Ignacio Belzunces Muñoz

Ignacio Belzunces Muñoz

San Sebastián, 1959. Periodista, fotógrafo y diseñador gráfico. En 1979, con 20 años, Inició sus colaboraciones en prensa y radio. Vivió de lleno el proceso de reconversión industrial en la siderúrgica porteña, del que informó, día a día, a medios regionales y de Madrid. En 1986 fundó El Económico.

Viernes, 22 Noviembre 2019 21:10

Opacidad

Print Friendly, PDF & Email

Cuando he leído la nota informativa remitida por IP, anunciando que ha pedido amparo al Sindic de Greuges ante «la peor crisis de falta de transparencia» en el Ayuntamiento de Sagunto, la verdad es que me ha sorprendido y también me ha costado darle crédito. No creo yo que Darío Moreno, metido a dictador bananero, caiga en estas prácticas tan torpes que, sin ninguna duda, siempre terminan estallándote en la cara y arruinando tu imagen. Sin embargo, debo reconocer que es muy grave lo que está sucediendo. Que los partidos de la oposición no hayan tenido acceso, todavía, a las actas de las Juntas Locales de Gobierno que se han venido celebrando, a razón de una semanal, desde que asumió la Alcaldía el nuevo alcalde, allá por el mes de junio, es algo que no ha sucedido antes.

Durante el mandado anterior, siendo alcalde el nacionalista Francesc Fernández, los grupos políticos municipales recibían con cierta tardanza las citadas actas, pero lo que está ocurriendo ahora es verdaderamente inaudito. No olvidemos que el 80% de la gestión municipal se determina mediante los acuerdos de la Junta Local de Gobierno, donde están representadas las tres fuerzas políticas del tripartito: PSOE, Compromís y Esquerra Unida. Por tanto, privando a la oposición de las actas correspondientes a estas reuniones, se les oculta el grueso de las decisiones diarias del consistorio.

Lo mejor de todo es que se esté utilizando la Ley de Protección de Datos como pretexto para justificar el retraso en la entrega de dichos documentos, ya que, según explica IP, están suprimiendo los nombres de todas las personas que aparecen en las susodichas actas. Ardua tarea. Esto, que todavía es más insólito, da mucho que pensar, pues, cuando se toman tantas precauciones, será porque a alguien le preocupa que se pueda hacer seguimiento de ciertas contrataciones o adjudicaciones. Teniendo en cuenta que en este país todo dios comercia con los datos personales y casi nunca pasa nada, parece que la Ley de Protección de Datos sirve, principalmente, para dificultar el rastreo y, desde luego, potenciar la opacidad, lo que puede favorecer las corruptelas.

Por lo poco que le conozco, me parece a mí que Darío Moreno no debe estar detrás de estas graves anomalías, sin embargo, él es el alcalde y, por tanto, el máximo responsable de lo que sucede en el consistorio. Si este problema está relacionado con la implantación de la administración electrónica, o se ha producido porque alguien de la casa no está haciendo bien su trabajo, creo que es el alcalde el primer interesado en aclarar cuanto antes lo que está sucediendo y en restablecer la normalidad, puesto que es la primera autoridad local la que va a salir peor parada si persiste en el tiempo esta situación de opacidad.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 15 Noviembre 2019 19:45

Paños calientes

Print Friendly, PDF & Email

El Consejo de Administración de Aigües de Sagunt ha decidido elevar al pleno municipal, para su aprobación, una rebaja de un 3% en el consumo mensual de 0 a 40 m3 de agua, mientras que, para aquellos que superen los 40 m3, la reducción será del 15,7%. Estas cifras parecen importantes a primera vista, pero, cuando entramos al detalle, observamos con claridad meridiana que su alcance es bastante escaso. Para los hogares podría decirse que es más bien nulo, puesto que ese 3% apenas supondrá mensualmente el ahorro de unos céntimos de euros. He de reconocer que para las empresas se han estirado un poco más, pero a pesar de aplicar ese 15,7% de rebaja, las industrias seguirán pagando un precio altísimo por el suministro de agua.

