Manuel González Sánchez

Manuel González Sánchez

Manuel González ejerce como contramaestre en el departamento de Recocido de Arcelor Mittal empresa en la que comenzó a trabajar en el año 1991. Cuenta con las titulaciones de Técnico Especialista en Maquinas Eléctricas, también en Electromecánica y se especializó en redes urbanas e interurbanas en su etapa de trabajo en una empresa del sector de las telecomunicaciones. En la actualidad compatibiliza su trabajo con la actividad en el Grupo Político Segregación Porteña, del cual es concejal y, desde hace cuatro años ocupa el puesto como portavoz del grupo.

Viernes, 24 Mayo 2019 13:59

Hacer historia

El domingo 26 de mayo será un día histórico para El Puerto. Tras ver la reacción de nuestros vecinos ante la llamada de Iniciativa Porteña para que se movilicen por el cambio en el Ayuntamiento, solo puedo dar las gracias por las numerosísimas muestras de apoyo recibidas a nivel personal y también hacia Iniciativa Porteña.

Atrás va quedando una legislatura amarga para los que hemos tenido que soportar un equipo de gobierno que no nos ha dado ni agua a los porteños, que nos ha tenido maniatados con su mayoría absoluta fruto de la suma de votos de cuatro partidos que, se han equivocado en sus políticas hacia nuestro pueblo, que han intentado ahogar nuestra identidad, que han dejado que nuestras calles sean pasto de la suciedad, de la falta de mantenimiento, y de la falta de inversión en las cuestiones más básicas.

Tenemos la oportunidad de cambiar las cosas, a pesar de las tendencias que suelen arrastrar el voto de muchos ciudadanos que votan en clave nacional, Iniciativa Porteña ha puesto la carne en el asador y vemos que nuestra llamada ha calado y muchísimos ciudadanos y ciudadanas se volcarán para que nuestro pueblo ocupe el lugar que se merece.

No obstante, para aquellos que aún no tengáis decidido el voto, hago un último llamamiento. Apelo a vuestro corazón, a vuestra determinación por defender nuestro pueblo, su historia, su identidad; apelamos a que os rebeléis contra la forma de hacer política de este ayuntamiento, que nos ha discriminado gravemente.

El Puerto decide, todos vosotros decidís. Hagamos historia el próximo 26 de mayo, llevemos hasta la Alcaldía, no ha Manuel González, no ha Iniciativa Porteña, llevemos hasta la Alcaldía el sentimiento de un pueblo indignado. Podemos hacerlo porque somos más y haremos valer esa mayoría. El Puerto decide, vota Iniciativa Porteña.

Viernes, 10 Mayo 2019 16:15

El Puerto decide

Nos encontramos ante una nueva y trascendental cita electoral. Recientemente se celebraron las elecciones autonómicas y las generales. En esos encuentros con las urnas, los porteños y porteñas hemos sido una pequeña parte del electorado de la Comunidad Valenciana o del Estado Español. Sin embargo, en las elecciones locales que se avecinan, nuestro voto será el que decida quien manda en el Ayuntamiento de Sagunto.

Hemos pasado cuatro años de quejas constantes ante la pasividad de la administración municipal, que ha hecho un ejercicio de clara omisión de sus deberes en El Puerto, en el que el reloj quedó parado con la llegada del actual alcalde.

Los porteños decidiremos si queremos cambiar la situación de desidia actual. Decidiremos si queremos que la plaza de la Concordia siga sin remodelar. Será nuestra responsabilidad si permitimos que sigan mandando aquellos que se han olvidado de la Gerencia, del Museo Industrial, de nuestro Archivo histórico o de acabar la accesibilidad al Horno Alto.

De nuestro voto dependerá que siga en manos de quienes ahora mandan, la decisión de empezar de una vez la restauración del pantalán, que se está cayendo a pedazos, o la ejecución del paseo azul entre las playas de Canet y El Puerto, que cuatro años después, sigue sin comenzar.

Todos nosotros decidiremos si queremos mantener en ese estado de suciedad nuestras calles, que necesitan un lavado de cara, de reasfaltado, de accesibilidad en muchos casos. Merecemos cambiar estas cosas, pero para ello es necesario que hagamos valer nuestro peso en las urnas el próximo 26 de mayo.

