Ignacio Belzunces Muñoz

Ignacio Belzunces Muñoz

San Sebastián, 1959. Periodista, fotógrafo y diseñador gráfico. En 1979, con 20 años, Inició sus colaboraciones en prensa y radio. Vivió de lleno el proceso de reconversión industrial en la siderúrgica porteña, del que informó, día a día, a medios regionales y de Madrid. En 1986 fundó El Económico.

Viernes, 27 Noviembre 2020 20:09

Una campañita

Después de doce años con un perfil de comunicación bajo, por no decir inexistente, el alcalde de Sagunto, Darío Moreno, ha reparado en la necesidad de mejorar la comunicación en la SAG, empresa de aseo urbano y servicio de recogida de basura, cuyo descrédito entre la ciudadanía aumentó en los últimos años. Las quejas vecinales son de todo tipo: que si las calles están sucias, que si los contenedores no funcionan bien cuando pisas el pedal, que si la basura se acumula en los puntos de recogida, que si las cacas de los perros. Ni que decir tiene que de casi todo ello es responsable el usuario incívico, que no hace las cosas como corresponde, pero con eso ya hay que contar y, al final, ha de ser la propia SAG la que dé respuesta.

Tengamos en cuenta que el servicio que presta esta compañía nos cuesta a los ciudadanos cerca de 14 millones de euros al año, según los datos del presupuesto de 2020. O sea, que no estamos hablando de ningún regalo. Además, es una empresa que, sobre ser pública, no es, ni mucho menos, un ejemplo de transparencia. Uno de sus principales problemas es el absentismo laboral, que, según algunas fuentes, supera en algún departamento el 30%. Ni que decir tiene que esas cifras, de ser ciertas, son completamente insostenibles. Pero esta situación no es nada nueva, se arrastra desde hace años sin darle una solución. A lo mejor, abriendo este melón, se resolvía una parte del problema, pero ¿quién le pone el cascabel al gato? Los políticos no quieren líos, que una huelga en el servicio de limpieza de edificios, pongo por caso, puede llevar a la ruina a cualquier gobierno municipal. Aunque también es posible que con la capa del absentismo se oculten otras incapacidades.

Si todo se desarrolla como está previsto, antes de que finalice este 2020 ya se habrá cerrado el proceso de adjudicación de este contrato, por algo menos de 45.000 euros, para ‘lavar’ la imagen de la SAG: redes sociales, comunicación, en definitiva, marketing puro y duro. La verdad es que 45.000 euros, sobre ser dinero, tampoco es una cuantía desproporcionada, pero como bien saben los que se dedican a este oficio, la publicidad es un arma de doble filo porque si el producto que pretende promocionar no es lo suficientemente sólido, se hundirá más deprisa. Que la empresa de aseo urbano mantenga una relación más fluida con los usuarios, dando respuesta y atendiendo de inmediato sus reclamaciones, contribuirá, sin duda ninguna, a mejorar el crédito de esta empresa, pero como solo se quede en acciones publicitarias más o menos elaboradas, los resultados serán más bien pobres. Veremos.

Viernes, 20 Noviembre 2020 20:10

El pantalán

Que el pantalán iba a terminar demoliéndose, tal y como anunció la pasada semana el presidente de la Autoridad Portuaria de València, Aurelio Martínez, es algo que se veía venir desde hace ya bastante tiempo. En este tema podría decirse que entre todos lo mataron y él solito se murió. Tal y como se ha venido denunciando, el deterioro de esta estructura era palmario desde hace años y ello hacía muy complicada y, sobre todo, muy costosa su rehabilitación. Si al pantalán se le hubiera continuado realizando el debido mantenimiento desde que la Compañía Minera de Sierra Menera echó el cierre, seguramente no se habría llegado a esta situación, pero como nadie movió un dedo en pro de su conservación, los resultados están ahí.

