Ignacio Belzunces Muñoz

Ignacio Belzunces Muñoz

San Sebastián, 1959. Periodista, fotógrafo y diseñador gráfico. En 1979, con 20 años, Inició sus colaboraciones en prensa y radio. Vivió de lleno el proceso de reconversión industrial en la siderúrgica porteña, del que informó, día a día, a medios regionales y de Madrid. En 1986 fundó El Económico.

Viernes, 23 Marzo 2018 19:47

Remake

Dudar es humano y errar también. Ayer por la tarde, en el acto convocado por Costas en el edificio administrativo de la Autoridad Portuaria de Valencia, en el interior del recinto portuario, los vecinos de la zona de Almardà mostraron sus dudas razonables sobre la propuesta de Costas para resolver el problema de las playas situadas al norte del municipio de Sagunto. Por su parte, los ingenieros de esta institución, y más concretamente el director del proyecto, admitió que se podían equivocar, pese a que todo había sido estudiado muy a fondo.

Lo que está ocurriendo con este tema es, a mi juicio, un remake, una nueva versión de una película que ya hemos visto todos. No sé si se acuerdan ustedes del proyecto que, en tiempos del Gobierno de Rodriguez Zapatero, allá por 2009, presentó en Sagunto el entonces delegado del Gobierno en la CV, Ricardo Peralta. Consulten la hemeroteca de El Económico y ahí encontrarán toda la información.

Se trataba de una actuación muy ambiciosa, que contemplaba una inversión de 20 millones de euros. Se iba a meter mano, de una tacada a todo el litoral del término municipal de Sagunto. El solar del malecón pasaría a ser de titularidad y uso público, el paseo marítimo se readaptaría y modernizaría íntegramente, la playa del Puerto se normalizaría, suprimiendo esos tramos de arena que en algunos puntos tienen una anchura de hasta 700 metros. Con esa arena sobrante se iba a dar solución a las playas del norte del municipio.

Entonces, el alcalde del PP, Alfredo Castelló, encargó un estudio para desmontar la propuesta de Costas y los de IP montaron la campaña, ‘Salvemos la playa’. Lo demás ya lo conocen, ese tren pasó de largo, no se hizo absolutamente nada, seguimos con un paseo marítimo tercermundista, el solar de Menera ha pasado a manos privadas y las playas del norte están hechas unos zorros. No se podía permitir que los socialistas pusieran en marcha este proyecto, porque, con las elecciones a la vuelta de la esquina, iban a sacar mucho rendimiento.

Ahora hay un proyecto, mucho más modesto, para tratar de recuperar las playas del sur de Castellón sin que esa intervención afecte a la costa del norte de Sagunto. Si los ingenieros de Costas están en lo cierto, las playas de Almardà pueden recuperar la arena. Sin embargo, a nuestro alcalde, en este caso de Compromís, le ha faltado tiempo para buscar un catedrático que desautorice el estudio de Costas. Las elecciones también están a la vuelta de la esquina, por lo que, electoralmente, no es muy recomendable que los del PP se pongan a resolver el problema. Lo dicho, un remake.

Viernes, 09 Marzo 2018 19:57

El tiempo se echa encima

Hace un par de semanas, a finales de febrero, los vecinos del Fusión trasladaron su protesta al pleno, ante el clamoroso abandono que sufre esta zona. Por aquellas mismas fechas también se quejaban los residentes en el área de Almardà y Corinto, y es que el deterioro de la playa, que se arrastra de años, es verdaderamente escandaloso. Otra actuación que clama al cielo es la tardanza en las obras del vial internúcleos, que tanta molestias ocasiona cada día a miles de usuarios. Algo verdaderamente inaudito. Hace unos días, me llamó un asiduo lector al teléfono del periódico para preguntarme si sabía algo del sendero azul. Poco le pude decir. Ahora, el grupo municipal de Iniciativa Porteña recuerda que la plaza de la Concordia sigue pendiente. Después de su derribo han pasado los meses y nunca más se supo. Esto son algunas pinceladas de lo que está ocurriendo en el municipio. La gente ve que el tiempo pasa, que las elecciones municipales del año que viene están cada vez más cerca y, sin embargo, no le cunde el trabajo al cuatripartito municipal, pese a ser el Gobierno con más liberados, con mucha diferencia, de todos los que han desfilado por el Ayuntamiento de Sagunto desde la apertura democrática.

