Ignacio Belzunces Muñoz

Ignacio Belzunces Muñoz

San Sebastián, 1959. Periodista, fotógrafo y diseñador gráfico. En 1979, con 20 años, Inició sus colaboraciones en prensa y radio. Vivió de lleno el proceso de reconversión industrial en la siderúrgica porteña, del que informó, día a día, a medios regionales y de Madrid. En 1986 fundó El Económico.

Viernes, 15 Febrero 2019 17:22

Meter miedo

Llevamos una larga temporada en la que, desde determinados sectores políticos y ecologistas, se repite una y otra vez, como si fuera un mantra, que este municipio tiene graves problemas de contaminación ambiental. Es más, incluso ponen en duda que el actual desarrollo industrial sea compatible con la vida. Para reforzar ese argumentario se pidió a Salud Pública un estudio sobre el cáncer. A base de repetir semejantes teorías y medias verdades, cuando no mentiras, se pretende acojonar a toda la población, meterle el miedo en el cuerpo, y reconducir la opinión pública hacia una determinada posición política. Asistimos al más puro estilo Trump.

Sin embargo, este municipio no tiene ningún problema de contaminación ambiental grave. La mayoría de los días del año la calidad del aire es excelente o buena y, en todo caso, ese aire que respiramos no es de peor calidad que el de otros municipios de Valencia o Castellón, incluso, con menor presencia industrial. Para darse cuenta de ello, no hay más que seguir en tiempo real las estaciones de control instaladas en Sagunto y otras poblaciones, que pertenecen a la Xarxa Valenciana de Vigilància i Control de la Contaminació Atmosfèrica, red dependiente de la Conselleria de Medio Ambiente.

Por cierto, la unidad móvil que han plantado en el colegio Joaquín Rodrigo, ayer registró a las 12 del mediodía un pico puntual de calidad del aire deficiente, sin embargo, la cementera está parada desde el viernes pasado. Curioso, ¿verdad? Pues todo tiene una explicación: la principal fuente de contaminación de este pueblo la produce el tráfico. Casi 50.000 vehículos circulan a diario. Otro dato, según el INE, la esperanza de vida de los vecinos de Sagunto es de las más altas de la Comunitat Valenciana.

Como ya hay voces que están denunciando esta manipulación tan burda, los señores de Agró dicen ahora que no están en contra del desarrollo industrial, sin embargo, reiteran: «Pero no podemos obviar que hay actividades perniciosas como la incineración de residuos que son peligrosas para la salud pública». De esta afirmación tenemos que deducir, sí o sí, que la Generalitat Valenciana, gobernada por el PSOE, Compromís y con el apoyo de Podemos, está poniendo en serio peligro nuestra salud. No olvidemos que es la Generalitat la que autoriza a las empresas la incineración de residuos.

Por otro lado, algunos comerciantes y hosteleros del municipio ya muestran su preocupación por el daño que desde estos sectores políticos y ecologistas se les puede hacer con esta campaña de miedo. No les falta razón, cuando cualquier forastero, que quiera visitar la ciudad, busque información sobre Sagunto en Google, ¿qué pensará cuando le salten a la pantalla noticias de tanta contaminación y tanto peligro para la salud? Aquí no vendrá ni el Tato.

Viernes, 08 Febrero 2019 18:38

Psicosis industrial

Estos días, la actividad industrial ha producido cierta inquietud, incluso alarma, entre amplios segmentos de la población. Este clima es consecuencia de la campaña que desde el propio Ayuntamiento de Sagunto ha impulsado el cuatripartito municipal contra la cementera Lafarge, olvidando que el tejido industrial es mucho más amplio y que cada fábrica, como no podía ser de otra manera, tiene su tecla.

