Fernando Cos-Gayón Domínguez

Fernando Cos-Gayón Domínguez

Nacido en Gilet, en 1940. Responsable del departamento de Comunicación de Sidmed, cargo que compaginó con el de profesor de Relaciones Públicas del CEU San Pablo. Presidió la Confederación Iberoamericana de Relaciones Públicas y es columnista de El Económico desde su fundación.

Viernes, 15 Febrero 2019 15:04

La radio

El pasado miércoles día 13 se celebró el Día Mundial de la Radio e inevitablemente recordé cuando la radio era un mueble de madera que reunía a la toda la familia a su alrededor. Yo conocí la radio de galena y para mi casa el primer aparato de radio convencional nos los hicieron en Teruel Radio.

Recuerdo que lo teníamos en una repisa en la pared que separaba la cocina de la salita. Teníamos hecho un hueco en la misma, de forma que en invierno la parte del dial daba a la cocina, en donde estábamos la familia más calentitos y allí comíamos y hacíamos la vida. En verano se daba la vuelta al aparato y estábamos en la salita, pero siempre teniendo a la radio como eficaz compañera. Luego se modernizaron los receptores, incluso llegaron los transistores, hasta la invasión de la televisión, con la que el mundo creía que iba a desaparecer nuestra amiga la radio, pero pronto comprobamos que no, que la radio sigue acompañándonos a todas partes, en el coche, aparatos diminutos con auriculares e incluso sintonizando emisoras en el teléfono móvil.

Aquí, en El Puerto la primera emisora nace en 1954 con el nombre de “La Voz del Templo” y era de carácter parroquial. A través de ella se transmitían los oficios religiosos, primero desde la propia sacristía de la Iglesia de Nuestra Señora de Begoña, luego en una habitación sacada a la escalera y posteriormente en un bajo alquilado en la calle Concepción Arenal, donde ya se le dio el nombre de Radio Puerto de Sagunto. Allí ya se daban noticias locales y eran notables sus larguísimos programas de discos dedicados, nuestra Antena Deportiva que dirigía Ramón Mejías Sancho (q.e.p.d.), ayudado por Florencio Marzo, y numerosos programas culturales y de recreo incluso cara al público con artistas locales, dirigidos por los entonces locutores, entre otros mi esposa Isabel y yo (allí nos hicimos novios), y un gran número de colaboradores a los que por falta de espacio me es imposible citar en estas líneas, algunos ya fallecidos, pero que siempre estarán en nuestro recuerdo.

Desapareció esta emisora a mediados de la década de los 60, cuando nace la COPE y sustituye a todas las emisoras parroquiales. Sin embrago, en 1985 Isabel y yo colaboramos con Radio Sagunto (entonces de la cadena Rato) en un programa que hicimos con Juan Caballero y que titulamos “Volver a empezar” consistente en entrevistas con personajes que nos contaron la historia de Sagunto y Puerto.

Hoy tenemos Onda Cero Sagunto y allí unos grandes profesionales que diariamente nos mantienen comunicados. Enhorabuena queridos amigos/as por seguir manteniendo vivo el milagro de la radio en nuestra comarca.

Viernes, 25 Enero 2019 10:57

Las hogueras: costumbre ancestral

Como ya sucediera en 2018, el sábado día 19, en la Alameda de El Puerto, se encendió la gran hoguera de San Antón, que ha tenido un gran éxito de asistencia y organización, a pesar de intervalos de lluvia, por lo que hay que felicitar a la Asociación Hogueras de San Antón y entidades colaboradoras, sobre todo a Iniciativa Porteña que fue la promotora de este tipo de eventos multitudinarios.