Con este servicio pasa algo parecido a lo que sucede con el Consorcio de Residuos, donde sangran a las empresas, que generan menos residuos que los hogares, simplemente para cuadrar unas cuentas que, de otro modo, no podrían salir bien, pues si cada usuario pagara por los residuos que produce, la tarifa a las familias sería muchísimo mayor y, claro, eso no es muy recomendable electoralmente, así que es mejor ir sableando a los comercios e industrias, que a la hora de votar son menos y, de esa manera, se cubren los gastos y se tapan las deudas.

Pero, volvamos al tema. A partir del momento en el que PP, PSOE y Bloc, hoy Compromís, decidieron privatizar el 49% del ciclo integral del agua, los vecinos de Sagunto vieron como el recibo subía y subía. Ahora pagamos alrededor del doble de lo que se abonaba antes de la entrada en servicio de Aigües de Sagunt. Todo un logro de la progresía. Si por un metro cúbico paga una familia 0.405 euros, consumiendo hasta 10m3 al mes, una industria que supere los 40 m3 abona 1,394 euros por ese mismo metro cúbico que compra. Llegados a este punto, las mentes lúcidas del Ayuntamiento se han dado cuenta de que esta tarifa, además de un atraco, es altamente repelente para la industria, y por eso han decidido rebajarla un 15,7%, el problema es que, pese a ese descuento, el agua les seguirá saliendo carísima.

Si se implantara la tarifa industrial, sería completamente inviable el servicio de agua tal y como está concebido, porque su peso recaería mayoritariamente en los hogares, lo que todavía dispararía muchísimo más el precio del recibo. Tengan en cuenta que esto de la tarifa se gestiona, poco más o menos, en términos parecidos a: «si le bajamos a estos, hay que subirle a los otros». Entretanto, los dos socios de Aigües de Sagunt: Ayuntamiento y Aguas de Valencia, se podrán repartir cerca de dos millones de beneficios. No está nada mal, ¿verdad?

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 08 Noviembre 2019 18:22

Otra vez a votar

Print Friendly, PDF & Email

Este domingo tenemos otra cita con las urnas. Estaba cantado que era inevitable una nueva convocatoria electoral, puesto que los socialistas no veían nada claro eso de montar un gobierno de coalición con los de Unidas Podemos. Hay que ver lo bien que habría ido todo si los naranjitos de Albert Rivera le hubieran dado su apoyo al señor Sánchez, aunque hubiera sido de gratis, es decir, por el bien y la estabilidad de España, que no es poca cosa. Nos habríamos ahorrado esta nueva votación, que va a costar una pasta, y ya tendríamos en marcha un Gobierno de corte neoliberal a gusto de casi todos.

Sin embargo, la negativa de Rivera a darle su apoyo a Sánchez y el rechazo del PSOE a pactar con los rojos de Podemos, nos ha conducido a un callejón sin salida que, irremediablemente, nos ha llevado a estas nuevas elecciones. A partir del recuento, en la noche del domingo, ya veremos qué nuevo escenario nos depara el resultado. Algunos debían de pensar que tras la sentencia del procés y consiguientes protestas en las calles catalanas, más la exhumación de Franco, soplarían vientos muy favorables, pero una cosa es lo que imaginan estos jugadores de póker, metidos a ajedrecistas, y otra bien diferente lo que realmente sucede. Si finalmente va a misa lo que pronostican las encuestas, después del 10 de noviembre no quedarán ni las raspas de Albert Ribera, así que, el PSOE, que tampoco parece que vaya a mejorar mucho, tendrá que apañarse con el PP y los restos del naufragio de Ciudadanos, puesto que ya ha dejado claro por activa y por pasiva que eso de coaligarse con los ‘podemitas’ no entra dentro de sus previsiones. Cuestión aparte es el postureo y la construcción del relato.

