Miguel Álvarez Lozano

Miguel Álvarez Lozano

Melilla 1941. A los catorce años entró a trabajar como mecánico ajustador en Altos Hornos de Vizcaya, «La Fábrica», y pasó en ella toda su vida laboral hasta su jubilación. Aprendiz de todo y maestro de nada, colabora en este periódico desde el año 2003. Colaborador con algunas ONGs y con otros movimientos populares, cofundador del Cercle de Teatre y the nomeARSE Group. Seguramente un ingenuo, piensa que sus reflexiones puestas aquí negro sobre blanco puedan ser útiles a algunos de sus convecin@s. Con eso tiene bastante.

Viernes, 11 Enero 2019 19:09

La caza

Print Friendly, PDF & Email

Se abre la veda. Parece que al fin se puede solucionar uno de los temas más importantes y cruciales para este país. Aunque pueda parecer increíble, a niveles muy altos y secretos se está barajando la idea de prohibir la caza en todo el país. Realmente no se sabe muy bien cómo, ni quién, pero se conoce el para qué: quitarle a España uno de sus más preciados valores.

Aunque oficialmente no se haya dicho nada, aunque no se sepa cómo, algunos creen saber que hay gente poderosa detrás de este proyecto, creen saber también que existe una confabulación judeo-masónica para cargarse el país y esto, naturalmente empieza por la caza. ¿Por dónde si no?
Menos mal que siempre tendremos salvadores como Rivera, Casado y demás patriotas: salvarán al país, tantas veces como haga falta, cómo dicen que ya han demostrado en el pasado. Que se cuide la mala gente de llevar al Parlamento ideas de progreso porque los verdaderos españoles les montarán una cruzada como Dios manda y hasta ahí llegará esa historia de prohibir la caza y otras tonterías.

Este es un país muy peculiar y único. Así cómo en los países de ámbito europeo existen partidos de todo tipo, partidos que van desde la extrema izquierda a la extrema derecha, aquí no. Aquí faltan partidos de derechas, no los hay, no existen e incluso puede pensarse que tampoco puedan existir. Ya se desvaneció aquel espejismo de Ciudadanos aparentando intentar ocupar espacios propios de una derecha civilizada, disputándole dicho espacio al indefinido PSOE. Se han visto al descubierto a las primeras de cambio en cuanto visualizaron un sillón a ocupar. Ha bastado que los más montaraces, los pupilos de Esperanza Aguirre, lancen un órdago en Andalucía para que los Riveras y Casados se quiten del todo la careta y se lancen a hablar de la invasión de refugiados, de los toros, de las feministas y sus malas influencias, de la familia, del 155 y los catalanes…. y del peligro de que alguien quiera impedir algo tan sagrado como el derecho a disparar contra todo aquello que se mueva por montes, prados y marjales. Así que ya tenemos tres partidos de ultraderecha disputándose la herencia de Franco dejando abandonado el espacio entre ellos y el PSOE, el que debía corresponder a la derecha civilizada en la que nadie cree, un espacio que al parecer a nadie le apetece ocupar.

Se ha abierto la veda. Se han echado al monte. Hay que cazar a aquellos que pretenden impedir o dificultar el sagrado derecho de todo hijo de vecino a sacar la escopeta. La caza es para ellos sumamente importante, esencial, vital. Muy especialmente la caza de votos.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 28 Diciembre 2018 13:54

Nuevo año

Print Friendly, PDF & Email

Una simple reflexión para el año que comienza: cabe la posibilidad de que no nos toque la lotería. Deberíamos estar preparados para ello.

En el caso de que así sea lo coherente sería pensar seriamente cual debería ser nuestra actitud frente a la certidumbre de no salir de pobres. Es evidente que habría que pensar en hacer algo positivo, serio y transformador de esa realidad que ni nos gusta ni conviene. Escribo esto con la convicción de que a nadie le gusta el Mundo en que vivimos (no me refiero al planeta) Este mundo creo que no le gusta ni siquiera a los que le ha tocado la lotería.

