Ignacio Belzunces Muñoz

Ignacio Belzunces Muñoz

San Sebastián, 1959. Periodista, fotógrafo y diseñador gráfico. En 1979, con 20 años, Inició sus colaboraciones en prensa y radio. Vivió de lleno el proceso de reconversión industrial en la siderúrgica porteña, del que informó, día a día, a medios regionales y de Madrid. En 1986 fundó El Económico.

Viernes, 18 Septiembre 2020 19:08

Gente coherente

En la mañana de ayer jueves, en la reunión de la Comisión de Urbanismo, fue presentado el Plan de Emergencia ante Situaciones de Sequía para el Abastecimiento de Sagunto. Esta herramienta no es nada novedosa, pues ya se recogía en la Ley 10/2001, de 5 de julio, del Plan Hidrológico Nacional, o sea que llega con casi 19 años de retraso. Seguramente no se habrá aplicado antes porque, que yo recuerde, no se han padecido sequías severas por estas latitudes. Sin embargo, nunca es tarde si la dicha es buena.

Lo más llamativo de este plan es que en él se contempla, como alternativa a épocas de escasez, el empleo del agua de la desaladora de Acuamed. Según ese plan, la falta de agua proveniente del Júcar se compensará con los suministros de la desaladora, lo cual implica que dicha planta se asume como un elemento más del abastecimiento hídrico para el municipio de Sagunto. Meridiano.

Para entendernos, pueden pasar 40 años sin que se produzca ninguna sequia severa en la zona, tal y como ha sucedido hasta ahora, pero, si hemos de tener esa pieza de repuesto para utilizarla, llegado el caso, hay dos cuestiones clarísimas: la primera y principal es que la planta tiene que ser nuestra y, la segunda, no menos importante, que tendrá que estar en perfecto estado de funcionamiento. Es decir, que Sagunto incorpora al citado plan los recursos hídricos provenientes de la desaladora porque en el futuro contará con dicha instalación. Me parece que Darío Moreno y su equipo de gobierno actúan con coherencia ante este asunto, asumiendo sin complejos que la desaladora atenderá las necesidades de abastecimiento del municipio. Creo que, definitivamente, el tripartito ha dejado muy clara su posición respecto a esta cuestión.

Hay que recordar que fue en la legislatura 2003-2007 cuando los mismos partidos que gobiernan ahora Sagunto: PSOE, Compromís y Esquerra Unida, firmaron un convenio con Acuamed para que se construyera esa planta, que sin sobrecostes salía por un dineral y con los sobrecostes producidos por un potosí, por consiguiente, es lógico que estas tres fuerzas políticas accedan, finalmente, a cerrar este litigio.

Definitivamente, alguien con luces ha echado mano de esa figura del plan de emergencia ante situaciones de sequía, para darle encaje a una desaladora que no hacía ninguna falta en 2007 ni en 2020, aunque como esto del cambio climático lo admite todo, quién sabe si en los próximos meses deja de llover y el Júcar se queda seco. Esta claro que, ante ese escenario, las pasaríamos moradas, pero gracias a la decisión que se tomó entonces, siempre podremos disfrutar del agua desalada. Ante este futurible tan apocalíptico, lo de menos es el precio, así que todos tranquilos.

Viernes, 11 Septiembre 2020 19:08

Sin complejos

Parece poco ortodoxo que desde un Gobierno municipal de izquierdas o, para que nadie se ofenda, un gobierno progresista, se externalicen servicios consistoriales, es decir, lo que de toda la vida se ha conocido como privatizaciones. Sin embargo, el actual tripartito no tiene muchos complejos en esta materia y, desde luego, ha optado por avanzar en esta línea. Ya hemos visto este verano a los vigilantes de seguridad, que prestan un buen servicio, su hora de trabajo es más económica y, encima, se trata de un gasto variable. Cómo ven, todo son ventajas. Aunque, a decir verdad, en este asunto fue pionero el nacionalista Francesc Fernández y su compañero de partido Enric Ariño, que, siendo concejal delegado de la Policía Local, tuvo que recurrir a la seguridad privada para una noche de fin de año.

