Miguel Álvarez Lozano

Miguel Álvarez Lozano

Melilla 1941. A los catorce años entró a trabajar como mecánico ajustador en Altos Hornos de Vizcaya, «La Fábrica», y pasó en ella toda su vida laboral hasta su jubilación. Aprendiz de todo y maestro de nada, colabora en este periódico desde el año 2003. Colaborador con algunas ONGs y con otros movimientos populares, cofundador del Cercle de Teatre y the nomeARSE Group. Seguramente un ingenuo, piensa que sus reflexiones puestas aquí negro sobre blanco puedan ser útiles a algunos de sus convecin@s. Con eso tiene bastante.

Viernes, 07 Septiembre 2018 11:24

¡Vivan las fiestas!

Print Friendly, PDF & Email

Las pasadas fiestas se produjeron en el Puerto, totalmente gratuitas y muy distintas entre sí, dos estupendas lecciones para el Ayuntamiento. por si hubiese por allí alguien con ganas de aprender.

La primera lección se produjo el día 10. En la Plaza de la Independencia se celebró una fiesta alternativa por iniciativa de un grupo de jóvenes de la “Asociación Acero y vida” y la “AAVV La Victoria” contando con la colaboración de asociaciones diversas como: los “Iaioflautas”; SOS Animales; El Refugio de Tula; Ciudad Prohibida; Sagunt Reviu; Morvedre Laica; ADC Sapiencia; AC Nautilus… y algunos otros grupos que se subieron al carro sobre la marcha cuando intuyeron que, por fin, podían participar en las fiestas de su pueblo.

De forma prácticamente improvisada, pero con mucho entusiasmo y ganas, se realizaron Talleres y Juegos; un Concurso de TRIVIA; una Subasta Solidaria; Una Gincana; Siembra de Libros, Discos y Películas; Desfiles de Perros; Pompas de Jabón Gigantes; Taller de Matemáticas basado en la Cinta de Moebius; Recorrido de Laberintos con Espejos; Concurso de Monólogos; Concurso de Tortillas…

Por la mañana para niños y la tarde para todos, la fiesta duró prácticamente todo el día y culminó con una cena de sobaquillo y el concierto del grupo local SONS. Como colofón, se procedió a limpiar la Plaza para que quedase lo más decente posible.

Un dato siempre importante: Presupuesto = 0 euros.

Como era de esperar, la asistencia y participación del público fue excelente, comprobándose lo que de sobras ya sabíamos: que la gente, si se le deja, participa con ganas y mucho gusto. Primera lección.

La segunda lección se concretó el día 15 en las Cucañas: una auténtica vergüenza. Se repitió un año más el chantaje de las Peñas Taurinas al Ayuntamiento. Daba grima aguantar la tórrida solana en el muelle para aburrirte comprobando un año más la incapacidad municipal.

No voy a comentar aquí la vergonzosa historia de la suelta de patos en la marjal del día 14 porque es cosa conocida y cada cual ya tendrá su opinión. Solo plantearé unas pocas preguntas que, para mi, todo contribuyente debería hacerse: ¿Un Ayuntamiento. que tiene 24 concejales muy bien pagados y más de quinientos funcionarios, no podría hacerse cargo plenamente de la organización y desarrollo de SUS fiestas? ¿Acaso no es su obligación? Las fiestas ¿Deben ser patronales o POPULARES?

Si la respuesta a esta última pregunta es la lógica, o sea: deben de ser para todos, entonces ¿porqué se dedican a una Virgen que no representa a todos? Y si las Peñas no representan nada más que a los taurinos ¿Porqué el Ayuntamiento. las subvenciona y les entrega la organización de TODAS las Fiestas? ¿desgana? ¿irresponsabilidad? ¿cobardía? ¿incapacidad?…

Print Friendly, PDF & Email
Jueves, 09 Agosto 2018 17:09

La siesta

Print Friendly, PDF & Email

Uno de los objetivos del Sistema Económico Vigente es el de crear necesidades que el mismo Sistema trata de satisfacer. Para ello, en primer lugar, se produce aquello que nos van a vender como necesario para cubrir una necesidad creada previamente por el marketing. A continuación, también de convincente modo, nos van a vender los productos correspondientes para la reparación de los daños y/o perjuicios producidos por el producto inicial y, si es considerado necesario, también de consolación.