Pensaba que este prolongado retraso formaba parte de una estrategia perfectamente calculada por parte del alcalde, Francesc Fernández; es decir, ir acabando las obras en el último año del mandato, para que, de esta forma, los electores tuvieran más fresco en la retentiva las actuaciones municipales. No perdamos de vista que el actual alcalde es un político hábil y trabajador, pero ya comenté un día que le dedica mucho tiempo a salir en las fotos, y cuando uno tiene un equipo que hace aguas por todas partes, como es el caso, hay que estar más pendiente de los temas y menos de salir en los papeles luciendo el palmito. Y eso que la primera autoridad local puede contar, todavía, con algún elemento de gran calidad dentro de su equipo, como es el caso del socialista Miguel Chover. Lo que pasa es que a estas alturas del programa, cuando las elecciones están tan cerca, aquí, cada cual, arrima el ascua a su sardina.

Que los políticos intenten rentabilizar electoralmente las actuaciones, es algo que debe quedar en un segundo plano, siempre y cuando se avance. De hecho, todos, da igual la ideología, actúan de similar forma, pero es una lástima que cuestiones como, por ejemplo, la apertura al público del Horno Alto, el museo industrial, o el pabellón polideportivo, que están en un tris para finalizarse, se demoren tanto. Esperemos que les de tiempo.

Viernes, 02 Marzo 2018 20:06

Otra vez el agua

El polémico asunto del servicio de agua potable vuelve esta semana a la palestra informativa por dos motivos, el primero y más importante es el de la visita de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional al Ayuntamiento de Sagunto. Creo que, con esta, es ya la tercera vez que los caballeros de la UDEF requieren información al consistorio, dentro de la denominada ‘Operación flotador’. En esta ocasión, buscaban documentación sobre el proceso de selección del socio tecnológico, que resultó ser Aguas de Valencia, y la constitución de la empresa Aguas de Sagunto. El asunto promete mucho.

El otro polo informativo se localizaba en la asamblea que se celebró el miércoles en la Casa de Cultura del Puerto, convocada por la Federación de Asociaciones de Vecinos del municipio. En este acto que, a pesar de la lluvia, logró congregar a unas 160 personas, se abordaron diversos aspectos, entre ellos, el alto endeudamiento de Aguas de Sagunto, lo mucho que ha subido el recibo del agua, o la sustitución de los contadores.

Entre el grupo de técnicos que se ha subido al carro de la Federación de Vecinos para echar una mano y arrimar el hombro en este frente, parece que alguien se va a dedicar a ver la conexión entre las diferentes empresas que están pululando entorno al suculento y lucrativo negocio del agua en Sagunto, por ejemplo, algunas beneficiarias de adjudicaciones de obras o la que se ha llevado el contrato de la limpieza de las propias oficinas de la empresa mixta. La verdad es que esta gente de la Federación piensa muy mal y mucho se temen que, al final de la corrida, toda esta maraña de sociedades mercantiles conecte con una misma cabeza.

Lo bien cierto es que la privatización encubierta del servicio de agua potable de Sagunto, que aprobaron fuerzas tan variopintas como el PSOE, el PP y los nacionalistas del Bloc, hoy Compromís, ha dejado a la ciudadanía con la boca abierta y el bolsillo vacío. Inaudito. Se ha puesto en manos de un socio privado y a coste cero el negocio del agua en Sagunto. El socio privado, pese a ser minoritario, propone al gerente de la compañía, según el artículo 19 de sus estatutos, y, como los señores consejeros no se enteran de nada, es el gerente el que hace y deshace. En fin, algo verdaderamente flipante. Pero ojo, todo esto es posible por el consentimiento de la mayoría de los miembros del Consejo de Administración, que, como ya he mencionado, está formada por los políticos municipales que también incurren en responsabilidades. Lo digo para que luego, si tienen que ir a declarar al juzgado, no se llamen andana ni aleguen ignorancia, que ya son bien talluditos.

Viernes, 23 Febrero 2018 19:46

País!!

Pensaba el Gobierno que los pensionistas, por ser gente mayor, se resignarían ante tanto atropello. No me refiero únicamente a la pérdida de poder adquisitivo que vienen sufriendo desde que el PP decidió, hace cuatro años, fijar el incremento anual en ese ridículo 0,25%, que ofende más que otra cosa. A esto hay que agregar el injusto copago farmacéutico que supone 120 euros anuales, cifra que, naturalmente, hay que restar al importe de la retribución que percibe cada jubilado, lo que supone otra devaluación. Pero aún hay más, han sido precisamente los pensionistas, los que han tenido que amortiguar los efectos de la crisis, ayudando económicamente y, en muchos casos, dando cobijo a esos hijos y nietos que la recesión echó al paro y, en muchísimas ocasiones, dejó sin techo.