El Puerto decide si apuesta por al menos intentar recuperar la Gerencia, puesto que quienes mandan ahora, siquiera han sido capaces de hacer algo digno de mención. Los porteños y porteñas decidirán si quieren que nuestra industria sea tratada con respeto, huyendo de los alarmismos que ha generado la propia institución municipal.

Nosotros los porteños, decidiremos si queremos mantener ese transporte tercermundista y peligroso que cada día traslada a cientos de nuestros vecinos y vecinas hasta Valencia. Todos nosotros decidiremos si el Ayuntamiento defiende la llegada del tren de cercanías hasta nuestro pueblo.

Es nuestra decisión y está en nuestras manos cambiar las cosas. El Puerto decide, por eso os pido el voto para Iniciativa Porteña...

Viernes, 26 Abril 2019 15:36

Tenemos la sartén por el mango

A pesar de que dedico una buena parte de mi vida a la política activa como portavoz de Iniciativa Porteña, también soy humano, por lo que tenía muchísimas ganas de que llegara a su fin la campaña electoral que hoy termina, que deja tras de sí semanas de encuestas, debates, noticias de los candidatos y propuestas de los partidos, que han celebrado miles de mítines a lo largo y ancho de España. Mañana sábado jornada de reflexión antes de que cada ciudadano decida ejercitar su derecho al voto.

Los porteños y porteñas votarán el domingo, supongo que valorando las propuestas y el tipo de política de cada una de las formaciones que concurren a estos comicios, pero, al mismo tiempo, estoy seguro de que muchos no habrán leído aquellas cuestiones que contienen los programas electorales de los diferentes partidos. Si que conocemos las políticas sociales o económicas de esas marcas nacionales, pero me pregunto si valoramos lo que cada uno lleva en su programa respecto a cuestiones que afectan directamente a los porteños.

Seguro que muchos de ustedes no sabrán que fuerzas tan antagónicas como EU o PP, llevan entre sus propuestas el tren de cercanías hasta El Puerto, aunque aquellos que lo saben, también reconocerán que, de acuerdo a lo que han hecho hasta ahora éstos u otros partidos, esas propuestas son solo de cara a la galería.

Así es como las personas que vivimos en El Puerto, el domingo iremos a las urnas, con nuestras ideas políticas y, sin tener muy en cuenta lo estrictamente local, depositaremos nuestra papeleta. Somos conscientes de que nuestros 35.000 votos frente a los millones de españoles y españolas que acudirán a las urnas, son importantes pero como mucho decidirán sobre una parte de los que son necesarios para alcanzar un diputado.

Como decía al principio, tenía ganas de ver finalizar todo este espectáculo, pero en mi caso, a parte del hastío que siento por la política nacional o autonómica, aunque quede feo decirlo, quería pasar página porque en un par de semanas empezamos otra campaña electoral para ver si de verdad cambiamos las cosas en el Ayuntamiento de Sagunto. Y a diferencia de lo que ocurre en las autonómicas o en las estatales, en las elecciones municipales, los porteños y porteñas sí que son decisivos.

Os he escuchado quejaros amargamente durante estos cuatro años. En muy poco tiempo tendremos la ocasión de hacer valer nuestro peso en este municipio tan injusto con El Puerto. Los porteños y las porteñas somos mayoría absoluta en el municipio de Sagunto. Nuestra voluntad es decisiva, no lo olvidéis. Espero que os deis cuenta de que tenemos la sartén por el mango. Ahora sí, comienza la cuenta atrás... quedan tan solo treinta días.

La pasada semana tuvo lugar la manifestación anunciada para reclamar el tren de cercanías hasta El Puerto. Lo más reseñable es la presencia de todas las fuerzas políticas con representación en el ayuntamiento, e incluso algunos diputados.

Para preparar esa movilización se conformó una plataforma a la que se sumaron mas de 50 entidades culturales, deportivas, festivas, políticas, empresariales y vecinales, lo cual da una idea de lo que ha calado esta idea en la sociedad porteña.

Es evidente que la mayoría de los partidos políticos se han dado cuenta de la tremenda importancia que tiene esta infraestructura para la opinión pública de El Puerto, de ahí su presencia en la marcha por el tren. Sin embargo, ahora tendremos que estar pendientes de los programas electorales de cada una de las fuerzas para ver cuál es su grado de compromiso con esta infraestructura.

