Ignacio Belzunces Muñoz

Ignacio Belzunces Muñoz

San Sebastián, 1959. Periodista, fotógrafo y diseñador gráfico. En 1979, con 20 años, Inició sus colaboraciones en prensa y radio. Vivió de lleno el proceso de reconversión industrial en la siderúrgica porteña, del que informó, día a día, a medios regionales y de Madrid. En 1986 fundó El Económico.

Viernes, 21 Julio 2017 17:07

De turista

La semana pasada hablaba de las múltiples carencias que hay en una parte del municipio, la costera, y que deberían de ser resueltas más pronto que tarde si realmente se pretende, como se repite hasta la saciedad, que Sagunto sea un municipio turístico. Pero vayamos ahora a la otra parte del término municipal, al casco histórico.
 
Un buen día de julio, a eso de las 11 de la mañana, llegamos a Sagunto con nuestro coche. Vamos a visitar el Teatro Romano y el Castillo. El primer problema surge cuando hay que aparcar, pues tenemos que dejar el vehículo al otro lado del río o en el parking de Sants de la Pedra. Una vez que hemos puesto pie en tierra, iniciamos la marcha, provistos de nuestra bolsa fotográfica y la cámara al cuello. Vamos avanzando y llegamos a la Glorieta, el calor se deja sentir, los 30 grados de temperatura y la humedad relativa empiezan a provocar la natural sudoración. Pasamos por el edificio consistorial y seguimos en dirección hacia la Plaza Mayor para enfilar la subida al Castillo.
 
Ya que no se puede utilizar el vehículo particular para remontar cómodamente tan empinada cuesta, tampoco encontramos un servicio de transporte público y ecológico que resuelva este problema, sin embargo, los coches de los residentes inundan toda la zona, por lo que no se termina de entender la restricción a los automóviles. Como hemos venido a Sagunto, ex profeso para visitar el teatro y las ruinas romanas, y, como probablemente ya no volvamos por estas latitudes, sacamos fuerzas de flaqueza y pese al intenso calor y una buena sudada, iniciamos la subida. Después de unos minutos largos y agotadores, llegamos hasta la explanada del Teatro Romano. Cae un sol de justicia y no corre ni una brizna de aire.
 
Visitamos este emblemático monumento, restaurado con más o menos fortuna, y cuando salimos hasta la calle para afrontar la etapa final de la excursión, en el interior del Castillo, comprobamos que la cuesta planta tanta cara que empezamos a dudar de que merezca la pena semejante esfuerzo. Al final, pensamos, repensamos y optamos por tomarnos un refresco, reponer fuerzas, volver sobre nuestros pasos y regresar en el coche hasta la playa del Puerto, comer en un buen restaurante y disfrutar de la tarde.
 
Dijo Juan Alfonso Gil Albors, en sus tiempos de director de Teatres, que teniendo en cuenta el esfuerzo que había que hacer para subir hasta el teatro Romano, ¿cómo se podía decir que iba poca gente a las actuaciones de Sagunt a Escena? Pues eso, que a los turistas hay que darles facilidades. No puede ser que para visitar estos monumentos tengan que afrontar una caminata, para muchos agotadora.
Viernes, 14 Julio 2017 19:51

Las cucarachas

El Gobierno municipal habla de la necesidad de transformar el turismo en otro motor económico del municipio, pero la realidad nos muestra a las claras que, en materia de generación de empleo, dicho sector no es alternativa de nada, puesto que apenas es capaz de cubrir la caída que se produce a nivel de ocupación en el sector agrícola. Los datos reflejan a las claras que durante los meses de invierno, la actividad agraria tira del empleo, aunque no ocurre lo mismo con el sector de servicios, que en verano, cuando está en todo lo suyo la temporada turística, se comporta de forma poco vigorosa, sin entrar, naturalmente, en la calidad de esos puestos de trabajo, que serán temporales y más bien de baja calidad.
 