El miércoles, en el turno de tarde, los trabajadores de ArcelorMittal Sagunto que trabajan en las instalaciones más cercanas a Fertiberia, se vieron afectados por un fuerte olor a amoniaco. Según me han confirmado algunos de los que vivieron este episodio, hubo dolores de cabeza y nauseas. El jueves, mismamente, ocurrió un ‘incidente’ en Lafarge a primera hora de la mañana, donde, según la empresa, se produjo una dispersión puntual de material calizo, debido a la avería de un transportador. Paralelamente, durante estos días de viento, han sido espectaculares las polsagueras que se han montado en el Puerto, debido a los movimientos de tierra que se están realizando en los polígonos industriales. También han sido de aúpa los malos olores que cruzan el casco urbano porteño y que provienen de Zuvamesa, la empresa de los zumos instalada en Parc Sagunt. Sin olvidar que durante muchos años AGC ha estado arrojando por su chimenea a escape libre, con autorización, eso sí, de Generalitat.

Entre unas cosas y otras, y gracias a la campaña anti industrial que se está promoviendo desde el Ayuntamiento de Sagunto, donde se nos induce a creer que todos vamos a morir de cáncer, se está generando semejante psicosis entre la población que nunca se ha visto el creciente rechazo hacia la industria que se está produciendo entre la ciudadanía. Es del género tonto creer que todos los males provienen de la cementera, por lo que la gente empieza a asociar la industria, toda la industria, con los problemas de salud: el cáncer, los episodios asmáticos, las alergias, etc. Llama la atención que esto suceda en un pueblo como el Puerto, cuyo origen y fundación es netamente industrial.

Tal es la preocupación reinante que, en la tarde del miércoles, sin ir mas lejos, llamó una persona al periódico para preguntar si la niebla era consecuencia de alguna fuga industrial. No cabe duda que el alcalde y su socios han logrado inculcar entre mucha gente de esta parte del municipio el miedo a la industria. Digo esta parte del municipio porque todos estos problemas los sufrimos los porteños, que somos los que tenemos las instalaciones fabriles al lado de casa, en Sagunto lo único que les preocupa es la abertura de la cantera en la montaña de Romeu, por donde penetran los vientos fríos desde el norte.

Viernes, 01 Febrero 2019 17:07

Malos gestores

El 11 de octubre de 2017 se cerró al tráfico el carril del vial inter núcleos con sentido de circulación Puerto-Sagunto, y según el agente urbanizador, Julián Castelblanque, se espera que este mismo lunes pueda quedar definitivamente abierto al tráfico; sin embargo, al mismo tiempo se cerrará el paralelo con sentido de la marcha Sagunto-Puerto, que es el que ha permanecido abierto a la circulación hasta ahora. Se espera que a lo largo de la segunda quincena de febrero pueda quedar totalmente terminada esta actuación. Es decir, han hecho falta 17 meses, casi año y medio para concluir una obra que tenía un plazo de ejecución entre 3 y 6 meses. Aunque, eso sí, se ha llegado a tiempo para que, a poco más de dos meses de las elecciones, la primera autoridad local y su séquito puedan hacerse la foto.

Lo sucedido con el vial, donde se han ocasionado molestias por espacio de 17 meses a los miles de usuarios que utilizan esta vía diariamente, cuando la obra debía estar bien resuelta en no más de 180 días, es verdaderamente inaudito. A modo de ejemplo comparativo, mencionaré que las obras de la carretera de la Diputación que transcurre de Sagunto a Canet y que se ha cerrado al tráfico hace unas fechas, tienen un periodo de ejecución de 8 meses. Téngase en cuenta que estamos hablando de 3,2 kilómetros de longitud, frente a los 700 metros del vial inter núcleos.

Todo esto demuestra a las claras lo mal que gestiona el actual equipo de gobierno, porque lo del vial inter núcleos no es el único caso, ojalá lo fuera. Aunque se han querido derivar las responsabilidades al agente urbanizador, lo inequívocamente cierto es que este retraso sólo es atribuible a la pésima gestión de nuestros responsables municipales: léase el concejal de Urbanismo, señor Abelleira o nuestro alcalde, señor Fernández. Una muestra clara de esta situación es que durante el pasado mes de enero, por ejemplo, no se ha realizado ninguna reunión de la Comisión Informativa de Urbanismo, es más, en el pleno municipal ordinario de este mes de enero, solo había un punto de gestión en el orden del día, lo demás, mociones. Este abandono manifiesto debe obedecer, con total seguridad, a que ya están todos pensando en las elecciones municipales de mayo.