Siguen, asimismo las hogueras a nivel de calle, como todos los años, atendiendo a una costumbre muy extendida en España y que tiene su origen en un rito antiguo de tradición agrícola y ganadera que establecía que había que atravesarlas a lomos de las caballerías para librarlas de posibles males y enfermedades,

Todavía ahora hay pueblos en los que grupos de caballistas recorren las calles para saltar las hogueras con sus monturas. Aquí, en nuestra población, yo de pequeño recuerdo haber saltado pequeñas hogueras que los vecinos hacían en las calzadas. Y ya joven recorría las calles saltando las hogueras medianas, pues las grandes había que ser muy atleta para intentarlo. De hecho, más de uno de los muy atrevidos caían en los bordes de la hoguera llegando a soportar importantes quemaduras. Pero volviendo a la tradición, no olvidemos que desde tiempos remotos el fuego siempre se ha entendido como un elemento purificador y protector. De ahí que las llamadas “luminarias” de San Antón se encendiesen con el fin de cumplir esa misión protectora para los animales del campo, cosa importantísima para la subsistencia de los campesinos.

Si nos remontamos al siglo XVIII, esta costumbre de las hogueras se vincula con una gran epidemia que diezmó las cabañas ganaderas de la comarca. San Antón es para el entorno rural el patrón del ganado, motivo por el que había lugares en los que en esta festividad se les daba fiesta, dejándoles sueltos por el monte para que se tomasen también su día de descanso. Ya entonces se les bendecía en este día 17 de enero, después de la noche de hogueras, cosa que se sigue haciendo en la actualidad, aunque la costumbre se ha extendido a todos los animales, incluso los domésticos. Asimismo, para aprovechar los días de descanso, hay poblaciones, como la nuestra, que hogueras y bendición de animales se pasan al fin de semana.

En El Puerto celebramos las hogueras en la noche del pasado sábado y la bendición de animales el domingo a las 11 de la mañana, frente a la iglesia de Nuestra Señora de Begoña. Salvo algún caso de comportamiento incívico, que afortunadamente ha sido la excepción, en todas las hogueras ha reinado la armonía y buena organización.

¡Enhorabuena a los promotores!

Viernes, 21 Diciembre 2018 14:08

El Regalo

Es costumbre por estas fechas hacernos regalos, cosa muy tradicional pues con ello recordamos los que hace 2018 años le hicieron al Niño Dios recién nacido, primero los pastores y luego los Reyes Magos.

En nuestra sociedad sin perder la tradición de festejar la llegada de los Reyes el 6 de enero, se han ido introduciendo otros protagonistas en el reparto de regalos, como San Nicolás de Bari, obispo de Mira y Santo patrón de Turquía, Grecia y Rusia, quien destacó por socorrer a los más necesitados -entre quienes distribuyó toda su riqueza-. Este santo falleció el 6 de diciembre del año 345 y por ser una fecha próxima a la Navidad, se decidió que era una figura perfecta para repartir regalos y golosinas en este día.

Por cierto que del nombre de San Nicolás en alemán (San Nikolaus) se crea el de Santa Claus, pero se le da un aspecto de gordinflón, cuando San Nicolás era delgado y de gran estatura. Finalmente, llegamos a la figura de Papá Noel creada por una firma americana de refrescos de Cola, partiendo de la de Santa Claus pero más rechoncho y cambiando el caballo por el trineo y los renos.

Lo cierto es que Papá Noel también hace años que viene a España en Navidad, quizá por no tener que esperar a la Noche de Reyes para que los niños tengan sus juguetes y puedan disfrutar de ellos todas las fiestas navideñas. También por este motivo hay familias que prefieren al propio Niño Jesús para que sea el dador de los regalos y a él piden sus deseos.

Pero, claro, en este último caso, el del Niño Dios, coincide que precisamente lo que celebramos en Navidad es su cumpleaños, aunque para muchos enfrascados en la preparación de la casa, las luces, las comidas, etc. se olviden de que también Él es merecedor de un regalo, pero cuál y ¿cómo hacérselo llegar? Muy fácil, el mismo Jesús nos lo dijo “cuanto hagáis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis”.

Y también nos dio la forma de hacerlo: Dar de comer y beber a los hambrientos y sedientos, dar posada al peregrino, vestir al desnudo, visitar a los enfermos, visitar a los presos…etc. Por tanto cada vez que hagamos una buena obra es un regalo que hacemos a Jesús.