Desde luego que la lucha por el tren de cercanías no ha hecho más que empezar, pues se seguirán produciendo llamamientos a la movilización y se exigirá a cada fuerza política que traslade a los hechos palpables, el interés mostrado por sus cabezas visibles por estar en la cabecera de la marcha por el tren.

Son ya unos cuantos años reclamando a las diferentes administraciones que se impliquen con el tren. De momento los avances se han visto frenados en el Ministerio de Fomento, pero no tengo la menor duda de que tras la movilización, se producirá algún movimiento, muy probablemente en la campaña electoral que se avecina. Habrá promesas de llevar adelante esa infraestructura, nuestra misión será que luego cumplan con lo prometido…

Cualquiera que se de una vuelta por nuestro pueblo, puede observar que su tendencia natural de crecimiento es hacia el Norte, es decir, hacia el río Palancia, aunque históricamente se ha intentado que El Puerto fuera construyendo su nueva trama hacia Sagunto.

Podemos observar como algunas zonas se urbanizaron y quedaron un tanto aisladas, como ocurrió con la cooperativa de San Francisco de Borja, que a pesar de los esfuerzos posteriores por cerrar el SUP2, aún sigue pendiente de tener una comunicación real con la trama urbana del centro de El Puerto.

Lo mismo ocurre con el espacio ya urbanizado entre el cementerio y San Francisco de Borja. Hay muchas viviendas por construir en esa zona que presenta un aspecto poco atractivo a los ojos de los posibles compradores. Esto es consecuencia de la desastrosa legislatura 2003-2007, en la cual el concejal de urbanismo era el actual alcalde. Quico Fernández se encargo de retrasar la urbanización del SUP2, utilizando todo tipo de tretas. Una de las cuestiones que puso como exigencia encima de la mesa, fue que en ese Proyecto de urbanización los contenedores tenían que estar soterrados.

El objetivo era claro, pues pretendía evitar que se cerrara ese hueco que conecta la calle Alcalá Galiano con la avenida Alfredo Simón. Si se producía esa conexión, esa falta de atractivo de la zona antes comentada, no se habría producido, ya que se habría concluido la urbanización del SUP2 y ya estaría colmatado de viviendas, con lo que la trama urbana estaría completamente cerrada hacia el Norte.

El caso es que después de obligar a gastarse la suma de 12000 euros por cada contenedor soterrado, resulta que la SAG, jamás los ha utilizado, pues utilizan contenedores en superficie que dan un aspecto tercermundista a las calles urbanizadas del SUP2, que al no estar preparadas para tener en superficie esos contenedores, los alojan sobre las aceras, con la consiguiente acumulación de suciedad. Esto demuestra que el capricho del alcalde, aparte de ser innecesario, solo tenía como objeto paralizar las obras en esa zona, pues al introducir estas modificaciones, se tenían que recalcular los costes de urbanización y su repercusión sobre los propietarios del suelo, retrasos y más retrasos.

Las consecuencias, ahí están, doce años después, todo está manga por hombro, aunque afortunadamente se ha producido un repunte en la construcción. Esto sirve como lección para darse cuenta de que las cosas que hizo Quico Fernández tenían precisamente el objetivo de retrasar la construcción de viviendas aquí en El Puerto, para poder sacar adelante el Norte del Palancia en Sagunto, lo cual ocasionó que se desplazarán hasta allí muchos compradores de vivienda que indudablemente hubieran preferido comprar sus casas aquí abajo. El señor Fernández, ha sido muy dañino para los intereses de los porteños, y con ejemplos como este o con el desastre del FUSIÓN, se pueden ver con claridad porque hago esta afirmación…

Viernes, 29 Marzo 2019 14:11

Dimensiones paralelas

Cuando sales a la calle y tienes contacto diario con los vecinos, o cuando vas a trabajar y escuchas las conversaciones de las personas que no están vinculadas a la actividad política, te das cuenta de lo lejos que están algunos concejales de los problemas triviales que realmente afectan a los ciudadanos. Si los políticos pudiéramos estar al pie del cañón escuchando esas pequeñas problemáticas, seguramente muchas de esas cuestiones leves, se solucionarían de manera inmediata.