El último día del año 2009, el que fuera alcalde de Sagunto, Alfredo Castelló, y el anterior presidente de la APV, Rafael Aznar, ambos del PP, firmaron un convenio donde se contemplaba el mantenimiento del pantalán, sin embargo, nada se hizo. Ni la APV de entonces cumplió con este compromiso, ni desde el consistorio se exigió que lo hiciera. En 2015 se produjo el relevo en la presidencia de la institución portuaria, al ser nombrado el socialista Aurelio Martínez. El nuevo mandatario dejó clara y desde el minuto cero cuál era su posición. Efectivamente, El Económico publicó el 18 de diciembre de 2015 unas declaraciones de Aurelio Martínez en las que dejaba bien sentada su postura. En aquel momento, el presidente de la APV barajaba la demolición total o parcial del pantalán y cinco años después vemos que, en efecto, su derribo será completo. Podría decirse, por consiguiente, que Aurelio Martínez, lejos de ser políticamente correcto, dijo lo que pensaba, es decir, lo que realmente va a suceder.

En 2015, incluso antes, el pantalán ya estaba sentenciado, pero en lugar de negociar una alternativa viable, se optó por seguir alimentando el engaño. Es más, el anterior alcalde, Francesc Fernández, suscribió un nuevo convenio con la APV donde se recogía la recuperación de esta emblemática instalación, aunque todos sabían cuál iba a ser su final. El actual alcalde, Darío Moreno, que también rubricó ese acuerdo, se vio desbordado por las circunstancias de una situación sobrevenida. Finalmente, la DANA y el Gloria han venido de perlas para evidenciar que el pantalán estaba muy tocado a consecuencia de su abandono. Como si, con anterioridad, esta estructura no hubiera soportado temporales de esa magnitud.

Una última apreciación, si el resto del patrimonio industrial no se cuida, tal y como está ocurriendo, cuando alcance un deterioro irreversible, correrá la misma suerte que el pantalán. Se dirá que no hay dinero. ¿Es eso lo qué se quiere? Posiblemente.

Viernes, 13 Noviembre 2020 20:10

Mala suerte

Dicen que las cosas de palacio van despacio, gran verdad. A principios de abril del año pasado la Asociación de Patrimonio Industrial del Puerto de Sagunto solicitó a la Conselleria de Cultura que incoara el expediente correspondiente para declarar el Alto Horno Bien de Interés Cultural. Este pasado miércoles, 11 de noviembre, se publicaba en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana la resolución que daba luz verde a dicha incoación. O sea, ha pasado más de año y medio, pero ahora, después de publicarse esa resolución, es cuando verdaderamente empieza la cuenta atrás. Todavía faltan, en el mejor de los casos, 15 meses hasta que dicha declaración se haga efectiva, aunque puede ser mucho más tiempo. No perdamos de vista que, en teoría, la Conselleria de Cultura tenía un plazo de tres meses para responder, desde que la APIPS presentó la solicitud en el registro de entrada, y han tardado más de año y medio, es decir, que los plazos marcados por la propia normativa, son, mas que otra cosa, a título orientativo.

También es especialmente significativo que haya tenido que ser una asociación la que solicitara la declaración de BIC, en lugar del Ayuntamiento de Sagunto o la propia Conselleria que podría haber procedido, de oficio, a la incoación del expediente, sin necesidad de que nadie lo solicitara. Todo esto, en todo caso, pone de relieve lo olvidado que está el patrimonio industrial de Puerto Sagunto, que no se circunscribe sólo al Alto Horno, tenemos la Nave de Talleres, la Gerencia, la Nave de Efectos y Recambios, que algún día será el museo y la sede del archivo histórico industrial si, de aquí a entonces, queda algún documento en buen estado, porque la forma en que se guarda toda esa documentación, en el interior del edificio del futuro museo, no es precisamente la más adecuada para su conservación.

Es verdad que el Ayuntamiento de Sagunto tiene muchos frentes que atender, también es cierto que los recursos son limitados, pero, como he dicho en alguna ocasión, todo depende de la voluntad política. La pasada legislatura fue nefasta para muchas actuaciones, pero para aquellas que le interesaron al anterior alcalde, el nacionalista Francesc Fernández, sí que hubo voluntad política y fondos públicos, véase, por ejemplo, la declaración de la Montaña de Romeu como Paraje Natural o la recuperación de la fortificación del Grau Vell, con el agravante de que, tanto para una como la otra, había que contar con el concurso necesario de la Generalitat y de Costas; pero, cuando se pone interés de verdad, todos los obstáculos se vencen. Frente a ese ejemplo de dinamismo, vemos como languidece el patrimonio industrial del Puerto. Es lo que les pasa a los hijos adoptivos.