No olvidemos que el 25 de Diciembre es Él quien nos hace el mejor de los regalos: se ofrece a nacer en nuestros corazones, siempre y cuando nosotros queramos darle posada.

Para ello debemos estar preparados para alojarle con todo el cariño y amor que merece. Con mis mejores deseos de que así sea, a todos ¡Feliz Navidad!

Viernes, 16 Noviembre 2018 13:12

Aquellos aprendices

Al publicar mis comentarios sobre las enseñanzas primaria y media, bastantes personas me han sugerido que escriba sobre la escuela de aprendices y aquí el hándicap que tengo es que yo no cursé este tipo de enseñanza, por lo que voy a limitarme a unas pinceladas sobre lo escuchado en las diferentes tertulias radiofónicas en que he participado, algunas de ellas publicadas en el libro “Volver a Empezar”, que editamos mi esposa y yo.

Aunque la primera escuela se puede situar en 1912, como Centro Escolar Sota y Aznar, atendiendo a las tertulias antes mencionadas, puedo decir que según nos comentó el entonces Secretario y profesor de Educación Física, don Pedro Salvador León, la primitiva escuela de aprendices de AHV empezó a funcionar en 1942. En ella se impartían estudios de primero, segundo, tercero y cuarto de aprendizaje no oficial (la titulación oficial empieza en 1963) en las ramas del metal (ajuste, matricería y moldes, máquinas herramientas, calderería en chapa y construcciones metálicas), eléctrica (máquinas eléctricas y electrónica industrial) y administrativa comercial, informática de gestión. Los alumnos de primero y segundo curso daban todas las clases en la escuela y los de tercero y cuarto realizaban las prácticas en los talleres de Fábrica. Todos tenían contrato laboral con AHV y percibían una cantidad económica que, según otro tertuliano, don Enrique Benedí Andreu, en la década de los cincuenta suponía un jornal de 10 pesetas diarias. “ Empezábamos –nos decía Benedí- con catorce años, y aunque estábamos cuatro años en la escuela, esas cantidades las empezábamos a percibir a partir del segundo, o sea sobre los dieciséis años”.

Para ingresar en la Escuela de Aprendices, los aspirantes (procedentes de la Escuela de Begoña o de otra escuela de enseñanza primaria o media) se sometían a un duro examen. Eso sí, en aquellos años tenían que ser hijos de trabajadores de AHV, luego ya se abrió al resto de la población. Al final del aprendizaje, los que aprobaban pasaban a la plantilla de Fábrica, con categoría de oficiales de 3ª, en la especialidad que cada uno de ellos había obtenido. Y a quienes no aprobaban, se les admitía con categoría de peones especialistas. Hasta 1966 ingresaron en Fábrica todas las promociones que terminaban sus estudios y desde 1967 a 1970 ingresaban los cinco primeros de cada promoción. A partir de 1971 quedó suspendido el ingreso en Fábrica, hasta que en 1974 ingresaron muchos con destino a Laminación en Frío.

Hasta aquí mi aportación, pero para más información, me permito aconsejar que los interesados acudan a la Asociación de Amigos de la Escuela de Aprendices, que está haciendo una gran labor de investigación. Desde aquí mi enhorabuena a sus componentes.

Miércoles, 31 Octubre 2018 18:18

Donde dije digo...

El pasado martes en el Pleno del Ayuntamiento se retiró, por parte del equipo de Gobierno municipal, una propuesta de Iniciativa Porteña que afectaba a la rehabilitación del edificio del Casino Recreativo y Cultural de Puerto Sagunto. Según me dicen, en esa propuesta se pedía que el Ayuntamiento incluyese, en el actual proyecto de reforma, la cubierta acristalada del salón central, tan necesario para el desarrollo de las principales actividades que actualmente se realizan en el mismo, como bailes familiares, celebración de Nochevieja, Roscón de Reyes, Carnaval, talleres de bailes de salón, talleres de bailes en línea, talleres de biodanza, talleres de yoga, conferencias, exposiciones, presentación de libros, campeonatos provinciales y locales de ajedrez, y un sinfín de actos que diferentes asociaciones culturales, el propio Ayuntamiento y partidos políticos programan durante todo el año. Asimismo es necesaria la cubierta para evitar los cambios de temperatura que se producirían al salir de cafetería para ir a los aseos y otras dependencias de este emblemático recinto, que si bien en 1921 estaba descubierto por estar destinado a otros menesteres, a partir de 1942, al albergar las actividades del Casino, pronto tuvieron que cubrirlo.