La verdad es que, para tener un equipo de gobierno con tanto liberado, el más caro desde la apertura democrática, los proyectos se han atascado un año y otro y, al final, parece que se haya parado el reloj, particularmente en el núcleo porteño, donde siguen esperando aquellos asuntos que estaban pendientes. Confiemos en que, de aquí a las elecciones, aunque solo sea por hacerse la foto, se concluya alguna obra más.

Viernes, 25 Enero 2019 16:30

Diez listas

En los comicios electorales municipales siempre han concurrido un buen número de partidos, pero los que verdaderamente tenían opción de obtener representación no eran más de 4 o 5. Léase PSOE, PP, EU, IP y Compromís. En las elecciones de 2015 ya se lograron colar Ciudadanos y ADN Morvedre, que entonces actuó como marca blanca de Podemos, por lo que la fragmentación se acentuó más. Tanto, que Compromís, con solo 5 de 25 concejales, logró llegar a la Alcaldía, por ser la fuerza más votada y, sobre todo, por engrasar convenientemente el pacto sellado con Esquerra Unida y ADN Morvedre. De hecho, el tripartito se convirtió en el Gobierno municipal con más liberados desde la apertura democrática.

Para los comicios del próximo 26 de mayo, la fragmentación va a ir en aumento, por lo pronto, todo indica que Vox presentará lista a las municipales. Sagunto es una plaza muy importante en la que los de Abascal tienen que probar suerte. Como ya ha pasado en Andalucía, la derecha tendrá tres opciones electorales nítidas, los liberales de Ciudadanos, los democratacristianos del PP y Vox para el electorado más extremo.

En cuanto a las fuerzas políticas que se ubican a la izquierda del PSOE, habrá que esperar a ver lo que dan de sí las negociaciones entre EU y Podemos, de cara a unificar una lista en la que se integren en los puestos de salida componentes de una y otro formación, es decir, entre los cuatro o cinco primeros. En todo caso, está por ver que a estas dos formaciones les interese más ir unidas que por separado. Ya se ha visto que en Andalucía ha patinado esa unión entre los de IU y Podemos, como tampoco anduvo nada bien a nivel nacional, en los últimos comicios generales. Téngase en cuenta que en política dos más dos no tienen que sumar cuatro necesariamente. De cualquier forma, tanto en EU como en Podemos sabrán lo que más les puede beneficiar en términos electorales.

También habrá que ver la decisión que toman en la asamblea de ADN Morvedre, que ya navegan sin el paraguas de Podemos. Tendrán que valorar si se marchan a casa o concurren a las elecciones. En este caso la cuestión parece mucho más clara, ni Pablo Abelleira ni María Giménez tienen nada que perder, por lo que parece muy razonable que repitan suerte.

En cuanto al PSOE y Compromís, podría decirse que son dos valores muy estables, aunque es mucho más probable que crezcan los socialistas y, sin embargo, los nacionalistas se queden estacados. En el núcleo porteño IP es otro valor seguro que también puede encontrar viento de cola muy favorable que le ayude a mejoren los resultados de 2015. El 26 de mayo saldremos de dudas.

Viernes, 18 Enero 2019 19:10

Sampedro

El portavoz del grupo municipal de Esquerra Unida en el Ayuntamiento de Sagunto, Guillermo Sampedro, que volverá a repetir suerte como cabeza de cartel electoral en las próximas elecciones municipales de mayo, ha lamentado que el Gobierno de España margine a Sagunto en los Presupuestos Generales de 2019. «En lo que respecta a Sagunto, no ha habido ningún cambio. Rajoy humillaba a los saguntinos y saguntinas, y Pedro Sánchez hace lo mismo, nos olvida con estos presupuestos que vuelven a ser una vergüenza». Más allá de que estamos en campaña electoral y de que haya que arañar todos los votos posibles para repetir en el cargo, supongo que si el señor Sampedro realiza esta afirmación, será porque lo ha comprobado y, efectivamente, es así. Es más, creo que, aunque solo sea porque estamos a las puertas de unas nuevas elecciones, es muy positivo que se informe a la ciudadanía de que en Madrid no se acuerdan de Sagunto.