La receta del Decrecimiento es hacer mejor aquello que es necesario, pero con menos. Se trata de poner el énfasis en conceptos como eficacia, desempeño, excelencia, rentabilidad, reducción de costes, flexibilidad (no aquella de la que habla la CEOE) rentabilidad de la inversión (no la que predica la Banca)  El Decrecimiento está en las antípodas del consumismo. Se trata de aprovechar mejor los recursos naturales, aquellos que sabemos limitados, pero con el objetivo de implantar una economía global más justa, ecológica, satisfactoria y equilibrada.

Desacelerar, reciclar, reducir, evitar caer en las trampas del comercio, es imprescindible para el correcto funcionamiento de la economía global. Acabar con La Economía del Matalat: fer i desfer, es vital para el equilibrio psicológico, ecológico y económico de los humanos. En un mundo trastornado por el vértigo, las prisas, el usar y tirar y la competitividad no hay que perder de vista la necesidad de aplicar la desaceleración en tantas y tantas cosas que se nos han ido de madre.

Una vieja y buena costumbre española como es la siesta, muy celebrada por muchos extranjeros que ven en ella una tradicional medida antiestrés y sinónimo de calidad de vida, viene siendo atacada por los monaguillos del neocapitalismo como una prueba de viejas, nocivas y antiproductivas costumbres arcaicas de un viejo pueblo poco dado al esfuerzo y al sacrificio.

Cierto que en general, el pueblo español no es muy dado a los sacrificios ¿hay alguien en la Europa del Norte que lo sea? Lo que tenemos aquí es un modo sano y acertado de adaptarnos a una determinada climatología. Y eso, además de ser muy positivo y proporcionarnos calidad de vida, es una buena idea, exportable, pero que regalamos al mundo sin ningún ánimo de cobrar royalties. 

La supresión arbitraria de la siesta como reclaman algunas multinacionales con la escusa de la homogenización de los horarios en sus sucursales, es sintomática de lo absurdo de la sociedad del crecimiento. Se trata a la vez de una supresión simbólica además de contraproducente. Su conveniencia es algo evidente en este país, no estamos hablando de Noruega. Sin la siesta todo funcionaría peor, pregunten a médicos o economistas que no lleven el carnet de neoliberales entre los dientes.       

Print Friendly, PDF & Email
Jueves, 02 Agosto 2018 17:44

Hartura

Print Friendly, PDF & Email

Hartura me producen las sinrazones y las necedades, las de unos pueblos incultos y obtusos y las de unos políticos que uno ya no sabe si es que son así de necios o se lo montan así.

Me estoy refiriendo a aquellos que por defender la “libertad de culto” han impuesto en la educación española, a golpe de decretos y cacicadas, que las clases de religión computen en las Escuelas Públicas. No les vale la civilizada idea europea de dejar la educación religiosa para el ámbito familiar y eclesial, sino que su mal oculto afán es ir imponiendo la religión (católica, por supuesto) a los que asisten a la educación reglada y obligatoria de las que el Estado dispone. Esta cacicada tenía y sigue teniendo dos lados oscuros.

El primer lado, muy oscuro, contribuye a que la religión dominante se vaya imponiendo por la vía de los hechos haciendo que la secta cristiana de los católicos pase por ser como si fuese la religión del Estado, aunque constitucionalmente no pueda ni deba ser así. El otro lado, más oscuro si cabe, es que al legislarse tamaña barbaridad no se cierra la puerta taxativamente a otras confesiones (muy a gusto lo hubiesen hecho de haber podido) porque habría sido excesivamente evidente la inconstitucionalidad de la disposición y dejado al descubierto la xenofobia y mala fe del legislador. Por ello hoy nos encontramos con que en ese pueblo llamado Altura se quiera establecer, y sea legal, la enseñanza del Islam para un censo escolar del 22% de musulmanes, con una parte del pueblo que arde en xenofobia y un alcalde que nos dice que esto es «algo positivo que ayuda a la integración-inclusión y que muestra la diversidad y pluralidad de nuestra sociedad».