Por todo lo apuntado anteriormente, IP, como última solución, solicitaba que en caso de persistir la falta de presupuesto se incluyesen estas obras de cubierta en un nuevo proyecto para los presupuestos del próximo año; pero, al parecer, al equipo de Gobierno no le gusta asumir compromisos y retiraron la propuesta sin que esta fuese votada.

Sin embargo el concejal de Urbanismo y Patrimonio no dejó pasar la ocasión sin manifestar su convencimiento de que la citada cubierta se llevará a cabo próximamente, cosa que también nos aseguró en la reunión que tuvimos con él el pasado día 24 varios miembros de la Junta Directiva.

Pues qué quieres que te diga, Pablo, a mí en vez de tanto repetir que el salón se cubrirá, me hubiese gustado que ese compromiso se acordase en un Pleno. Ya sabes, por aquello de que «donde digo digo, digo Diego». Pero voy a realizar un esfuerzo de credulidad y confiar en que se cumpla tu promesa. Como sigo teniendo confianza en que también se cumplirá lo que un día nos hicisteis la Junta de Gobierno a la Directiva del Casino (reunidos en la sala de juntas del Ayuntamiento) en el sentido de que cuando se alojasen otras asociaciones en el edificio, nosotros siempre mantendríamos nuestras dependencias (secretaría y biblioteca) y el privilegio de tener prioridad para la programación de actividades, en atención a estos 76 años en los que hemos mantenido –a nuestras expensas–las instalaciones tanto interiores como exteriores. Por el bien del pueblo espero que no nos defraudéis.

Jueves, 11 Octubre 2018 12:42

Otra vez El Tren

De nuevo surge con fuerza el tema de la conexión ferroviaria de Cercanías con el Puerto de Sagunto. Un tema del que he escrito en varias ocasiones y seguiré haciéndolo hasta que consigamos la llegada del tren de cercanías al núcleo porteño, servicio que en su día contó con todos los parabienes populares, respaldados por 10.000 firmas y el beneplácito de todos los grupos políticos de la Generalitat. No olvidemos que la Conselleria reconoció que RENFE lo consideraba viable, bien planteado y que en el informe de INECO se acreditaba la viabilidad técnica y económica para que el proyecto fuese una realidad. Pero al final todo se quedó en agua de borrajas.

Bueno, pues ahora, después de que todos los partidos políticos del arco municipal, sindicatos y más de 30 asociaciones -empresariales, culturales y deportivas- se hayan adherido a la “Plataforma Tren de Cercanías hasta Puerto de Sagunto”, se han vuelto a producir manifestaciones reivindicando la necesidad de este servicio. Así hemos leído las del Secretario Autonómico de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, Lluís Ferrando, asegurando que la Conselleria ve este proyecto con buenos ojos, además de resaltar su importancia para dar cobertura a este núcleo de población. «Este proyecto –dijo- es una exigencia que se lleva haciendo desde hace tiempo en este municipio. La llegada del tren a Puerto de Sagunto daría cobertura a una masa crítica suficiente como para que tenga que hacerse esta vía ferroviaria que, además, es importante para mejorar también la movilidad sostenible en la comarca del Camp de Morvedre».