Ahora que en España los turistas caen del cielo, debido a los conflictos que hay en otros lugares, como Turquía, Túnez, Argelia o Egipto, el sector en Sagunto también está en todo su apogeo, pero tanta afluencia de visitantes no termina de reflejarse en cuanto a la generación de empleo se refiere. Las estadísticas así lo indican, desde luego. Entonces cabe preguntarse, ¿qué es lo que está ocurriendo? Pues, sencillamente, que este municipio no es un referente turístico, no lo ha sido nunca. Sus playas y su patrimonio histórico constituyen una buena parte de la de oferta, pero, desde luego, no es suficiente.
 
A nivel de infraestructuras queda muchísimo por hacer. Sin ir más lejos, la fachada litoral está literalmente hecha unos zorros. El paseo marítimo requiere una remodelación urgente. Exactamente lo mismo ocurre con los solares del malecón de Sierra Menera, que, a la entrada del núcleo porteño, ofrecen una imagen al visitante absolutamente deplorable. Y qué decir del desagüe ubicado al final del paseo marítimo, los aparcamientos sin asfaltar, la avenida del Delta del Río que no tiene salida, el propio delta del río, que está completamente abandonado, la precaria conexión entre las playas del Puerto y Canet y, para colmo de males, nuestras amigas las cucarachas, que, para asombro de nuestros visitantes, salen por las noches de las alcantarillas a tomar la fresca tan ricamente, paseándose por las calles a sus anchas. Lo mejor de todo es que mientras hay tanto tajo pendiente, nuestras autoridades concentran sus esfuerzos en el Grau Vell, que también es importante, pero no creo que ocupe las primeras posiciones en el orden de prioridades.
 
Sagunto tiene una oferta cultural importante y varios kilómetros de playa que ofrecer a los visitantes, pero eso no la convierte en una ciudad turística. Nos guste o no, este municipio es eminentemente industrial y ha de ser la industria la que le proporcione de nuevo el esplendor perdido.
Viernes, 07 Julio 2017 16:51

Festa d'Estiu

A propósito de la polémica suscitada por las fiestas patronales en el Puerto, que, por lo visto, están huérfanas de patrona, hay un pequeño detalle que ha pasado bastante desapercibido. Me refiero a la implantación de lo que pretenden denominar la Festa d’Estiu. El año pasado, por Nochevieja, se celebró en Sagunto un evento festivo no realizado con anterioridad. La idea, que tuvo muy buena acogida y que tampoco es que costara ningún dineral, se debería de continuar repitiendo en el futuro.
 
Sin embargo, los segregacionistas, que son malos malísimos y siempre están chinchando, enseguida pusieron el grito en el cielo y empezaron a pedir explicaciones de porqué se había hecho esa fiesta, cuánto había costado y a santo de qué solo se realizaba en Sagunto, dejando a los porteños a la luna de Valencia en plena Nochevieja. Como dice Remei Torrent, estos de IP solo se dedican a «engrescar», pero desde el Gobierno municipal enseguida acallaron las críticas de los malvados separatistas, anunciando que los del moll, para no ser menos que los de la ciudad, también tendrían su recompensa: la Festa d’Estiu. Y ahí quedó la cosa.
 
No sé porqué se sorprenden los segregacionistas ante este tipo de iniciativas. El alcalde quiere a todos por igual, porteños y saguntinos, como hombre ecuánime que es, pero a unos los mima más que a otros, que también es humano. Esto, naturalmente, ocurre en las mejores familias. ¿Quién no tiene una sobrino preferido o una nieta favorita? Por otra parte, es lógico este comportamiento de nuestro primer edil, téngase muy en cuenta que es de bien nacidos ser agradecidos y, precisamente, gracias a los votos de los saguntinos, el señor Fernández fue el candidato a la Alcaldía que más apoyo popular recibió en las elecciones de 2015. Los segregacionistas deberían de ir acostumbrándose, porque, les guste o no, ese mimo irá a más, a mucho más. Ya tuvimos ocasión de comprobarlo en el último pleno, con la parrafada que dirigió a las alumnas de la EPA, que se quedaron con la boca abierta ante un alcalde tan majo y tan comprensivo.
 
