Manuel González Sánchez

Manuel González Sánchez

Manuel González ejerce como contramaestre en el departamento de Recocido de Arcelor Mittal empresa en la que comenzó a trabajar en el año 1991. Cuenta con las titulaciones de Técnico Especialista en Maquinas Eléctricas, también en Electromecánica y se especializó en redes urbanas e interurbanas en su etapa de trabajo en una empresa del sector de las telecomunicaciones. En la actualidad compatibiliza su trabajo con la actividad en el Grupo Político Segregación Porteña, del cual es concejal y, desde hace cuatro años ocupa el puesto como portavoz del grupo.

Viernes, 26 Marzo 2021 21:06

Ayudar a los animales de Huachipa

La sesión del pleno del Ayuntamiento de Sagunto celebrada ayer jueves, acabó casi a media noche tras más de seis horas en las que se debatieron algunos asuntos locales, pero la mayoría del tiempo, lo emplearon los partidos de índole nacional, que incluso este espacio lo utilizan para exhibir su arsenal ideológico, como si estuviéramos en plena campaña electoral para la Asamblea de Madrid…

El PSOE presentó una moción en defensa de la enseñanza pública y de calidad, como si no supieran que su partido manda tanto en la Generalitat, como en el gobierno de la nación, que es donde se encuentran los órganos que gestionan el ámbito educativo. Por lo tanto, convendremos en que es desde Valencia o Madrid, es donde tendrán que demostrar que realmente están por lo público.

Compromís aprovechó la sesión para pedir mediante la pertinente propuesta, el cierre de la Central nuclear de Cofrentes. En este caso la moción fue rechazada por el Pleno, pero en el supuesto de que hubiera sido aprobada, su recorrido habría acabado en la papelera de algún despacho de Valencia.

El PP presentó una moción en la que solicitaba la creación de nuevas UCI´s, en la que también hubo un eterno debate de contenido político en el que se criticaron las políticas realizadas por unos y otros en el ámbito nacional y autonómico. Y yo me pregunto si no será más conveniente que este tipo de propuestas se presenten directamente en la Generalitat por el grupo popular que tiene allí un montón de diputados.

EU siguiendo la estela del resto, atacó el precio de los alquileres, en clara referencia a la batalla que están manteniendo sus hermanos mayores en Madrid en el gobierno que comparten con el PSOE. De hecho, en su propuesta final que contenía dos puntos, instaba al Gobierno de España. Tanto en este caso, como en los anteriores, el debate se alargó con argumentos de política de color, con cuestiones que aunque afectan a todos los ciudadanos, están muy alejados de las competencias municipales.

Es cierto que en ocasiones se llevan mociones al pleno, que, aun no siendo competencia municipal, atañen muy directamente a personas de municipio. Pero insisto en que esas propuestas concretas a las que hago referencia más arriba en este escrito no dejan de ser escaramuzas políticas que nos hacen perder el tiempo en un pleno que debería centrar sus esfuerzos en las cuestiones más locales que son de su competencia.

Esta situación se viene repitiendo pleno tras pleno, por lo que he llegado a la conclusión de presentar mociones que hagan reflexionar al resto de partidos sobre los motivos por los que están en el Ayuntamiento, que son fundamentalmente gestionar los recursos de los ciudadanos de El Puerto y de Sagunto. De hecho, en IP no estamos por la labor de soportar estas discusiones mientras se dejan de lado asuntos de índole local. Quien sabe, es posible que con esta falta de seriedad nos planteemos presentar mociones cuyo recorrido será exactamente el mismo que las que vimos ayer… la primera: “Plan de ayudas para los animales del Zoológico de Huachipa”… ¿a que les parece poco serio? ¿A que roza lo cómico? Exactamente igual que el Pleno del Ayuntamiento de Sagunto.