No hace falta estudiar en Salamanca para darse cuenta de que todo esto es, ni más ni menos, la consecuencia de las políticas aplicadas en aquellos tiempos donde se proclamaba a los cuatro vientos «España va bien», ¿Se acuerdan? La hicieron tan gorda, que ya llevamos más tiempo de recesión que de bonanza económica, con independencia de lo que diga el crecimiento del PIB, porque una cosa son las cifras macroeconómicas y otra bien diferente el día a día de la calle, de la precariedad laboral y el desempleo.

Nuestros mayores están hasta los mismísimos de las políticas antisociales que ha puesto en marcha el Gobierno del PP. Neoliberalismo extremo que, como es bien patente, extiende la pobreza a lo largo y ancho del país. El Gobierno de Rajoy se ha cepillado la hucha de las pensiones y, para poder pagarlas, tiene que recurrir al endeudamiento. De ahí, a decir que el sistema es insostenible y que cada cual se busque la vida, un paso. Por eso, porque los pensionistas no se fían de este Gobierno, se han echado a la calle para defenderse de tanta agresión antisocial. La pelea no ha hecho más que empezar.

El PP conocía mejor que nadie de qué forma afectarían los recortes al conjunto de la sociedad española. El PP sabe el cabreo que produce ver a los de arriba cómo se lo lleven crudo, eso sí, envueltos en la bandera, mientras los de abajo las pasan canutas. De ahí la ley mordaza, para meter en el trullo a todo el que proteste, tanto en analógico como en digital, que diría Rivera. Tan esperpéntica es la situación creada, que un mismo día mandan a la cárcel al rapero Valtonyc, secuestran un libro sobre el narcotráfico gallego o censuran una exposición en Arco y, al día siguiente, la Policía intenta detener al humorista Joaquín Reyes, caracterizado de Puigdemont. Como diría Forges: País!!

Viernes, 16 Febrero 2018 16:45

El jarrón chino

A juzgar por lo mucho que sale nuestro alcalde en las fotos, podría decirse que ha sido agraciado por el don de la ubicuidad, sin embargo, hay otro personaje municipal que aparece menos en las instantáneas, pero de forma más selectiva, me estoy refiriendo al socialista Miguel Chover, quien, realmente, está donde hay que estar. Nuestro alcalde selecciona tan poco sus apariciones que, al estar en todas partes, ya no llama la atención, está empezando a formar parte del paisaje, como si fuera un jarrón chino. Sus asesores sabrán. Sin embargo, Miguel Chover se reserva para las cosas importantes, no solo en Deportes, sobre todo en Promoción Económica.

No hace falta ser un analista político de particular finura y excelente olfato, para darse cuenta de que los socialistas han apostado decididamente por Sagunto. Después de los malos resultados que obtuvieron en las elecciones de 2015, los peores de su historia con solo tres ediles, parece que el PSOE está trabajando muy activamente para volver a la senda del crecimiento. Podría decirse que María José Mira y Blanca Marín, secretarias autonómicas por el PSOE de Modelo Económico y Financiación y de Economía Sostenible, Sectores Productivos y Comercio, respectivamente, viven en este municipio, pues cada dos por tres están por aquí, en un acto u otro. Es evidente que esto no sucede por casualidad. De hecho, han sido los socialistas y más concretamente María José Mira, los que han trabajado a tope para desbloquear la situación de Parc Sagunt, aquí también ha intervenido otro destacado miembros del PSOE, como es Aurelio Martínez, presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia.

Pero a toda esta gran labor que el PSOE ha venido desarrollando en Parc Sagunt, le faltaba, para rematar la faena, tener presencia en el Gobierno de Sagunto, de ahí que se precipite el pacto y la posterior integración de los tres ediles socialistas en el Gobierno municipal, y eso que la primera autoridad local aseguró, hasta cansarse, que con Crispín no iba ni ha recoger billetes. Este pacto ha situado a Miguel Chover en dos delegaciones clave: Deportes y, sobretodo, Promoción Económica. ¿A dónde van a ir los parados de este pueblo a presentar los curriculums para emplearse en las empresas del parque comercial o de Parc Sagunt? Pues al departamento que dirige el señor Chover.