Volvamos al tema. A poco más de un mes para las fiestas de agosto, nos hemos quedado a cuadros cuando hemos sabido que la prometida Festa d’Estiu no es nada nuevo, sino las cucañas de toda la vida con alguna mejora. En resumen, para justificar que este Gobierno municipal trata igual a los de arriba que a los de abajo, nos hablan de un nuevo evento para los porteños que no es tal, pero al que, de paso, le han cambiado el nombre, lo que pone al descubierto la verdadera intención: hacer desaparecer las señas de identidad porteñas. Siga benvinguda la Festa d'Estiu al Port de Sagunt.
Viernes, 30 Junio 2017 18:05

La EPA

En el último pleno municipal, el alcalde del municipio, Francesc Fernández, calificó de «discriminación intolerable» que los servicios básicos no estén próximos a la ciudadanía. Completamente de acuerdo. Se refirió la primera autoridad local al caso concreto de que los alumnos de la Escuela Permanente de Adultos (EPA) que residen en Sagunto, tuvieran que desplazarse hasta el Puerto, al Centro Miguel Hernández, para poder asistir a clase. Este supuesto no se da, obviamente, puesto que, hasta ahora, acudían a la Guardería del Niño Jesús, donde la EPA ofrecía esta prestación. La preocupación de los alumnos que acudieron al pleno, se centraba en la posibilidad de que se cerraran estas aulas ubicadas en la antigua guardería, y, por este motivo, se vieran forzados a bajar al Puerto. Circunstancia que no se va a dar.

El alcalde, para ser más papista que el Papa, dijo que aunque no se desplazaran al Puerto, estos alumnos también tenían que coger el coche para llegar hasta las aulas de la antigua Guardería del Niño Jesús, cuya ubicación está tan retirada del centro de Sagunto, que hasta es necesario cruzar las vías, por lo que, a no tardar mucho, se buscará una sede permanente para la EPA en un lugar bien céntrico, así podrán ir a pie los alumnos, porque, según dijo el alcalde, es justamente lo que ocurre en el Puerto, pues, desde cualquier calle, se puede llegar andando hasta el centro educativo Miguel Hernández. Seguramente, si les preguntamos a los que viven en Baladre, donde hay una potencial clientela para la escuela de adultos, nos dirán que desde el Barrio hasta la EPA hay un paseo bien largo, aunque, eso sí, no tienen que cruzar las vías.

Si analizamos con detenimiento las palabras del alcalde, nos daremos cuenta de que él se refiere a servicios básicos, como puede ser el de la enseñanza permanente de adultos. Es decir, como la mayoría de estamentos oficiales, que no son básicos, ya están instalados en Sagunto: Tesorería de la Seguridad Social, INSS, Hacienda, Juzgados, Conservatorio y el propio Ayuntamiento con todos sus estamentos, por citar los ejemplos más significativos, se trata de completarle la oferta a los vecinos del núcleo de Sagunto con lo poco que les falta: la EPA, el Casal Jove, etc. Así las cosas, los vecinos de Sagunto ciudad tendrá un catálogo completísimo de servicios, incluido el Comedor Social.

Es lógico que el alcalde beneficie con su gestión a los que le apoyaron en las urnas, ¿No les parece? Téngase en cuenta que 4,5 de cada 10 vecinos del núcleo de Sagunto le dieron su voto. Sin embargo, en el Puerto fue la figura de Mónica Oltra la que movilizó el voto para Compromís.