Las quejas de las personas, normalmente nos vienen por la falta de limpieza, por el asfalto, por la accesibilidad o por pequeñas cuestiones de mantenimiento. A muy pocos les afectan directamente las cuestiones que por ejemplo se trataron el pasado martes en el Pleno. En un Salón lleno a rebosar por la presencia de los trabajadores de Lafarge, el público se quedó por momentos asombrado, viendo en que nos entretenemos los partidos políticos a la hora de presentar nuestras propuestas.

No quiero restarle importancia a ninguna de las mociones tratadas, ni mucho menos. Pero bajo mi punto de vista, el Ayuntamiento no es el foro adecuado. Con todas las cuestiones por resolver en el término municipal, me parece un tanto ridículo hablar de temas que no son de nuestra competencia, mezclando mociones sobre convivencia, abolición de la prostitución o conmemoración de la República. Y eso por no recordar otros plenos en los que hemos llegado a enviar requerimientos a la ONU, el gobierno de Marruecos o al de Estados Unidos por poner algunos ejemplos.

Algunos de los componentes del público me comentaron que les parecía patético que en el Pleno del Ayuntamiento se debatieran estas cosas, cuando había tantos problemas competencia municipal, que todavía están sin resolver. Hay mucho que cambiar en este Ayuntamiento, pues vivir la realidad cotidiana de nuestros vecinos, debería ser asignatura obligatoria para todos los aspirantes a ser concejales. De momento queda claro que los ciudadanos de a pie y los partidos que gobiernan, viven en dimensiones paralelas. Afortunadamente quedan menos de dos meses para empezar a cambiar las cosas…

Viernes, 08 Marzo 2019 18:12

Lafarge: Vencer o Morir

Recuerdo que hace unos años, nuestro alcalde, Quico Fernández emulaba a Romeu, defendiendo la montaña que lleva su nombre, utilizando el término despectivo de “Gabachos” para referirse a los propietarios de la multinacional Lafarge. Esta es una historia, en la que el capítulo que se está desarrollando en este momento estaba escrito. Han sido cuatro años de gobierno de Compromís y otros tres partidos que han actuado al servicio de los nacionalistas. Durante este tiempo, han sido incontables las emboscadas administrativas que le han tendido a la empresa en cuestión.

La última batalla emprendida por el Cuatripartito municipal, tras fracasar en sus intentos de tirar a la cementera de la cantera donde extrae la caliza, comenzó hace ya unos cuantos meses. Ya lo advertí en aquel momento, aunque parece que mis palabras no fueron debidamente escuchadas por los interesados. Compromís, PSPV, ADN y EU, aprobaron en el pleno la delimitación de lo que ellos pretenden que sea el paraje natural protegido de Romeu. Esa aprobación plenaria ha seguido su curso y ahora le tocaba a la Generalitat Valenciana dar ese reconocimiento mediante la pertinente declaración.

El caso es que el PSPV y Compromís, su socio en el Gobierno autonómico, hace una semana decidieron posponer esa aprobación, para cambiar de opinión tan solo cuatro días después. Lo que ocurrió tiene su explicación en que el adelanto de elecciones por parte de Ximo Puig no ha caído nada bien entre los nacionalistas, por lo que, en compensación, el actual President les había concedido algunas medidas entre las que se incluía esta barbaridad.

Aquí no valen las explicaciones, ni los razonamientos esgrimidos por la empresa. Aquí de nada sirve que la aprobación del paraje natural pone en la cuerda floja a quinientos trabajadores y trabajadoras que prestan sus servicios directa o indirectamente para la empresa. No, aquí solo vale el capricho de Compromís que con las concesiones de Ximo Puig calmaba su rabieta.

Los trabajadores de Lafarge han sido extremadamente pacientes esperando que las razones de peso que esgrimían fueran escuchadas. Todo parecía ir bien hace siete días, pero una decisión política a mi juicio no sopesada los puede poner de patitas en la calle. El caso es que esta mañana han vuelto a paralizar la aprobación del paraje, en lo que indudablemente ha influido el inicio de movilizaciones de los trabajadores de la cementera. Por eso, la única manera de parar este atropello pasa por demostrarle al gobierno valenciano que el colectivo Lafarge no está derrotado. Ximo Puig actúa pensando que su imagen no se verá dañada, a pesar de que la “bajada de pantalones” del president, el pasado martes fue monumental, hasta los tobillos… pero hoy milagrosamente se los ha vuelto a subir.