Sin embargo, sí es verdad que cuando leí esta información me chirreó un poco, porque, hasta donde sabemos, Unidos Podemos ha negociado los Presupuestos Generales del Estado para 2019 con el PSOE. Porque, hasta donde conocemos, el máximo dirigente ‘podemita’ Pablo Iglesias visitó a los líderes independentistas en la cárcel catalana de Lledoners para tratar de incidir en el sentido de que el PDeCAT y ERC votaran a favor de los presupuestos nacionales. Por último, porque es público y notorio que Izquierda Unida, organización a la que pertenece el señor Sampedro, forma parte de esa coalición de partidos que se denomina Unidos Podemos.

No pongo en duda que el municipio de Sagunto, por enésima vez, salga mal parado en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado para 2019, pero, llegados a este punto, habrá que convenir que Izquierda Unida, por ser una parte importante de Unidos Podemos, tendrá, sí o sí, algún grado de responsabilidad en que vuelvan a marginarnos y castigarnos, como acertadamente denuncia el portavoz municipal de EU.

Nos queda el consuelo de que Izquierda Unida esperará a la tramitación de los presupuestos en las Cortes Generales para presentar, a través del diputado valenciano Ricardo Sixto, una batería de enmiendas que propicien una mayor inversión para Sagunto. De todo esto se deducen dos posibilidades: que el señor Sixto no ha hecho sus aportaciones durante la negociación del presupuesto entre Unidos Podemos y el PSOE o que EU, dentro de Unidos Podemos, pinte menos que la doble blanca.

Mis felicitaciones al señor Sampedro por denunciar que Madrid se vuelve a olvidar de Sagunto, pero, por favor, no nos tome usted por tontos y asuma la responsabilidad que le toca, que Izquierda Unida, en este caso, no es la solución, es una parte del problema.

Viernes, 11 Enero 2019 19:16

El Economato

El Economato está cerrado desde hace años, décadas, pero este inmueble, como el resto del conjunto de la Gerencia, ha sido de propiedad privada hasta el final de la pasada legislatura, es decir, que poco o nada se pudo hacer hasta entonces. Sin embargo, cuando Compromís se hizo cargo de la Alcaldía, este edificio ya era de titularidad pública y, para más señas, municipal. El rescate de tan emblemático complejo fue un logro, probablemente el más sobresaliente, del pacto de Gobierno entre PP y los porteños de IP, que se formalizó en agosto de 2008 y se extendió hasta febrero de 2010. No duró mucho, pero, visto lo visto, sí fue fructífero, pues en tan escaso periodo de tiempo, además de urbanizar el borde sur de El Puerto y rescatar la Gerencia, también se crearon las bases para acometer el nuevo estadio del Fornás y el nuevo pabellón polideportivo, cuyas obras, varios años después, siguen inacabadas.

Dejando bien sentado que el Economato ya era público cuando Francesc Fernández llegó a la Alcaldía, sorprende que sea ahora, a escasos cinco meses de las elecciones, cuando se nos escenifique una reunión con responsables de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas para tratar sobre la futura ampliación del CEAM y la creación de un centro de día en tan emblemático edificio. Nunca es tarde si la dicha es buena, o más vale tarde que nunca, se podría decir también, pero si el cuatripartito hubiera tenido clara la necesidad de que el Economato albergara esta clase de servicios para la tercera edad, es evidente que su tramitación ante la Generalitat se debió iniciar mucho antes, pero no, ha sido ahora, que vienen las elecciones.