Los humanos, participamos en sociedades que funcionan de una determinada manera y estamos acostumbrados a creer que ese es el único funcionamiento posible y por tanto las cosas deben ser como son.

Pero pienso que no es así. Indicio claro de que el mundo no va por buen camino es comprobar la increíble incapacidad del Sistema político-económico que nos rige para evitar que su propio mal funcionamiento se cargue al Planeta que nos acoge a todos. Así que no nos queda más opción que reflexionar muy seriamente sobre nuestra incapacidad para intervenir y superar ese problema vital o, al menos, corregir el rumbo. No tenemos otra.

Parto de que los seres humanos somos como una especie de lobos solitarios condenados a vivir en manadas debido a nuestra incapacidad de resolver individualmente los problemas de supervivencia frente a la Naturaleza. Creo que esa es la verdadera razón que nos motiva a vivir en sociedad, así que cuando nuestros pensadores y filósofos definen al Hombre como un ser social yo añadiría: Sí, pero a regañadientes, porque no tenemos más remedio.

Pienso que, aunque sea a regañadientes y sin muchas ganas de pringarnos en tareas e historias de las que estamos acostumbrados a pasar, no tenemos más remedio, todos, que “mojarnos” si no queremos que el tsunami de la historia nos arrolle. La realidad de las cosas ha evolucionado: hasta ahora era posible ir de estúpidos por la vida haciendo de avestruces con la cabeza en un agujero. A partir de ahora ya no va a poder seguir siendo igual, tendremos que asumir alguna cosa: asumir pelear para cambiar el Sistema, con cuidado, evitando tomar el rábano por las hojas, lo cual sería muy peligroso, o bien, asumir las gravísimas consecuencias de nuestra inacción o pasotismo.

La segunda opción ya sabemos lo mal que puede resultar, y, la primera es muy incómoda, lo sé. Yo también me siento un lobo solitario, pero me guste o no, sé que si no me junto con la manada estaremos todos perdidos. Es lo que hay

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 21 Diciembre 2018 14:05

La Sociedad Civil

Print Friendly, PDF & Email

Entre las cosas positivas acaecidas y destacables del año que finaliza está el, para mí, irrefutable y positivo dato del crecimiento de la Sociedad Civil en nuestro pueblo.

Desde hace tiempo tenemos consolidadas asociaciones potentes como el Centro Aragonés, La Tenda de Tot el Món, dedicada al comercio justo, el Fertiberia de Balonmano, y otras, todas ellas asociaciones que le han venido dando carácter y prestigio al pueblo y no sería justo omitir aquí, aunque sean de ámbito distinto, a las Asociaciones de Vecinos y a la Associació Ecologista Agró, que llevan lustros también realizando labores indispensables para la vida cultural del pueblo.

Pero hoy me extenderé más, hablando de otras más recientes y quizás menos conocidas, pero no menos importantes y que, sumadas a las anteriores, le están cambiando positivamente la cara a este pueblo.

En este breve repaso lo más destacable, a mi parecer, es la potente consolidación de la Unión Musical Porteña, cada vez más cerca de que se cumpla el sueño de su directiva de convertirla en Conservatorio de Música. Hoy por hoy es ya una estupenda realidad como potente sociedad musical realizando una labor encomiable en cuanto a la educación musical de cientos de niños. Otra sociedad que se ha consolidado también como un potente foco lúdico-cultural es la Asociación Cultural Nautilus con más de cincuenta actos anuales destinados a sus socios pero también abiertos al público. Sus actividades van desde excursiones a presentaciones de libros y artistas locales, conferencias… siempre pasando por su actividad principal: el Cine-club. Otra asociación a mencionar especialmente es Sapiencia que a pesar de tener poco más de un año de existencia está teniendo un éxito total con sus·”Copa con la Ciencia”·y su colaboración local con el evento internacional “Paint of Science”, todo ello dentro de una excelente y cuidada labor de divulgación científica. Las tres asociaciones mencionadas tienen sobre todo, además de una excelente acogida de público, unos equipos directivos dinámicos que garantizan no solo su consolidación y continuidad sino también su crecimiento.