Es un guiño claro a los conservadores y a la propia Unión Europea, que el señor Sánchez anunciara en el debate del lunes que Nadia Calviño será la próxima vicepresidenta económica del Gobierno de España. No es ningún secreto que la hija del célebre José María Calviño es una neoliberal convencida, por cierto, la que quiere introducir en España la conocida como ‘mochila austriaca’, entre otras grandes reformas que aguardan su momento más adecuado. Para abordar en profundidad estos cambios estructurales de corte neoliberal que reclama la Comisión Europea, ni que decir tiene que el escenario más idóneo será el que pueda salir después del 10-N, es decir, un gobierno del PSOE convenientemente apuntalado por el PP y Ciudadanos. Esta alianza, que ante la opinión pública se justificará por razones de fuerza mayor, me refiero a la deriva catalana, servirá para repartir la carga y el coste electoral de estas medidas impopulares, algunas de ellas, muy dolorosas. Que ustedes lo voten bien.

Print Friendly, PDF & Email
Jueves, 31 Octubre 2019 20:53

Más liberados

Print Friendly, PDF & Email

Hay un refrán que dice: «otro vendrá que bueno me hará». La verdad es que, salvo alguna excepción, suele ser bastante certero este dicho popular. En el caso de Sagunto es de aplicación, no porque el anterior alcalde, el nacionalista Francesc Fernández, fuera mejor que el actual, Darío Moreno, que es algo que todavía está por ver, sino porque parecía que el cuatripartito había tocado techo con los liberados, pero, como sucedía en el viejo oeste americano, siempre hay otro que es más rápido.

Efectivamente, nos quedamos todos con la boca abierta cuando vimos que Fernández incrementó el número de liberados de su equipo de Gobierno hasta un total de 17, cuando el PP había tenido solo 9 y ya nos parecían muchos. De hecho, fue el propio Francesc Fernández el que llegó a decir, cargado de razón, que el Ayuntamiento de Sagunto se gestionaba con tres liberados y el alcalde. En este momento, tras las liberaciones de Gloria Parra Calero y María José Carrera, esta última formalizada en septiembre, se puede afirmar que el actual Gobierno de Sagunto, pese a estar sustentando por tres partidos, en lugar de los cuatro que lo apuntalaban en la pasada legislatura, ya ha incrementado en dos más el número de cargos públicos con dedicación exclusiva.

Así es, El PSOE tiene todos los concejales de su grupo liberados, más dos asesores de grupo y dos más en el gabinete de Alcaldía. O sea, 11 en total. Compromís cuenta con tres ediles en dedicación exclusiva, más dos asesores de grupo, que en su conjunto suman cinco. EU tiene liberados a sus dos concejales y, además, cuenta con un asesor de grupo, es decir, tres en nómina. Por tanto, entre las tres fuerzas políticas que apuntalan el Gobierno de Sagunto, hay un total de 19 personas a sueldo, que son los 12 cargos públicos y siete asesores.

Ni que decir tiene que nunca, desde la apertura democrática, la nónima de políticos y asesores había sido tan alta. Esto, que desde luego no es gratis, nos terminará saliendo a los ciudadanos por algo más de un millón de euros al año, cifra a la que hay que sumar el gasto que supone la única liberación del concejal de Vox, la del portavoz del PP y la de tres asesores, uno de Ciudadanos y dos de Iniciativa Porteña.

Llegados a esta situación, a mí me parece que desde el punto de vista estrictamente democrático sería mucho más saludable para la institución municipal que todos los miembros de la Corporación saguntina, los 24 concejales y el alcalde, se pudieran liberar, de esta manera no se podría canjear fidelidad y acatamiento por salario. Pero, para ello, habría que cambiar la ley, pues no puede haber más de 15 ediles liberados, por lo que si IP y Ciudadanos, hicieran uso de su derecho, alguien tendría un problema. Atentos.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 25 Octubre 2019 16:41

Insaciables

Print Friendly, PDF & Email

Aunque el titular sí dé pie, no es de sexo de lo que les voy a hablar, no. Lo que quiero comentar en este espacio es la voracidad insaciable del Consorcio de residuos, un organismo que, visto lo visto, parece que está pesimamente gestionado. Será por eso que sus representantes políticos se dedican a cubrir los déficits que genera la entidad a base de sangrar a los ciudadanos, cuando lo que deberían de hacer es defender el interés general. Buenos bemoles tenían los bandoleros de Sierra Morena para ‘asaltar’ de una tacada a tantos miles de personas. Aquellos salteadores de caminos, por lo menos, se jugaban el tipo. Estos políticos cobran dietas y kilometraje, salvo excepciones, porque alguno que está liberado en origen dice que ha renunciado a estos privilegios.