A lo largo de esta legislatura que finalizará en mayo, Compromís y los socios que lo apuntalan en el Gobierno municipal: ADN Morvedre, Esquerra Unida y PSOE, han dado prioridad a unos asuntos, han dejado al ralentí otros y muchos se habrán quedado en el tintero. Sin embargo, ahora que vienen las elecciones han caído en la cuenta de que el tiempo ha pasado y los logros son escasos. Ya dijo la primera autoridad local que las legislaturas deberían ser de seis años en lugar de cuatro, para que diera tiempo a realizar los proyectos. La verdad es que como idea no está mal, lo que pasa es que aquí tiene mucho que ver la calidad de los gestores y de este aspecto nadie dice nada.

El Gobierno de Sagunto ha dispuesto de recursos económicos para aburrir, es el equipo que cuenta con mayor número de liberados desde la apertura democrática y, por si faltara algo, se ha visto favorecido por el cambio de ciclo económico. ¿Se puede tener más suerte?

Viernes, 28 Diciembre 2018 16:43

Cuestión de dinero

Ayer jueves, el Sindicato Profesional de Policía Local y Bomberos de Sagunto emitió una nota informativa para mostrar su «absoluta preocupación» por la seguridad que el Ayuntamiento de Sagunto ofrecerá en los actos previstos para la Nochevieja. Consideran, desde dicha fuerza sindical, «inadmisible y temerario que se cubran los eventos de esa noche con seguridad privada». Unas horas después, ya por la tarde, el concejal responsable del Departamento de Policía, el nacionalista Enric Ariño, afirmaba categóricamente que: «A la hora de buscar operativos para la noche de fin de año no hemos encontrado a ningún efectivo que quiera venir». Es decir, que como no hay guardias voluntarios para trabajar durante esa noche, la última del año, no ha quedado más remedio que echar mano de la seguridad privada. Aclarado.

Como casi siempre, el problema es económico. Los agentes, por trabajar esa noche, cobrarían entorno a los 250 euros brutos, cantidad que, por lo visto, consideran a todas luces insuficiente, puesto que, según dicen, el Ayuntamiento de Valencia paga por lo mismo unos 600 euros, que es más del doble. Ha quedado claro que por 250 euros brutos los componentes de la Policía Local de Sagunto no están dispuestos a trabajar en Nochevieja. Como estos operativos son voluntarios, es evidente que obligación no tienen ninguna, por ello la última noche de 2018 solo prestarán servicio aquellos agentes que por turno les corresponda, lo que implica que no habrá efectivos suficientes para atender las necesidades, motivo por el que se ha tenido que reforzar la seguridad con vigilancia privada.

Como la economía tiene más importancia de lo que parece, el equipo de Gobierno también ha sacado sus cuentas y ha llegado a la conclusión de que al ciudadano le sale mucho más barato contratar guardias jurados que pagar los operativos de la Policía Local, de hecho, esta es una práctica que cada vez se extiende más entre los ayuntamientos de toda España, donde las empresas de seguridad van consolidando y ampliando sus nichos de mercado. La verdad es que para la nochevieja de 2018 se han contratado más efectivos de seguridad privada que en la de 2017, lo que ya marca tendencia clara.

Los agentes de la Policía Local son trabajadores públicos y, como tales, tienen que hacer valer sus derechos como el que más, de eso no hay ninguna duda, pero, a mi criterio, están sentando un mal precedente. A los policías, a los bomberos o a los médicos, por citar tres profesiones, se les supone cierto grado de vocación, es decir, que no trabajan sólo por dinero. Por otro lado, cuando se trata de garantizar la seguridad ciudadana, está claro que debe primar el interés general. Lo dicho, han sentado un mal precedente.

