordinar mejor, teniendo en cuenta “los diferentes currículos autonómicos”. Los alumnos y alumnas, en 180.000 a nivel del Estado, han recogido firmas y las han presentado al Gobierno para que dichas pruebas tengan carácter estatal, iguales para todos. Las redes sociales han echado chispas. Se habla de la “peor nota” en los últimos años. Las matemáticas han alcanzado el grado de patito feo; de diana. Se han atrevido algunos a establecer la diferencia entre la nota de expediente de cada alumno, y lo que ha sido capaz de sacar en las pruebas concretas. En general, en los comentarios, constato que “inflar las notas” en los expedientes del bachillerato es obra mayoritaria de agentes de la pública, frente a otros que señalan a los negocios de la privada el mismo proceder. El profesorado, todo, por medio.

Cerremos atando, la misma morcilla, por el otro extremo. En un contexto manipulado, con intereses muy fuertes, con carreras organizadas, con ranking propagandísticos, con celos y recelos, con competitividad asumida, el que entre los 50 primeros de la lista no se incluya ninguno de los seis centros locales no debe preocupar. Casi todo es mierda, que ahora sale por los colectores de las playas, de depuradoras que no depuran, y así. Para continuar con más incertidumbres. Menos mal que el “Music Port Fest” iguala a los jóvenes. Y que, como apunta Bauman estos días, “en el mundo actual todas las ideas de felicidad acaban en una tienda”.

Print Friendly, PDF & Email
Lunes, 08 Julio 2019 19:14

Curso escolar finiquitado

Print Friendly, PDF & Email

En condiciones normales, si todo hubiese ido según los previsto, el día 31 de agosto de 2019 terminaría mi vida profesional y acabaría mi condición de funcionario docente, pasando a cobrar de la mutualidad de tal, ya como jubilado. Por tanto, este curso escolar 2018-19 hubiese sido el último; ahora mismo (pese a lo que digan los docentes de la pública) me encontraría de vacaciones de hecho, como el 90 % de ellos, y me encontraría de cenas y comidas, alternando con la ordenación de los recuerdos. Aquello que comenzó en 1985, y que me llevó al Puerto de Sagunto desde el 1 de septiembre de 1977, en el siglo pasado, en donde hubiese acabado. No pudo ser.

Este curso escolar finiquitado ha sido de todo menos bueno. De escaso aprovechamiento. De raquíticos o nulos avances para una enseñanza democrática (creo que se ha retrocedido) y respetuosa con los derechos a los que se venía a auxiliar; protegida de intereses externos, y vacunada contra las hipotéticas novedades pedagógicas, los gurús, las acometidas buscando réditos, y los experimentos líquidos y gaseosos. De mantenimiento de los privilegios de concertados y privados. De la desigualdad real, continuando la enseñanza pública siendo el patito feo del cuento. Del galimatías legislativo, el desbarajuste, la rectificación resolutiva. De las mil lenguas y ninguna era buena. Del aumento de la burocracia y la tardanza en resolver, pese a tanto adelanto informático. Del mantenimiento, todavía, de barracones y amiantos. De órganos cada vez más callados, silenciados y silenciosos. De la Evaluación menos creíble. De la formación menos formativa, de mero trámite. Del aumento del acoso escolar y del profesor quemado. Por no seguir.

Ha coincidido, además, con el fin de Legislatura, y por tanto, con cuatro años en el que el devenir político, los socorros mutuos, los cambalaches, colocaron al Sr. Marzà -ese nacionalista prepotente y sectario- haciendo tándem con el Sr. Soler -socialista dócil y comodín-, ambos sindicalistas al frente de la Conselleria de Educación y añadidos, con un presupuesto a ejecutar, pese a la financiación “injusta” (dicen) de cinco mil millones. Que junto al resto de peones colocados, los colaboradores necesarios, los callados tácticos, los subvencionados, los pactistas, etc., han venido, ejecutando unos, y tapando otros, políticas alejadas de lo que de ellos se esperaba, convirtiendo la gestión en un fiasco. Han provocado miles de enfados, desasosiegos e incertidumbres. Docentes malhumorados, dejándose llevar, rezando porque su suerte no empeorara. Lejos han quedado aquellas expectativas de cambio real, de avance significativo, de mimo a lo público, de reversión, de transparencia, de tacto, de comprensión, de potenciación frente a. Es verdad que el marco estatal condiciona, pero no les he visto batallar para su derribo o cambio, sino que más bien les he visto aprovecharse de él, recurriendo al mismo cuando pintaban bastos, para justificar lo injustificable. En fin: han sido rectificados en los juzgados más de treinta veces. ¿Qué ha habido más plantilla? Quizá. Pero a cambio de precariedad, de contratación en Fraude de Ley, de menor retribución salarial real. La red de libros, el plan Edificant, las unidades de 2 a 3 años, y otras realidades vendidas como motos y panaceas, no permiten, por el espacio, abordarlas aquí y ahora. Y de nuevo, los deméritos de otros les vuelven a colocar al timón de la enseñanza pública en la CV. Repiten.

Mejor ha sido, visto lo visto, que no se haya aprobado una nueva Ley de Educación de la Comunidad Valenciana. Ni un nuevo ROFC (Reglamento Orgánico y Funcional de Centros). Ni una nueva Ley de la Función Pública. Todo puede ir a peor.

Y concluyo. Espero, desde ahora en adelante, ser más regular en esta columna -dejando la mentalidad de blog- y ajustándome al concepto de columnista: un folio, una idea. Y como definía a la misma González-Ruano (citado por Emili Piera), intentar que sea «una morcilla con los extremos bien atados dentro de la cual puedes poner cualquier cosa». Llegar a escribirlas como Julio Camba (sencillez), Paco Umbral (corrosivas), Juan José Millas (certeras y con cierto humor), Rosa Montero (reivindicativas a favor de los olvidados), el mismo Emili Piera (enriquecedoras en los términos), y mi director, Ignacio Belzunces (por ejemplo, en la última suya, aquí al lado, poniendo a un tío grandullón y vividor del cuento, en su sitio) se me antoja una quimera que ni intento. Pero que me servirá de esfuerzo, aprendizaje, mejora... ahora que me jubilo. Nunca es tarde... si tienes maestros.

Print Friendly, PDF & Email
Lunes, 20 Mayo 2019 16:40

Des-concierto

Print Friendly, PDF & Email

No sé si estoy equivocado, o no; si percibo bien, o no; si me llegan datos suficientes, o no; si soy parte interesada; que sí. Ante el desconcierto de la Educación hoy en día; la evidencia de que la Cultura está contra la Escuela; la participación democrática en los centros no universitarios está por los suelos (y prostituida en parte al poder político); existe un cada vez mayor desencuentro entre la profesión docente y la llamada (mal llamada) comunidad escolar; y  a la luz de las investigaciones de Basil Bernstein llevadas a cabo en Inglaterra allá cuando Paco expiró, cuando todavía por aquí “no éramos Democracia”, centradas en las “interrelaciones existentes entre clase social, nivel de utilización del lenguaje y socialización del niño _y niña_ en la educación primaria, creo que “YO ELIJO”, también.

Es normal que en época de feria de elecciones que legitimen al Sistema salgan a la palestra los candidatos (en busca de un sueldo que no encuentran allí), los creadores de opinión (inductores de la opinión), los gurús ideológicos (tipo obispos e “influencers”), los empresarios (ávidos de plusvalías), y los “retuerce-lenguajes” (con sus códigos, su clase y su necesidad de control, para perpetuar sus privilegios).  Todos ellos recurriendo a vocablos, conceptos, imágenes, códigos exprimidos al máximo, des-dibujándolos, dándoles la vuelta como a un calcetín. Todo para salirse con la suya. Si lo centramos ya en el tema Educativo, en la Enseñanza; en nuestro País, Comunidad o Municipio, nos aproximamos, en pleno proceso de admisión (y trasiego) de “clientes” para la enseñanza básica sostenida con fondos públicos, a lo que quisiera expresar aquí.