Pero hay más. También han nacido grupos culturales muy interesantes como Acero y Vida, Ciudad prohibida y también Cultura Vincit Omnia que tocan desde diferentes perspectivas el mundo de la cultura. Así mismo empieza a funcionar y supongo que va a dar mucho que hablar Morvedre Laica, asociación que defiende que las religiones salgan de las instituciones públicas. Mención aparte merece Morvedre Acull y su meritoria labor de ayuda y apoyo a emigrantes.

Todo ello me hace sentir que, a pesar de los tiempos confusos y turbios que nos toca vivir, en este pueblo tenemos la suerte de que, al menos en el espacio de la cultura y el ocio, somos un pueblo afortunado.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 14 Diciembre 2018 18:55

Amigo Invisible

Print Friendly, PDF & Email

Hace años que en este país incorporamos una vieja costumbre venezolana (¡¡están de moda!!) de principios del siglo XX, lo que ellos llaman “el Compadre de papelito”. Aquí se ha dado en llamar “el amigo invisible”. Se trata de un juego simpático, intrascendente en apariencia, pero que entre otras cosas, sirve para estimular el consumismo: si no terminas de conocer a la persona objeto de tu regalo ni sabes qué necesita o puede gustarle, estás condenado a regalar alguna banalidad. Es un juego “perfecto” para una sociedad de consumo o del despilfarro.

Vamos a gastar en las próximas fiestas muchos millones en regalos; muchos serán absurdos o banales, es muy difícil salirse de esta espiral consumista. Pero siempre hay cosas que se pueden hacer, por ejemplo ser conscientes de que podemos resistir a la banalización del regalo porque, al menos, hay dos caminos. El mejor: no entrar en el juego. Pero si no lo podemos evitar habrá que pensar y discurrir algo original, útil y alternativo.

Un buen ejemplo de esto sería, a mi juicio, reflexionar sobre un referente deportivo local como es el Fertiberia de balonmano. El equipo está luchando por volver a la máxima categoría y tiene muchas posibilidades de lograrlo, pero a su vez su situación económica es muy precaria, porque mantener la categoría cuesta dinero, mucho dinero, tanto que la ilusión por ascender queda empañada por el miedo al gasto económico que supondrá mantenerse.

Sus responsables están haciendo esfuerzos ímprobos para lograrlo, son gentes comprometidas con una tarea que aparenta ser imposible pero que sin embargo llevan muchos años logrando ese “milagro”, aunque siempre por los pelos, debido a la escasez monetaria.

Un buen regalo para el amigo invisible sería entrar en la página Web del Fertiberia y comprar un abono para hacer socio a tu amigo, o para ti, para lo que queda de temporada, gastarse 70 euros, o 50 si se trata de un pensionista. Resultado: a tu amigo le gustará (aunque normalmente no lo hubiera hecho por sí mismo) disfrutar del estupendo ambiente que se respira en el OVNI cuando nuestro equipo juega, y, al Club se le dará un poco más de oxígeno para llevar su proyecto adelante.

Otra idea diferente y creativa es pasarse por la Tenda de Tot el Món, en el Pasaje Moliner, y comprar una tarjeta-regalo. Las hay de diversos precios y no hay presión para gastarlas, por lo cual a quien las posee le resulta muy fácil utilizarla y siempre sabrá que la usa en productos ecológicos, bio, sanos y, sobre todo, solidarios, poniendo su granito de arena para paliar los problemas del Tercer Mundo.

Si se le da al caletre, lo que son ideas… haylas.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 07 Diciembre 2018 13:46

Candidaturas

Print Friendly, PDF & Email

Los resultados de las elecciones andaluzas han puesto en evidencia la baja calidad democrática del país y la degeneración de valores impulsada por la corrupción de los dos partidos tradicionales y la falta de alternativas viables y creíbles de los otros dos partidos en liza. 