Viernes, 23 Junio 2017 19:56

Pasarán años

Los datos difundidos esta misma semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que ha publicado los Indicadores Urbanos 2017, donde por fin se incluye a Sagunto, son particularmente esclarecedores. Por un lado, la fría estadística nos sigue recordando que Sagunto registró en 2016 una tasa de paro del 23,31%, esto significa que casi una de cada 4 personas en edad de trabajar está sin empleo. Sin perder de vista, además, que también se ha visto reducida la población, pues de los 66.259 habitantes de 2010, ha descendido hasta los 64.439 en 2016. Ojo, que estamos hablando de 1.820 personas menos. Gracias a que esos dos millares de ciudadanos han dejado el municipio, la tasa de paro es más baja. Sin embargo, no se puede negar lo que a todas luces es obvio, me refiero a que el ciclo económico ha cambiado para mejor y que, efectivamente, se está generando empleo, cuestión distinta es la calidad del mismo, puesto que la precariedad ha venido para quedarse.
 
Un dato importante que se puede extraer de estos Indicadores Urbanos 2017, es que Sagunto, en la proporción del empleo en el sector industrial, se encuentra en la cuarta posición de entre las 126 ciudades analizadas, con un 23,5. Así pues, la capital del Camp de Morvedre se sitúa por delante de municipios como Avilés, Alcoy, Elche o Gijón. Ocurre todo lo contrario con la proporción de empleo en los servicios, donde Sagunto registra un 69,4, dato que nos ubica en la posición 122 de las 126 ciudades analizadas en el estudio. Por otro lado, la renta neta media de los hogares en Sagunto durante 2014 fue de 24.910 euros.
 
Aunque la información recogida en este estudio del INE es mucho más abundante, los datos indicados dejan bien sentado que el sector servicios puede ser un complemento para la actividad económica del municipio, pero nunca un motor de primer orden. La locomotora económica, generadora de empleo de calidad, continua siendo la industria y hay que seguir potenciando este sector con la finalidad de reducir la tasa de paro hasta niveles más normales, pues un 23,31 sigue un parámetro demasiado elevado. Insostenible.
 
Es posible que el Consell de la Generalitat esté creando las condiciones para que se invierta esta situación, tanto por la enérgica reactivación a nivel comercial de Parc Sagunt, donde ya solo queda un 30% de suelo para vender, como por el acuerdo firmado entre la APV y Fomento para que llegue hasta el puerto de Sagunto el ferrocarril. Sin embargo, ya sabemos que las cosas de palacio van muy despacio, y que los frutos de todo este esfuerzo que está realizando la Generalitat y la APV no se verán de forma inmediata. Pasarán años.
Viernes, 16 Junio 2017 16:17

Otra decepción

Transparencia Internacional ha dado a conocer esta semana su informe sobre el grado de transparencia de 110 ayuntamientos de España. Naturalmente, en esa lista se encuentra también el de Sagunto. Vistos los datos, podría decirse que nuestro consistorio no sale muy bien parado. En este informe de 2017, los parámetros de Sagunto son bastante similares a ejercicios anteriores, cuando la administración no era de ‘progreso’, sino del PP. «Una cosa es predicar, y otra dar trigo», un refrán nada moderno que viene como anillo al dedo, pero todavía hay otro dicho más viejo, bíblico por más señas, que también encaja a la perfección: «por sus obras lo conoceréis». Estas dos frases, además de acreditar que lo antiguo puede ser plenamente vigente, es decir, para nada anticuado; definen claramente que es muy fácil dar consejos y ejercer la crítica cuanto se está en la oposición, pero, cuando llega la hora de torear, cambia mucho el cuento.
 
El Gobierno inicial de Sagunto, formado por Compromís, Esquerra Unida y ADN Morvedre, iba a convertir el Ayuntamiento en un edificio con paredes de cristal, totalmente transparente. Estos nuevos gobernantes querían dejar muy claro que repudiaban las prácticas de la casta, en este caso, el Partido Popular, que es el que ocupó la Alcaldía entre 2007 y 2015. Ahora, justamente, se han cumplido dos años desde que el Gobierno de ‘progreso’, ya con la participación del PSOE, gestiona el Ayuntamiento de Sagunto, pero, sin embargo, la institución municipal no ha mejorado en cuestiones de transparencia. Lamentablemente, atrás han quedado esas frases grandilocuentes, pero vacías, que se suelen utilizar en las campañas electorales. En el fondo, lo que ocurre realmente, es que la transparencia le importa a muy poca gente, cuando es bien sabido que la opacidad y la corrupción se llevan de maravilla. Aquí todos hablan de transparencia y de participación, pero no se crean nada, es pura palabrería.
 