El alcalde, ignoro si habla sinceramente o con sorna, añade: «Si se ha de cumplir la ley, todos los alumnos tienen derecho a decidir». No cabe duda de que legalmente tiene razón, pero están (no él, sino la Ley) protegiendo una barbaridad tremenda que los legisladores habían convertido en “normalidad” con el claro ánimo de privilegiar a una secta sobre las demás.

Sinceramente me pregunto: ¿Los intolerantes integristas católicos, no los cristianos, los integristas católicos, están tan mal en este país? ¿Tan a disgusto? ¿No tienen varios miles de Iglesias y Catedrales donde reunirse y, sentir que comparten su fe? ¿No celebran por las calles de nuestras ciudades a cada dos por tres sus procesiones y ritos litúrgicos? ¿No se llevan año tras año un suculento tremendo bocado del erario público para sus cosas? ¿No tienen cientos o miles de escuelas propias para educar a sus hijos en la fe que ellos profesan?

Es para preguntarse: ¿De dónde procede tanta ira?

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 27 Julio 2018 11:39

El Primo

Print Friendly, PDF & Email

Titular de la sección de Opinión de El País del domingo 22: El PP se rearma. Los conservadores giran a la derecha para recuperar el electorado. Esta idea ha predominado estos días de primarias en muchas entrevistas, sopesada por los tertulianos televisivos incluyendo al propio Casado. En estos días hemos podido comprobar cómo la prensa, en general, acepta esta premisa. Si esto es así hay que preguntarse quienes son los que han arrebatado a los descendientes de Fraga ese electorado y porqué. Desde luego no se está hablando de esos trasnochados de Vox que no se comen ni se van a comer un torrao, abandonados como están del IBEX 35.

No terminan de ser muy explícitos pero no cabe duda de que están hablando de ese partido “de centro” llamado Ciudadanos, ese que en Cataluña ha sido el partido más votado dejando al PP en la cuneta y que en el resto de España les están robando la silla. ¿Así que ahora resulta que ese presunto partido “de centro” creado por Ribera es la temida ultraderecha del PP? Cosas veredes, amigo Sancho, que no crederes.

Lo que siempre ha estado bastante claro para aquellos que seguimos y disfrutamos la política con delectación, como un vicio lúdico, con el debido sentido terapéutico del humor, es que el partido de cuya creación se encargó Ribera se inspiró realmente en las ideas y estilo personal de su primo. No me digan que no saben de quién hablo.. ¡si! ¡ese!… del Primo de Ribera.

Pueden conseguir, en Internet está todo, los discursos del Primo cuando fue diputado en las Cortes de La II República allá en los años treinta, los temas que tocaba, cómo lo hacía, la imagen que proyectaba. Salvando la distancia en el tiempo y las circunstancias históricas, el paralelismo es total. Se ve que los discursos patrioteros son los mismos, que tratan de encubrir o disimular su xenofobia con su “defensa” de los valores patrios, esos de los que nadie sabe muy bien de qué van ni de qué se habla, pero que hay que defender hasta la muerte si es preciso. (locos no están; cuando hablan de la muerte en estos términos siempre se refieren a los que habría que matar)

La verdad es que al PP se le están poniendo las cosas difíciles; presionados a su derecha por la ultraderecha de Ribera y a su izquierda por el avance de la “derecha civilizada” de Pedro Sánchez, es muy probable que el futuro inmediato de esta formación, si nadie lo remedia, sea entrar en caída libre si no obtienen, cosa bastante dudosa, buenos resultados en las próximas elecciones.

Aún es pronto para hablar de ello. Habrá que esperar.