Me escandaliza el comportamiento de todos los partidos políticos en cosas propias de su orden interno, como las confecciones de sus listas electorales, cómo los “aparatos” de los partidos eliminan su propia democracia interna…

No creo que todos los políticos sean iguales ni que haya que despreciar la política. No. Creo que la política es algo muy digno y necesaria y que todo es política. Además, la política si no la haces, te la hacen. Y es precisamente por ello por lo que escribo indignado.

Siento vergüenza ajena comprobando, por ejemplo, como los programas electorales no sirven para nada, que ya nadie se los lee y mucho menos se los creen, que en algunos casos se trata de un “recorta y pega” de otros programas. Aún más vergüenza me da el comportamiento de personas que van en candidaturas y al no salir electos “desaparecen”, algunos para siempre y otros para “reaparecer” años más tarde en otra candidatura (que incluso puede ser de otro partido) a ver si esta vez hay más suerte y me coloco.

Entiendo que alguien acepte ir del octavo hacia atrás en unas municipales aquí en Sagunto, para relleno en una candidatura, pero los que van entre los seis primeros en muchos casos van para salir: es infumable que si no salen desaparezcan de la escena política, que no colaboren, ni participen, ni controlen, ni vigilen, los trabajos que sus compañeros electos han de realizar.

Lo “normal” viene siendo lo contrario. Estos desaparecen y los electos piensan que ellos son “el Partido”, que pueden hacer lo que les dé la gana y, lo aún peor: que no tienen que dar cuentas ni explicaciones a nadie.

En esas circunstancias es difícil caer ya más bajo (aunque algunos lo logran: corrompiéndose) o no caer en la desidia y dejadez, adocenarse, dejarse domar por el Sistema y/o convertirse en un profesional de la política de aquellos que harán lo que sea por preservar su pan de cada día.

Los partidos de izquierda deberían corregir estos fallos tan esenciales para unas buenas prácticas, sistematizando y democratizando su funcionamiento, dando mayor participación a sus bases, especialmente a aquellos que realmente son sus afiliados más activos y combativos y, también, por respeto a sus votantes. Todo lo que no sea luz, taquígrafos, participación, vías de llegadas y salidas de ideas, proyectos e intercambios de opiniones, estará condenado al fracaso o lo que es aún peor: a corromperse.   

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 30 Noviembre 2018 14:52

Solo un minuto

Print Friendly, PDF & Email

A todos nos gusta y satisface vivir en lugares que no solo sean higiénicos, sino que además sean limpios y bellos y es con nuestros impuestos con lo que se realizan las principales labores para que nuestro municipio sea un lugar sano y habitable.

Afortunadamente habitamos un pueblo donde estas exigencias se cumplen con más o menos eficacia y acierto. Se puede decir sin temor a equivocarse que los servicios municipales, en estos aspectos, funcionan bastante bien, aunque haya aspectos puntuales que puedan o deban ser mejorados. Pero…sabido es que no es más limpio el que más limpia sino el que menos ensucia… y los que ensuciamos somos nosotros, los ciudadanos. Llama la atención comprobar cómo al poco de haber pasado los barrenderos por una calle esta vuelve a estar poblada de papeles, plásticos, botellines de todo tipo, colillas, alguna bolsa de basura depositada en una acera, alguna caca de perro…

Todos deberíamos sentirnos un poco responsables de esto y darnos cuenta del dinero que nos cuesta además de las malas sensaciones que produce. Creo que muy pocos podrían tirar la primera piedra por estar libres de culpa. Me parece que a todos nos gustaría que la limpieza y el orden que solemos tener en nuestras propias viviendas se prolongasen debidamente a nuestro patio, nuestra acera, nuestras calles, nuestras plazas, nuestro pueblo.

Si reflexionásemos un poco sobre el tema tendríamos que aceptar al menos dos cosas: la primera es que somos gente muy mal educada, que en este país no ha funcionado nunca la Educación para la Ciudadanía, y, segunda, que todo cambiaría si a nivel personal cada cual decidiese corregir algunas malas costumbres heredadas o adquiridas a través de los años.