Si la “progresía” variada, descafeinada, dulce, ávida de palmaditas en la espalda, mimara a la Enseñanza Pública; a la que está obligada a asegurar el derecho a la Educación y Enseñanza Básica de cada ser humano que habita bajo sus dominios; sin segregaciones, sin privilegios, sin cribas, sin camelos, sin impunidades; si elevara su nivel de calidad y satisfacción, con infraestructuras, personal, medios, ratio, motivaciones, etc., no tendría necesidad de hacer caso  a los defensores interesados de la “libertad” (primera prostitución del lenguaje) de enseñanza, el derecho a la elección de educación (segundo atentado)  que quieren “para sus hijos” (ciudadanos de un Estado hoy por hoy obligado a regular “propiedades” sobre ellos, y las obligaciones de todos), ni a aguantar sus sermones. Es decir, y por ejemplo: desactivaría a esa “Junta por la Libertad Educativa” que agrupa a los intereses de la enseñanza privada sostenida con fondos públicos (y “otros ingresos”). Y a la derecha política de bajo-palio. También a la enseñanza privada concertada nacionalista pro, a dónde también remiten a sus retoños muchos de los que viven del presupuesto público, y a los que, por ejemplo, el Sr. Marzà también visita con alegría. (A los privados-privados, y su selección, además de impunidad, los dejamos para otra ocasión)

Ya es significativo que el mitrado (¡já!) valenciano Cañizares (por si alguien lo confunde con un portero famoso) y con ocasión del fallecimiento de  Rubalcaba (el Ministro de) lo elogiara como Ministro de Educación (1992-1993) por desarrollar la LOGSE, poniendo en su boca (no lo he contrastado, pero le creo) aquello de que los centros concertados, que son una idea muy propia de Rubalcaba (tanto como las cloacas) que decía “eran la mejor manera de cumplir con la Constitución“ (“Otra” que va sobrada de interpretaciones, clases, códigos, control, incumplimientos, etc.). Con des-concertar, previa planificación de infraestructuras con intención, e inversiones (y no precisamente con planes des-edificantes) avanzaríamos hacia un sistema más justo, hacia una elección de verdad, a que los alumnos pudieran disfrutar de su derecho por encima de las perspectivas y miedos de muchos de sus padres, con su deseo de “diferenciarse” de los mocosos y harapientos. Si de paso des-concertáramos con la Sede Vaticana, y no hubiera conciertos públicos con “las otras creencias” no sólo avanzaríamos también, sino que no violentaríamos la libertad (ésta, sí) de conciencia. Y con todos esos fondos...De momento favorecíamos más la igualdad de oportunidades (éstas, sí) y la movilidad social, entendida como dignificar las condiciones de vida de los desfavorecidos, el acceso al conocimiento que les permitiera discernir quién los mantiene sojuzgados y de la necesidad de asegurar sus derechos individuales en una organización social ineludible, colectiva, con reglas más justas cada vez; y lejos de los predicadores-adoctrinadores de todo tipo (incluidos los nacionalismos). No digo ya de los demandantes de mano de obra precaria, barata, esclava. Socialmente consumista, y entretenida en sus pantallas.

Por otra parte, durante los meses de abril y mayo, la Universidad de València ha presentado un Informe, referido en este caso al mapa escolar de la ciudad de València (o Valencia, no se enfaden), fruto de una investigación que analiza datos extraídos de la documentación generada durante el periodo de escolarización, consecuencia de la aplicación de baremos de reguladores de la admisión en centros educativos públicos y privados, en este caso, con más demanda que oferta de plazas. Confieso que, en general, son informes encargados, quizá con intención, y con las miras de llevar aguas a su propio molino (como ha ocurrido con otros sobre la lengua) pero, como los datos al menos están ahí, me puedo creer alguna conclusión: que el sistema educativo valenciano “no es equitativo, pues intensifica las desigualdades sociales al concentrar en determinados colegios a los alumnos en riesgo de exclusión y con necesidades educativas especiales”. Lo más sorprenden es cómo ocurre eso. Y ahí sí me fío de mí mismo porque vivía la promulgación de esos baremos, los cambios (en dónde y cuándo podían: María José, curso 2012-13); la aplicación de los mismos (los combatía, como el famoso punto discrecional) por parte de las direcciones de la cuerda (según el poder político que les nombrara) y los ingenuos, y a veces interesados (muy interesados) consejos escolares. Total: que proponen, de momento, “mejorar la admisión de alumnos con la creación de oficinas municipales de escolarización que gestione directamente el proceso en vez de los colegios”. Evitaría “la arbitrariedad de los colegios”, que, si son concertados, es ya ... Me apunto. De momento, salvaríamos en parte algo: el fraude real y el presunto. ¿Que atenta contra la autonomía escolar? ¡Já! de nuevo.

Si descendiéramos a los pies del castillo de Sagunt (o Sagunto si lo prefieren; o Puerto de Sagunt) pues qué quieren que les diga. Los alumnos serán seleccionados con los mismos baremos, sus direcciones... sus consejos escolares... sus padres...sus fraudes presuntos. Evidentemente, visto lo visto, los concertados y privados harán “su junio”. Los curas, imanes, rabinos y “chamanes”, también. La jornada escolar será motivos de recelos y enfrentamientos. Los resultados de evaluación lo serán “a la carta” (por la competitividad). Y los alumnos y alumnas valencianas no podrán acceder al conocimiento en su lengua materna, sea el valenciano, catalán o castellano.

Asegurar que eso todo eso no se produjera, no es una merma al presunto derecho a elegir, sino el derecho a la Educación en FRATERNIDAD, IGUALDAD Y LIBERTAD. Con mayúsculas. Y menos negocio, que aquí no nos chupamos el dedo, “defensores de la libertad de elección”. ¡Já!

Print Friendly, PDF & Email
Miércoles, 27 Marzo 2019 14:46

Interinas e interinos

Print Friendly, PDF & Email

Visto lo visto. Leído lo leído. Escuchado lo escuchado. Evidenciadas las intenciones, triquiñuelas, mentiras, hipocresías y urgencias de los políticos de este Régimen, las complicidades sindicales, los silencios preelectorales, los costes, las divisiones, la oferta y la demanda, etc., por mi parte, lo tengo claro, y así lo expreso y declaro, aunque sea un “minundi” desahuciado: las interinas e interinos docentes(mal que me pese por algunos) deberían de inmediato pasar a ser Funcionarios en igualdad de derechos y obligaciones con los que ya están, y a partir de un tiempo acordado de servicios. ¿Tres años/cursos?

Por supuesto, no me olvido de los 700.000 que, dicen, existen en el Estado, en diversas Administraciones, de diversas ramas de la actividad, en todas las Comunidades Autónomas. Como tampoco de los contratados, sin pasar a fijos, en las empresas privadas. Ninguno de esos trabajadores debería ser de usar y tirar. Ninguno, en sus derechos, ninguneado. Pero quien menos debería hacerlo sería una Administración Pública. No creo que se les inste desde el contribuyente a que “ahorren” (que no lo es tal) en cumplimentar derechos. Si acaso en el número y para determinadas funciones, según servicio y circunstancias. Nunca para que un trabajador público (ni privado) no disponga de estabilidad, pueda planificar su vida (con las reglas necesarias que nos obligan a todos), pueda hacer planes con su futuro, su carrera profesional, recibir los derechos adquiridos, etc.

Comprendiendo que una Administración Pública, para la prestación de un servicio, y para tener en cuenta imprevistos y evoluciones de los mismos, va a tener la necesidad de disponer de personal provisional, temporal, interino (o como quieran de nominarlos), para hacer frente a distintas necesidades y situaciones, no es de recibo, digo,  que los porcentajes requeridos sean de escándalo (próximos al 30% en la docencia en la CV, dicen) y que por mala planificación, gestión, desidia,  bastardos intereses de los gestores, que dicen representarnos, estén jugando con el servicio público y sus trabajadores.

Recuerdo que, cuando en las grandes fábricas/empresas y en las puertas de las mismas, allá por los años ochenta, repartíamos aquellos panfletos precarios “ciclostilados”, reivindicativos ellos, era raro que no se incluyera la demanda, trasladadas a los convenios y mesas de negociación, de que las mismas hicieran fijos, a partir de un momento determinado, a los aprendices, contratados temporales, etc. Se puede comprobar en los archivos sindicales, o pueden testimoniar los que lo vivieron en la alameda de AHM, Ford, Macosa, Saltuv, astilleros, almacenes, etc. Después, hasta en las AP, se perdieron algunas de las buenas costumbres (como la de sacar a concurso las plazas disponibles); y no porque sí, pero el número de interinos en relación a las plantillas necesarias era “tira que va”. En la docencia valenciana que es la que más he conocido, vivido, y hasta soportado sus efectos, después de aquella famosa bolsa de los “históricos”, vino “la del 86”, y siguientes. Sería muy largo adentrarse en qué pasó desde el cambio del milenio hasta llegar a hoy. En Andalucía, algún grupo lo ha relatado y analizado con bastante rigor y circula por las redes sociales.