Viernes, 06 Noviembre 2020 19:09

El hachazo

Tal y como adelantó El Económico en octubre del año pasado, a principios de este noviembre la Diputación de Valencia ha pasado al cobro el recibo de la tasa de reciclaje de residuos. Para las viviendas ha supuesto un incremento del 20% y 13 eurillos de nada, al final 79,33 euros al año. Eso ya pica un poquito, ¿verdad? A los autónomos y las PYMES, con locales de 0 a 1.000 metros cuadrados, les han metido un cañonazo de 555 euros.

Ojo al dato que, en muchos casos, estamos hablando de oficinas ubicadas en un inmueble de menos de 100 m.2 que, encima, apenas generan residuos. Este tasazo fue aprobado el 22 de octubre de 2019 por el Consorcio Palancia Belcaire, Plan Zonal de Residuos C3/V1, donde están representados todos los municipios que pertenecen a esta entidad, entre ellos, el de Sagunto. Por cierto, nuestro representante en el ente, el concejal de Esquerra Unida Roberto Rovira, se abstuvo en la votación, siguiendo el mandato de la Corporación. O sea, el Ayuntamiento de Sagunto, que por población equivale a un tercio del Consorcio, en vez de votar en contra, optó por la abstención. ¡Vaya representantes que tenemos!

Semejante subida responde claramente a la necesidad imperiosa del Consorcio para obtener recursos económicos extraordinarios que le permitieran tapar un boquete económico de 3,2 millones de euros que, como habrán adivinado, es consecuencia de una gestión bastante lamentable. Lo mejor de todo es que aquí, al no existir la ley de la gravedad, lo que sube ya no baja, es decir, este fuerte incremento ha venido para quedarse.

Como era de esperar, en las redes sociales se ha comentado este tema y la cosa no ha pasado más allá de algunos comentarios de mal gusto, tales como: «son unos ladrones», «estos políticos son unos sinvergüenzas», y otras parrafadas del mismo estilo que son propias del calentón momentáneo, pero no ha llegado la sangre al río, no se ha desatado ninguna respuesta social. Ni las asociaciones de vecinos han dicho esta boca es mía. Es decir, que los señores del Consorcio Palancia Belcaire, Plan Zonal de Residuos C3/V1, tras esta puesta al cobro, que también es un experimento social, habrán comprobado que todavía tienen bastante margen para seguir aumentando la tarifa, porque, visto lo visto, harán falta unas cuantas subidas más para que se produzca alguna protesta, por tanto, en el Consorcio ya saben cuál es la línea que deben seguir cuando se les vuelva a ir la mano con el gasto y entren otra vez en déficit.

Hay que ver lo oportuno que ha sido este cobro, con la que está cayendo, y con la cantidad de gente que lo está pasando mal.

Viernes, 30 Octubre 2020 19:09

¿Quién pagará?

En el pleno municipal de ayer jueves, el concejal de Urbanismo, Francesc Fernández, reconoció que fue un error firmar el convenio con Acuamed por el que Sagunto hacía el encargo de construir una planta desaladora en el término municipal. Este dirigente de Compromís es el único que queda en activo, dentro del ámbito de la política local, de aquel tripartito que entre 2003 y 2007 tomó algunas decisiones poco acertadas, entre ellas, la construcción de la desaladora. Fernández dijo, en su descargo, que se vieron inducidos por un informe sobre las expectativas de crecimiento que en los próximos años registraría el municipio de Sagunto, informe que, como ha quedado acreditado, fue un cuento chino que sí cumplió su papel.