Si decidiésemos dedicar nuestra atención a la limpieza viaria un solo minuto al día, el aspecto del pueblo se revertiría inmediatamente. Si cada cual guarda, durante un minuto, el envoltorio, el botellín, el chicle, la colilla, hasta llegar a un contenedor o papelera (el pueblo está lleno de ellos) habrá cumplido cómodamente con su aportación al bienestar general. Solo un minuto.

Si a los esfuerzos de los equipos municipales de limpieza le sumamos las varias decenas de miles de minutos diarios que podemos aportar los ciudadanos no hay duda que el efecto se vería de inmediato y afectaría no solo a la higiene y salud física sino también a nuestra salud mental porque, sabido es, que muchas de las basuras que van a parar a las calles reflejan en parte las depresiones y frustraciones personales de una parte de la población y también está comprobado que un pueblo limpio y aseado se transforma en un lugar más agradable y habitable, con más calidad de vida.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 23 Noviembre 2018 14:00

Gaza

Print Friendly, PDF & Email

Vivimos en un mundo en el que un tal Trump nos dice lo que tenemos que hacer, lo que tenemos que pagar para que su OTAN (en la que, recuérdese, según el PSOE España no está en el aparato militar) (¿tiene otro?) pueda comprar más armamento militar de fabricación yanqui. Para él es muy importante que la OTAN se rearme constantemente con las armas que vende… él. La OTAN tiene encomendada, entre otras, la sagrada misión de intimidar a los países árabes de Oriente Medio, ese lugar donde, casualmente, hay tanto petróleo y donde los norteamericanos apoyan interesadamente a un país sionista, Israel y a otro musulmán integrista, Arabia Saudí, ambos guardianes de los intereses norteamericanos.

Para que todo este montaje geopolítico se sostenga es preciso que el Estado de Israel consolide cada vez más su área de influencia, de ahí que Trump haya mandado ubicar su embajada en Jerusalén. La respuesta estaba cantada: los palestinos, agónicos, famélicos y desarmados, indignados, no pueden hacer otra cosa que protestar a pesar de su cada vez mayor debilidad y sometimiento a la superioridad militar israelí. Los sionistas, cada día más conscientes de su fuerza, cada vez más conscientes de la impunidad internacional que les otorga el apoyo yanqui y la cobardía y cinismo europeo, toman todas las represalias que les apetecen contra el desarmado pueblo palestino sin que ni siquiera la prensa internacional se atreva, no a criticar, sino siquiera dar noticias de las atrocidades que cometen, la mayoría crímenes de lesa humanidad. Y así llegamos de nuevo a los recientes bombardeos sobre Gaza, los más grandes desde la operación militar de 2014. No hay argumento mejor para convencer a los palestinos de que renuncien a su parte de Jerusalén que pillarlos en un bombardeo rápido y limpio rezando en sus mezquitas, estudiando en la universidad o jugando en un parque público. En los últimos tiempos llevan un montón de civiles, entre ellos cientos de niños, asesinados en sus “operaciones militares”. Para Israel los palestinos buenos son los palestinos muertos.

Y todavía hay algunos paisanos nuestros que se quejan de que los refugiados nos están invadiendo. No quieren saber que la tercera parte de los refugiados de todo el mundo son palestinos y que están concentrados en Líbano, Jordania y ¡Siria! Cinco millones en total. No quieren darse por enterados de que el “Trío de las Azores” decidió convertir todo Oriente Medio en un polvorín y pegarle fuego; que la marea de emigrantes y refugiados es el fruto de ello, que las consecuencias las estamos pagando entre todos y mientras… Trump nos pasa la factura de la OTAN por los “servicios prestados”.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 16 Noviembre 2018 13:07

¿Enfermos?

Print Friendly, PDF & Email

Primera noticia.- Irlanda, conocida históricamente por su catolicismo, ha recibido recientemente con manifestaciones de protesta y rechazo la visita del Papa. El fracaso de dicha visita es considerado un caso insólito, puesto que se trata del Papa Francisco, “el Papa bueno” según nos cuentan en la prensa un día sí y otro también. El motivo: los irlandeses están indignadísimos por el ocultamiento y falta de condenas y/o expulsiones de altos jerarcas eclesiásticos acusados de pederastia y otros abusos sexuales.