No estoy hablando de ninguna tontería, estos individuos han decidido incrementar la tasa a las familias para 2020 alrededor de un 20%, exactamente un 19,65%, pero es que, entre 2014 y 2018 ya habían aplicado un aumento total del 29,65%. Es decir, que desde 2014 a 2020 la tasa de reciclaje a las familias se eleva un 49,30%, o sea, la mitad de lo que se pagaba. No perdamos de vista que, según el INE, el IPC ha crecido entre enero de 2014 y septiembre de 2019 un 3,9%, pero con ese incremento, que sería lo razonable, estos sujetos del Consorcio no tienen ni para empezar. Con estos criterios gestiona cualquiera, porque da igual que lo haga mal o peor, luego, con meter la mano en la cartera de las familias, se cubren los déficits y a vivir, que son dos días.

En el caso de las empresas todavía es mucho más sangrante. Las grandes compañías pueden soportar semejante abuso, pero para los autónomos y las empresas familiares, consideradas industrias, aunque sean despachos que se incluyen en la categoría de loca-les de hasta 1.000 m.2, el sablazo ha sido demoledor, pues la tarifa pasa de los 124,20 euros de 2016 a los 555,31 euros de 2020, es decir, un aumento del 347%. Ni los usureros.

Lo mejor de todo es que el representante del Ayuntamiento de Sagunto en el Consorcio, el edil de Esquerra Unida, Roberto Rovira, llevó a la reunión de esta entidad el mandato de abstenerse. No perdamos de vista que la abstención también es una posición política, no tiene nada de neutral. Así defiende el tripartito municipal el interés de los ciudadanos. Por cierto, argumentar que se ha hecho lo que dictaminó la Comisión de Hacienda, es un cuento chino, un engañabobos, puestos que sus dictámenes nunca han sido vinculantes.

Luego se quejan de que la clase política esté tan devaluada entre la ciudadanía. ¿Qué esperan, una medalla? Será por lo bien que lo hacen.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 18 Octubre 2019 21:36

EU se desmarca

Print Friendly, PDF & Email

Apenas han pasado unos pocos meses desde que inició su andadura el nuevo tripartito municipal y ya se ha producido el primer revés de cierta intensidad entre los socios que componen ese triunvirato. Me refiero a la posición de Esquerra Unida, desmarcándose, en el pleno del pasado martes, de la retirada del punto sobre la puesta en marcha de un plan de empleo, gestionándolo a través de la SAG, tal y como se ha hecho en otras ocasiones.

Según desveló Manuel González, portavoz de IP, el alcalde del municipio, Darío Moreno, se reunió con los portavoces de la oposición para pedirles que asumieran la postura del tripartito sobre la retirada del citado punto, ya que, como en otras ocasiones, existía un informe en contra de la Intervención municipal. No cabe duda de que Moreno, repartiendo la carga, neutralizaba las críticas ante una cuestión tan sensible. Debieron de pensar los portavoces de la oposición que las tres fuerzas del tripartito votarían de igual manera, sin embargo, el hecho de que el alcalde pidiera sopitas era un signo inequívoco de que podría producirse alguna sorpresa.

El descuelgue lo protagonizó Esquerra Unida. Sus dos ediles, Guillermo Sampedro y Roberto Rovira, votaron en contra, mientras que PSOE, Compromís, Ciudadanos, Iniciativa Porteña y Vox, se pronunciaron a favor y los concejales del PP, que ya llevan muchas horas de vuelo, optaron por la abstención. Ni que decir tiene que la inesperada posición de Esquerra Unida ha dejado con el culo al aire a más de uno. Será por afán de notoriedad, como han dicho desde IP, o por considerar que, si otras veces se ha despreciado el reparo legal de la Intervención, en esta ocasión también se podía hacer.