Llegados a este punto, y aunque fue el Ayuntamiento de Sagunto quien hizo el encargo de esta instalación, está claro que, de una u otra forma, habrá que darle encaje. Lo cual no quiere decir, ni muchísimo menos, que tengan que ser los ciudadanos de Sagunto los que paguemos el pato en su integridad. La Confederación Hidrográfica del Júcar, que es la que corta el bacalao en este asunto, ya ha dejado claro en sus planes de futuro que las desaladoras construidas en el territorio de su demarcación, entre ellas la de Sagunto, deben integrarse, sí o sí, en el sistema general de suministro de agua como un elemento más, aunque eso implique una subida media del coste. Lo que también deja entrever esta institución, es la posibilidad de que se reemplace, por el agua desalada, el caudal del metro cúbico que tiene concedido Sagunto. No se hará inmediatamente, pero esa es la idea.

Por otro lado, en un intento de ablandar posturas intransigentes, se ha puesto en circulación un disparate, me refiero a la hipótesis de que la desaladora se ponga a competir con Aguas de Sagunto, vendiéndole agua a los grandes consumidores que hay en el municipio, puesto que el metro cúbico desalado le saldría mucho más barato. Si esto fuera así, se produciría tal desequilibrio, que terminaría repercutiendo en la subida del recibo.

En definitiva, es un hecho que la desaladora, pese a que no hacía ninguna falta, se integrará en el sistema general de suministro de agua, y que, por ello, se incrementará el precio del recibo. También es muy posible que Sagunto pierda el metro cúbico que tiene concedido y se abastezca del agua desalada. Lo que está por ver es quién pagará la instalación, pero, de momento, Sagunto fue quien hizo el encargo, mediante un convenio draconiano que nadie ha denunciado todavía. Si la desaladora se integra en el sistema general de suministro, lo que es lógico y sensato es que sea ese sistema el que asuma el millonario coste de la instalación. Veremos.

Viernes, 23 Octubre 2020 19:07

Oferta ridícula

Teniendo en cuenta lo mal que lo está pasando la industria turística de España y, en particular, de la Comunitat Valenciana, la verdad es que iniciativas como Viatgem CV, promovida por el Gobierno de la Generalitat y dotada con un presupuesto de 14,3 millones de euros, vienen como anillo al dedo para animar al sector durante lo que nos queda de 2020 y los periodos de temporada baja en el próximo 2021. Es razonable que una actividad como la turística, que tanto aporta al PIB nacional y valenciano, se vea socorrida en estas horas tan bajas. En este aspecto creo que el Gobierno que preside el socialista Ximo Puig está respondiendo a las expectativas. Esta inversión de fondos públicos, además de animar la industria turística regional, permitirá que muchos ciudadanos de la Comunitat puedan realizar viajes de proximidad a unos precios muy ventajosos y, por tanto, conocer mucho mejor las maravillas que ofrecen al viajero las tres provincias valencianas, que, aquí, la gente se va de viaje a China o a Nueva York, y se muere sin visitar esos lugares de gran interés que tiene más próximos. Por cierto, ¿cuántos vecinos del Camp de Morvedre no han visitado todavía el castillo de Sagunto o el teatro romano?

Hecha esta introducción, hay que ir al tema troncal. Al programa Viatgem CV se habían adherido el pasado 20 de octubre un total de 700 empresas, entre hoteles, casas rurales, gestores de apartamentos turísticos y agencias de viajes. Del camp de Morvedre solo 13, la mayoría agencias de viajes. Hoteles en la comarca sólo tres, uno en Canet y dos en Puerto Sagunto, y una casa rural en Algimia de Alfara. La verdad es que Viatgem CV ha dejado al descubierto la paupérrima oferta que Sagunto y su comarca puede ofrecer al viajero. Resulta llamativo que, del casco histórico de Sagunto, con dos mil años de historia, un castillo espectacular, un teatro romano impresionante y varios museos, no se encuentre ni un solo hotel o casa rural en este programa. Cualquier pueblo de la Comunitat Valenciana con mucha menos población y bastante menos patrimonio histórico, le saca un gran rendimiento. Cuántas poblaciones conocemos que, en torno a cuatro ruinas mal conservadas, han creado una actividad turística estimable.

En el casco histórico, el potente legado con en el que cuenta nunca ha sido un elemento impulsor de la actividad turística. Es evidente, ¿no? En el Puerto estamos dejando que el poco patrimonio industrial que existe se deteriore y desaparezca, el ejemplo más claro es el pantalán, pero no es el único. Al final, los datos, que son tozudos, demuestran que lo del turismo no se lo cree nadie, por eso participamos con una oferta ridícula en Viatgem CV, un programa magnífico.