Llegados aquí, y limitándonos a la enseñanza pública, me interesa traer a colación dos o tres puntos. El primero: dada la situación a la que nos han abocado nuestros competentes gestores del bipartidismo, y del nacionalismo, fundamentalmente, que se ven ahora presionados por distintas resoluciones en Europa y cada vez más Sentencias en los tribunales del Estado, lo más sensato, práctico,  y justo, sobre todo justo,  es que los miles de interinas e interinos, con 3,10, 20 años de servicios, pasen a ocupar una plaza de funcionario según un orden y méritos adecuados y acordados (si es posible, que lo es) que cubran las plazas estructurales, las reposiciones, etc., y así se haga cada curso, por ejemplo, en la enseñanza pública. Las interpretaciones de las pretendidas limitaciones impuestas por normativas estatales (dicen que Orgánicas; y yo digo que interesadas ahora, porque les da una salida argumentativa para su proceder durante estos años) para hacerlas posible, que las interpreten de otra manera, o las cambien. Que más injusticias, al cambiarlas, no las van a generar (no generar ninguna se me antoja imposible dado el cacao existente). Vamos a ahorrar en disgustos, malas caras, exclamaciones, burocracias, papeleos, equivocaciones, etc. que tanto están afectando, y afeando, al servicio.

El segundo: El sistema de selección docente de Concurso-Oposición vigente no ha supuesto la hipotética pretensión, loable, de “seleccionar a los mejores”. Craso error. A la vista está. Tampoco, es cierto, que un interino/a con 20 años de servicio se convierta per se en “el más guais” de los docentes; ya les digo yo que no. El sistema se puede calificar al gusto: subjetivo, irreal, alejado de la práctica, nada transparente, lotería, comparativamente odioso... Y también digo que he formado parte de ellos: por sorteo, y a dedo por nombramiento como Presidente.  Y les puedo asegurar...Y ya, con las nuevas regulaciones de los Decretos, un auténtico cachondeo de páginas, líneas, inter´-líneas, puntos...y un insufrible proceso de incertidumbres, además de un fomento de las divisiones y del entretenimiento, generando desesperación, mal humor... ¡Y negocio! ¡Mucho negocio! Total...

Y el tercero: la oferta, y sobre todo, la demanda es, la que es (cantada “rajoniana”). Cada vez menos oferta, y mucha demanda. Mucha. Como en otros sectores. Los intereses particulares salen como sarpullidos: por todo el cuerpo. Los nuevos, frente a “los viejos”. Los instruidos en los “nuevos” productos educativos, frente a la experiencia. Los que supuestamente “saben mucho” porque disponen de tiempo y, dicen, “estudian”, frente a los que no tienen ese tiempo por sus muchas obligaciones adquiridas. Los autóctonos frente a los emigrantes. Los que aspiran a una hipoteca, frente a los que tiemblan por si no pueden seguir pagándola. Imposible sortear, sin rasguños e heridas, las casuísticas.

Por ello, para medianamente superar esta situación, acabar con la provisionalidad, las incertidumbres (que tanto repercuten negativamente en el servicio) las previsibles “masacres”, atender derechos, mejore el servicio educativo, y los políticos y sindicalistas se pongan las pilas y   salgan del atolladero (no hacerlo nos puede costar muy caro) ya digo: título de Diplomado o Grado; primero Bolsas públicas ordenadas por turno y cola; la experiencia por delante, con los kilómetros,  pisos alquilados y el nomadismo de cada curso, valorados como toca. Publicación en el BOE. Al concurso de traslados, y a formarse/actualizarse en los centros. Interinos e interinas, los mínimos. Los estrictamente necesarios. Y “usados”, a una plaza que les dé estabilidad mientras haya funcionarios. Y antes de pagar los intereses a los Bancos y cubrir sus agujeros especulativos, aumentar las plazas, rebajar la ratio, equiparar derechos y obligaciones, votar a gestores competentes e implicados en la Educación Pública.

Por último: una vez con plaza de funcionario (mientras existan), en los Claustros y sus decisiones, no dejar al interino “lo que yo no quiero”, ni se usen de “comodines convenenciales” a gusto de direcciones e inspectores.

· Palabra de Dios.
· Te alabamos, Señor.

Print Friendly, PDF & Email
Miércoles, 13 Febrero 2019 12:32

Misiva al Sr. Marzà

Print Friendly, PDF & Email

Creo, Sr. Conseller de Educación de la CV (y otros añadidos) ha llegado el día que, por mi parte, estaba esperando. Coincidiendo, claro, con el inicio en el TS del jucio a lo que, por resumir, denominaré “Proceso”. Con ello, usted, sus amigos y amigas, políticos y sindicalistos, incluso compañeros docentes, y los eventuales lectores de estas líneas, estoy seguro, saben a lo que me refiero.

Fue usted, tan progre, culto, informado y bien hablado, tan del Bloc y Compromís, y tan “de izquierdas”, el que como “competente” (competencia normativa eso sí, ya que la otra se le resite), el día 19 de abril de 2016 emitió Resolución desestimando mi Recurso de Reposición que le hice llegar con el abogado un 15/02/2016. Recurría con el ello la Resolución de otro inefable competente (también con competencia normativa, pero nada más) de su Subsecretario de fecha 11-01-2016, en la que “resolvía” declararme responsable de dos faltas disciplinarias, UNA GRAVE Y UNA MUY GRAVE, “en concurso ideal” (ahí quedaba eso) por, escribía, “La falta de obediencia debida a sus superiores jerárquicos y autoridades” en la primera (una falsedad nauseabunda), y por “El notorio incumplimiento de las funciones esenciales al inherentes a su cuerpo, agrupación profesional funcionarial o escala o de aquellas que le hubieran siendo encomendadas” la segunda (una canallada que se explicará en mi libro con pruebas documentales, sonoras, testimoniales, porque aquí no cabrían). Mis Alegaciones, ninguneadas. Mis pruebas, impedidas. Había sentencia de antemano.

Con la misma, me suspendía de funciones y retribuciones por un periodo de TRES AÑOS. Me lo comunicaba otro “competente”, en catalán, su Director General de Personal, Sr. Carrión (dicen que 15 años Director de IES, en mandato pepero, y al que no se le conoce conflicto alguno con María José). Advertido de que se le había solicitado, por el abogado, emitiera los documentos en castellano/español (como prefiera), tuvo que rectificar, y cumplimentar los derechos, no sin antes permitirse recordarme mi deber de conocer yo dicha lengua ¡Él! que según cuentan los sindicalistas, les aseguró,  en una mesa, y presuntamente, que “no tenía ningún título de capacitación en dicha lengua (al igual que su otro inefable, huido del aula por los siglos de los siglos, Sr. Soler, socio-listo sin duda, y sindicalista “de toda la vida”). Todo ello con constancia en el Expediente administrativo, y judicial, en el TSJCV, y a la espera (larga espera) de resolver. Usted, y sus amiguetes del alma, ya gobernaban desde mayo 2015 por aquello de...No vamos a entrar ahora por no ser motivo, ni disponer de espacio.

Y es que el expediente disciplinario 54/2015(cuarto en mis treinta y un años(31) de servicios) me fue abierto cuando gobernaban (y María José “la Catalá” era la capitana del barco de Campanar en los tres últimos) los políticos más carcamales, y represores, en la Comunidad Valenciana (piense el que quiera si ladrones) agrupados en el partido político PP, llamado popularmente “Partido Podrido”, y judicialmente, creo, “banda criminal organizada para delinquir” (más o menos, mediante Sentencia), un  30/02/2015. Y todo ello porque, con los tres anteriores no habían podido conmigo. Y he de decir que, a diferencia de usted y sus amigos, del alma y del engaño, pese a todo, nunca fueron tan lejos, y no vieron tanta falta, ni concurso ideal, y “sólo” proponían seis meses (“sólo seis”) de suspensión. Pero “en esas, llegó Fidel y mandó...”, digo, Marzá, Soler, Fullana, Carrión, Estañan..., los Servicios Jurídicos y el mogollón, y mandaron aumentar, liquidar, y finiquitar la cuestión. Sin rubor (largo de explicar el porqué para hacerlo ahora y aquí).

Hoy comienza el “Proceso”, le decía. He esperado a ver el comienzo por televisión (una media hora suficiente). Desde el ingreso en prisión sobre todo (por supuesto desde algunos años antes) he seguido y me he informado al respecto en distintas fuentes de espectro amplio, y tengo mi criterio y “sentencia” como ciudadano y animal político y social. Sobre usted y su trayectoria, también. Sólo política, porque la docente, apenas la conozco (y ya me gustaría). Como Conseller de Educación de la CV, por supuesto: un fiasco. Desautorizado en toda regla. No sólo por los tribunales, que a mí..., sino por muchísimos profesionales, docentes, padres y usuarios, funcionarios e interinos, etc. Sin duda tiene sus correveidiles, voceros, agradecidos y en expectativa, añorantes de “Països” y sus maravillas, caballos de Troya y con anteojeras... Pero oiga...