Viernes, 21 Diciembre 2018 16:43

Nochevieja en El Puerto

Este 31 de diciembre se celebrará en Sagunto ciudad, por tercera vez consecutiva, la fiesta de fin de año. Cuando se anunció la iniciativa, se dijo que sería la fiesta del invierno y que se realizaría otra durante el verano, en este caso en el poblado del Puerto. Ni que decir tiene que la fiesta de estío nunca se llevó a cabo, como es público y notorio, pero había que contar esa trola para acallar las críticas suscitadas entre los segmentos más revoltosos que habitan en el asentamiento porteño. Llegados a este punto, en el que se ha perdido por completo el equilibrio, se ha planteado para este fin de año la celebración en El Puerto de una fiesta de nochevieja alternativa a la oficial. Pues ya era hora. Dicen las malas lenguas que la Asociación Hoguera de San Antón Porteña, que es la que promueve el evento, tiene vinculaciones con Iniciativa Porteña, es decir, te dan a entender que detrás de esta movida hay un claro interés electoral. Y detrás de la fiesta que se monta en Sagunto desde 2016 ¿qué hay, altruismo o clientelismo?

Aquí no hay que engañarse, el alcalde y su grupo tienen claro que donde reciben el mayor apoyo es en Sagunto ciudad, mientras que en el asentamiento porteño la fuerza más votada sigue siendo, elección tras elección, Iniciativa Porteña. Está claro, por tanto, a qué obedecen estas políticas, que, dicho sea de paso, también son secundadas por el Grupo Socialista. Los nacionalistas porque aspiran a mantener o mejorar el apoyo electoral que recibieron en 2015, y los del PSOE porque esperan recuperar los votos que les arrebató Compromís en los mismos comicios. No es casualidad que el candidato socialista a la Alcaldía de Sagunto, Darío Moreno, sea del núcleo histórico, claro que no.

La fiesta de Nochevieja es un ejemplo claro de cómo se ha roto ese equilibrio imprescindible, pero hay más. No es ningún secreto que los programadores culturales del Ayuntamiento de Sagunto, siguiendo criterios políticos de Bloc-Compromís, realizan más actos y de mayor calidad en Sagunto ciudad que en el poblado de El Puerto. Eso es un hecho incuestionable, como también es axiomático que en 2015 se paró el reloj en el núcleo porteño, de tal manera que hoy está prácticamente igual que entonces. Aquí también hay algunos que, haciendo del vicio virtud, confunden ex profeso, el mantenimiento con la inversión, como si fuera lo mismo. En definitiva, que de los actuales gestores municipales no se puede esperar otra cosa. Por eso, cuando se rompen los equilibrios, como se han roto, es lógico que el descontento aflore por alguna parte. A pesar de las dificultades con las que se están encontrando sus organizadores, todo indica que la fiesta de Nochevieja saldrá adelante. Atentos.

Viernes, 14 Diciembre 2018 19:31

Marzo está ahí

La desaladora de Sagunto se tiene que poner en marcha, sí o sí, antes de marzo de 2019. Si no se cumple con este plazo, se van a perder importantes ayudas económicas que provienen de los fondos de desarrollo europeo, en concreto, un 20% de la inversión.

Como este tema de las desaladoras puede ser una ruina para los municipios que están afectados, ya que, en el caso de Sagunto, hablamos de una cuantía de 65 millones de euros que tendrían que pagar los vecinos en el recibo del agua, el pasado martes, 11 de diciembre, la Comisión de Obras Públicas Infraestructuras y Transportes de las Cortes Valencianas dio luz verde a la Proposición No de Ley (PNL) presentada por Compromís sobre la puesta en marcha de las desaladoras de Cabanes-Oropesa, Moncofar-Xilxes y Sagunto.

Con esta PNL se pretende instar al Ministerio de Transición Ecológica para que asuma, a través de sus presupuestos, el coste total de la Construcción, puesta en marcha y mantenimiento de estas instalaciones. Menos mal que los diputados del PP en la cámara valenciana y en concreto Alfredo Castelló, han estado al quite y finalmente se ha incluido en esa PNL la desaladora de Sagunto, porque en la propuesta original se les había pasado incluir la de Sagunto a los promotores de la misma.