Viernes, 16 Octubre 2020 19:08

Recoger trapo

El pasado 31 de julio El Económico titulaba en su página siete: «El tripartito privatiza servicios de la Policía Local y reduce el horario del retén del Ayuntamiento». En aquella información ya se adelantaba lo que iba a suceder con el retén de la Policía Local de Sagunto, donde la presencia de los agentes se vería reducida al horario diurno. Quedaba claro, por tanto, que por esta decisión política del tripartito se iba a dejar al núcleo de Sagunto, durante las noches, sin presencia policial. Podría decirse que con este asunto pasó algo parecido a lo que sucede cuando se publican determinadas subidas de tasas o impuestos. La noticia se lee, pero la gente se queja cuando le meten el palo en la cuenta corriente. Efectivamente, el pasado 8 de octubre, este periódico publicaba que el PP de Sagunto hacía públicas las quejas vecinales de residentes en el casco histórico, tras conocer la decisión tomada por el tripartito de suprimir la presencia policial en el turno de noche del retén.

Cuál ha sido mi sorpresa cuando he visto que Compromís, este mismo viernes, ha hecho público un comunicado en el que literalmente reclama que: «lo antes posible se restablezca este servicio esencial para la ciudadanía, puesto que esta medida temporal se está demorando más de lo necesario. Lo que tiene que primar por encima de todo es la asistencia a los vecinos y las vecinas y su derecho a la seguridad». Si no fuera residente de este municipio, pensaría que Compromís es un partido de la oposición municipal y, por ese motivo, tiene que recurrir a la nota pública para pedir una rectificación, pero resulta que los nacionalistas tienen cinco concejales en el Gobierno municipal de Sagunto, que están en la sala de mandos, junto a sus otros dos socios de Gobierno: PSOE y Esquerra Unida.

Es decir, si el reten de Sagunto se queda sin servicio nocturno de Policía Local, es porque el tripartito así lo ha decidido. Si realmente está justificada esa medida, porque durante la noche no hay incidencias reseñables, lo que tienen que hacer es defender esta decisión. Si, en cambio, se trata de un error, de una medida poco sopesada, deben admitir que se han equivocado y rectificar. Lo que ha hecho hoy Compromís no es serio.

Reconocen que la medida era temporal, pero como la temporalidad se está dilatando en el tiempo, piden que se restablezca el servicio a la mayor brevedad. Suena a excusa, ¿verdad? Lo que ha ocurrido aquí es muy sencillo, se ha querido suprimir el servicio nocturno de la Policía Local en el retén de Sagunto, pero, como la gente ha protestado, les toca recoger trapo. Lo mínimo que pueden hacer es admitir que se han equivocado.

Jueves, 08 Octubre 2020 19:09

Parc Sagunt II

El pasado 21 de septiembre, el president de la Generalitat, Ximo Puig, presentó en el Debate de Política General de Les Corts, una Estrategia Valenciana para la Recuperación, la cual desplegaría 410 proyectos hasta 2027 con un presupuesto global de 21.134 millones de euros. Entre otros, mencionó el desarrollo urbanístico del área Logística de Parc Sagunt II, con una partida económica de 277 millones. Si les digo la verdad, este anuncio me sonó un poco a venta de humo, pues hasta el 2027 faltan todavía siete años, que en política pueden ser un suspiro o toda una eternidad, además, habrá nuevas elecciones autonómicas en 2023.

Sin embargo, el pasado lunes, 5 de octubre, se produjo una señal positiva. Se publicó en la Plataforma de Contratación del Sector Público que Parque Empresarial de Sagunto, S.L. había adjudicado a TPF Getinsa Euroestudios, S.L. el proyecto de expropiación de 6,6 millones de metros cuadrados de suelo, destinados a la segunda fase de Parc Sagunt II. El plazo de ejecución de este encargo será de 12 meses, aunque también puede ser que se alargue unos meses más. Una vez que ya se hayan realizado las hojas de aprecio de cada una de las fincas y se determine su precio, llegará la hora de la verdad, es decir, de ver si hay o no disponibilidades económicas para pagarle a los propietarios.