El que da primero da dos veces, por eso lanzó inmediatamente su nota informativa Esquerra Unida, calificando de «grave error» la retirada del punto. A partir de aquí, tanto Compromís como IP se vieron forzados a justificar su posición con el envío a los medios de las correspondientes aclaraciones. No es muy social devolver a los corrales un plan de empleo, aunque sea de medio millón de euros, cuando el desempleo está subiendo en Sagunto sobre un colchón de más de 4.600 desocupados.

Dicen que en política nada es gratis, como en casi todas las facetas de la vida, por tanto, cuando algunos partidos de la oposición le han hecho un favor a la Alcaldía, cabe pensar que están viendo la posibilidad de cambiar cromos. El famoso toma y daca. En definitiva, nada pasa por casualidad, nada es gratis, y la política, en ocasiones, hace extraños compañeros de cama. Estaremos atentos porque puede ocurrir, perfectamente, que alguien pague por algo que igualmente iba a recibir. Veremos.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 11 Octubre 2019 19:52

La mundial

Print Friendly, PDF & Email

A estas alturas del programa, es bastante evidente que el Reggaeton Winter Festival y el Festardor, se le ha ido de las manos a nuestro tripartito municipal. Es una pena que, por tener unos organizadores rematadamente malos, se empañe tanto un evento de esta categoría, sobre todo, sabiendo, como saben, que algo parecido pasó en Bétera en 2017 y en la Pobla de Vallbona en 2018. A pesar de que esta es la séptima edición, lo cierto es que en ningún sitio ha echado raíces este evento. Todo por los mismo, por el malestar que genera allá donde aterriza. Pero la culpa no es de la actividad, es de la empresa que lo promueve, que trata de obtener el mayor beneficio con la menor inversión, y de un Ayuntamiento que no es capaz de exigir lo que realmente hace falta. Entre tanto, por la codicia de unos y la clara incapacidad o permisividad de otros, pagan el pato los vecinos, que sufren las molestias, y los que vienen al Festardor y se encuentran con todas estas carencias, sobre todo en materia de higiene y seguridad.

En la foto aérea que publicamos en esta edición, se ve con claridad meridiana de lo que estoy hablando. La zona de la Gerencia está totalmente desbordada, saturada de tiendas de campaña. Según ha hecho público Iniciativa Porteña, el único espacio que tiene el visto bueno del Departamento Municipal de Actividades es el que está vallado, el ubicado al Este de la Avenida Jerónimo Roure, el resto de las zonas de acampada no reúnen unas mínimas condiciones higiénico sanitarias, hay pocos váteres y duchas. No debe de extrañar, por tanto, que estén circulando fotos por la RRSS de personas defecando en la calle, entre dos vehículos, o desnudas, a plena luz del día, aseándose en la fuente de una rotonda. Lamentable.

En el año 2017 asistieron en Bétera 33.000 personas y 45.000 en la edición de 2018, celebrada en la Pobla de Vallbona. A partir de aquí es fácil concluir que si un tercio decide quedarse para acampar, podemos estar hablando, tranquilamente, de 3.750 tiendas de campaña con capacidad para cuatro personas. Aunque fuera la mitad, sigue siendo una cantidad ingente. Con semejante campamento, ¿cuántos váteres químicos y duchas hubiesen hecho falta? ¿Quién tenía que soportar todos esos gastos? Ya empieza a estar claro por qué se ha producido el desastre.

Si realmente se quiere dar continuidad al Festardor en el núcleo porteño, idea que no me parece mal, puesto que también tiene aspectos muy positivos, sobre todo para la hostelería y el comercio, está claro que el Ayuntamiento de Sagunto deberá exigir a la empresa organizadora una infraestructura proporcional a la afluencia de visitantes, en lugar de dar por bueno lo que los organizadores plesenten.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 04 Octubre 2019 17:26

Entre pirómanos

Print Friendly, PDF & Email

¿Se imaginan ustedes que uno de los principales accionistas de cualquier banco se pudiera quedar fuera de su consejo de administración? ¿A que no cabe en ninguna cabeza? Sería de tontos, ¿verdad? En Sagunto todo es posible, pues algo de eso ha ocurrido en el Consorcio de Residuos Palancia Belcaire, cuya presidencia ha recaído en el alcalde de Estivella, Rafael Mateu y, aquí viene lo bueno, el Ayuntamiento de Sagunto, sobre ser uno de los municipios que más aporta a la entidad, se ha quedado fuera del órgano de Gobierno. Increíble pero cierto. No perdamos de vista que Sagunto siempre ha tenido representación en dicho órgano, puesto que este municipio aglutina a un tercio del total de la población que atiende el Consorcio y, por ello, aporta cada año más de 28.000 toneladas de basura.