No perdamos de vista este vuelco del PSOE para con el municipio de Sagunto porque, seguramente, podrá deparar alguna que otra sorpresa. Si como parece, los socialistas logran remontar, la pregunta es obvia: ¿a costa de quién?

Viernes, 09 Febrero 2018 16:56

Plan de Empleo

Esta semana se ha suscitado cierta polémica a propósito de lo ocurrido con los trabajadores del plan municipal de empleo, en concreto, con 63 de los 117 que se han visto beneficiados por esta iniciativa social que les ha proporcionado un contrato de seis meses de trabajo. En esta edición del plan de empleo se ocupaba a los trabajadores, por primera vez, durante un periodo de seis meses. Con anterioridad, las contrataciones eran de tres meses de duración, de esta manera se lograba dar empleo la mitad de tiempo al doble de personal. Este cambio, de tres a seis meses, viene motivado porque, con la nueva modalidad, los parados pueden tener acceso, si reúnen los requisitos, a una serie de subsidios que no podían alcanzar con la contratación trimestral. Ni que decir tiene que con este cambio se aprovechan muchísimo mejor los recursos públicos, puesto que a los desempleados se le da la opción de que, una vez acabado el contrato, puedan acogerse a ciertas ayudas, que, sin ser ninguna bicoca, les permiten sobrellevar mejor la economía familiar hasta un máximo de 21 meses, según los casos.

El problema es que con las buenas intenciones no es suficiente y claro, en esta ocasión, alguien no ha hecho bien su trabajo. De los 117 contratados en el plan de empleo 2017, hay 63 que no han sido incluidos en el régimen general de la Seguridad Social, sino en el especial agrario. Con este cambio, el Ayuntamiento de Sagunto ha logrado ahorrarse un dinero por cada trabajador en concepto de cotizaciones y, desde luego, les ha pagado menos salario que a los otros contratados. Aunque el principal problema se produce porque, al haber sido dados de alta en el régimen especial agrario, los afectados no tienen acceso a los subsidios asistenciales, que era lo que se pretendía con la contratación semestral. Desde la propia SAG quitan hierro al asunto, asegurando que al final son alrededor de 15 personas, de las 63 afectadas, las que verdaderamente tendrían derecho a esas ayudas asistenciales, por reunir las condiciones. Si esto es así, lo que habría que preguntar es qué criterio de selección se ha seguido a la hora de elegir a los trabajadores que se iban a beneficiar del plan de empleo, porque si sólo 15 personas pueden reunir las condiciones para acceder a esas ayudas asistenciales, está claro que la mayoría de ellos no eran personas en situación de necesidad, que es para las que se supone que están pensados los planes de empleo.

El próximo martes se reúne el alcalde con los afectados, habrá que esperar a ver qué pasa, aunque todo indica que el asunto terminará en los tribunales. Al tiempo.

Viernes, 02 Febrero 2018 19:45

Una buena baza

A estas alturas del programa, creo que a nadie se le escapa que ya estamos en plena precampaña electoral, nuestro alcalde aprovecha cualquier oportunidad para salir en la foto, que para eso se ha dotado de un buen aparato de propaganda que le acompaña a todas partes y pagamos entre todos. Lo mismo, exactamente igual, que hicieron los anteriores.

Que la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural haya anunciado que va a tramitar la declaración de Paraje Natural Municipal del Monte del Romeu, es, sin ninguna duda, una baza política y electoral de primer orden para Compromís. El alcalde está demostrando que ante la lucha contra Lafarge no está todo perdido, que el objetivo de proteger la montaña que da abrigo al casco histórico está ahí, al alcance de la mano. Si finalmente se proclama el decreto de protección en los términos planteados, los nacionalistas tendrán la campaña hecha en Sagunto. Recordemos que el listón ya está muy alto, pues, en las elecciones de 2015, votaron a los nacionalistas 4,5 de cada 10 residentes en Sagunto; porque, no nos engañemos, en el Puerto fue el tirón de Mónica Oltra lo que le proporcionó los votos a Compromís.

Como estamos viendo en la gestión diaria de nuestro alcalde, su acción política desatasca con verdadera maestría los temas que más interesan a los saguntinos y no saca del atolladero aquellos que son de interés para los porteños. Francesc Fernández sabe que en el Puerto no tiene predicamento, por lo que, como es natural, tiene que concentrar todos sus esfuerzos en la parte del municipio que le es fiel. Aunque hay muchos más, citemos un par de ejemplos: La Diputación de Valencia ya ha iniciado la adquisición de terrenos para ampliar la CV-317 entre Sagunto y Canet; entretanto, sin noticias del puente entre El Puerto y Canet. Ya hay una partida municipal de más de 300.000 euros para restaurar la Torre del Grau Vell, pero, ¿cuántas cosas hay pendientes en el Puerto que son más urgentes?