Segunda noticia.- La Iglesia española ha creado una Comisión para elaborar un estudio de la pederastia en su seno, cuya misión última será elaborar una normativa de uso interno sobre este tema. Dirigirá esta comisión el Obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez Fernández. Curioso: ¿recuerdan el famoso caso de pederastia del párroco de La Bañeza (León) que levantó ampollas por la persistencia con que el Obispo defendió al párroco? Pues a ver si adivinan quién era ese obispo.

Tercera noticia.- El Papa, en el avión de regreso de Irlanda, probablemente para “suavizar” las malas sensaciones del viaje, habló de sexualidad. Entre las “perlas” que deslizó hubo algunas que causaron sensación y que inmediatamente sus asesores han tratado de tapar o maquillar. Las palabras se las lleva el viento pero persisten las que están grabadas: el Papa aconsejaba a los padres con hijos homosexuales que fuesen pacientes con su desgracia y les sugería que llevasen a sus hijos a un psiquiatra.

Traer de nuevo a esta columna este tipo de temas no es porque me sienta escandalizado por estas noticias. No. Más o menos son como las que hemos conocido desde siempre, pero sirven como introducción para plantear a aquellos que aún me lean las siguientes reflexiones: ¿Qué se puede esperar de personas que se juramentan para contradecir su naturaleza sexual a causa de un fanatismo religioso? Aquellos que practican y cumplen de verdad el voto del celibato, los que conocen el sexo como pecado ¿qué pueden saber de sexualidad? Y con ese bagaje de dudas, ignorancia y falta de experiencia ¿cómo se atreven a ejercer de confesores, asesores y directores afectivos-sexuales?

Y no hablemos de aquellos que no cumplen las obligaciones que su voluntario celibato les impone, aquellos que además de conocer el sexo como pecado lo practican cuando pueden y como pueden: con niñ@s indefens@s, con otros curas, con las sirvientas, con alguna beata o… con una cabra. ¿Qué pueden aconsejar o perdonar a los inocentes pecadores que pasan por sus confesionarios?

En los tiempos que corren resulta increíble que aún haya tanta gente que mantenga el ritual de la confesión. Son los mismos a los que las manifestaciones externas islámicas, los vudú y otras prácticas les parecen fruto del fanatismo religioso.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 09 Noviembre 2018 11:07

¡Ya está bien!

Print Friendly, PDF & Email

A mediodía del pasado domingo se realizó ante el Reloj AL Sol del Paseo Marítimo un acto simbólico-cultural-reivindicativo que consistió en colocar una guirnalda negra en el lugar del cable de acero cuya ausencia provoca la absoluta inutilidad de dicho reloj. Este, de cuatro metros de altura y unos ocho de diámetro, fue construido en su día por la Delegación de Costas como adorno de dicho Paseo, haciendo bastantes años que, por causas desconocidas para la mayoría de los porteños, no funciona al faltarle el cable de acero que suministraba la sombra necesaria para dar la hora.

La sombra de la guirnalda permitió que Avelino Vicente, un joven científico de la localidad, nos diese a los asistentes una muy interesante charla sobre relojes de sol, algo de astronomía y, sobre todo, cómo hay que interpretar y leer la hora en este reloj en concreto, pues se trata de un modelo muy interesante que hay que conocer bien para poder interpretar sus distintas lecturas.

Después se leyó un comunicado en el que se reflexionaba sobre la dejadez institucional que permite que este bello y decorativo reloj esté varios años sin “cuerda” y también el inmovilismo de una sociedad civil que tolera que estas cosas sucedan. Se recordó que este no es el único caso pues tenemos el pueblo plagado de ejemplos similares y muchos más graves que un simple reloj de sol.

El éxito de este simbólico acto promocionado por el colectivo Acero y Vida, pese a no tener ninguna clase de pretensiones ni publicidad previa, convocando únicamente a algunos amigos a través de WhatsApps, demuestra que existe en las gentes de este pueblo una inquietud creciente por el devenir del mismo, porque ya empezamos a vislumbrar que no se resolverá nada importante si no dejamos de mirar atrás, que las miradas al pasado están muy bien, pero la importante, la que decide, es la que encara al futuro.