No cabe duda de que hay alguien que no ha hecho bien sus deberes, me refiero al concejal del ramo, Roberto Rovira, de Esquerra Unida, quien ya ocupó algunos titulares de prensa este verano ante la improvisación en la puesta en marcha del servicio de socorristas de las playas y el punto accesible. Entonces se disculpó al señor Rovira, quien se estrenaba como concejal, trasladando la responsabilidad de semejante desastre a su antecesora en el cargo, la también edil de Esquerra Unida, Mónica Caparrós. Pero ahora, que ya lleva el señor Rovira varios meses en el cargo, no parece que tenga mucha disculpa. Salvo que, como ha dicho el alcalde, Darío Moreno, haya habido un problema de comunicación y no se haya convocado al Ayuntamiento de Sagunto.

Si lo sucedido es porque el señor Rovira no estaba en la faena, la verdad es que muy mal, y si es porque no se ha convocado al Ayuntamiento de Sagunto, pues qué quieren que les diga, todavía peor, muchísimo peor, porque eso demuestra que Sagunto es invisible, vaya, que pinta menos que la doble blanca, que ya hay que pintar poco para llegar a ese extremo. Aunque a mí, personalmente, me cuesta mucho trabajo creer que al Consorcio se le haya olvidado convocar al Ayuntamiento de Sagunto, más que nada porque, como he dicho, es un tercio de esa entidad. ¿A que no cuela?

En fin, que un día te enteras de que nos dejan fuera del órgano de Gobierno del Consorcio y el anterior de que le ha vencido el contrato al Ayuntamiento para el reabastecimiento de combustible, algo que, por cierto, ya ocurrió el año pasado, pero da igual, aquí se vuelve a tropezar en la misma piedra. A ver si con las nuevas liberaciones, que recientemente se han producido en el equipo municipal de gobierno, consiguen centrarse un poco y gestionar con más tino, que nuestro alcalde, rodeado de tanto pirómano, bastante tiene con ir apagando fuegos. Luego me tachan de capcioso. Lo que hay que oir.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 27 Septiembre 2019 23:23

Empezó el baile

Print Friendly, PDF & Email

Hay que ver cómo está la oposición municipal, que de todo se queja. Dicen que, desde que tomó posesión el nuevo Gobierno local, los plenos están como los cocidos sin un buen arreglo: desustanciados. Que hay semanas que no se celebra ni una comisión informativa y, por consiguiente, los órdenes del día de cada sesión plenaria serían raquíticos si no fuera por las mociones que presentan los grupos políticos. Todo esto para concluir que, pese al mogollón de liberados, la gestión es bastante pobre.

No estoy aquí para defender al nuevo alcalde, Darío Moreno, pero, de los plenos sin contenido ya se hablaba hace un año, incluso más tiempo, cuando ocupaba la Alcaldía el nacionalista saguntino Francesc Fernández. En todo caso, se puede decir que llueve sobre mojado, pero demos tiempo al tiempo, esperemos a que haya un nuevo presupuesto municipal y, a partir de ahí, veremos si se mantiene la dinámica o se produce algún cambio.

En el ejercicio de 2018, el anterior cuatripartito solo fue capaz de gestionar un 10% de todas las inversiones incluidas en el presupuesto, que ascendían a 22 millones de euros. Este año, entre ponte bien y estate quieto, todo parece indicar que, de las inversiones previstas en las cuentas municipales de 2019, la ejecución será todavía más baja. Tengamos en cuenta que la campaña electoral empezó realmente en el último trimestre de 2018, luego llegaron las elecciones, después el cambio de gobierno, el aterrizaje de los nuevos gestores y las vacaciones de agosto, así que, con semejante desbarajuste, este 2019 va a ser en términos prácticos una verdadera nulidad, un año perdido.