Quería decirle, antes de que se vaya al refugio de los diputados, que en este periodo en que sus amiguitos del norte fueron imputados (a los que admira y tiene complicidad desde el Bloc al que pertenece, y del Stepv como afiliado) y no digo encarcelados por el mismo Sistema por el que usted disfruta de su condición de Conseller (manejando 5.000 millones del Presupuesto valenciano) no le he tenido ninguna pena, ni he padecido por usted, ni he mostrado empatía alguna. Me lo imaginaba sufriendo, lleno de rabia, dolido, frustrado por ver cómo las “Leyes de desconexión”, el presunto “Referendum”, la quimérica “República” (sic), que usted, seguro, las estaba haciendo suyas, se venían abajo. Esto del sufrimiento, y la represión va por barrios, sabe usted. Usted y su poder ha administrado la represión conmigo, por desobediente (extremo falso). Ahora, otro poder la administra contra sus amigos de allá arriba, y por ende, afectado le veía. Además de callado. La diferencia es que ni ellos (los encarcelados y huidos) ni yo, hemos estado cobrando, y usted, sí.

Como comprenderá, nadie se cree lo de la rebelión, ni sedición. Una algarada de chiquillos cagados. Esos son cosas de venganza entre poderes. De represión. De escarmiento. De aniquilamiento. El represor, reprimido. El mangante, mangado. Entre ustedes anda el juego. No debieron entrar en prisión provisional, y esperar juicio en libertad en todo caso. Yo tampoco creo en esta justicia, ni cuando gano, ni cuando pierdo. Ni en su justicia, la de usted, como justiciero. No sé si malversaron fondos (que creo que sí). De lo que estoy seguro es de que desobedecieron al TC, que es como decir, al hermano de Zumosol, a sus propias Leyes, a sus amos, a sus legitimadores, de los que cobraban para representarlos en Cataluña. A su Estado. Como yo “desobedecí”, supuestamente, a una Directora de Ceip a la que, sus Inspectores, Jefes de SS.TT, ustedes, llegados a la Avda. Campanar, debieron investigar; y sí, fulminarla (por cien mil motivos, estos sí, comprobables y no inventados), junto aquellas tutoras que no querían “impartir informática” y al leer su póstuma programación TIC. Pero no. Qué va. Quizá ustedes, en sus centros de procedencia, pudieron hacer y deshacer en forma parecida. No lo sé. No quieren hablar sus amigos docentes.

Fíjese el sarcasmo, o los avatares de la vida. Resulta que VOX, como acusación particular en el juicio, ha solicitado más pena para sus colegas por el famoso “CONCURSO IDEAL”. ¿Lo reconoce? ¿Le suena? ¿Lo utilizó usted mismo contra mi persona como funcionario, superando por la derecha a los amigos del PP en la Conselleria? Pues ahora...por lo menos, a sufrir. Sufrir hasta, que lo mismo salen limpios como Narcís Serra (otro que tal) y sus consejeros.

Yo estaré hasta el 16 de octubre de 2019 suspendido administrativamente. Y esperando pronunciamiento del TSJCV (yo no soy ni aspiro a Diputado protegido). Usted seguirá en campaña, y sufriendo por la suerte de sus amigos (usted no sabe lo que es un preso político de verdad de la buena), en espera de la llegada de sus Països, del retorno de Puigdemont y los “huidos”, e iremos conociendo más a fondo sus mentiras, y padeciendo el desaguisado de la Enseñanza Pública en la Comunidad Valenciana (su País Valenciano) que usted y “los suyos” han contribuido a deteriorar y desprestigiar.

Todo ello, con “acritú”, por supuesto, se lo digo.

PD. Cuando ultimo esta colaboración para mi columna en este Medio, un diario regional se hace eco en toda una página de sus intenciones (vanas ya) de dar a luz un nuevo ROFC (reglamento orgánico y funcional de centros docentes) calcadito en las intenciones de lo que se viene aplicando en la Cataluña de Pujol, Más, Puigdemont y Torra, y sus Consellers. Con sus consecuencias. No verá la luz con usted de Conseller, pero supondrá su último legado. No es una despedida, sino ¡hasta otra! Salud lleve como... va a dejar.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 01 Febrero 2019 13:19

Secretarios

Print Friendly, PDF & Email

“Detienen al secretario de un colegio de Sueca por quedarse 140.000 euros del centro”. Uno de los titulares de un Medio/Agencia elegido al azar. Sucedió hace una quincena de días. Añadía que “la Guardía Civil también investiga al director por irregularidades en las cuentas desde 2014”. Coincidía en el tiempo con el revuelo (y es que, el que no corre, vuela) con detenciones e investigaciones de un Juzgado saguntinoporteño, y la UDEF actuando,  a presuntos listillos municipales. Los titulares corren que se las pelan. Si pretendes recopilar versiones, y datos, para comentar después, y te descuidas medio segundo, la noticia está “quemada”, obsoleta, inservible para un columnista que no vive de ello. Al final, no sé si el secretario fue puesto en libertad (presunción de inocencia ante todo), y qué ocurrió con las presuntas irregularidades del director. Veremos.

Con todo, lo quiero traer a mi columna, por dos razones. Una: he padecido algún que otro secretario(casualmente, la inmensa mayoría hombres, en un mundo de mujeres). Y dos: porque vengo defendiendo que la corrupción (corruptelas grandes o pequeñas, o intermedias), si pudiéramos entrar, a saco, con luz y taquigrafos, en la inmensa mayoría de Ayuntamientos, nos íbamos a caer muertos, y las ratas saldrían corriendo. Y es que como decía mi admirado (modo ironía) Juan Alberto Belloch, sociolisto de buenas maneras, ahora Alcalde de la Zaragoza mañica, “un concejal  de un pequeño ayuntamiento tiene más capacidad de corrupción que seis ministros juntos”. Sabe de lo que habla. De ayuntamientos, partidos, ministeriosy gobiernos. Lo citaba ya Juan Pleáez en su artículo publicado en 2008 (un adelantado) en el número 14 de la revista de la Asociación de la Prensa de Madrid “Cuadernos de Periodistas” titulado “ Miradas de un periodista sobre la corrupción de los ayuntamientos”. De imprescindible lectura si quieres tener razones para poder entender qué ha pasado y está pasando en la corporación saguntina, y en muchos (no pocos) Ceip, IES, y demás siglas educativas, además de Fundaciones, ONGs, y tugurios varios(además de Bancos y Empresas).

Me voy a centrar en los secretarios, y directores(por acotar), aunque podría alargarme con Claustros, Consejos Escolares, Ampas, Inspectores, Consellerías, etc. Si pensamos que la Enseñanza Pública es objetivo de saqueo, competitividad y negocio, con muchos listos intentando “meter la cuchara” mientras la hacen desaparecer(“El Fin de la escuela”) pues, como en Sanidad, desde el euro y la desidia, hay mucho “espabilado”. (A la Enseñanza concertada y privada, echadle de comer aparte). Después de 31 peleando contra(porque, al final, era contra, desgraciadamente) secretarios y directores varios(y directoras) y demás “óganos de gobierno y representación” algo creo saber. Y si no sé más es porque ya se han preocupado muchos de que no lo supiera. Que transparencia, de mutu propio, ninguna. Y con lo “ofrecido” no vale. Para muestra, lo ocurrido en ese Ceip de Sueca.

Desde ¡2014!. ¡140.000 euros! Joooderrrr. ¡Y nadie se enteraba!(presuntamente) ¡qué artista el Sr. secretario, órgano unipersonal de gobierno de un Ceip, y fedatario de un órgano ídem colegiado. Para eso hay que valer mucho. Es más: es posible que lo designaran porque valía poco. Pero mira: sabía en dónde gastarlo(presuntamente).

El Reglamenteo Orgánico y Funcional de los Centros vigente(conocido como ROFC _que dicen desfasado, obsoleto, ambiguo calculadamente cuando quiere_) determina las competencias de los secretarios(en el DOGV número 3.073 las tienen), y la de los directores(y directoras, claro, muy claro) que las tienen en la página 14.204: 3. Cumplir y hacer cumplir las leyes y demás normas en vigor. 9. Autorizar los gastos, de acuerdo con el presupuesto del centro, y ordenar los pagos, así como formalizar contratos relaticos a bienes, suministros y servicios, de acuerdo con la normativa vigente. Así como ¡ojo! “visar las certificaciones y los documentos oficiales del centro. Amén, Jesús(perdón). Luego están las competencias y atribuciones de los demás. Sobre todo la de mis amigos, señores y señoras inspectores e inspectoras, departamentos y servicios, directores de Banco, etc.