Ahora que nos hemos enterado de que el tripartito prepara la externalización de una parte de la comunicación del Ayuntamiento de Sagunto, todo parece indicar que se continuará avanzando en esta línea. Por lo que he leído, las notas de prensa las continuará gestionando el Gabinete de Comunicación. Lo que se va a externalizar de los diferentes departamentos municipales es todo lo relacionado con el diseño, la creatividad, la fotografía, el vídeo y su edición, la gestión de redes sociales, etc. Todo esto, reunido en un paquete, puede alcanzar una cuantía importante, probablemente de unos 300.000 euros anuales, poco más o menos, lo cual no está nada mal, sobre todo, porque aquí no se incluyen los gastos de impresión. Creo que este contrato mayor tendrá muchos novios.

La verdad es que en el Ayuntamiento de Sagunto poco ha importado que haya gobiernos progresistas o conservadores para que se hayan ido privatizando servicios. Casi todo está en manos de contratas, aunque, probablemente, la privatización más sonora fuera la del ciclo integral del agua, donde PSOE, PP y Compromís, se pusieron de acuerdo. Fue sonada, más que nada, porque ahora el recibo del agua le cuesta al ciudadano alrededor del doble, que, dicho así, sin anestesia, la verdad es que duele un poco.

Solo queda por privatizar la empresa de aseo urbano, la SAG, que sin ninguna duda es la última joya de la corona, pero ahí está, nadie, todavía, se atrevió a meterle mano. La verdad es que el servicio que presta esta compañía de capital público cien por cien, se ha deteriorado bastante, la gente se queja, y con mucha razón, de que las calles están más sucias que nunca, de que los contenedores están medio escacharrados, en definitiva, de que este servicio deja bastante que desear. Podría pensarse que se están creando las condiciones, exprofeso, para justificar su privatización. No sé, es un pálpito que ahí les dejo.

Viernes, 04 Septiembre 2020 19:09

La Gerencia

A principios de esta semana, recién incorporado al quehacer del periódico, recibí una llamada de un gran saguntino, mi amigo Francisco Herráiz Alonso, quien se mostró escandalizado por el estado de abandono en el que se encuentra la Gerencia, que, como es sabido, pertenece al Ayuntamiento de Sagunto desde hace ya algunos años. El bueno de Paco me dijo que había hecho unas fotos y que las había publicado en el Facebook, para dejar constancia de este inconcebible abandono. Me dijo más, «no comprendo cómo es posible que nadie del Puerto denuncie esa acumulación de maleza y el riesgo de incendio que hay». Unos días después de recibir esta comunicación, los de Iniciativa Porteña han lanzado una nota informativa, denunciando el estado de abandono, la falta de limpieza y el riesgo real de que se pueda producir un incendio en el recinto de la Gerencia.

El concejal de Patrimonio, Roberto Rovira, que a su vez es el responsable político de la SAG, empresa municipal de aseo urbano, debería de estar un poco más vigilante y actuar con anticipación, evitando que se produzcan estas acumulaciones de maleza en entornos tan particularmente singulares como la ciudad jardín. Ya sé, que este mes de agosto estuvo de vacaciones, pero unas malas hierbas tan crecidas y secas no se hacen ni en un mes ni en dos. De todos modos, tampoco se trata de que Rovira pague el pato de lo que no es más que la punta del iceberg, puesto que la situación del patrimonio industrial es lamentable desde hace tiempo, por lo que también son clamorosos y ensordecedores algunos silencios cómplices.

Los ciudadanos deben de saber que una cosa es predicar y otra bien diferente dar trigo, de ahí que la Gerencia esté como está, no se avance en las obras del Casino, del pantalán no se sepa nada más que lo que todos conocemos, que se terminará de hundir con los próximos temporales, etc. En definitiva, que lo de hablar del patrimonio industrial queda muy moderno, muy progresista y da mucho caché, pero de hablar no se pasa. Vamos viendo como los diferentes gestores municipales llegan, están y se van, sin que se produzcan avances en este ámbito del patrimonio. Como he dicho en más de una ocasión, todo depende de la voluntad política que, visto lo visto, es bastante escasa.