No estoy criticando al alcalde, ni mucho menos. El señor Fernández hace lo que tiene que hacer, que es servir a quien le apoya, en este caso la ciudadanía del casco histórico. Compromís fue la fuerza más votada en el municipio, gracias a ese amplio respaldo que obtuvo en Sagunto. Lo que no entiendo es lo que ganan los partidos que acompañan en este viaje a la primera autoridad local: PSOE, EU e incluso los podemitas de ADN Morvedre, porque dos tercios de los votantes están en el Puerto. ¿Esperarán que la gente les vote por las cuatro empresas que se van a montar?

Viernes, 26 Enero 2018 19:49

Ocho años y nada

En el pleno municipal de este martes próximo, el correspondiente a enero, Iniciativa Porteña presenta una moción para que, de una vez por todas, se inicien las gestiones con la Conselleria de Sanidad, encaminadas a que se acondicione como aparcamiento público y gratuito la parcela que hay detrás del centro de Salud II, de 1.596 metros cuadrados, propiedad del citado departamento autonómico que, en su momento, le fue cedida por el Ayuntamiento de Sagunto para que se construyera este ambulatorio.

Aunque nunca es tarde si la dicha es buena, pensará cualquier lector con algo de retentiva que llega un poco tarde la moción de los porteños, teniendo en cuenta que el Centro de Salud II de Puerto de Sagunto se abrió al público el 15 de marzo de 2010, es decir, se van a cumplir ocho años este próximo marzo. No les faltaría razón a los que así pensaran si no fuera porque ya presentaron los de IP una moción en parecidos términos, según recoge el acta del pleno municipal celebrado el 25 de marzo de 2010.

Efectivamente, en aquella sesión plenaria y ante la moción del partido porteñista, el que hoy es alcalde del municipio, Francesc Fernández, y el actual portavoz del PP, Sergio Muniesa, echaron mano del ROM para recordar que el Reglamento Orgánico Municipal dispone que no se pueden tratar en pleno proposiciones que impliquen gasto económico sin previo dictamen de la Comisión Informativa. Al final, para quitarse de encima la propuesta, el Grupo Popular presentó una enmienda de modificación del segundo apartado de la parte dispositiva de la moción, sustituyendo la expresión «acometer desde el Ayuntamiento» por la de «valorar y estudiar la posibilidad para acometer desde el Ayuntamiento, previa existencia de partida presupuestaria».

Debe ser que después de pasar casi 8 años, ni los populares tuvieron ocasión de acabar el estudio entre 2010 y 2015, ni el Gobierno del señor Fernández ha podido hacerlo desde mediados de 2015, que es cuando se hizo cargo de la Alcaldía. Entretanto, señoras y señores, ahí sigue la parcela muerta de risa, acumulando porquería y sin visos de que este asunto se vaya a solucionar en el corto plazo.

Hay que ver la cantidad de dinero que se gasta y se malgasta en este Ayuntamiento, sin embargo, y visto lo visto, en casi ocho años, que son dos legislaturas completas, no se ha podido habilitar una partida para acondicionar este terreno y transformarlo en un aparcamiento, algo que, además de poco costoso, habría sido rápido de gestionar. Entretanto, los usuarios del Centro de Salud II, porteños ellos, sufren todos los días las consecuencias de tanto abandono y tanta incapacidad. Es lo que hay.

Viernes, 19 Enero 2018 18:29

Año preelectoral

Este año va a ser generador de buenas noticias para Sagunto, ya era hora de que cambiara la tendencia, pues el municipio, particularmente El Puerto, no ha levantado cabeza desde el cierre de la siderúrgica. Ayer mismo, sin ir más lejos, el cuatripartito municipal anunció a bombo y platillo la apertura para el próximo junio de Leroy Merlín, con una plantilla de 120 empleados y una inversión de 20 millones de euros. El Grupo Lar, que es el que va a gestionar el VidaNova Parc, tiene previsto inaugurar este complejo comercial en la segunda quincena del próximo septiembre, lo que va a suponer, en estos próximos meses, un goteo constante de comunicados institucionales del Gobierno municipal, anunciando cada nueva instalación que se asiente en el parque.