Ni que decir tiene que, si esta operación llega a buen puerto, la mayoría de los parcelitas se pueden llevar un buen dinero. Si como avanzan desde Parc Sagunt se paga el metro cuadrado a unos 15 euros de media, que es al coste que ha expropiado ADIF para la conexión ferroviaria, estamos hablando de 12.500 euros por hanegada. Por otra parte, la adquisición de ese suelo sería decisiva para que, antes o después, se acometiera la urbanización de esta segunda fase del macro polígono. De momento, el encargo del proyecto de expropiación está hecho, lo cual ya es un avance, pero dentro de un año, o cuando esté concluido, veremos si afloran los 100 millones de euros que pueden hacer falta para comprar esa superficie o, desgraciadamente, las más de mil hojas de aprecio se quedan en un cajón, esperando mejor oportunidad.

El desarrollo de ese suelo es fundamental para que Sagunto salga del bache en el que se encuentra desde hace ya algunos años, tal y como lo acreditan, un mes tras otro, las cifras del desempleo. El anuncio del president Ximo Puig es muy positivo, pero hay que cogerlo con todas las reservas, porque no hay que perder de vista que el coste estimado de la operación requiere unos fondos de 277 millones de euros, que, desde luego, no van a salir de debajo de las piedras.

Viernes, 02 Octubre 2020 19:10

Mociones inútiles

Hace ya bastantes años, cuando el PP gobernaba en el Ayuntamiento de Sagunto, le pregunté un día a Sergio Muniesa: ¿por qué no se cumplían las mociones que se aprobaban en los plenos?, él me respondió que esto sucedía porque una moción apenas era «algo más que un ruego». Por lo menos tuvo la valentía y la decencia de darme una respuesta sincera. Cualquier otro me hubiera dorado la píldora con una retahíla de palabrería institucional. Este pequeño preámbulo viene a cuento porque ocho o diez años después de aquello, los plenos siguen aprobando mociones, pese a que no se cumplen la mayoría de ellas, por no decir todas. De lo que se puede deducir, sin necesidad de pensar mucho, que se trata de iniciativas completamente estériles, que, en el mejor de los casos, cumplen la función de darle algo de pábulo a través de los medios de comunicación que se hacen eco de una propuesta con nulo recorrido y dudosa eficacia.

En este último pleno, sin ir más lejos, se aprobaron algunas de estas mociones que, ya les adelanto, darán poco de sí. Está por ver que el Ayuntamiento de Sagunto lleve al juzgado a la Autoridad Portuaria de Valencia por incumplimiento de contrato, seguramente, porque el consistorio también habrá incumplido alguno o todos los compromisos que adquirió en los convenios que suscribió con la APV. Este tipo de convenios no tienen más función que la meramente propagandística: se firma el acuerdo, se hacen unas fotos, se publica en los medios y adiós muy buenas. Pasan los años, llega un gobierno de otro color y se vuelve a firmar otro convenio, pero no se produce ningún avance. El primer contrato con la APV lo firmó Alfredo Castelló el último día de 2009, luego se rubricó otro, siendo alcalde el nacionalista Francesc Fernández, en el que también estamparía su firma, meses después, el actual alcalde, Darío Moreno. Tres alcaldes de Sagunto y dos presidentes de la APV para escenificar la firma de unos acuerdos que siguen pendientes de ejecutar. Increíble, pero cierto.

Otra moción aprobada en el pleno de esta semana fue la presentada por Ciudadanos para apoyar al sector del ocio, que es uno de los que peor lo está pasando por culpa de las restricciones que se han decretado estos meses para luchar contra el virus. Ni que decir tiene que todos los partidos se tiraron en plancha. A la hora de quedar bien se apuntan a un bombardeo, pero ¿cómo y de qué manera se apoyará al ocio? ¿con subvenciones, con exenciones fiscales? ¿Qué medidas extraordinarias se van a tomar? Esto no pasará de una mera declaración de intenciones. Ya dijo Sergio Muniesa que una moción apenas es algo más que un ruego. Tenía mucha razón, ¿no les parece?