En el mismo sentido se ha pronunciado el diputado de Esquerra Unida (EUPV) en el Congreso de los Diputados, Ricardo Sixto, que ha registrado una Proposición No de Ley (PNL), para su debate en la Comisión de Fomento, en la que pide que el gobierno Central tome las medidas oportunas para incluir el ramal de cercanías al núcleo de Puerto de Sagunto en el Plan de Cercanías de la Comunitat Valenciana, con la dotación presupuestaria suficiente para asegurar la realización inmediata de dicha conexión ferroviaria, recordando asimismo lo citado en el informe INECO, la asequible cantidad presupuestada para el servicio (2,3 y 4,7 millones de euros, dependiendo de la alternativa que se elija) y resaltando que actualmente los habitantes de Puerto de Sagunto debemos desplazarnos a Sagunto para acceder al tren, y dejando el coche –esto lo digo yo- en un parking insuficiente.

Bueno, pues a ver si con estas acciones, el empuje de la Plataforma y el de todo un pueblo que no dudará en movilizarse las veces que hagan falta, conseguimos el ansiado servicio de cercanías. Yo, por si acaso, ya estoy preparando el próximo escrito.

Viernes, 28 Septiembre 2018 12:03

Aquella enseñanza media

En mi escrito publicado el 14 del presente mes, comentaba los inicios de la Enseñanza Primaria en el Puerto y la inauguración del Colegio de Ntra. Sra. de Begoña el 2 de octubre de 1947, centro docente al que como dije acudí desde los 7 a los 10 años. A esta edad, cuando llevaba dos o tres meses del cuarto curso, el maestro, don Vicente Masip habló con mi padre para que yo estudiase el Bachiller y para eso pasase al Centro de Enseñanza Media. Así me lo comunicó mi padre y, con mi compromiso de que aprovecharía el tiempo, aceptó a que el propio señor Masip me presentase al profesorado en el citado centro, que se había inaugurado también en 1947, y que estaba situado en lo que hoy es la Tenencia de Alcaldía.

Pero este local de Enseñanza Media no fue el primero. Este tipo de estudios se movió debido al objetivo que había por hacer cultura en El Puerto y unas personas altruistas (porque incluso llegaron a dar clases cobrando lo justo para cubrir los gastos de la academia) lo consiguieron.

El primer centro estuvo ubicado en lo que años más tarde fue Escuela de Aprendices, en la alameda, pero había que entrar por dentro de la Fábrica, porque era arriba, en el piso y la escalera estaba por detrás. De ahí pasó a la esquina donde después estuvo la relojería de Almiñana, detrás del actual Banco Bilbao-Vizcaya. Este local fue comprado por Altos Hornos al propietario del edificio, un señor de Segorbe y, cosa curiosa, cambiándolo por amoniaco para abono. Y de ahí los estudiantes de Enseñanza Media pasaron al Centro que hoy es Tenencia de Alcaldía, donde como dije al principio, hice mi bachiller. El ingreso lo preparaba con doña María Aguirurreta y a lo largo de los años tuve eficientes maestros, como don Avelino Biosca, don Jesús Ocerin, doña Celia Murciano, don Manuel Vega, don Emilio Villén, don Emilio Manzana, don Domingo Briz, don Hermógenes Gorrochátegui –que era el director-, don Ángel Ruiz, doña Pepita Armengol, don Romualdo Cerezo, don Eugenio del Rincón, etc, sin olvidar al conserje, señor Blasco, al que en el recreo pedíamos que nos dejase el balón de cuero para jugar al fútbol.

Y volviendo a los estudios, entonces había que examinarse en Requena y parece que íbamos al fin del mundo, porque el viaje costaba cerca de cuatro horas. Salíamos a las 6 de la mañana en autobús, frente al Banco de Bilbao, y hacíamos una parada en Chiva para almorzar. Ya en el instituto nos examinábamos de todas las asignaturas en el mismo día (y había más de diez). Eran otros tiempos, que es bonito recordar.

Viernes, 14 Septiembre 2018 11:37

¡A la escuela!

En estos días que se está produciendo la vuelta a clase o la entrada por primera vez a los centros docentes, guarderías, etc., recuerdo mis tiempos de estudiante que, desde luego, no eran como ahora.