Viernes, 12 Marzo 2021 21:07

Dos años sin fallas

Para mí las fallas siempre han sido unas fiestas entrañables. Nací en el grupo Goyoaga, en el portal “H” (el bloque del centro del Barrio, en la Calle Zaragoza). Siendo bien pequeño vi quemar varios monumentos en la plaza de los “Pepes”, pues en aquel entonces, recuerdo que las fallas se montaban allí, en la misma plaza. Desde mi casa, un segundo piso donde convivía con ocho hermanos más, se olía la pólvora de las mascletaes, que por supuesto, las de la Victoria “siempre eran las mejores” … La falla se veía desde nuestra atalaya privilegiada como si formara parte de aquel espacio que contaba con varios juegos infantiles, como las “tortugas”, los “tubos”, la “escalera” o los “puentes”. En medio de la plaza, lo que quedaba de una fuente redonda en la que no recuerdo que hubiera agua; el monumento emergía en medio de todo, conformando el centro de atención durante unos cuantos días. Las verbenas y todo lo que había en torno a las fallas, lo tengo como un grato recuerdo de mi niñez….

En mis adolescencia y juventud, siempre consideré las fiestas falleras como las más importantes en El Puerto, porque francamente he disfrutado muchos días del excelente ambiente que ofrecían y ofrecen nuestras fallas; recuerdo muchas noches “locas” en la Merello, Marina, Palmetera, Palleter, Rodrigo, etc, aunque durante unos cuantos años, la fiesta siempre acababa en la falla Teodoro Llorente, eso sí, con algún que otro trago de la insuperable mistela del barril de la Chestana…

Estas fiestas, están muy arraigadas en nuestro pueblo donde cuentan con miles de falleros y falleras; aquí, en El Puerto se encuentran las comisiones más numerosas del Camp de Morvedre, lo que conlleva que las fallas más importantes se monten año tras año en nuestras calles. Gracias al trabajo incansable y al esfuerzo económico de quienes componen las diferentes comisiones, disfrutamos cada año de la cabalgata fallera, los castillos de fuegos artificiales, las mascletaes, las verbenas y por supuesto la Nit de la Cremà, eventos que llenan de color y ambiente cada barrio, cada rincón. Francamente se echa de menos.

También hay algunas quejas ciudadanas por el ruido o los cortes de calles, pero eso forma parte de la normalidad en las fiestas; al final todos ponemos de nuestra parte para que las fiestas transcurran con la mejor de las concordias. Sin embargo, este será el segundo año sin fallas y sin quejas, que también las echo de menos…

Me vienen a la mente todas esas comisiones que se esforzaron para llegar a tope en las fiestas Josefinas del 2020, hasta que, con los monumentos ya en las calles, se tomó la decisión de suspender las fallas. Tras el golpe, el colectivo fallero entendiendo la difícil situación, decidió seguir trabajando, pensando en que todo volvería a la normalidad. El trabajo de todo un año quedó guardado con la esperanza de poder retomar las fiestas en 2021. Pero llegadas las fechas, nos encontramos en plena lucha contra la pandemia y las fallas tendrán que esperar, es lo que marca la situación.

Entiendo el difícil momento que atraviesan algunas comisiones que nuevamente ven frustrada su ilusión. Desde mi posición solo puedo mandarles mucha fuerza y ánimo con la esperanza de que todo cambie a mejor. Transmitirles que somos muchos los ciudadanos que, aun no estando inmersos en el colectivo fallero, amamos estas fiestas porque forman parte de nuestra vida y de nuestros recuerdos… Queremos que volváis y que lo hagáis con toda la fuerza; me consta que vais a seguir luchando por una tradición que amáis, que amamos… somos muchos los que valoramos vuestro trabajo. Gracias por vuestra labor.

Iniciativa Porteña concurrió como grupo político por primera vez a las elecciones municipales allá por 1999, en aquel entonces con las siglas SP (Segregación Porteña). Tras su aparición en la política local nuestro partido siempre ha contado con representación en el Pleno municipal. En el primer intento conseguimos 4 concejales, 3 en 2003, 6 en el 2007, 4 en 2011, 3 en 2015 y, por último 5 concejales en las elecciones locales de mayo del 2019, en las que nos votaron casi 5000 vecinos del municipio.

Estos resultados demuestran que existe un grupo muy importante de ciudadanos que apuestan por IP que prácticamente en todas las elecciones celebradas ha conseguido ser el partido más votado en El Puerto. A lo largo de todo este tiempo se han producido muchos vaivenes en la política nacional que también nos han afectado, pero seguimos ahí a pesar de la irrupción de otros partidos como Ciudadanos, Podemos o Vox.