Si al final se demuestra que el secretario “metió la mano”, el director que lo escogió para “su equipo” supongo que, si él obraba con exceso de confianza, y sin mala intención, se sentirá traicionado; lo que no le libra de las responsabilidades por las que está siendo investigado(que espero suban más arriba, y no se quede en los “pocachicha”). Es decir: que cobraban el complemento y ejercían el cargo, pasando del punto 3 y 9 del art. 19. Dice la noticia que fue el propio director el  que, precisamente, puso “en conocimeinto” de la policia(que no es tonta) ¡ahora! lo que supongo le habrían asesorado: te la estás buscando. Como así se materializó. Lo imagino sin dormir. Pues imaginemos a un secretario/a nombrado director/a. No lo quiero ni pensar.

Y luego. El Claustro, por el que pasan la cuentas, nada(si yo les contara...). El Consejo Escolar del Centro, por el que también pasan las cuentas, y está representada la “comunidad escolar” y la administración”, tara-rí que te ví (ahora estarán expolsándose): los “profesores” ¡por favor! Las Ampas y otros ¡qué me dices! Los alumnos ¡pobrecillos! Los “representantes del personal de servicios ¡la mayoría conserjes, con casa y sin casa! El señor/señora nombrado por la Corporación Municipal ¡Dios mío! (perdón). Tienen que “informar” las cuentas, incluso, antes de la LOMCE, y pese al ROFC, aprobar las mismas: presupuestos, balances, informes trimestrales...Para ello deberían disponer ¿no? de TODA LA DOCUMENTACIÓN que toca ¿no? Con suficiente antelación, supongo ¿no? Con algo más que INGRESOS Y GASTOS, igual a SALDO. Con...Y con...Además de...¡Pero cá! ¿Y deberían exigirlo, cabreados y reivindicativos, votando en contra, si no se les facilita, en nombre de los representados? ¡Ja!

Como penúltimo, está el Sr/Sra. Inspector de Zona/o Centro. Inspeccionar, visar, y hacer cumplir. Que...ni inspecciona, y visa por visar, y da el Vº Bº a la PGA anual y a las Memorias. Si el secretario y el director de ese centro (del poble del diputado de les taronges, Baldoví, exAlcalde)  son condenados despues de un juicio justo... ¡vaya tela con el Inspector/a! Que, de paso, miren si “visó o no visó”, y por qué no se enteró. Pregunten por registro en el Servicio Económico. Verán. Yo lo hice en el de Comedores, para saber, y ni me contestaron. Es más: se debieron cabrear(época pepera).

Y por último. Si un docente exige su derecho a tener toda la información, por adelantado a la votación, sin tener que solicitarla, con una semana si fuera ordinaria la reunión, por lo menos,  en papel o por archivo,  pregunta, quiere saber...de entrada es un “conflictiu”. Sospechoso. Mala sombra, mal compañero(sic), desconfiado, comunista, populista, bolivariano, etc. Le decía un secretario que padecí, a otro miembro de la “comunidad”, que mejor no identifique : “Vaya “buen día” que nos ha llegado”. Qué listo. Jugaba en clave con mi segundo apellido. Y es que yo ya preguntaba y quería saber. Si preguntas por tal o cual gasto, o ingreso, o compra, o venta...la has liado. Si no preguntas, claro, no. Se pueden mosquear si lo haces. Te remiten al desapcho para allí preguntarte qué pretendes con querer saber(así ya están en aviso). Si quieres “ver algo concreto”(factura de importe de venta, por ejemplo) ya la has cagado. Si pides saber la cuenta B, ahí ya...Si metes los hocicos(quieres) en la gestión de comedor...lo que les decía más arriba. Luego “informan” a la autoridad.  Si con todo, el secretario, en una concesión, en un claustro, expone el Balance, por ejemplo, es lo más probable que...(que confiese la mayoría, y los valientes). Todo se aprueba por asentemiento, o mayoría muy, muy mayoritaria. Y si no votas(por resitencia) _si se vota_estás señalao. Y lo que que es peor: acusado. “No participa, Sr. Inspector/a, sálvenos”. Fastidios “cuchicheantes” si se alargara mucho la reunión.

¿Que eso no es generalizado?  Nunca lo vamos a saber. En el caso que nos ocupa, lo hemos sabido pero el tembleque que le habrá entrado, en este caso, al director. Y antes de que fuera más tarde, y peor...Ahora han llegado las “ausiones”, los “aspavientos de sorpresa”, el asombro, el lamento, el cotilleo. ¿La experiencia que aporta la noticia hará que cambie algo? Soy escéptico. Muy escéptico. Como tampoco se cambia desde más arriba...Cuando yo era docente, sin represaliar y represaliado,  en plaza con mando, gobernaban conselleres que ahora, sólo con CIEGSA, los parlamentarios de la comisión de investigación en las Cortes Valencianas, han concluido y señalan que...

Así... ¿qué control podríamos esperar? No es acidez, ni acritú.Ni malevolencia ni desconsideración. Es dolor de estómago. ¡Cuentas al detalle, y extractos bancarios, a la Web de los centros educativos públicos y concertados, y en donde se reciba un dinero público! Para eso está la transparencia(de la que se mofan), la informática e internet. Y así quizá alguien se decida a actuar, con la normativa en la mano, y democráticamente, poniendo a cada uno en su sitio.

Pd: Reconozco que, un director, en mis comienzos, nos facilitaba, sin mosquearse, hasta la relación de facturas y proveedores en una incipiente informática. Avis rara, o rara avis. Pero desde entronces, ha llovido mucho.

Print Friendly, PDF & Email
Lunes, 26 Noviembre 2018 11:01

Erecciones sindicales

Print Friendly, PDF & Email

En esta ocasión, no. No me he equivocado. Tenemos erecciones, sindicales eso sí, a la vista. Ahora mismo no dispongo de cifras actualizadas, pero en el Municipio, en su última convocatoria 2014, se conformaba un censo electoral de unos seiscientos docentes no universitarios, llamados cada cuatro años a votar, para “elegir” a los “representantes” de los mismos, en unas elecciones sindicales que, para sus interesados en los puestos de salida, hechos los cálculos, suponía una erección. Es decir: un agrandamiento en su misión, cometido, objetivo, con la idea de mantenerse firme, al menos desde el inicio de la campaña hasta el día de después. En ese periodo estamos. Quiero aclarar, por si las moscas, que las erecciones no las llevaban a cabo sólo los penes, sino también los clítoris, los pezones... y las malas artes.

No merecería una colaboración en el Blog de Cascorro por el número de electores. Quizá. Apenas tendría relevancia como subconjunto en el conjunto. Es posible que tengan más venta mediática las elecciones sindicales en dos o tres fábricas locales y sus resultados. Pero la calidad y significado de los mismos, responsables de cientos de alumnos/as, y brazos del sistema educativo más próximos a los educandos, sí que lo merece, y puede interesar a los “clientes” que cotizan (si pueden). Y aunque sólo sea porque el día 4 de diciembre, quizá, haya variaciones en el horario escolar que les puede afectar. Quizá a los mismos protagonistas, censados, candidatos, excluídos no. Allá ellos y ellas. Mejor: allá ellas (ya el 81,1%) y ellos.

Estando activo, creo recordar, voté una vez. Entonces, por disciplina partidaria, y a regañadientes. Pertenecía a una sigla sindical. Eran otros tiempos, aunque ya estuvieran presentes los mismos tics, las mismas artes, la misma trágala, las intenciones de los candidatos, los mismos programas. Visto lo visto, dejé de hacerlo; al mismo tiempo que comprobé que podían saber, si lo deseaban, quiénes eras esos docentes “dejaos”, “pasotas” y poco agradecidos ante tanto sacrificio y lucha que no votaban. En mi caso, claro, sabían los motivos (que no eran precisamente encontrarme enfermo, o de viaje, o...). Guardo en el garaje, y ayer los desempolvé, los recopilatorios electorales propagandísticos de aquella última campaña (me gustaba estar informado) de 2014. Leo sus promesas, veo sus listas, sus caritas, sus folletos, que dejaban en las mesas de las salas de profesoras y profesores, y demás, y sigo viendo lo mismo: lo reseñaba en aquella colaboración de noviembre de 2014.(https://eleconomico.es/opinion-1/blogs/114247-y-van-tres-3). Elecciones “a tal inútil órgano de representación como se ha vivido durante años en las Juntas de Personal”(“Comités de Empresa” en la enseñanza pública no universitaria). Algo que no ha cambiado. ¿Alguien sabe “algo” de ellas? Meros instrumentos del paripé ofrecidos por la empresa y utilizados por las siglas para ídem, según resultados de la erección.