Al llegar al Puerto, con 7 años fui dos o tres meses a la escuela de don Francisco Queipo, que tenía en la esquina de calle Poeta Llombart con Menéndez y Pelayo. Entonces el tipo de enseñanza era totalmente distinto al actual. En aquellos tiempos, mientras el maestro se ocupaba de la sección de los mayores, los más aventajados estaban dando clase a otros y así sucesivamente. Esto era una enseñanza muy deficiente, pero tenían que hacerlo así porque en aquella época la enseñanza graduada apenas existía. El maestro tenía 4 ó 5 secciones y a cada una había que aplicar una enseñanza distinta. Además estoy hablando de clases con más de 60 alumnos, en edades comprendidas entre los 6 y 12 ó 13 años.

Sin embargo, para mí todo esto terminó el 2 de octubre de 1947, cuando se inaugura la flamante escuela de Ntra. Sra. de Begoña, de Altos Hornos de Vizcaya Fabrica de Sagunto.

La historia de esta escuela también es muy curiosa porque los maestros llegaron de una forma un poco accidental. AHV tenía un contrato con los Hermanos de la Doctrina Cristiana para abrir el colegio el día 2 de octubre, pero el día 30 de septiembre la Dirección recibió un telegrama de esta institución en el que manifestaban que no podían hacerse cargo del colegio. Claro, aquello fue un golpetazo tremendo. Las aulas preparadas, los avisos publicados, las cartas mandadas… anunciando que a las 9 de la mañana los chicos debían presentarse en el Colegio de Ntra. Sra. de Begoña…etc., lo normal en estos casos. Y entonces don Jerónimo Roure, director de la Fábrica, llamó a don Vicente Martínez Matíes, que estaba en Secretaria Social y le dijo: “lea usted este telegrama…¡esto tiene que comenzar!. Repase nuestros ficheros y dentro de hora y media me trae usted los maestros que podamos sacar de los empleados que tenemos. Usted va a ser el director y empiecen a funcionar el día dos”. Así lo hizo buscando a los que conocía por ser maestros como él y formó el profesorado con don Julián Sánchez, que se encargaría del 6º grado; don Serafín Izquierdo, del 5º; don Vicente Masip, del 4º; del 3º don Francisco Andani; del 2º don Félix Dúo y del primer grado don Valentín D’ocón, con el que empecé yo aquel 2 de octubre, después de formar en el patio, a las 9 de la mañana. De todos ellos guardo un grato recuerdo ¡Descansen en paz!.

Jueves, 09 Agosto 2018 17:09

Entrañables fiestas las del pasado

El otro día vi en una publicación de mi buen amigo Pedro Cano un programa de fiestas del año 1966 y, lógicamente, me entró la añoranza de aquellas cucañas terrestres en la alameda, esos concursos de bebedores de cerveza o cómo dar chocolate una persona a otra con los ojos vendados, romper la piñata, las carreras de camareros también en la alameda con su correspondiente bandeja cargada con botellas y copas, carreras de sacos y otras llevando una cuchara y un huevo sin que éste se cayera; por no hablar de las veladas musicales en la alameda, en donde muchos se iniciaban en el baile a costa de incalculables pisotones que estoicamente aguantaban las mozas, que aún así estaban deseando que las sacasen a bailar.

Lógicamente también disfrutamos de los concursos de castillos de arena en la playa y las cucañas en el muelle, que como actualmente se celebraban el día de la Virgen de Begoña, con las mismas pruebas que ahora, salvo la suelta de patos que este año no se celebrarán el día 15, ni en El Puerto, pues los peñistas la realizarán el día 14 en la marjal de Almardá con el fin de que no sufran el estrés de ser lanzados al muelle para su posterior traslado a la citada marjal. No comparto lo del estrés, ni que siendo un acto de las fiestas del Puerto se celebre fuera del mismo, pero respeto la decisión.