Menos mal que al ser la Gerencia de titularidad pública, gracias a la operación urbanística que promovieron PP e IP en el mandato de 2007 a 2011, no se puede echar la culpa de lo que pasa a otra administración, que aquí, con decir que es de Costas, de la Confederación o del Ministerio de Cultura, se escurre el bulto y la responsabilidad. Vivir para ver.

Viernes, 07 Agosto 2020 19:07

Juan Carlos I

El pasado martes, el Gobierno de España, después de ‘pastelear’ un acuerdo con la Federación Española de Municipios y Provincias que preside el socialista y alcalde de Vigo, Abel Caballero, aprobó un decreto ley por el que la administración central, de entrada, se apropia de los superávits municipales. La orden también recoge un futurible: que esos fondos se puedan devolver, a partir de 2022, en los siguientes quince años. Y es que todo es poco para la reconstrucción de España, donde, por cierto, nada se ha destruido. Pero este es otro debate.

El coronavirus es versátil, sirve, al mismo tiempo, para un roto y para un descosido. Este virus ha justificado el encierro de millones de españoles por espacio de varias semanas, eso sí, por el bien de toda la ciudadanía, faltaría más. También ha sido de mucha utilidad para justificar la liberación de fondos públicos, por cientos de miles de millones de euros, que van a ser destinados en Europa al rescate de las grandes empresas y los bancos, que mucho antes de que apareciera el bicho ya venían renqueando. Ya sabemos que la deuda es la gasolina que impulsa el sistema. Ahora se justifica lo que a todas luces es la incautación de los superávits municipales, el país así lo exige y no hay más que hablar.

Si todas estas medidas hubieran sido tomadas por un gobierno de corte conservador, las ‘hordas progresistas’ ya le habrían pegado fuego al palacio de invierno, sin embargo, siempre que se deben implementar cambios severos en el país, se encomienda ese encargo a las opciones denominadas de izquierda, más que nada porque contienen eficazmente la ebullición social. Acuérdense, por ejemplo, de quiénes fueron los que acometieron las reconversiones en la industria española durante la década de los 80. Ese fue uno de los peajes que se pagaron para poder entrar en la Unión Europa, pero este también es otro debate.

Al final, que el Estado se apropie de los superávits municipales, es otra forma más de meter la mano al bolsillo de los ciudadanos, en lo que, a todas luces, constituye una subida indirecta de impuestos. Ojo, que las directas y los recortes también llegarán a su debido momento. Las condiciones que lo justifiquen ya se han creado. Tiempo al tiempo. En definitiva, como todos los recursos económicos son pocos para reconstruir la nación, se castiga a los buenos gobiernos consistoriales, que son los que gestionan bien los fondos económicos, apoderándose el Estado de los superávits que han generado. Los manirrotos, que tiran el dinero público como si fuera confeti, se van de rositas. Entretanto, todo el mundo se entretiene con lo que está dando de sí el enésimo viaje de Juan Carlos I.

Viernes, 31 Julio 2020 19:08

El interés

Este lunes comenzaban las obras preparatorias para el asfaltado de uno de los dos aparcamientos de la playa, el situado junto a las pistas de tenis, que no es el que presentaba peor estado, pero sí el que se ha podido contratar por adjudicación directa, al ser el montante de la obra inferior a 40.000 euros. Téngase en cuenta que la Demarcación de Costas de Valencia daba la autorización para esta actuación el pasado 8 de julio y en menos de un mes se ha contratado a la empresa y se han iniciado los trabajos. Sin duda, todo un récord en la tramitación. El parquin situado detrás del antiguo edificio de Cruz Roja, que se encuentra mucho más deteriorado, precisa, por ser de mayores dimensiones, de un presupuesto del doble o el tiple, razón por la que no es posible la adjudicación directa de esta encomienda, de ahí que, por el momento, solo se asfalte uno de los dos.

En todo caso, esta intervención promovida en la etapa de Darío Moreno demuestra el poco interés que los anteriores alcaldes han tenido por solucionar el problema del aparcamiento. La verdad es que aquí todo el mundo saca pecho con las bondades turísticas que tiene el municipio, cuando, realmente, tenemos una fachada marítima que está hecha un asco. Si empezamos por el sur, vemos el malecón, que es una vergüenza monumental, los dos aparcamientos sin asfaltar, donde estacionas un coche y a los dos días no sabes de qué color es, los contenedores de la Avenida del Mediterráneo afean el entorno y huelen fatal, el canal de Ciudadmar sigue ahí y si ya nos marchamos al norte, vemos que las playas del Almardà, Corinto y Malvarrosa van de mal en peor.