A menudo me preguntan sobre la tendencia política de nuestros votantes y se escuchan multitud de teorías intentando dar color a quienes encabezamos los órganos de representación de IP. La realidad es que a lo largo de estos últimos años he escuchado a diversos partidos que se consideraban transversales sin serlo. El ejemplo más claro de lo que es un partido transversal es precisamente IP, donde se pueden encontrar personas con pensamiento claramente de izquierdas con otros militantes que son de un perfil más conservador.

Convivir dentro de un mismo grupo político con quienes vienen de tendencias ideológicas tan distintas genera confusiones que otras fuerzas políticas intentan aprovechar. Sin embargo, he de decir que las personas que estamos en IP, hemos sido a lo largo de estos más de 20 años un ejemplo de integridad, superando esos ataques ideológicos que se han sucedido desde otras formaciones, los de izquierdas asegurando que hacemos políticas de derechas o los otros asegurando que somos más comunistas que Stalin.

Seguimos en la brecha con determinación, nuestro camino se alarga en el tiempo, pero a pesar de las dudas que pretenden sembrar algunos, mantenemos nuestros objetivos. El Puerto, su identidad, su historia, nuestra aspiración de tener un ayuntamiento propio y todos aquellos proyectos que afectan a nuestro pueblo, son tareas en las cuales Iniciativa Porteña tiene presencia, intentando siempre aportar en todo aquello que se va a ejecutar y poniendo acento en la multitud de cuestiones pendientes en El Puerto.

No quiero acabar este artículo sin nombrar a nuestros jóvenes. En los últimos años se han incorporado a Iniciativa Porteña un grupo que se ha constituido bajo la marca “jóvenes porteños”, que están aportando ideas y trabajo a nuestro partido y se están abriendo un hueco en los órganos de gestión de nuestra formación. Eduardo Márquez con 23 años ha cogido las riendas de la asociación ciudadana y Carolina Fuertes (28 años) es concejal por IP. Pero hay otros jóvenes que también se han incorporado al aparato político de IP, pues Mario y Enrique Cereceda o Arián Sebastià, son jóvenes llamados a ser personas muy importantes en el futuro de IP.

Ellos llenan de ilusión el futuro de IP, pues son personas formadas que han demostrado una gran capacidad de trabajo. Darán mucho que hablar… al tiempo.

Por último, dar las gracias a todos aquellos ciudadanos que confían en nosotros, pues saben que no solo somos un partido local, IP siempre será algo más…

Viernes, 29 Enero 2021 21:06

La triste realidad del tripartito

En el pleno de ayer jueves, los partidos municipales se enzarzaron en debatir cuestiones para las que no tiene competencias este ayuntamiento. Se consumieron horas de pleno en hablar sobre el COVID y la petición de hacer PCR masivos, competencia de la Conselleria de Sanidad, sobre las tarifas de la electricidad, competencia del gobierno de la nación, o sobre planes de ayuda a las empresas y autónomos, en los que se instaba al gobierno de la nación o al autonómico, cuando desde el propio ayuntamiento se puede hacer mucho más y con mayor agilidad.

Precisamente me quiero centrar en lo que es la gestión municipal, pues esta legislatura lleva camino de ser la peor gestionada de la historia. Solo les dejaré algunas pinceladas, como por ejemplo lo publicado hace unos días respecto a la no presentación del ayuntamiento ante la Sindicatura de Cuentas, de las cuentas del 2019, una cuestión considerada como muy grave y que puede traer la pérdida de las ayudas de la Generalitat desde 2015.

En esta misma línea, he de recordar que, para aprobar el plan de autónomos del pasado año, el tripartito necesitaba conocer el remanente o fondos no gastados en 2019. Ese plan de ayudas finalmente se retrasó, pues para calcular los fondos disponibles se tuvo que contratar una asistencia técnica externa, ya que los concejales del tripartito fueron incapaces de conseguir que intervención lo hiciera con los recursos personales del departamento.

Y que les parece: nos encontramos casi en febrero, y este ayuntamiento no tiene presupuestos, a pesar de que el tripartito tiene mayoría absoluta. Es inaudito, pero ni siquiera han presentado el borrador de presupuestos. Es más, en el mes de diciembre decidieron contratar una empresa externa para que los realizara, algo que no había pasado antes. Sin embargo, para sorpresa de todos, hace escasos días decidieron dar marcha atrás y rescindir el contrato, con lo que volvíamos a la casilla de salida y los presupuestos siguen en el limbo. Esta es la banda desorganizada que nos gobierna.