En medio queda la campaña de alarmismo en la que han fomentado las dudas entre la población sobre las emisiones de la empresa. Han utilizado medios públicos de manera premeditada para llegar a este momento, generando alarmismo previamente para que los vecinos del Municipio no vieran tan mal el cierre de Lafarge. Y así, dados los antecedentes de poca “beligerancia” del colectivo de trabajadores, ellos pueden llegar a pensar que su trabajo concluirá con la declaración del paraje natural.

De la determinación con la que actúen los trabajadores de Lafarge dependerá su continuidad en la empresa. No estamos ante un futuro incierto, sino ante un más que posible cierre de la planta. Aquí no caben medias tintas, o se gana esta guerra o morirá la actividad de Lafarge en nuestro Municipio. Al PSPV solo se le puede hacer cambiar de opinión, si se muestra a los ciudadanos su verdadera calaña, pues aquí el único criterio que están siguiendo, es el de satisfacer a sus socios de gobierno, sin ningún tipo de escrúpulo ante las quinientas familias que ven peligrar su futuro. Se trata de mostrar la verdadera imagen de los socialistas valencianos y especialmente de los saguntinos. Así que le deseo toda la suerte al colectivo Lafarge, pues se inicia una batalla en la que solo les vale ganar: vencer o morir…

Viernes, 01 Marzo 2019 15:27

Visibilidad política

Afrontamos unos meses en los que se van a dirimir las elecciones generales el 28 de abril y, si no hay adelanto de las autonómicas, las elecciones a la Generalitat, las europeas y las municipales, se celebrarán el 26 de mayo. Es decir, tras las generales habrá un chaparrón mediático en el que se hablará de los posibles pactos en Madrid, al mismo tiempo que se celebrará la campaña electoral para volver a concurrir a las urnas a finales de mayo.

Los grandes partidos contarán con horas y más horas en la televisión, en los informativos y entrevistas de la radio, ocuparán las portadas de la prensa diaria, mientras que otras fuerzas locales como Iniciativa Porteña, haremos lo posible para tener la visibilidad necesaria para que nuestros vecinos se acuerden de nosotros cuando acudan a depositar su voto.

Aún así, tengo la convicción de que nos aproximamos a una grandísima oportunidad. Estoy convencido de que Iniciativa Porteña aspira a ser el partido más votado en las próximas elecciones municipales, en las que se producirá una tremenda dispersión del voto ante las innumerables marcas políticas que concurrirán a las urnas.

Ante este panorama, me gustaría que los vecinos de El Puerto hicieran una reflexión. Es importante votar en las generales, en las autonómicas o en las europeas; en esas elecciones, el voto de nuestro pueblo sumará, aunque no será decisivo. Sin embargo, es hora de que valoremos nuestra fuerza real en las elecciones al Ayuntamiento de Sagunto. Los porteños y porteñas sumamos dos tercios de la población del municipio, por lo que en este caso sí que somos decisivos. Por ello, Iniciativa Porteña seguirá llamando vuestra atención, para que no nos olvidemos de la única fuerza netamente porteña.

Se acerca un momento histórico para El Puerto, que decidirá si quiere cambiar las cosas, nosotros decidiremos si queremos mejorar la actual situación de desidia y abandono por parte del ayuntamiento de Sagunto, nosotros decidiremos si queremos que nuestra historia o nuestra identidad sean respetadas, o que el nombre de El Puerto, prevalezca a pesar de los ataques continuos que recibe nuestro topónimo desde el propio Ayuntamiento de Sagunto; nosotros decidiremos si nuestro patrimonio industrial, la gerencia, el paseo marítimo, el tren de cercanías, el pantalán, el puente sobre el Palancia y otras muchísimas cuestiones, pasen a ser auténticas prioridades para quienes dirijan el Ayuntamiento. En definitiva, los porteños y porteñas somos dueños de nuestro destino. Apostemos por nuestro pueblo...

El Ayuntamiento de Sagunto ha sacado a licitación la ejecución del paseo azul entre las playas de El Puerto y Canet. Este hecho esconde una sorpresa que nos ha dejado un tanto perplejos. Al parecer, esa licitación se ha hecho de espaldas al Ayuntamiento de Canet de Berenguer, con lo que los últimos 135 metros de ese paseo azul, que están dentro del ámbito de actuación del municipio vecino, quedarían pendientes.