Este desliz, que no es cuestión secundaria, obliga a formular la siguiente interrogante: ¿a qué se dedica la diputada autonómica Teresa García, que se le ha escapado algo tan elemental? Ojo, que estamos hablando de una iniciativa que fue presentada en el registro de las Cortes el 15 de enero de 2018. Sin embargo, la enmienda presentada para incluir la desaladora de Sagunto tiene fecha de 10 de diciembre de 2018 y, para más señas, se entregó a las 17:22 horas de ese mismo día. O sea, que la iniciativa de promover esta PNL ha estado casi todo este 2018 olvidada en un cajón, y ahora, que se nos echa el tiempo encima, que vienen las elecciones, se tiene que enmendar, antes de ser aprobada, para que en la misma se incluya la planta de Sagunto. Increíble, pero cierto.

En su momento, nos cansamos de escribir que el convenio que se iba a firmar y se firmó, entre Acuamed y la entonces alcaldesa del municipio Gloria Calero, era un atraco a mano armada, un expolio para la ciudadanía. Nadie nos hizo caso, ahora tenemos que instar a Madrid para que asuma las responsabilidades que en su día adquirieron nuestros representantes municipales del tripartito de progreso: PSOE, EU y Bloc, hoy Compromís. Como Madrid no se haga cargo, vayan preparándose a pagar en el recibo del agua EL 80% de los 65 millones de euros. Se habla de un aumento del 50%.

Viernes, 07 Diciembre 2018 18:55

Vox

No tengo por costumbre dedicar este espacio a cuestiones nacionales, pero bien lo merece la irrupción de Vox en Andalucía. Hay que ver cómo se ha puesto todo el mundo por el crecimiento de los ultras: «que viene el coco, que viene el coco», cuando siempre han estado ahí.

El desaparecido Manuel Fraga Iribarne, que fue ministro de Franco, trató, tras la apertura democrática, de reunir en una sola marca a todas las sensibilidades de la derecha española. De esta manera, los liberales, los democratacristianos, y los de extrema derecha se fueron acomodando en Alianza Popular. De hecho, la desaparición de Fuerza Nueva, el partido fascista de Blas Piñar, fue la prueba más palpable de que esa facción ultra se integró en la formación de Fraga. Hizo falta que pasaran algunos años más para que, ya con José María Aznar, la derecha española se refundara en el Partido Popular.

A partir de 1996 los ‘populares’ lograron el apoyo mayoritario de la ciudadanía para acceder al Gobierno de España y, desde aquí, fueron cayendo otras piezas muy codiciadas. Casi toda España se tiñó de azul. Los socialistas resistían en Andalucía, aunque en cada proceso electoral iban perdiendo apoyo. Sin embargo, los múltiples casos de corrupción y las políticas antisociales aplicadas por el PP han dejado la marca muy tocada.

Llegados a este punto, los votantes conservadores quedaron desolados, pues no tenían más opción para votar que la de un PP totalmente desacreditado. Pero como en este país hay gente que cobra por pensar, surgió la idea de crear un Podemos de derechas. Dicho y hecho, Ciudadanos, que aceptó el encargo, se acostó socialdemócrata y se levantó neoliberal. Pero todavía quedaba por recoger ese voto radical extremo que no se veía identificado con el PP y mucho menos con los de Rivera. Aquí es donde se pone en marcha Vox, proyecto liderado por Santiago Abascal, un hombre que ha hecho toda su carrera política al abrigo del PP. Esto, que se llama diversificar riesgos, es fruto de la ingeniería social.

Así las cosas, los votantes de derechas ahora ya tienen tres marcas. Ciudadanos para los más liberales, el PP para los democratacristianos, y Vox para el segmento más extremo. Podría decirse que se han habilitado tres buzones para depositar votos, pero, por ahora, los tres conducen a la misma saca. Este triunvirato interpreta la misma partitura, Ciudadanos lo hace con el violín, el PP utiliza el contrabajo, y los de Vox el bombo. Lo cual no quiere decir que se tengan que perder las formas, ni mucho menos, lo normal es que PP y Ciudadanos se entiendan, y Vox, desde fuera, facilite su apoyo. Al final, objetivo conseguido y pieza cobrada, que es de lo que se trata.

Página 10 de 33

Te puede interesar

Te puede interesar