Viernes, 25 Septiembre 2020 19:08

La lejanía de Madrid

El pasado 17 de septiembre, El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) anunciaba, mediante nota de prensa, la inminente licitación del proyecto de estabilización del frente litoral en los términos municipales de La Llosa y Almenara. Ni que decir tiene que en Sagunto sonaron todas las alarmas, puesto que esta actuación es acogida con muchas reservas, habida cuenta de que se teme que pueda incrementar, todavía más, el notable deterioro de las playas del norte del municipio, las de Almardà, Corinto y Malvarrosa, que ya están convertidas en auténticos pedregales.

Ahora, que el Ministerio ha movido ficha, los diferentes actores se han echado las manos a la cabeza porque en Madrid no se ha tenido en cuenta la petición vecinal de que el proyecto contemple, además de las playas situadas al sur de Castellón, las que están al norte de Sagunto. Como no podía ser de otra forma, hay preocupación por el efecto incierto que puedan producir los espigones al sur de su ubicación. En este municipio hay ejemplos palmarios de que las barreras que se instalan en el litoral terminan alterando su dinámica. Baste recordar, por ejemplo, lo que ocurrió con la instalación del Puerto deportivo de Canet de Berenguer, que al norte de su ubicación ha mejorado muy significativamente la playa del vecino municipio, mientras que al sur arruinó la del Puerto. De hecho, se tuvo que recurrir a los trasvases de arena como medida transitoria, hasta que se construyó el espigón situado frente a Ciudadmar. Con esta medida se logró estabilizar la playa porteña, que ha recuperado la arena en toda su extensión.

Como en este tramo del litoral las corrientes van de norte a sur, los vecinos temen que estos espigones que el Ministerio pretende instalar al norte de las playas de Sagunto, constituyan una barrera que todavía limite más la ya de por sí escasa aportación de arena. Es por este motivo por el que la asociación vecinal pidió a Costas que las playas de Almardà, Corinto y Malvarrosa se incluyeran en el proyecto y se actuara al mismo tiempo en los tramos de litoral situados al sur de Castellón y al norte de Valencia, sin embargo, no parece que Madrid haya tenido en cuenta las reivindicaciones de Sagunto.

Llegados a este punto, los nacionalistas de Compromís, que son los que han mantenido una actitud más reivindicativa y firme ante esta actuación, ya están planteando que se inicien acciones legales contra este proyecto de Costas, porque se teme que termine perjudicando a las playas de Sagunto, lo cual parece difícil, si tenemos en cuenta lo mal que ya está ese tramo de costa, aunque siempre puede ir a peor.

Página 1 de 32

Te puede interesar

https://eleconomico.es/media/k2/items/cache/e98ef69bc109f1bc89b3b2b64dc6f236_M.jpg
Guía

Teléfonos de interés

Telefono
https://eleconomico.es/media/k2/items/cache/c5e9a09463365f6774e7c202f5e13d98_M.jpg
Renfe

Horarios de cercanías

Servicios HORARIOS
https://eleconomico.es/media/k2/items/cache/576496c01fa212d8b11dc4a1a0aff83d_M.jpg
TRANSPORTE

Horarios de autobuses

Servicios HORARIOS
https://eleconomico.es/media/k2/items/cache/9638630c7dcaf4c9d4a15dca3f509bc1_L.jpg
FARMACIAS

Farmacias de guardia

Servicios HORARIOS

Te puede interesar

https://eleconomico.es/media/k2/items/cache/e98ef69bc109f1bc89b3b2b64dc6f236_M.jpg
Guía

Teléfonos de interés

Telefono
https://eleconomico.es/media/k2/items/cache/c5e9a09463365f6774e7c202f5e13d98_M.jpg
Renfe

Horarios de cercanías

Servicios HORARIOS
https://eleconomico.es/media/k2/items/cache/576496c01fa212d8b11dc4a1a0aff83d_M.jpg
TRANSPORTE

Horarios de autobuses

Servicios HORARIOS
https://eleconomico.es/media/k2/items/cache/9638630c7dcaf4c9d4a15dca3f509bc1_L.jpg
FARMACIAS

Farmacias de guardia

Servicios HORARIOS