Según Transparencia Internacional, el Ayuntamiento de Sagunto está incumpliendo la ley, en tanto en cuanto no publica los contratos y licitaciones en la Plataforma de Contratación del Sector Público (PCSP), lo cual, viniendo de un Gobierno de ‘progreso’, es para que se lo hagan mirar. Es más, me consta que los grupos políticos municipales de la oposición están teniendo algunas dificultades para conseguir documentación sobre determinados expedientes.
 
La cuestión es bien sencilla, piensan que a base de repetir, un día sí y otro también, que son más transparentes que el cristal de Swarovski, la ciudadanía terminará creyéndoselo. Acuérdense de aquel otro refrán: «cría fama y échate a dormir».
Viernes, 09 Junio 2017 21:03

Dos años ya

Hacía meses que no hablaba con el alcalde. Ya sabemos que no encaja muy bien la crítica y que se suele enfurruñar con bastante facilidad, lo cual no ayuda, ciertamente, a tender puentes. Sin embargo, ayer jueves estuvimos juntos alrededor de una hora. En un clima bastante cordial, pude entrevistar a Francesc Fernández. El extenso trabajo se publica hoy, en esta misma edición, con motivo de sus dos años al frente de la Alcaldía, que, precisamente, se cumplen este mes de junio.
 
Tengo que decir que el alcalde me sorprendió gratamente. Tiene las ideas muy claras y los plazos bien definidos. Ya les adelanto que en estos dos años que todavía faltan para las próximas elecciones, el Gobierno municipal dejará terminados todos los temas pendientes de la anterior legislatura y algún proyecto nuevo que viene de la etapa del Gobierno tripartito, el que gestionó la ciudad entre 2003 y 2007. Me estoy refiriendo, por ejemplo, al sendero azul y la remodelación de todo el delta del río, así como otros que son de la propia 'factoría' de Compromís, como la integración del puerto marítimo en la ciudad.
 
He visto a nuestro alcalde muy seguro del impulso que va a experimentar Parc Sagunt en cuestión de poco tiempo. Él está convencido de que antes de finalizar este 2017 estarán vendidas todas las parcelas y de que será necesario iniciar la urbanización de Parc Sagunt II. Ojo, que estamos hablando de urbanizar seis millones de metros cuadrados, eso sí, por fases. Aquí, al abrigo de este parque empresarial, los políticos han vendido mucho humo, particularmente los del PP, por eso hay que coger esta clase de anuncios con muchas reservas, pero a mí, que conozco al alcalde alrededor de 20 años, no me ha parecido que fuera el típico vendedor de mantas apolilladas, aunque ya sabemos que no genera el mismo empleo la logística que la industria.
 
Lo más destacable, desde mi punto de vista, es que Francesc Fernández está haciendo valer la soberanía municipal. Siempre se ha dicho que Sagunto, en el contexto de la Comunidad Valenciana, era una ciudad invisible, sin peso político. Creo que, afortunadamente, las cosas están cambiando. Es muy positivo que la opinión del municipio se tenga en cuenta en aquellos foros donde está representado: Autoridad Portuaria de Valencia o Parc Sagunt, por citar dos ejemplos particularmente relevantes. Ya está bien de que las decisiones que afectan a Sagunto se tomen a espaldas del municipio. El alcalde sabe que nos separan algunas cuestiones, pero no puedo estar más de acuerdo con Francesc Fernández en cuanto a la defensa de la soberanía municipal se refiere. Hay que hacerse de valer. Claro que sí.
Viernes, 02 Junio 2017 19:30