Print Friendly, PDF & Email
Jueves, 19 Julio 2018 18:22

Migrar

Print Friendly, PDF & Email

Hay personas que reaccionan negativamente ante la afluencia de emigrantes. Sus razones: nos quitan el trabajo, crean problemas… los hay que, puestos a exagerar, dicen que roban y violan. Desde que el mundo es mundo, este tema siempre ha sido muy polémico. Yo creo que este asunto hay que verlo desde la generosidad humanitaria por un lado y por otro el de la racionalidad.

La verdad es que este país no es que pueda recibir emigrantes: es que necesita urgentemente que vengan, no solo a trabajar sino también a crear familias, ya que demográficamente vamos para atrás. Sin ir más lejos, según datos del INE en esta última década se han marchado del país un cuarto de millón de jóvenes. La población valenciana ha disminuido (a pesar de recibir según algunos “tantas oleadas de emigrantes) en más de 70.000 habitantes y de ellos más de 28.000 son jóvenes de edades que oscilan entre 20 y 39 años, muchos de ellos con estudios universitarios. Se han tenido que marchar porque aquí no hay puestos de camareros para todos. Esta es la realidad de un país con problemas que tienen muy poco que ver con los extranjeros que llegan y sí mucho con los jóvenes que se van. Y no es que estemos volviendo a la época en que los españolitos menos preparados nos teníamos que ir a Suiza, Francia o a Alemania a quitarnos el hambre… ¡ojalá! lo de ahora es infinitamente peor y más grave: hoy se nos están yendo los jóvenes más preparados, los que más han destacado en su formación y estudios, los que hasta hace poco eran la gran esperanza del futuro, no solo de sus familias sino también del país.

Los que decidieron cargarse las industrias, la innovación y el desarrollo, los que nunca apoyaron la investigación científica ni tecnológica, los mismos del “España es diferente” (en algo tenían razón) han ido tomando sus medidas para conseguir que hoy podamos sufrir cifras tan tristes como negativas. Hubo un momento en que había que tomar decisiones políticas… y las tomaron: en la época Rajoy se dejó de ir invirtiendo en educación, en investigación y desarrollo, hasta tal punto que mientras la variación del gasto medio europeo del % del PIB en investigación entre los años 2009 y 2016 fueron aumentándolo paulatinamente hasta el 17,5 (Alemania por delante con el 35%) en el mismo periodo el ya entonces exiguo porcentaje del PIB de España para estos menesteres ha ido bajando vertiginosamente hasta un ¡¡ -12,6 !! NEGATIVO. Detrás de esto, no cabe la menor duda, existe una gran tradición propia de la burguesía española ¡Que inventen ellos!

Para morirse de vergüenza. La cosa se comenta sola, ¿verdad?

Print Friendly, PDF & Email
Jueves, 12 Julio 2018 16:57

Amor vacui

Print Friendly, PDF & Email

Parece cierto que existe, sino en todos, en la mayoría de los humanos un temor innato, miedo, una especie de horror metafísico o atávico al vacío. Hay mucho escrito en la historia del arte sobre ello, sobre todo en la pintura, pero también en la ciencia  y en casi todas las disciplinas del pensamiento, la filosofía, la psicología… en oriente, en el taoísmo y en el budismo, se dice que el vacío es la realidad profunda de las cosas, que buscar el vacío en la realidad aparente es buscar su verdadera esencia.

Este horror vacui afecta a la humanidad desde tiempos inmemoriales, pero es cosa que no nos preocupa a los porteños, nosotros venimos del siglo XX y aquí las cosas son distintas: desde que se creó este pueblo se dio y se sigue dando la batalla contra ese denostado miedo al vacío; prueba de ello es comprobar cómo, día tras día, mes a mes, los camiones de la SAG se llevan los contenedores del plástico y los del cartón vacíos gracias al ingenioso truco de inhabilitarlos “llenándolos” de recipientes vacíos.