Hay que tener en cuenta que ese órgano, pagado con el presupuesto público, en teoría, nos representa a todos/as: feos, guapos, listos, tontos, funcionarios, interinos, etc. con la única condición de que estén activos. También a los no afiliados, a los que no votan, a los que no comulgan con las ruedas de sus molinos. A los que pese a que creemos que la organización de los trabajadores siempre será necesaria (e ineludible) no comulgamos con sus modernas y actuales historias, sus “luchas” cainistas, sus recelos, sus tejemanejes, sus caras más visibles(que en este sector llevan años fuera de las aulas), sus “liberados” de la tiza, sus dependencias políticas no confesadas, pero evidenciadas. Sus hipotéticas “luchas”, sus “negociaciones”, sus “reivindicaciones” no pasan por allí. Y lo que pasa, sólo lo saben ellos. Dicha cita electoral sindical sólo vale para determinar los porcentajes con los que después reclamar liberados, cursos de formación y deformación, votos en las acomodadas mesas (pero algo oscuras por lo que leo en una página de interinos/as) llamadas de “negociación y diálogo”.

En aquel entonces este provoca-fuegos “conflictiu” (¿verdad que sí Sr. Ariño?) de Cascorro con su Lata, se encontraba con tres expedientes disciplinarios en marcha: el 636/2013, después de un año, sin resolver. El 718/2014 que me acababan de notificar unos días antes. El que se preparaba y organizaba ya (tal día como mañana, 26 de de noviembre, la Directora enviaría “el dossier” a la Directora de los Servicios Territoriales, Sra. Vargas, de los que sería en enero 2015 la notificación de la apertura del 54/2015, aún por dilucidar. En un momento determinado acudí a exponer al Presidente entonces del órgano (de la sigla mayoritaria) mi situación. Craso error, del que siempre me arrepentiré. Ahora no puedo votar, pero de poder hacerlo, no iría tampoco. Después, con los nacionalistos (vía Marzá, del BLOC) y los sociosmuylistos(vía Soler, del PSPV) en el poder,  algunos de aquellos activos sindicalistas más listos, fueron sacados “del tajo” y  “ascendidos” como corresponde, y ocupan Direcciones Territoriales, presidencia de Cefires, Asesorías, despachos y demás “merchandeising”.

El día 4 de diciembre, ya digo, podrán votar (o no hacerlo, con sus riesgos) los docentes locales, comarcales, provinciales y de la CV, Reino o País (que esa es otra). Además, en esta ocasión 2018, estando en el poder los más significados afiliados de, al menos, dos de las siglas que se llaman mayoritarias e históricas (nacionalistas y “rojeras”). Los que cortan el “bacalao” con un presupuesto anual de 5.000 millones, y cuyos resultados vamos comprobando (que se lo digan a los interinos e interinas). Como era de esperar, y un poco hartos y desengañados con “el cambio” y las promesas anteriores de estos guais sindicalistas ahora en el poder, se ven obligados a la conformación de alguna alternativa electoral capaz de “intentar algo”. Ante la posibilidad de menguar sus votos y sus privilegios, han sacado a pasear alguna de las malas artes previas, en forma de presiones, de visitas, correos, wuashapps_me cuentan y he leído_, etc. hacia miembros firmantes para la única candidatura respondona (sin entrar en más) que les ha salido, sobre todo, al “mayoritario”.

Sea como fuere, todo va a seguir igual, y no va a haber manera de hacer frente a lo que se avecina, vecina. El día 5, a lo suyo. Se les habrá bajado la erección entonces; podrán seguir con el colesterol malo que debieron restringir unos días para no desmoronar dicha erección; la ansiedad, por si cae una liberación (o cargo), podrán reavivarla porque ya no dificultará aquella. La única duda que me queda es que, sin tener “testículos o clítoris sindicales” hayan podido conseguir un nivel de erección aceptable para culminar con éxtasis. 

Print Friendly, PDF & Email
Jueves, 11 Octubre 2018 09:19

La “Autoridá” docente

Print Friendly, PDF & Email

Nunca quise ser “AUTORIDÁ” docente en función de una Normativa emanada del PP, en 2010, en la Comunidad Valenciana (si hubiese emanado del PSPV, o de Podem, tampoco).  Es más: despotriqué, y me manifesté ante  tal medida que, según mi punto de vista, nos degradaba, y nos desautorizaba;  y nos daba, sobre todo, una presunción de verosimilitud inmerecida, después de haber “visto de todo” _y sufrido_. Si acaso, intenté ganarme la autoridad de mis alumnos y padres(extremo harto difícil) cuando tienes muchos elementos en contra, y a la contra, a los que “la seguridad” les pone; quizá porque les protege de alguna fechoría. Creo que bastaba con la normativa vigente hasta entonces para defenderse de ataques varios en el ejercicio de tan digna y elevada función. Si acaso, y por el contrario,  echaba de menos una normativa que atajara la impunidad. (Visionen  el vídeo que circula por las RRSS, sobre “la Autoridá” de la Policía Local  en Puente Genil).

Manifiesto lo anterior a raíz de los, todavía _según las reglas_ presuntos hechos acaecidos en un centro educativo y de enseñanza del Municipio de Sagunto (a mí no me importaría escribir 46520, Puerto de), el pasado 28 de septiembre, viernes, en el que un padre de una alumna de Primaria, agrede y amenaza, a la “Autoridá”. Si así se demostrara, con garantías, ecuanimidad, transparencia y justicia,  aplíquesele judicialmente lo que proceda; y socialmente, lo que cada uno concluya _ineludiblemente_. Pero no lo hagamos antes de tiempo, sólo por las presunciones de verosimilitud que otorga una “autoridá” per sé (ejemplos hay en el territorio nacional para hartarse). Como consecuencia de los mismos, los Medios locales, regionales y nacionales _desconozco si algún internacional_  han hecho “su agosto” en forma de lecturas, “Me gustas”, enlaces, visionados, comentarios, etc.; el barrio en el que se localiza ha aumentado su “sambenito”; ídem el centro educativo público. La “autoridá” amedrentada, desprotegida, desamparada,  ha desplegado (para esto) todo su potencial como altavoz, su alarma, creando una página en un red social (“STOP Agresiones a Docentes”), ha llamado a la movilización(se supone que fuera del horario escolar, y con permisos o avisos a la Autoridad Gubernativa y Administrativa), ha convocado a la “Comunidad Educativa” toda, ha citado a los Medios, ha hecho declaraciones, iniciado recogidas de firmas, ha instado a las “otras” Autoridades.  Ha reclamado protección, han solicitado al PP que “eleven  al pleno municipal la problemática actual sobre las agresiones al colectivo, que se dan en infantil y, sobre todo, en Primaria” (según Muniesa, concejal del PP padeciendo en la oposición, y recogido en EL ECONÓMICO). Ha demandado (en la puerta del cole, a las entradas y salidas) policía, mucha policía. Y librarles ¡Señor, Dios del Universo! de tanto papeleo farragoso (impresionante, según el docente “cabeceado”, en declaraciones).

Y no es que hayan tenido mucho éxito en la solidaridad pretendida (sólo hay que ver imágenes, visitar páginas de Ampas, Centros, Sindicatos docentes, Partidos, etc. Excepto, claro, en el partido de la seguridad, y, si acaso, en un  sindicato docente bastante afín. Eso sí: he querido visitar e informarme en  el propio espacio WEB del centro, y nada. En su propio Blog, y tampoco. He comentado en la página creada, he preguntado, me he posicionada, les he hecho llegar una mentira que intentaron colarme(el viernes, 28, después de presentar la denuncia, no se le detuvo), y la consecuencia es que ya se han retirado los comentarios, y sólo puedes “compartir” las entradas (la última, del 9 de octubre, recogiendo la iniciativa de ANPE, sindicato docente preocupado “por la seguridad”, y en campaña electoral,  precediéndole declaraciones a la COPE). Dicen, que el profesor agredido (en funciones de encargado de comedor), de baja laboral (no tengo medios para confirmar, pero en la prensa está, y si hay que rectificar, se rectifica) asistió (sic) a la concentración, y hasta leyó un comunicado (que, por cierto, no tiene desperdicio). Sólo he encontrado una posición sensata estos días. La que manifiesta Beatriu Cardona, portavoz del Stepv, recogidas por un medio de comunicación, que pide “no se genere alarmismo, pues en un colectivo de 56.200 profesores de la enseñanza pública valenciana, afortunadamente las agresiones son casos reducidos”. ¡Menos mal!