Si el actual alcalde ha podido gestionar en un tiempo razonable las autorizaciones de Costas para asfaltar este aparcamiento, está claro que hace más el querer que el poder, es decir, que es cuestión de voluntad política. Si no se ha hecho antes ha sido porque no ha existido el debido interés. Por ejemplo, para Francesc Fernández fue más importante impulsar la Declaración del Paraje Natural de la montaña de Romeu y obtener la concesión de Costas para poder recuperar la fortificación del Grau Vell. Otro ejemplo, acuérdense de cuántos años se reivindicó que la Gerencia fuese pública, sin embargo, hasta que no se produjo el pacto entre el PP e IP, no se promovió la operación urbanística que, finalmente, posibilitó que la ciudad factoría pasara a ser de titularidad municipal. Esa permuta la podía haber hecho cualquier equipo de gobierno anterior, pero faltó el debido interés, que es lo que termina impulsando unos proyectos y dejando otros en el tintero. En definitiva, querer es poder y lo demás son excusas de mal pagador.

Viernes, 24 Julio 2020 19:10

Falsa alarma

Esta mañana, una alerta informativa te encogía el corazón. Resulta que se producía una gran explosión en la cantera de Salt del Llop, la que suministra caliza a la cementera de Lafarge. Debido a esta detonación, saltaban por los aires rocas que han herido a un vecino de la zona. El ‘incidente’ debía de ser muy grave porque, además del alcalde de Sagunto, se habían personado en el lugar efectivos de la Guardia Civil y hasta la delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Gloria Calero Albal. Con este cuadro es fácil deducir que lo sucedido era de una gravedad extrema, que el herido debía estar gravísimo y, por tanto, ya veríamos si salía del trance. Lo más seguro, supones, es que al de los explosivos se le ha ido la mano, poniendo tal cantidad de carga que casi tira la montaña abajo. Lo dicho, que te encoge el corazón.

Sin embargo, conforme empiezas a tirar de la madeja, descubres, para alivio propio y ajeno, que la gran explosión no es más que una de las voladuras controladas que se realizan en la cantera semanalmente, igual y en la misma zona que la semana pasada. Que la presencia de la Guardia Civil es reglamentaria ya que, entre otras cosas, verifica el proceso de colocación de los explosivos. Que las rocas son realmente piedras de pequeño tamaño y que, por consiguiente, las heridas son tan leves que, afortunadamente, a estas horas ya le han dado el alta al afectado. Por si faltara algo, las voladuras las realiza una empresa especializada que sabe muy bien lo que lleva entre manos y, encima, la delegada del Gobierno no estaba en la cantera, sino en Cullera, acompañando al Ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos. Repito, menos mal que no ha sido más que un cúmulo de imprecisiones y que, por tanto, todo se ha quedado en una falsa alarma.

Me dicen que la Guardia Civil está realizando el pertinente atestado y que se abrirá una investigación para ver qué ha podido ocurrir en esta voladora, cuando desde hace semanas se viene trabajando en la misma zona de la cantera. Está claro que, para tranquilidad de todos, trabajadores de la pedrera y vecinos, es necesario que se averigüe lo que ha podido ocurrir, que se depuren las responsabilidades pertinentes, si las hubiere, y que se establezcan las medidas necesarias para evitar estos sustos que siempre te llevan a pensar en lo peor, porque, de lo que se trata, precisamente, es de que lo peor nunca suceda. La principal interesada en llegar hasta el final en esta investigación es la propia empresa, pues, como es sobradamente conocido, no juega en terreno amistoso.