El don de la ubicuidad, del que gozan nuestros políticos, tampoco ayuda. Salir de ‘bolos’ implica restarle mucho tiempo al trabajo productivo. En los casos de gobiernos formados por varios partidos, para compartir los minutos de gloria, se van de bolos en comandita, lo cual es un agravante. Ya dijo Francesc Fernández que, de su mandato como alcalde, lo que más le había sorprendido era el tiempo que requería atender la agenda social. No le faltaba razón. En este caso también se pueden extraer conclusiones tan interesantes como, por ejemplo, que los políticos que más salen en las fotos son, sí o sí, los que menos tiempo dedican a la gestión del día a día. Deben ser las nuevas formas de la política, donde el marketing sirve lo mismo para un roto que para un descosido.

Esperemos a que se aprueben los presupuestos municipales de 2020 y dejemos hacer al equipo municipal. Sabido es que, en política, cuatro años no son nada, ya dijo el anterior alcalde que las legislaturas deberían de ser más largas, de seis u ocho años, sin embargo, el baile termina de empezar.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 20 Septiembre 2019 18:18

Sentido de Estado

Print Friendly, PDF & Email

En este comentario de hoy, excepcionalmente, escribo sobre un tema nacional: las elecciones del próximo 10 de noviembre. Desde el primer momento vi con bastante claridad que iba a ser inevitable la repetición electoral. Creo que Pedro Sánchez ha exhibido durante estos meses su gran talla de estadista. No sé si será por mérito propio o por los consejos de Iván Redondo, su asesor de cabecera, gran profesional del marketing político que, con anterioridad, encumbró a Xavier García Albiol en la Alcaldía de Badalona o a José Antonio Monago en Extremadura.

El señor Sánchez podría haber sido presidente del Gobierno si hubiera aceptado la coalición con Unidas Podemos (UP), pero por encima de sus ambiciones personales ha puesto el interés de España. Ahí, en ese tajo, siempre se ha situado el PSOE en primera línea: modificó en 15 días de agosto el artículo 135 de la Constitución, tras llegar a un pacto con el PP; hizo la primera reforma laboral y alargó la edad de jubilación hasta los 67 años. Eran los tiempos de Rodríguez Zapatero. Posteriormente, los socialistas se abstuvieron para que Mariano Rajoy accediera a la Presidencia del Gobierno. Todo un gesto patriótico. En la etapa de Sánchez, el PSOE respaldó la aplicación del 155 en Cataluña. Creo que los socialistas han dado sobradas muestras de ser una fuerza tan constitucionalista como el PP, pues, cuando ha hecho falta, han puesto el interés de España por encima de su ideario social liberal. La renuncia de Sánchez a presidir un Gobierno de coalición con UP ha sido la última contribución del PSOE al interés de la nación.

Ya dijo el presidente del Círculo de Empresarios, incluso la CEOE, que era preferible repetir elecciones antes que dar entrada en el Gobierno a UP. Estos grandes empresarios, que todos los días le toma el pulso a España, analizando las fluctuaciones del IBEX 35, saben muy bien de qué hablan. Seguramente, si le preguntáramos ¿qué le conviene a España? a Juan Roig, Amancio Ortega o Ana Patricia Botín, personas emprendedoras que con su esfuerzo generan empleo y hacen crecer todos los días el PIB nacional, la respuesta sería la misma: un gobierno estable y moderado.

Está claro que ante los retos que España tiene en el horizonte: el conflicto catalán, el Brexit, la crisis comercial entre EEUU y China, o los peligros que acechan a la nación, como la recesión que se avecina, Pedro Sánchez sabe que un gobierno estable y moderado es la mejor solución. El sentido de Estado se impone y un acuerdo entre PSOE y Ciudadanos también, esos sí, después de las elecciones del 10-N y siempre y cuando la suma de escaños lo permita. Los pactos con UP están muy bien para completar mayorías en ayuntamientos, diputaciones y autonomías, pero hasta ahí.

Print Friendly, PDF & Email
Página 1 de 27