Una sentencia que marca el rumbo

Si los ciudadanos solo debemos abonar el coste del servicio en la tasa que pagamos por el consumo de agua potable, según recoge una reciente sentencia del Tribunal Supremo, es, por consiguiente, completamente inapropiado que se incluya en los recibos el montante correspondiente a la devolución del préstamo de 12,45 millones de euros que Aguas de Valencia le hizo al Ayuntamiento de Sagunto y que tiene que devolver Aguas de Sagunto, durante los 25 años de concesión, a base de incrementar el recibo. No iba nada desencaminado el grupo municipal de Iniciativa Porteña, cuando planteó, el pasado noviembre, una moción en el pleno para que fuera el Ayuntamiento de Sagunto el que asumiera la devolución de ese préstamo, en lugar de Aguas de Sagunto. De esta forma se lograba reducir la tasa a los ciudadanos. Pero se piensa poco en el interés del vecino, la moción presentada por el partido porteño no se llegó ni a votar. ¿Quieren más? En el pleno municipal ordinario de mayo, celebrado el pasado martes, Iniciativa Porteña planteó, en otra moción, que se promoviera una consulta popular para que la ciudadanía se pronunciara sobre la conveniencia o no de remunicipalizar el servicio de agua. El planteamiento tampoco salió adelante, fue apoyado por IP, Esquerra Unida y ADN Morvedre, la marca blanca de Podemos, mientras que se pronunciaron en contra el PP, Ciudadanos, el PSOE y Compromís. Por lo visto, algunos entienden la democracia con ir a votar cada cuatro años.
 
Cuando la institución municipal no defiende el interés general, como es el caso, la ciudadanía no tiene más camino que el de iniciar acciones para protegerse de un despropósito, por decirlo finamente. Eso es lo que va a ocurrir este próximo lunes, en la reunión de todas las fuerzas vivas del municipio, que se celebrará en la sede de CC.OO. y que ha sido convocada por iniciativa de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Sagunto. La verdad es que la sentencia del Tribunal Supremo sobre el caso de León, que guarda gran similitud con lo que ocurre en Sagunto con la gestión del ciclo integral del agua, abre una vía para alcanzar en los tribunales lo que niega la institución municipal.
 
Al final, el tiempo le está dando la razón a los que, desde un primer momento, se opusieron a la privatización encubierta del servicio de agua potable, que ahora nos cuesta a los ciudadanos un 60% más caro. Lo que se me escapa, es la motivación que llevó al PP, PSOE y Bloc, hoy Compromís, ha respaldar esta privatización encubierta del servicio, además, quince días antes de las elecciones municipales de 2007.
Viernes, 26 Mayo 2017 20:33

Vuelve el lío

Sostienen los versados en leyes que el derecho es interpretable. Esta afirmación queda acreditada desde el momento en el que, ante un mismo supuesto, un ejército de abogados puede hacer cien informes favorables y otra legión de juristas otros tantos dictámenes en contra. Todo depende de las indicaciones e intereses de la parte contratante, que es la que paga. Es decir, que el informe solicitado por la Alcaldía, al bufete de abogados contratado por el Ayuntamiento de Sagunto, ante la posible comisión de un ilícito penal por no estimarse las alegaciones presentadas por Lafarge, tiene el valor que tiene. De hecho, el apartado 6.3 del citado dictamen ya deja claro, precisamente, que pueden existir otras interpretaciones. En todo caso, veremos qué dicen los jueces sobre los asuntos que ya ha trasladado la empresa al juzgado.
 
Todo este preámbulo viene a cuento porque en el orden del día del pleno municipal ordinario de mayo, que se celebrará el martes, se ha incluido en el punto número nueve: «Determinación del grado de incumplimiento en la concesión demanial del Salt del Llop». Los partidos de la oposición ya han anunciado que van a votar en contra, mientras que, supuestamente, lo harán a favor las fuerzas políticas que forman el cuatripartito municipal. La cuestión planteada no es baladí, desde luego que no. Aquí no se trata de aprobar una moción que, luego, ni se llega a tramitar, como ocurre con tantas y tantas iniciativas que aguardan su momento en cualquier cajón consistorial, sabiendo de antemano que nunca les llegará su oportunidad. Por cierto, una cuestión que deberían preguntarse los señores concejales es ¿por qué se lleva este tema al pleno, cuando el órgano competente es la Junta Local Gobierno?, según indica el informe jurídico del jefe de la Sección de Urbanismo.
 