Viernes, 17 Julio 2020 19:09

Mucha gestión

El alcalde de Sagunto, Darío Moreno, participó este jueves en una audiencia pública con los vecinos de Almardà, que están que fuman en pipa porque el deterioro de las playas es imparable, el baño impracticable y ya no saben qué hacer para que desde la Demarcación de Costas aporten alguna Solución. Como es habitual en él, Moreno estuvo cercano y muy atento a las preguntas y sugerencias de los vecinos. En este aspecto hay que resaltar que la gente quedó encantada por este trato tan próximo, que, la verdad sea dicha, no ha sido la tónica dominante entre sus antecesores en el cargo. Sin embargo, más allá de ese relación cordial y amable, la primera autoridad local dejó bien sentado que la problemática de playas no es una competencia municipal, es decir, que por mucho que desde la instancia consistorial puedan asumir como propias las reivindicaciones vecinales, es la Dirección General de Costas, a través de la Demarcación de Costas de Valencia, la que tiene que aportar el remedio.

El problema del Ayuntamiento de Sagunto, como sucede en el resto de consistorios, es que tiene muy poquitas competencias: gestión del agua, limpieza viaria y recogida de basura, licencias de obra, de actividades, cementerios, cultura y poco más. En el caso de Sagunto, para ser más concretos, la fachada marítima depende de Costas, el río Palancia de la Confederación Hidrográfica del Júcar, el puerto marítimo de la Autoridad Portuaria de Valencia, el Teatro Romano de la Generalitat, el castillo del Ministerio de Cultura y así sucesivamente.

Sin embargo, argumentar que las competencias son de otra administración, como es el caso de las playas y Costas, no es más que una forma como otra de escurrir el bulto. El Ayuntamiento de Sagunto, que tiene cierto peso en el contexto de la Comunidad Valenciana, puede y debe poner en marcha los mecanismos de gestión necesarios para intentar desbloquear algo que es de justicia, bien organizando un frente común con los otros municipios afectados por el mismo problema, que son los ubicados al norte de Sagunto, ya en la provincia de Castellón y, a partir de aquí, recurrir a la Generalitat y a la Delegada del Gobierno Gloria Calero, que es de este pueblo, para que, con ese portaviones más grande, se pueda presionar a la Dirección General de Costas, que parece mentira que el Ministro de Fomento, señor Ábalos, sea valenciano. En definitiva, lo que hace falta es mucha gestión.

Ya sabemos que la solución a las playas del sur de Castellón y norte de Sagunto tardará tiempo en llegar, pero, entretanto, se pueden gestionar arreglos intermedios, tal y como apuntaba el propio alcalde en su charla con los vecinos. No queda otra que arremangarse.

Viernes, 10 Julio 2020 19:08

Lorenzo Peláez

Este pasado lunes se produjo el relevo en la presidencia de la Unión Musical Porteña. Lerenzo Peláez Ruiz se despedía de manera muy emotiva, después de estar más de dos lustros al frente de esta entidad. Lo he dicho muchas veces en público y lo repetiré una más, Peláez ha hecho un vasto trabajo en la UMP y, como no podía ser de otra forma, su impronta en esa obra es notable.

En 1991, José Lloriz Aguilera y Lorenzo Peláez Ruiz ya intentaron promover la sociedad musical, pero no pudo ser. Más de una década después, Lloriz y un servidor de ustedes, lo volvimos a intentar, aunque en este viaje no íbamos solos, nos acompañaban los amigos vinculados a El Económico: Fernando Cos-Gayón Domínguez, Luis Cuadau Marco, Miguel Almor Marzal y Eduardo Alberola Royuela. Lamentablemente, Luis Cuadau y Miguel Almor no están ya entre nosotros.

Convocamos una asamblea en el centro cívico para ver cuántos porteños estaban dispuestos a subir al carro del nuevo proyecto, y allí, aquella tarde de abril de 2004, se presentaron más de 90 personas, entre ellas, Asunción Edo Vicent, que se comprometió a confeccionar el estandarte de la nueva agrupación. Recuerdo que todo el mundo estaba muy entusiasmado con la iniciativa. La UMP así empezó su andadura en el recién terminado edificio de la Escuela Begoña, y gracias a unas gestiones que se realizaron después con Arcelor, la siderúrgica cedió a la Unión el local de las oficinas generales, que es su actual sede, ya de propiedad municipal. El primer presidente fue José Lloriz, después continuó en el cargo Miguel Almor y posteriormente le sustituyó Asunción Edo.