Ustedes convendrán conmigo en que un gobierno con 19 personas en dedicación exclusiva debería ir “como un tiro”. Sin embargo, se ve con claridad meridiana que no es así, tanto en el asunto de las cuentas como en las inversiones, por ejemplo. El otro día uno de los concejales del equipo de gobierno presumía del comienzo de las obras del Pabellón y del Instituto número cinco, aunque en realidad debería darles vergüenza porque tras seis años en los que están gobernando y tras varias promesas incumplidas, ya era hora de que comenzaran esas obras. Y mucho ojo que han comenzado y ojalá que no se paren…

Viernes, 18 Diciembre 2020 20:05

Año nuevo, vida nueva

El año que estamos a punto de abandonar ha supuesto un antes y un después en nuestras vidas. Los ciudadanos hemos funcionado a golpe de decretos que suponían limitaciones horarias y de movimiento, todo ello condicionado por una pandemia que espero que pase a la historia a la mayor brevedad, bueno más que esperarlo lo deseo.

Todo ha sido tapado por el COVID-19, que se ha convertido en el monotema de los noticiarios, tertulias y ha paralizado todas las actividades sociales. También la política se ha visto afectada, pues nada es más importante que la salud de las personas, y bajo ese paraguas los errores de la administración, en algunos casos garrafales, han quedado en un segundo plano.

Los problemas que padecemos en la gestión local, se han visto incluso acrecentados, pues el nivel demostrado por el equipo de gobierno ha sido casi nulo. Las inversiones que se preveían en los presupuestos se han quedado en el tintero, y cuando hemos hablado del abandono de El Puerto, nuestra voz se ha visto ahogada por el aluvión mediático de la pandemia. Seguimos con los mismos problemas de limpieza, mantenimiento, patrimonio industrial, inversiones, etc…

En cuanto a Iniciativa Porteña, nuestra gran bandera siempre ha sido el contacto directo con los ciudadanos, por lo que hemos tenido que adaptarnos a la situación con gran acierto por parte de mis compañeros, que han sabido luchar contra las adversidades para poder atender las peticiones que nos han hecho llegar nuestros vecinos. Somos el partido más votado en El Puerto, responsabilidad que hemos recogido convirtiéndonos en la voz de nuestro pueblo en el Ayuntamiento.

Uno de los recursos más utilizados para felicitar el nuevo año, es aquello de “vida nueva”…aprovecho este escrito precisamente para desearos un gran 2021, el año en el que venceremos a la pandemia y recuperaremos nuestra libertad. Os envío un gran abrazo y muchísima fuerza.

Viernes, 20 Noviembre 2020 20:04

Identidad

Nací en un bloque de los que conforman el grupo Goyoaga, concretamente en el portal H. Estudié en la escuela Nuestra Señora de Begoña en aquel momento gestionada desde la fábrica en la que trabajaba mi padre, Alberto, al que apodaban “el carabinero”, pues antes de trabajar en los Altos Hornos, patrulló por nuestro término junto a otros compañeros que también acabaron afincándose en El Puerto.

En mi niñez, el pito de la fábrica, el humo de las chimeneas, el sanatorio o los chalés de la Gerencia, formaban parte del paisaje urbano de nuestro pueblo. La parte trasera de mi barrio estaba rodeada de huertos de naranjos, entre los que se distinguía con claridad la casa Noguera. Por esos huertos de cuando en cuando me despistaba con mis amigos, aunque siempre teníamos la referencia de “los cuatro caminos” … La Cope en la que comprábamos a granel el aceite de oliva, los talleres de la fábrica que estaban plenos de actividad, nuestro puerto comercial o la “playeta” que se hizo entre la escollera del muelle y el pantalán.

Dentro de estos breves recuerdos, nombro algunos elementos que forman parte de la memoria viva de nuestro pueblo; es nuestra identidad, es nuestra memoria que ha condicionado nuestro presente y condicionará nuestro futuro. Esos recuerdos se despiertan cuando paso junto al alto horno, el museo industrial, la nave de talleres, el barrio obrero, el conjunto de la gerencia, etc… todo ello y muchas otras cosas más son el legado cultural e histórico que nos han dejado nuestros antecesores. Y, por ende, ese legado es el que identifica a nuestro pueblo, El Puerto, y le da unas señas que lo diferencian de Canet, de Puzol o de Sagunto.