¿Y qué ha dicho la Administración? ¿Cómo ha actuado? ¿Qué piensa hacer? Para empezar: el Sr. Fullana _amigo mío, del alma_, todo un DG de Política Educativa, además de ofrecerle “a favor” asistencia jurídica (¡cuántas veces he padecido la del “Servicio Jurídico”!) destaca  como apoyo ”el acompañamiento al colegio y al profesorado de las unidades especializadas  del plan de Prevención de la Violencia Escolar”, según recoge el mismo Medio. ¡Todos salvados! Por otra parte, el Sr. Conseller Marzà _mi amado líder_, muy listo él (y como es también “autoridá” le debo creer) declara que “hasta ahora no ha habido ningún tipo de señal de que esto pudiera aparecer”, subrayen con fosforito, “puesto que no había ninguna constancia en el sistema de preavisos”. Ui,ui, ui, que os está pillando. Colegas: creo que os está diciendo que, si antes hubo más agresiones, no cumplisteis las normativas (varias). Culo al aire, por tanto, y a callar, que puede ser peor. Antes, había calificado como “intolerable” este tipo de sucesos y que había que “defender” a los docentes. Ya está actuando. Y ahora lo hará “de forma contundente”. ¡Qué miedo! El Sr. Inspector de Zona (menos mal que no es el aquél de cuyo nombre no quiero ni acordarme) se personó en el centro. ¡Bien!

Por otra parte, la “Autoridá” local se personó, también,  en la concentración del día 3 de octubre, a las 4 de la tarde (Alcalde, Francisco, de nombre, y Concejal del ramo, Tarazona de apellido), y ¡Oh, bendita sorpresa!, Sergio y María Isabel, del PP, camuflados, eso sí, en la retaguardia. Se les exigió “protección” también a ellos, y les pidieron, parece ser, Policía Local en la puerta (porque eso de “guarda jurado en el interior” era mu descarado y quimérico). Dicen que, al día siguiente, no hubo ninguna presencia. Dicen. Pero no lo sé (quizá estaban “camuflados”). Quizá el Sr. Ariño, nada “conflictiu”, lo sepa, aunque no lo dirá.

Por último, y porque para esta entrada ya van muchas letras y palabras, termino. Un viernes, 28 septiembre 2018,  se produce la presunta agresión y amenaza. Esa misma tarde se presenta la denuncia (como toca; y se da por sentado que con el correspondiente parte de lesiones, que algún día, quizá, conozcamos). El 2 de octubre, martes, “saltan las noticias” con agilidad en los medios digitales y RRSS (el agresor presunto, no ha sido todavía, ni localizado(sic), ni detenido. El 3, miércoles, la pancarta, los lamentos y las peticiones a la Consellería; y la advertencia de que “no se va contra nadie”(sic). Las Televisiones actúan. El jueves, 4, el individuo agresor ya (para la JSP es presunto, como debe ser)  es detenido, pasa a comisaría, y pasa al Juzgado. Sale en libertad con cargos de delito de  atentado “a agente” de la Autoridad (en este caso, no armada y  con  derecho legal al uso de la fuerza) y amenazas, y con una orden de alejamiento a 300 metros. El 5, un Medio informa que, además de no declarar, “no es la primera vez que visita los juzgados, tiene antecedentes por tráfico de estupefacientes y robo con fuerza, y condenado a trabajos en beneficio de la comunidad”. Amén. El mismo día, EL ECONÓMICO, recoge las declaraciones e intenciones de Muniesa y el PP local (el próximo Pleno no me lo pierdo, si me entero). Para una próxima ocasión dejo el tema de la alumna,  “y otros hechos y agresiones”, las funciones, las normativas, las prevenciones, los protocolos, la fuerza moral, etc. Y digo: ni 200 policías van a evitar, nunca, ni estando dentro ni fuera, un cabezazo a un docente, ni una amenaza, ni una denuncia. Y menos, cuando las condiciones económicas,  sociales y culturales favorecen conductas agresivas, y de otro tipo. Pero, ya digo, para otra ocasión. Y el que acuse, demuestre. Como debería ser. Y el que “la haga”, pague en proporción.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 28 Septiembre 2018 12:00

Educar con horchata

Print Friendly, PDF & Email

Cuando inicio estas líneas habrán participantes que, por la lejanía de sus residencias, estarán camino de esta tierra de promisión, de oportunidades y de la buena Educación, para participar este 28, 29 y 30 de septiembre(a las 18 horas es la cita para pasar por el arco detector) en la “EDUHORCHATA”; acontecimiento sin parangón en EL PUERTO, que se une a otros de relumbre y raigambre en Sagunt y Comarca, con cortes de cinta, fuegos artificiales, relaciones comerciales, y foto. En este caso la horchata es el hilo conductor, lo novedoso, lo que marca la diferencia. “A la Educación/la Enseñanza/el Mérito/ y el Turismo por la horchata”. Al menos resulta ingenioso.

El “alma mater” en la organización es _como yo_ un acogido en este Municipio(46520), “mezclaillo” de procedencias en busca de un mundo mejor. La siguió, y la consiguió. A dicho encuentro asistirán y se darán cita lo más granado del profesorado experto, sin mácula en sus expedientes,  de trayectoria callada, con sus ponencias, debates, talleres, visitas guiadas con expertos asesores locales, y con unos vocablos ocurrentes a la hora de poner títulos a sus arengas. Todo ello compensado en sexos, reconocido con horas de “mérito” _certificadas y avaladas por lo mejorcillo del tingladillo formativo local_ , en un edificio emblemático próximo al mar y al alto horno, con el bullicio exterior del mercadillo sabatino. Todo idílico, y con un solo contratiempo: ha habido que inclinar la cabeza _me da_ y denominar a las jornadas “JORNADES EDUCATIVAS ACTIVES”. ¿Que qué, qué? Quien paga y certifica, manda. Y es que el flamante CEFIRE de Sagunt, vesión 2.0 (nunca hubo buenas segundas partes) está “muy implicado” en las políticas educativas activas de formación del profesorado en la Comarca, de “innovación”, “plurilingüismo”, “xarxa”, “infantesa”, “clasicisme”, así como difusión, uso y manejo de artefactos y plataforma varias. Todo ello con una gama plural, humana y experta, de asesores y asesoras seleccionado de entre lo más granado y experimentado de su puesta en práctica, y de liderazgo, dirigidos por un experto sindicalista de pro al que se recompensa y reconoce los méritos contraídos.

A dicho acontecimiento, al que he sido invitado a participar _por guasáApp_ después de hacer un comentario en la noticia que recogía este Medio (pero al que, claro, no asistiré ni harto de horchata, y ni aunque lo transmitan por “strearming”, con tal de no ver ciertas caras, y por si acaso me acusan de tirarme un cuesco _que ya puestos, alguna predispuesta asistirá_) acudirá, sin duda “gente rara” en busca de nuevas emociones educativas; a escuchar expertos “críticos” que no abandonan el aula por un puesto allí; que no publica sus libros en papel por no consumir naturaleza; implicados en sus Centros, como profesores, _y como padres_, comprendidos y reconocidos en sus claustros y departamentos, sin una mala palabra hacia sus colegas, expertos en navegar y en guardar la ropa sin despeinarse, expertos en RRSS…Sin duda ponentes/y talleristas de primer nivel (van a acomplejar, me temo.  a los formadores del CEFIRE saguntino).

El contenido de dichas “jornades” es cuanto menos, fantástico: “innovación educativa” _¡sufrida innovación!_ a la luz de “evidencias científicas”, “uso de dispositivos digitales”, “cacharrerismo” de alta I+D, nada menos que “aprendizaje basado en juegos”, “comunidades digitales de aprendizaje”, y “así, hasta el infinito”. Sin duda, “Ellos” y, sobre todo “Vosotros” sois, queridos y queridas “imprescindibles”. Es tradición del País, del Mediterráneo, claro, organizar la cena de gala –supongo que regada con horchata, “nacional” de Alboraya, confío, y sin duda_ y  terminar con una visita guiada por experto asesor al reino del cruce y sucesión de culturas, de patrimonio industrial puesto en valor, toros, procesiones y cucañas. Nada propio para gente amargada_ como este columnista_. Espero el “selfi” oficial(a ser posible que Quico y Tarazona no salgan en la toma, que los tenemos muy vistos). Verlos en la pantalla de mi dispositivo, sí me motiva, y estoy dispuesto.   