Ni que decir tiene que todos los principios son duros y la verdad es que allí se trabajó de lo lindo, pero con mucha ilusión. Gracias a ese esfuerzo, el Puerto ya tenía su sociedad musical, su escuela de educandos y su banda de música. El vehículo estaba rodando y con el rumbo marcado, pero había que pisar el acelerador. Ahí es cuando Lorenzo Peláez se puso a los mandos. Después de más de dos lustros al frente de la entidad, el trabajo realizado ha sido mucho, aunque también he de mencionar a las personas que le han acompañado, la propia Asunción Edo, Alfredo Ainós, que ha sido un tesorero excepcional, o el también desaparecido recientemente, Leopoldo Crespo, hombre trabajador, humilde y, sobre todo, excelente persona. Ahora ha llegado el equipo de relevo, algunos estuvimos en los albores y otros se incorporaron después, eso es indiferente, lo que cuenta realmente es que sigue habiendo personas dispuestas a prestar su tiempo para que ese esfuerzo de tantos vaya a más. Lorenzo, gracias por tu legado. Un abrazo.

Viernes, 03 Julio 2020 19:08

Una maravilla

Los plenos municipales de Sagunto se van a seguir celebrando de manera telemática hasta el próximo 21 de septiembre, pero no debe extrañar que, llegada esa fecha, se decrete una nueva prórroga. Supongo que esta resolución de Alcaldía habrá sido consensuada con los dos partidos que apuntalan en el cargo al alcalde, Darío Moreno, me refiero a Compromís y Esquerra Unida, de lo que se desprende, lógicamente, que las tres formaciones que componen el Gobierno de Sagunto son partidarias de esta medida restrictiva.

Ni que decir tiene que esta decisión ha sido adoptada porque legalmente es factible, si bien es cierto que en la legislación hay argumentos para justificar el mantenimiento de los plenos telemáticos, como también existen para todo lo contrario, es decir, los presenciales. En todo caso, aquí no se habla de legalidad, sino de voluntad política, trasparencia, participación ciudadana, etc. Pero, si en la resolución de Alcaldía se concluye que el derecho a la participación ciudadana en los asuntos públicos se garantiza a través de los legales representantes, elegidos libremente, el argumentario es tan ilustrativo que poco más cabe añadir.

Lo que tampoco ofrece género de dudas es que el salón de sesiones del Ayuntamiento de Sagunto no reúne condiciones. Pero por causas de fuerza mayor, como es el caso, los plenos se pueden realizar fuera de la casa consistorial. A mí, a primera vista, se me ocurren hasta cuatro lugares magníficos para tal finalidad: la Casa de Cultura de la calle Progreso, el salón de actos del Centro Cívico, el Teatro de Begoña y el Centro Cultural Mario Monreal. Opciones, desde luego, las hay. Por tanto, no será esa la causa.

Creo que los motivos son varios, en primer lugar, es mucho más cómodo para el Gobierno municipal un pleno telemático: no hay público, no hay prensa y los debates son bastante más breves y descafeinados. Por otro lado, si en el salón de plenos no se pueden realizar las sesiones porque no reúne condiciones, ¿qué escenario se elige: el salón de actos del Mario Monreal, el del Centro cívico, el de la casa de la cultura o el Teatro de Begoña? La verdad es que cualquiera de ellos valdría, pero si se elige el ubicado en Sagunto, se suscitarían críticas en el Puerto, ya saben ustedes que los segregacionistas son de armas tomar. En cambio, si se eligiera una de las opciones del Puerto, serían los nacionalistas saguntinos, que tampoco van a la zaga, quienes se levantarían en pie de guerra.

Al final, los plenos telemáticos son la mejor opción para el tripartito: se acaban mucho antes, al no asistir la prensa, la información se controla mejor y, encima, tampoco hay que aguantar a ningún vecino agotador, en definitiva, una maravilla.