Si aprendemos a mirar donde debemos y no dejar que algunos “magos” especializados desvíen nuestra vista de donde debe estar, contemplaríamos las posibilidades de real y útil aprovechamiento de la Nave de Talleres, la Gerencia, el Economato, las antiguas Oficinas de AHV, el “Nuevo” Pabellón Deportivo, el Tren de Cercanías que no llega, el Pantalán, y… todo aquello que permita el normal y natural desarrollo de este pueblo.

A mi leal saber y entender creo que se va acercando el momento de que los porteños por fin y de una vez nos quitemos de encima los complejos, que no nos paralicemos ante el temor de que te llamen segregacionista por reivindicar cosas tan evidentes como necesarias para nuestro pueblo, que lo normal es exigir los servicios y prestaciones por las que estamos pagando.

Print Friendly, PDF & Email
Miércoles, 31 Octubre 2018 09:40

De símbolos

Print Friendly, PDF & Email

Hace poco más de un mes escribía en este mismo periódico un artículo en el que señalaba que, para mí, el Horno Alto no es el símbolo de LO QUE ES este pueblo sino el símbolo de LO QUE FUE.

Jugar con los símbolos, al igual que con las escopetas, puede ser peligroso. Porque si a un pueblo se le señala interesadamente un símbolo falso de su identidad se le engaña y desorienta. Y eso que símbolos tenemos muchos y de todo tipo, se puede afirmar que tenemos una completa colección: por ejemplo el Economato es un estupendo símbolo de la Desidia; el Museo Industrial de la Incapacidad; el Nuevo Pabellón Deportivo un perfecto símbolo del Despropósito; el Pantalán y la Plaza de la Concordia del Abandono…. Y así podría continuar hasta completar una larguísima lista que no voy a repetir porque ya la he recitado más de una vez desde esta columna. Tampoco hace falta decir que otras personas, mucho mejor que yo, han escrito sobre estas cuestiones repetidas veces, sonando siempre nuestras voces en el desierto. Señores concejales del Ayuntamiento, diputados de la Diputación, conselleres de sus Consellerias, ¿Hay alguien ahí?

Desde la fecha clave de 1985 hasta hoy los porteños tenemos la desgracia de navegar al pairo, sin norte. El pueblo parece abandonado, lo poco que se realiza desde las distintas administraciones tiene el carácter de servicios mínimos, muchas veces sin sentido, otras veces absurdas y todas, absolutamente todas, desde la lejanía… como si ellos no tuviesen nada que ver con nosotros ni nosotros con ellos. Y esto se ha ido convirtiendo en un pueblo abandonado. La zona del Mercado, el centro del pueblo se está despoblando, los comercios cerrando… es como si una mano negra controlase más o menos conscientemente el ritmo ciudadano con un solo propósito: convertir al Puerto en una Ciudad Dormitorio, sin conciencia de pueblo.

Por eso, porque estamos hasta las narices de ver hacia nos están llevando, hartos de la pasividad general en la que estamos inmersos, un grupo de personas, entre las que yo mismo me encuentro, el domingo día 4 nos vamos a reunir a las doce de mediodía en el Reloj de Sol del Paseo Marítimo, en lo que pensamos que es símbolo de LO QUE HOY ES el Puerto. Porque ese Reloj de Sol, sin cable, parado, sin dar la hora, sin que sirva para nada, es en estos momentos el mejor símbolo del mayor problema que hoy aqueja a este pueblo: el INMOVILISMO.

Nos reuniremos porque creemos necesario despertar, en primer lugar, consciencia de la pasividad que se ha apoderado de la Sociedad Civil de este pueblo, y en segundo lugar para despertar conciencias.

Print Friendly, PDF & Email
Página 8 de 25
SAUTO COMERCIAL JULIO
SAUTO COMERCIAL JULIO