En El Puerto se han producido hasta cuatro intentos de segregación contra los que han ido poniendo piedras en el camino, e incluso han cambiado la ley para que no cumplamos con los parámetros de distancia entre núcleos o han intentado fracasados proyectos urbanísticos. Pero las leyes dejan puertas abiertas, y concretamente la ley valenciana de régimen local dice lo siguiente: «tendrán en todo caso una especial relevancia las argumentaciones de orden histórico y cultural que puedan efectuarse».

Ahí está el quid de la cuestión, puesto que precisamente es en nuestra cultura como pueblo y en nuestra historia donde se encuentran las diferencias importantes que mantienen viva la legítima aspiración de que El Puerto tenga su propio ayuntamiento. No se explica de otra manera el que cada día se esté librando una batalla para salvaguardar aquellos elementos que nos diferencian. Cada día luchamos para mantener nuestra identidad. Actualmente se está librando una dura batalla por el pantalán y vendrá otra para salvaguardar nuestro archivo histórico que está tirado dentro del inacabado e inundado museo industrial. Afortunadamente en

Iniciativa Porteña somos un grupo de personas que seguiremos defendiendo con determinación esa identidad tan perseguida y menospreciada por algunos…

Nos encontramos en un término municipal dual, en el que convivimos dos pueblos con identidades bien diferenciadas, por un lado, Sagunto, ciudad histórica por la que han pasado diferentes culturas que han dejado su huella, aunque parece que prevalece la identidad romana por el importante legado de esta etapa de la historia, que se hace acreedor a la declaración de patrimonio de la humanidad. En la zona costera nos encontramos los porteños, con una historia cuyo inicio se data en 1902, lo cual provoca que, a la hora de valorar las inversiones en patrimonio, quizá algunos infravaloran la importante riqueza patrimonial que atesora nuestro pueblo.

Dicho esto, tanto en uno como en otro pueblo existen edificios cuya adquisición puede suponer un importante desembolso para las administraciones, pero desde mi punto de vista, si las cosas se hacen con el objetivo de situar servicios en esos lugares, ese gasto cobra muchísimo más sentido. Me quiero centrar en El Puerto, lugar donde se podrían situar una serie de infraestructuras que al mismo tiempo pondrían en valor nuestra riqueza patrimonial.

Un ejemplo claro es el edificio del antiguo Economato en el conjunto de la Gerencia. Allí está previsto situar el CEAM (Centro Especializado de Atención a Mayores). Me parece una gran idea, puesto que el espacio reúne las condiciones de volumen y ubicación. Es verdad que tengo mis dudas respecto al momento en que se llevará a efecto este proyecto, pero de momento la redacción del mismo se hará a cuenta del presupuesto municipal. Este proyecto costara tiempo sacarlo adelante, pero es un ejemplo del uso que se le puede dar a un edificio emblemático.

En el mismo entorno de la Gerencia, tenemos otros dos edificios que son claro ejemplo de lo que estoy explicando; por un lado, las antiguas oficinas de altos hornos, que son utilizadas para prestar servicios municipales en su ala más antigua, mientras que en la parte más moderna, tiene su sede y presta enseñanza la Unión Musical Porteña.

Hace más de 10 años, se prometió desde la Generalitat que en este Municipio se construiría un CRIS (Centro de Rehabilitación e Inserción Social), que son edificios destinados a prestar servicios de atención a personas con enfermedad mental grave. Bajo mi criterio se erró en la decisión de plantear su construcción en una parcela municipal, cuando tenemos muchos edificios por recuperar. Por ejemplo, es una pena que se dejara perder la Casa Noguera, que perfectamente podía haber cumplido con las exigencias de un centro de estas características.

La vía minera que llega hasta El Puerto, necesita de un centro de recepción de visitantes e interpretación de esa gran obra de la ingeniería. Me pregunto porqué han ubicado ese centro de interpretación en un cuchitril en la parte de arriba de la oficina de turismo, cuando un Ayuntamiento de nuestra entidad perfectamente podía aspirar a una infraestructura más ambiciosa, por ejemplo, aprovechando esa propuesta para rehabilitar un chalé de la Gerencia.