Es lógico que el Ayuntamiento de Sagunto, gobierne quien gobierne, vele por el cumplimiento de la legalidad en todos los ámbitos que son de su competencia o denuncie cualquier supuesta ilegalidad ante la autoridad correspondiente, así debe de ser, pero asegúrense bien, porque un patinazo, en este caso concreto, podría tener consecuencias económicas muy perjudiciales para el interés general. No olvidemos que, por decisiones erróneas, los vecinos de este municipio hemos tenido que asumir indemnizaciones millonarias, sí, por más de 20 millones de euros, precisamente, en materia urbanística.
 
Ahora, que sigue con total normalidad en la Generalitat el expediente para la prórroga de los permisos de ocupación de monte público en Salt del Llop, y después de unas semanas de calma aparente, vuelve a saltar la chispa en este conflicto. Curioso.
Viernes, 19 Mayo 2017 19:28

Otro marrón para Roser Maestro

Al final, los ciudadanos van a pensar que, con la camarada Roser Maestro, llega el escándalo. La edil de Esquerra Unida se convertirá de forma inminente en la nueva consejera delegada de la Sociedad Anónima de Gestión (SAG). Para cuando se haga cargo de esta competencia, ya le han preparado un recibimiento apoteósico, pues, como se descuide, se va a comer enterito el marrón que se ha estado fraguando en la empresa municipal de aseo urbano y recogida de basura. Me estoy refiriendo, como habrán adivinado, al acuerdo del Consejo de Administración de la compañía, donde se decidió que la SAG no se haga cargo de la limpieza de los mercados extraordinarios a partir del 10 de junio. Recordar, en este punto, que el 10 de junio próximo cae en sábado y, por tanto, la aplicación del acuerdo comienza en el mercado del Puerto.
 
Hay que ver a dónde hemos llegado. La SAG ha tenido que crear las condiciones, con el informe solicitado a Unimat Prevención, para que sea el propio consejo el que por unanimidad apruebe esta medida. Ojo, que todos los partidos políticos con representación en el Ayuntamiento de Sagunto, también tienen su sillón en el consejo de la SAG, o sea, que aquí nadie puede alegar desconocimiento. La cuestión es más grave de lo que parece, porque se ha tenido que crear una situación límite, con una fecha tope, como es que la empresa se niegue a limpiar los mercados, para que los gestores municipales se tomen en serio el problema y apliquen las medidas correctoras. Teniendo en cuenta que los impagos de la tasa por ocupación de vía pública, entre los vendedores del mercado, acumulan una deuda de 400.000 euros, nos podemos hacer una idea de la clase de gestión que se ha venido haciendo en la Delegación Municipal de Mercados durante los últimos años.
 
No se si nuestros representantes habrán calculado bien el tiro, pero como no tengo ninguna duda de que el director general de la SAG, Enrique Catalá, hará cumplir fielmente el mandado del Consejo de Administración, puede ser monumental el lío que se monte el 10 de junio, si no se han hecho bien los deberes. Los que tampoco se van a estar quietos, son los vendedores del mercado, que no dudarán en dar una respuesta proporcionada, es decir, contundente, ante lo que consideran un ataque desde el Ayuntamiento. Tengan en cuenta que los ambulantes piensan que detrás de esta iniciativa está el intento de eliminar el mercado exterior. ¿Se imaginan a los vendedores en sus puestos, informando a los clientes de que el Ayuntamiento quiere suprimir el mercado. Ya les aseguro yo que la bronca no va a ser pequeña.
Página 10 de 25