Es lógico que los políticos traten de sacar rendimiento a esta iniciativa empresarial que se presentó oficialmente el 9 de febrero de 2012, que se iba a poner en marcha en 2014 y, finalmente, se abrirá en este 2018, pero que todos los males sean esos. Lo verdaderamente importante es que empresarios como Julián Castelblanque o Juan Roig, hayan pensado en Sagunto para poner en marcha sus proyectos, porque, entre el parque comercial promovido por el primero, y el macro almacén que ya construye Mercadona, empezará a cambiar la tendencia en esta localidad, que, hasta no hace mucho, parecía invisible.

Por si no han caído en la cuenta, les recuerdo que nos encontramos en año preelectoral, por lo que, con mayor motivo, todos los partidos intentan aprovechar el cambio de ciclo para ponerse las correspondientes medallas, pensando, naturalmente, en las elecciones municipales que se celebrarán en mayo de 2019. De aquí a los próximos comicios, vamos a ver cómo se van acabando los proyectos que se vienen arrastrando desde la anterior legislatura, porque iniciativas nuevas hay bien pocas. Ya se ha puesto en marcha el proceso para adjudicar las obras del inacabado pabellón polideportivo, el situado junto al cementerio del Puerto. No será la única, en esta recta final de la legislatura se irán terminado las obras pendientes. ¿Se podían haber realizado antes?, es evidente que sí.

La teoría más extendida sobre los motivos por los que se ha dejado todo para el final del mandato, se centra en la mala calidad que tienen los gestores del cuatripartito. No debe de extrañar, por consiguiente, que la primera autoridad local, que tiene las ideas muy claras y conoce mejor que nadie la calidad de los mimbres con los que cuenta para hacer los cestos, haya preferido jugar a caballo ganador, asegurándose para este final de legislatura la culminación de estas obras inconclusas. Los experimentos, con gaseosa y en casa.

Viernes, 12 Enero 2018 17:32

El talonario

Ayer, la Nave de Talleres recibió la visita del presidente de la Generalitat, la presidenta del Sepides, el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana y sus respectivos séquitos. Evento al que, como no podía ser de otra manera, también acudió el alcalde de Sagunto, acompañado de otros representantes de la Corporación municipal. Se trataba de dar a conocer el acuerdo alcanzado entre la propia Generalitat y el Sepides, organismo que depende de la SEPI, por el que la primera le compra al segundo el inmueble de la Nave de Talleres. Estamos hablando, por tanto, de una transacción inmobiliaria, una compraventa, como el propio Sepides indicaba en la nota de prensa remitida ayer a los medios. La adquisición nos va a salir a los valencianos por cerca de 4 millones de euros, en concreto, 3.018.723 euros en dinero y la cesión de una finca ubicada en Paterna, propiedad de la Generalitat, que se ha valorado en 774.000 euros. En total, 3.792.723 euros. ¿Se imaginan ustedes que la anterior alianza de Gobierno PP-IP, hubiese tirado de talonario para recuperar la propiedad de la Gerencia? Ya les adelanto que los habrían puesto a bajar de un burro. El primero, el actual alcalde.

Lo mejor de todo es que el propio Sepides, en palabras de su presidenta, Rosa Mosulén, habla de estrechar líneas de colaboración: «El traspaso de la Nave refuerza la colaboración entre las administraciones central y autonómica en el desarrollo económico y social de esta Comunidad». Hay que tener morro, mucho morro, para realizar semejante afirmación. Nos cobran casi cuatro millones de euros por una nave que está como está, y encima lo venden como si nos hubieran hecho un regalo. Flipante. Digo que la nave está como está, porque la Conselleria de Cultura, que va a ser la nueva titular del recinto, ya tiene prevista otra partida de 400.000 euros para reparaciones y acondicionamiento del inmueble.

Se nota que, con la inauguración de este 2018, estamos ya en año preelectoral, puesto que las próximas elecciones municipales y autonómicas se celebrarán en mayo de 2019. Ahora sí se puede decir que esos comicios se encuentran literalmente a la vuelta de la esquina. Así pues, pensando en los votos, más que en la gestión, la Generalitat ha recurrido al talonario para conseguir la propiedad de la Nave de Talleres. Pero, cuatro millones de euros más o menos, donde tanto dinero se gasta, tampoco nos van a sacar de pobres. Lo importante es que este inmueble seguirá siendo público, eso sí, de la Generalitat. A partir de ahora habrá que ver cómo se hace habitable ese recinto, donde te mueres de frío en invierno y te asas en el estío.

Página 7 de 25