De la misma manera se pueden hacer otras propuestas, como la creación de otros servicios públicos, por ejemplo, de la Seguridad Social, Hacienda u otros, en la ciudad jardín de la Gerencia, un entorno idílico cuyos jardines y viales se deberían recuperar para dar acceso a paseantes y usuarios de todos esos servicios. Esto permitiría sacar del abandono parte del patrimonio porteño. Estoy convencido de que, con la debida determinación, estas ideas u otras similares saldrían adelante…

Viernes, 23 Octubre 2020 19:05

Señor alcalde: Respeto a los votantes de IP

Durante el pleno celebrado en la tarde de ayer, salió a la palestra, en una de las intervenciones del señor alcalde, la intención del ayuntamiento de comprar la Casa de Romeu, cuya propiedad es de un contratista muy conocido en el municipio. Desde Iniciativa Porteña mostré mi indignación, no porque se adquiera esa casa, sino por el trato discriminatorio que se le da al patrimonio de El Puerto. Me explico.

Hace tres meses, un joven de iniciativa Porteña llamado Mario Cereceda, le preguntó al alcalde en otro pleno telemático, por qué el Ayuntamiento no adquiría la casa amarilla de la playa (que realmente deberíamos llamar casa de Aznar). En aquel momento Darío Moreno le contestó a Mario que la ciudadanía no entendería que el ayuntamiento se gastara tanto dinero en comprar esa casa con la que estaba cayendo. Pues bien, tres meses después el mismo alcalde piensa lo contrario cuando le hablan de adquirir la casa de Romeu, cuyo precio ronda los 400.000 euros.

Lógicamente, ante tal anuncio, en mi intervención posterior reflejé malestar por lo que considero un trato claramente discriminatorio hacia el patrimonio y la historia de El Puerto. En los últimos años, hemos visto como, desde el Ayuntamiento, se han adquirido varios inmuebles en Sagunto, como el que estaba junto al Domus Baebia para ampliar ese espacio o el edificio de la ONCE. También hemos observado intervenciones en el patrimonio histórico ante el que desde el ayuntamiento saguntino tienen cierta sensibilidad, desde la torre del Grau, hasta el solar de Quevedo, por poner dos ejemplos. Claro, ante cuestiones como esas, la comparativa es demoledora, puesto que aquí abajo solo recibimos menosprecio, y si no den una vuelta por el horno alto, el museo industrial, la Gerencia o el Pantalán…

Somos un pueblo joven, con una historia de apenas 120 años, pero con una identidad propia y diferenciada de Sagunto, por mucho que se empeñen en meternos a todos en la misma “ciudad” como llaman ellos al municipio. Pero aun siendo un pueblo tan joven, muchos porteños sentimos bien adentro nuestro patrimonio y nos identificamos con nuestro pueblo, con nuestras calles y nuestra historia, con nuestras gentes y nuestra mezcla de culturas. Y ante hechos tan claros en los que se ve que desde Sagunto se menosprecia nuestro patrimonio, nos sentimos heridos y algunos nos atrevemos a decirlo y a defender nuestro derecho a preservar nuestro pasado.

Ante mi sinceridad, en la que hablé de discriminación y menosprecio, el alcalde, Darío Moreno, se despachó calificando a los de IP de «nacionalistas locales rancios y anticuados». Verán ustedes, me parece una falta de respeto más y un acto de ceguera institucional impropio de Darío Moreno. Creo que se dio cuenta de la tremenda metedura de pata con lo de la casa Romeu y perdió los papeles. Ese calificativo me parece una falta de respeto a los casi 5.000 votantes de Iniciativa Porteña y un menosprecio tan grave como el que está permitiendo con El Puerto. Quizá, ayer salió a la palestra una parte de Darío Moreno que muchos de nosotros desconocíamos. Si realmente es tan conciliador como quiere aparentar, debería pedir disculpas, es lo mínimo que se le puede exigir. En fin, mi estimado alcalde, usted mismo.

Viernes, 16 Octubre 2020 19:05

IP presente y futuro de El Puerto

Ya han transcurrido más de 25 años desde que se constituyó la asociación ciudadana Iniciativa Porteña. Por este movimiento han pasado un montón de ciudadanos cuyo objetivo final es que El Puerto tenga su propio ayuntamiento.