Sólo me queda digerir dos frustraciones por no querer asistir: la primera, de no poder escuchar en la bienvenida _o a los postres_ al Director del Cefire, divertido él, con babi de maestra de infantil, que lo mismo se lo pone. La segunda, no poder comprobar in situ si el flamante fichaje _chinche y rabie, Sr. Mayordomo_ para la asesoría de Infantil en dicho centro de formación luce modelo nuevo o es “de entonces” y si mantiene esa “risa tras risa”,  tan sincera, delatora y cautivadora. En definitiva: aprender de gente divertida.

Sin duda no les restará asistencia a éstas el hecho de celebrarse en Valencia otras “Jornades” los mismos días y a la misma hora, porque no serán tan guais, sin duda (“El aprendizaje de las lenguas mediante la literatura”). Sin duda, como la inauguración del VidaNova Parc, las jornadas serán un éxito para adjuntar en el Currículum de organizadores, ponentes, asistentes, patrocinadores y comerciantes, y pasarán a la historia educativa y formativa como “LAS JORNADAS DE LA HORCHATA” _nunca mejor dicho_.

Print Friendly, PDF & Email
Lunes, 03 Septiembre 2018 10:58

El curso plurilingüe

Print Friendly, PDF & Email

Consumidos los días veraniegos de felicidad, descanso,  exhibición, consumo, placer, selfis, pringues al sol, aires acondicionados, gasolinas y luces por las nubes,  patinetes multinacionales en aceras, chorizos sueltos,  franquismos en auge, izquierdistas maltrechos, nacionalistas y españolistas en gresca, y divorcios en trámite y a la vista, digo que: ya tenemos aquí la realidad del nuevo curso  escolar 2018-19. Y no crean: para un sector del profesorado (interinos sin plaza, interinos adjudicados, opositores sin plaza, y opositores ¡por fin! con ella, ha sido un verdadero calvario de calores, cabreos, incertidumbres, prácticamente de nula desconexión. Para los padres, dos meses de cuasi maldiciones, despotrique y queja. Me ahorro decir el porqué. Para los alumnos y alumnas, pese a algún coscorrón y aburrimiento, una cuasi liberación: mientras haya megas...

Comenzar con “finde” un curso escolar tiene su aquel. Para el profesorado, sin duda. Dos días más en casa, playa/montana, para prepararlo mejor(es un decir). El día 1 de septiembre se  ha librado de ser el vilipendiado como fecha de la vuelta. Se aplaza al día 3. Día en el que este Medio vuelve a su actividad;  como yo al puesto que tengo aquí, en mi columna, llena de propósitos renovados para el próximo ejercicio, cobrando sin ir a trabajar. Entre patos/no sueltas de patos, toros/o no toros, fiestas patronales o alternativas, exhibición política, aprovechando que Sagunt a Escena pasa por aquí y somos el “ojito derecho” del nacionalismo-socialismo-izquierdismo moderno y de “nuevo cuño”, trayéndonos el maná inversor y las inauguraciones más lucidas (lúcidas, no sé), también, ha pasado el verano del 18. De la UDEF, no sabemos nada nuevo. Y allá que vamos.

En un contexto global así, que me regala mi amigo faceboot, Antonio Fuertes Esteban (un tío listo y lúcido): “Su victoria, hacer del Mundo una mercancía. Su dominación, controlar desde el poder bancario la creación de dinero, convertido en deuda. Su prepotencia, abrir las puertas del Gran Casino. Nuestra ignorancia, idiocia o cobardía, dejarles que gobiernen el Mundo.”, un poco desalentador, lo admito, pero resumido en cinco líneas irrebatibles, se afronta el nuevo curso y discurrir de la Enseñanza; en estas tierras de conquistas, repoblaciones, emigraciones, heroicidades, nucleada, renqueante, algo(o mucho) asustada, y rezando para que sus gentes de bien no reclamen un salvador, y por el contrario, sepan centrar el enemigo.

Se me antoja denominarlo (más allá de las cosas pendientes, como construcciones, remodelaciones, amiantos, limpiezas, dotaciones o recortes, Ley Valenciana Educativa, etc.) así: “EL CURSO PLURILINGÜE”. Más, como desaguisado, posibilidad imposible, imposición, desorientación, perplejidad, cabezonería,  que como acierto, raciocinio, cordura,  objetivo, transparencia, implicación de los actores. Lejos de cualquier evaluación previa, y con el  uso y abuso  de “cientifistas universitarios de la cuerda” e interesados de la política nacionalista intentando poner una pica en el País de Jaume I (el “matamoros”, relata la Historia), etc. Por supuesto, sorteando y eludiendo sentencias, chantajeando en la práctica (al igual que con el Programa “Edificant”) a muchos territorios, centros, consejos escolares, claustros, ampas, Medios, etc… Pero sí: se han salido con “la suya”. Siempre se debió decir y afirmar que la enseñanza era “en valenciano” en la Comunidad,  Reino o País;  pero aplicando eso sí, al menos, dos Programas: el P.I.P y el P.I L, famosos. En el primero se matriculaba a los retoños,  normalmente y con disponibilidad,  con la voluntad y creencia de que la enseñanza lo era “en castellano”. Y lo era, añadiendo una asignatura con 3-4 horas semanales  del Valenciano, para después, como el que no quiere la cosa, ampliar la lengua vehicular “minorizada” en otras asignaturas en Primaria; y en Infantil…(bueno, lo dejo ahí, siendo lo que más conozco). Luego, lo de las líneas en Valenciano y de Inmersión Lingüística, dependiendo de territorios, centros, redes, etc. conformaba otra realidad.

Con el nuevo curso escolar, ven la luz(y la oscuridad), la normativa al respecto(de infame trayectoria),y los Planes Lingüísticos de los centros (semicoculta trayectoria, por no decir…), supuestamente elaborados por el profesorado, en comunidad bien avenida, participativa, diligente, experta en dichos menesteres, con la aportación cuasi divina de expertos, asesores “cefireños” de rompe y rasga, listos en las Ampas, encuestas informativas, evaluaciones previas…y así.  Por lo que sé, y conozco, COPIO Y PEGA. El procesador, un gran invento. Y si no hay “acuerdo” decido YO, desde mi Dirección General, “el nivel” aprobado. Me he perdido ese proceso, y me voy a perder su puesta en marcha. Sería interesante ver la cara de los eufóricos y de los escépticos.

Ya no hay enseñanza EN CASTELLANO, NI EN VALENCIANO, en esta saqueada Comunidad, fiestorra ella (que oye, no tengo nada en contra). Ya tenemos, por voluntad del 5% electoral, y dejación de funciones popular, una Enseñanza Plurilingüe. Para todos (¡ja!) por igual. ¿Qué sí? Pues amén. Con INGLÉS. Mucho inglés, mucho de inglés.

Tengo delante de mí la descarga de los documentos oficiales de un centro público (están en su WEB, lo que supone una felicitación… ¡y una sorpresa! por lo inaudito) con información a los padres de alumnos, sobre los libros de texto adoptados. Ahí se concreta todo el tocho del PLAN: TEIDE, TEIDE, TEIDE, TEIDE, en Valenciano, para las cuatro grandes;  EDELVIVES, una, en castellano. ¿Aciertan? Pues sí: Religión. De Inglés, no piden nada, menos mal. Mejor oral (o que todavía no estaba la maestra titular). ¿Aciertan el nivel? Venga: 3 INF, A-B-C (en donde antes había dos líneas, en una población mayoritariamente de castellanohablantes, ya sólo hay una, grande y libre). Cuarto A y B: Castellá SANTILLANA. Resto, Valenciano (Mates, Valencià, C.Sociales, C. Naturales). Inglés Oxford, para el inglés, claro. ¿Y Reli? No lo pone. Luego habría que ver los horarios, descansos, jornadas continuas o partidas, etc. Pero esto, no me digan, “apunta” maneras y éxito. En Primero y Segundo, las Mates, en C (castellano).  “Y un Rotllo de paper de cuina Maxi”.  Textual.

No hay espacio para más. Seguiremos observando. Ansío los resultados (si es que se podrán conocer, aunque los podremos “detectar”). Voy a cuidarme  a ver si llego.

Y si necesitan algo serio (además de esta columna) que llevarse a la boca sobre las “Instrucciones de Inicio de curso”, tecleen en Google este título, o Agustín Zaragozá,  Profesor y filósofo, publicado hace unos días en un medio regional escrito.

Que sea leve el retorno (y el reencuentro) les deseo a todos los lectores de esta columna y de EL ECONOMICO DE SAGUNTO.

Print Friendly, PDF & Email
Página 1 de 5