Viernes, 26 Junio 2020 19:09

Plenos y pleitos

El pleno ordinario de junio, celebrado ayer jueves por el Ayuntamiento de Sagunto, también fue telemático, sin embargo, desde el pasado día 21 quedó desactivado el estado de alarma y ya nos encontramos bajo la nueva normalidad. Ni que decir tiene que, al concejal de IP, Juan Guillén, le ha faltado tiempo para volver a plantear la vuelta a los plenos presenciales y, de paso, reivindicar que se celebren en el salón de actos del centro cívico, dado que, en este espacio se garantizaría mucho mejor el distanciamiento social. Es verdad que el angosto salón de plenos del Ayuntamiento de Sagunto no es el mejor escenario para estos tiempos de pandemia.
Independientemente de que cada cual aproveche las circunstancias para arrimar el ascua a su sardina, si lo que asevera Guillén sobre el cambio legislativo va a misa y, efectivamente, posibilita que legalmente se puedan realizar plenos en distintos puntos del municipio, no cabe duda de que el tripartito municipal se quedaría sin coartada para seguir defendiendo que las sesiones solo se puedan efectuar en un único escenario, algo que, por otro lado, carece de toda lógica y sensatez.

No obstante, el que los plenos se continúen realizando por video conferencia es algo que, sin ningún género de dudas, va en menoscabo de la transparencia y la participación ciudadana, puesto que se priva a los vecinos de su derecho a seguir los debates in situ y trasladar las quejas y sugerencias, tal y como se ha venido haciendo desde siempre. Entiendo que la modalidad telemática es mucho más cómoda para el Gobierno municipal, pero no queda nada bien para un equipo de corte progresista que se prive a la ciudadanía de estos derechos.

Por cierto, el pleno del jueves trató sobre si se recurría o no el fallo judicial favorable a Lafarge, que dejó sin efecto un acuerdo municipal adoptado en la pasada legislatura. Hay que ver lo insistente que se puso el portavoz de Compromís para forzar que el consistorio acordara interponer el recurso, pese a que los propios servicios jurídicos lo desaconsejaban. Recuerdo, sin embargo, que no se actuó de igual modo ante el fallo judicial que condenaba al Ayuntamiento de Sagunto a pagar de 205.700 euros a la empresa organizadora de la 1ª edición del festival Music Port Fest, celebrada el 6 y 7 de julio de 2018, que el anterior Gobierno de Sagunto adjudicó a ‘dedo’. En este caso, los servicios jurídicos si aconsejaban que se apelara contra la sentencia, más que nada, para tratar de reducir la cuantía a liquidar. O sea, que recurrir la sentencia de Lafarge es defender el interés general y tratar de ahorrarle al consistorio el pago de unos miles de euros ¿no?, o ¿cómo es eso?

Página 1 de 31

Te puede interesar

https://eleconomico.es/media/k2/items/cache/576496c01fa212d8b11dc4a1a0aff83d_M.jpg
TRANSPORTE

Horarios de autobuses

Servicios HORARIOS
https://eleconomico.es/media/k2/items/cache/9638630c7dcaf4c9d4a15dca3f509bc1_M.jpg
FARMACIAS

Farmacias de guardia

Servicios HORARIOS
https://eleconomico.es/media/k2/items/cache/c5e9a09463365f6774e7c202f5e13d98_M.jpg
Renfe

Horarios de cercanías

Servicios HORARIOS
https://eleconomico.es/media/k2/items/cache/e98ef69bc109f1bc89b3b2b64dc6f236_M.jpg
Guía

Teléfonos de interés

Telefono

Te puede interesar

https://eleconomico.es/media/k2/items/cache/576496c01fa212d8b11dc4a1a0aff83d_M.jpg
TRANSPORTE

Horarios de autobuses

Servicios HORARIOS
https://eleconomico.es/media/k2/items/cache/9638630c7dcaf4c9d4a15dca3f509bc1_M.jpg
FARMACIAS

Farmacias de guardia

Servicios HORARIOS
https://eleconomico.es/media/k2/items/cache/c5e9a09463365f6774e7c202f5e13d98_M.jpg
Renfe

Horarios de cercanías

Servicios HORARIOS
https://eleconomico.es/media/k2/items/cache/e98ef69bc109f1bc89b3b2b64dc6f236_M.jpg
Guía

Teléfonos de interés

Telefono