En mi caso, he desempeñado y la labor como portavoz del grupo político durante los últimos 13 años. Desde la experiencia puedo asegurar que nuestros oponentes en el ayuntamiento han soñado con el desgaste de Iniciativa Porteña, pensando que este sentimiento se iba a perder con el tiempo. Sin embargo, hemos seguido defendiendo nuestra posición con determinación y con la seguridad de que nuestra lucha no decaerá ante la adversidad y los obstáculos que nos puedan poner en el camino, como han hecho hasta ahora quienes gobiernan desde y para Sagunto.

Quienes vivimos en primera línea esta parte de la historia, estamos de enhorabuena, pues en los últimos años han aparecido un grupo de jóvenes porteños que garantizan la continuidad de nuestra lucha y el relevo en ese frente, en el que se está librando una batalla donde pretenden desgastarnos y romper esa determinación con la que estamos defendiendo nuestras ideas.

Los jóvenes están tomando el relevo y poco a poco sustituirán a quienes decidamos dar un paso atrás, con la seguridad de que nuestro cometido quedará bien cubierto. De hecho, un chaval de apenas 23 años, Eduardo Márquez, fue elegido ayer jueves nuevo presidente de Iniciativa Porteña, en cuya junta también estarán presentes otros jóvenes, en una clara apuesta por renovar la dirección del movimiento y garantizar la continuidad de IP con todas las garantías.

Este relevo se realizará con calma, pues los veteranos vamos a estar apuntalando y dando todo nuestro apoyo y enseñanza para que adquieran la fortaleza necesaria en la tarea de llevar adelante nuestros objetivos y, al mismo tiempo, sean capaces de soportar las continuas embestidas que recibirá nuestro grupo. Se inicia una nueva e ilusionante etapa en el movimiento segregacionista porteño. Mucho ánimo a Eduardo Márquez, seguimos adelante, la rendición es una opción que los de IP jamás contemplamos…

Viernes, 02 Octubre 2020 19:08

La nueva anormalidad en la vida municipal

El pasado miércoles asistimos a un nuevo capítulo de las incongruencias que estamos viviendo con la excusa del COVID, que está condicionando nuestras vidas hasta límites que en algunos casos rozan la estupidez.

El pleno del Ayuntamiento de Sagunto se volvió a celebrar por vía telemática. En esta ocasión, para justificar que se daba participación a los ciudadanos, se publicaron una serie de enlaces y también la forma de inscribirse para poder realizar preguntas a los concejales en el turno de palabra del público. Resultado: ni un solo ciudadano hizo acto de presencia en la red para dar fe de que esa participación era real.

Desconozco cuantas personas vieron el pleno por internet, pero en mi caso que estuve presente delante de la pantalla hasta las diez y media de la noche, les tengo que decir que fue una experiencia inolvidable. No acepto a comprender los motivos por los que Darío Moreno sigue empecinado en hacer los plenos de esta manera. Durante el confinamiento lo vi hasta normal, e incluso llegamos al pacto de no presentar mociones desde la oposición, precisamente para no alargar en exceso esta fraudulenta manera de celebrar las sesiones, entre otras cosas porque no está recomendado para reuniones de larga duración.

Iniciativa Porteña consiguió en julio que el pleno fuera presencial, en una experiencia que tuvo éxito, pues a pesar de que había una persona con COVID-19 en la sala, no hubo ni un solo contagio, como resultado de las adecuadas medidas de seguridad que se adoptaron. Sin embargo, el pleno celebrado el 10 de septiembre volvió a ser por vía telemática. En ese pleno mi compañero en IP, Juan Guillén, en una brillante intervención, explicó que se estaba incumpliendo la ley, que habla claramente de participación y libre concurrencia a los plenos. Hasta ese momento los portavoces habíamos aceptado que el voto del grupo lo hiciera el portavoz por todos los concejales, salvo que alguno manifestara su oposición, algo que no se ajusta tampoco a la legalidad, pues el voto de los concejales es indelegable. Por ello, es inexcusable que los plenos de agosto y septiembre hayan sido telemáticos.

Nuevamente tenemos que recurrir al municipio vecino por su buen hacer, Canet de Berenguer, que ha recuperado las sesiones presenciales, según su alcalde porque así responden «a la necesidad de ir normalizando y retomando la vida política poco a poco, así como la interacción con nuestros vecinos, que reclaman poder asistir a éstas» … Darío Moreno podía tomarse buena nota de la valentía de su compañero de partido, algo que no va reñido con la prevención y las medidas de seguridad que requiere la actual situación…

Página 1 de 20