El equipo de Gobierno de Canet, ha salido al paso indicando que se han enterado por la prensa de esa licitación, con lo que nos podemos dar cuenta de cual es la capacidad de gestión de nuestro cuatripartito con una legión de liberados que son incapaces de coordinar una cuestión tan sencilla como esta. Lo normal habría sido coordinar la adjudicación de estas obras entre los dos Ayuntamientos. Así nos encontramos con el problema de que se harán dos licitaciones para un mismo proyecto en el que puede haber contratistas diferentes e incluso fechas de comienzo y fin de obra diferentes. Me pregunto quiénes y cuando inaugurarán esta obra, si cada uno abrirá su parte en fechas distintas o si se abrirá todo al mismo tiempo; la verdad es que la cosa tiene su miga. Es el día a día del consistorio saguntino que parece navegar a la deriva.

Ni en los pequeños detalles se puede realizar una valoración positiva de quienes nos gobiernan desde el Ayuntamiento. Recuerden los paelleros que, para ser una obra tan pequeña, fueron muy mal acabados, con las mesas mal diseñadas, sin una fuente, sin aseos… francamente mucho por mejorar en ese pequeño proyecto que tan buena acogida ha tenido, eso sí acogida acompañada de un aluvión de críticas ante la falta de estas pequeñas mejoras.

Otro ejemplo de esta falta de aplicación en la gestión cotidiana tenemos en los pipi canes, que han significado un gran avance, pero que también están pendientes de mejorar con la debida iluminación para quienes pasean a sus perros por la noche, usuarios que también han pedido que se dote estos espacios con fuentes y con una mejor limpieza. Si embargo, esas pequeñas cuestiones no han sido atendidas por los concejales responsables de la gestión, que han sido claramente superados por las exigencias de los cargos que ocupan. Afortunadamente les quedan menos de tres meses…

Viernes, 01 Febrero 2019 13:30

Distinto rasero

Esta semana se ha cerrado el acuerdo para la compra del edificio de la ONCE en Sagunto, por un importe de 365.000 euros. Independientemente de que la propiedad tenga o no ese valor, lo que llama la atención, son dos cuestiones. La primera, los motivos para su adquisición, pues la intención es habilitar ese edificio como Casal Jove de Sagunto. Esto resulta sorprendente cuando la propuesta parte de partidos políticos que consideran que Sagunto y El Puerto son una misma ciudad, por lo que, siguiendo con sus argumentaciones, y dado que ya existe otro casal Jove en El Puerto, no era necesaria esta adquisición. Ellos afirman que así atienden a los jóvenes de Sagunto, luego están reconociendo implícitamente que los jóvenes de El Puerto forman parte de otro colectivo.

Por otro lado, llama mucho la atención la prisa que se dan en aquellas cuestiones que afectan a Sagunto, mientras que aquí, en El Puerto, el reloj se quedó parado con la llegada de este equipo de gobierno que estamos padeciendo. Si no, ya me dirán ustedes los avances en cuestiones como la Gerencia, el Museo Industrial, el Pabellón o la Plaza de la Concordia, por poner algunos ejemplos.

Además, estamos en una legislatura en la que nuevamente mandando Compromís vemos como el patrimonio municipal se incrementa en Sagunto, tal y como ocurrió en la legislatura 2003-2007, en la que se gastaron 5 millones de euros en adquirir y reformar el edificio de Bancaja en Camí Real. En esta ocasión, a parte de la adquisición de este inmueble de la ONCE, también han ampliado el Domus Baebia.

Mientras tanto aquí abajo el Ayuntamiento ha permitido que caigan en manos privadas la Casa Noguera o la residencia de Aznar (que algunos llaman casa amarilla de la playa), en ambos casos, pérdidas imperdonables que se podían haber adquirido por una cantidad incluso inferior a los 365.000 euros que se han gastado en Sagunto.

Y que cada cual saque sus conclusiones, pero la realidad es que mientras El Puerto languidece, Compromís, con el apoyo del PSOE, ADN y sobre todo de sus palmeros porteños de EU, sigue barriendo de manera descarada hacia Sagunto. Una más entre tantas cuestiones que tocará cambiar a partir de mayo…quedan 4 meses…

Página 1 de 16