Y volviendo a las fiestas de antes, con las que más me identifico son las de 1971, en las que participé en la Comisión organizadora con mi amigo Luis Cuadau, entonces concejal de Fiestas. Se iniciaron con una cabalgata y desfile de “majorettes”, nunca visto en nuestra población. Además de todo lo citado de años anteriores, en aquella ocasión trajimos representantes de casas regionales de Vigo, Sevilla y Teruel que con su folklore de coros y baile hicieron las delicias de los asistentes (también ahora disfrutamos con la actuación de nuestras casas regionales), y celebramos la “ I Explosión Nacional de Canción Moderna y Música Pop”, en la plaza de toros, con destacadas figuras estelares cada noche, destacando Nino Bravo, Rocío Jurado y Tony Roland. Durante tres días participaron artistas de toda España, presentados por el célebre Chicho Gordillo, acompañado de Maribel Fraguas, de Puerto de Sagunto, que hacía sus pinitos como presentadora. En el Jurado estaban entre otros los músicos locales Vicente Sanjosé y José Sanchis. Ganó el Festival el conjunto “Mi Generación” y como segundo clasificado quedó nuestro paisano Emmanuel Suárez.

Bueno, eran otros tiempos y otras fiestas, que sin ser ni mejores ni peores, fueron las nuestras. ¡A pasarlo bien con las actuales!

Jueves, 05 Julio 2018 19:21

Los peajes del presidente

En mi anterior artículo le advertía, señor Sánchez, de la servidumbre que tenía que prestar a quienes le habían ayudado a ser presidente del Gobierno por la vía rápida, evitando atascos, curvas peligrosas y otras adversidades (votaciones).  Porque usted prefirió dejarse de estrecheces y utilizar una autopista de peaje (moción de censura) pero, claro está, ahora toca pagar los peajes correspondientes, esos a los que los usuarios de estas vías están sujetos a cambio de ahorrar tiempo de viaje y reducir costos. Usted ha hipotecado su mandato con esos pactos que ahora le llevan a cumplir lo acordado, como ya ha empezado su ministra de Política Territorial y Función Pública, Maritxell Batet, quien con una oferta a mano tendida a la Generalitat de Cataluña ha propuesto, para “acabar con la crisis”, abrir la puerta  para recuperar artículos del Estatut, considerados inconstitucionales por el Tribunal Constitucional en 2010, tildando de “urgente” el logro de una reforma de la Constitución.

También usted, señor Sánchez, ha visto cumplida su promesa  de que  los presos independentistas (encarcelados por el golpe de estado del pasado mes de octubre) sean  trasladados a cárceles catalanas,  con lo que –esto lo digo yo- dado que las competencias carcelarias están trasferidas a la Generalitat, quedan en manos del señor Torra para “dulcificar su estancia” en lo que, a partir de ahora, será para ellos un hotel de 5 estrellas y lugar de peregrinación de toda la camarilla de adláteres de Oriol  Junqueras y sus exconsellers, hasta ahora encarcelados en Madrid, como otros catalanes en prisión preventiva que también podrían ser trasladados por las mismas razones humanitarias ¿o eso es sólo para los independentistas?

Y qué va a pasar con los presos etarras, a los que según usted también hay que ubicarlos en cárceles del país vasco,  haciendo caso al señor Urkullu, que ha tenido el atrevimiento de decir que “los muertos, muertos están y no es ético que miembros de ETA sufran innecesariamente”  ¿Cómo que no es necesario? Tienen la necesidad de cumplir su condena en donde se les envió, porque ni aunque estuviesen en Alcatraz, sufrirán lo que sufrieron sus víctimas, de cuyos asesinatos -según ellos mismo han manifestado-  no se han arrepentido, ni sienten remordimiento alguno, porque es un orgullo haberles matado y se sintieron felices de hacerlo.  Pero, si a pesar de ello, usted cree que por estar vencida ETA, merecen el acercamiento, tenía que haber esperado cierto tiempo para tomar esta decisión, porque dicho ahora nadie va creer que su oferta se debe a la caída de ETA, sino al peaje o portazgo que tiene que pagar a los vascos que le apoyaron en sus ansias de ser presidente. ¡Qué vergüenza!

Página 1 de 6