No importa que la SAG insista volviéndolos a traer, nosotros, en nuestra esforzada lucha contra el horror vacui en muy pocas horas los volvemos a inhabilitar metiendo unas cuantas garrafas de diez litros sin chafar en unos y, en los otros varias cajas de cartón sin plegar, y así, una vez llenos de vacío, se los vuelven a llevar.

A los de la SAG les da igual, ellos viven de eso, de llevar y traer, pero así los porteños nos reafirmamos en nuestra original idiosincrasia, porque tontos no somos, el servicio lo pagamos y la cosa nos perjudica el bolsillo, pero ahí precisamente se evidencia la fuerte personalidad de un pueblo que se ha forjado a sí mismo: no nos da la gana de pegarle un pisotón a una garrafa o a una caja, por ahí no pasamos.

A diferencia del personaje de Xavi Castillo que encarna al rico valenciano de pueblo (“Aixó ho pague jó”) aquí nos enorgullecemos de nuestra humilde condición y construimos nuestra propia identidad colectiva, pero en castellano: “Esto lo pagamos entre todos”. Y tan frescos. Dicho así parece una estupidez, pero en realidad es un rasgo distintivo propio de la personalidad porteña, como gastarse el dinero en pólvora…

¡Ojo! No somos incívicos, no metemos plástico en el papel ni papel con el plástico, eso no estaría bien. De lo que se trata es de dar nuestro “toque” original, demostrar nuestro “amor vacui”. Así lo que de otra forma no sería más que vulgar reciclaje se convierte, además, en una nueva y original forma de crear más empleo en la SAG.   

Print Friendly, PDF & Email
Jueves, 05 Julio 2018 19:22

Talibanadas

Print Friendly, PDF & Email

Nos horroriza que los Talibanes o el ISIS derriben estatuas milenarias o destruyan las ruinas de Pompeya consideradas, creo que con toda razón, Patrimonio de la Humanidad. Sin embargo aceptamos perfectamente que nuestros propios censores e inquisidores nos digan lo que se puede hacer o decir, lo que es o no es arte.

Por eso creo que no solo a los intolerantes de siempre, sino también a los “progresistas de salón”, no les incomodan demasiado ciertas censuras o cacicadas. Es el caso de Compromís y PSOE de Sagunto que acaban de alinearse, con la derecha más recalcitrante, esta vez en el tema del mural del Mercado de Sagunto. El tema es más grave, o ridículo, cuando el artista que lo ha realizado estaba contratado por el Ayuntamiento. Existe una elemental norma ética y artística que consiste en que si lo que un artista hace no me gusta no lo compro o no lo contrato, pero si no es así, una vez realizada la obra se debe respetar SIEMPRE porque debe primar la idea creativa y la capacidad artística del autor.

Cada cual tiene sus gustos, pero nadie debe ni puede destruir una obra de arte porque no le guste. Imagínense que a un futuro alcalde de Sagunto se le ocurriese demoler la Casa dels Peixos porque no le gustase. Sería una talibanada ¿Verdad?

Yo no sé, ni me importan, las razones éticas o estéticas que haya podido tener el muralista para realizar este trabajo, no podría opinar sobre ello aunque quisiera porque no lo he podido ver puesto que un energúmeno lo ha emborronado y no se sabe de qué iba. Pero sí tengo claro el triste y cobarde papel del equipo de Gobierno del Ayuntamiento por no tener el valor de defender ni siquiera las consecuencias derivadas de sus propias decisiones a la vez de ponerse del lado del gamberro que se ha cargado una parte del mural.

La vergonzosa actitud del Ayto, proporcionando carnaza a aquellos que en aras del “orden establecido” o de aquellos que aplauden que a unos titiriteros los enchiqueren porque no les gusta su trabajo o que a los protagonistas de una pelea de bar les caigan 13 años de prisión, debiera avergonzarnos a todos los saguntinos porque parece que estamos entrando en una deriva inquisitorial en la que cada día caemos más y más bajos. 

Leo que el autor del mural, un artista llamado Elias Taño que actualmente trabaja en Italia, tacha de “cobardía increíble” la abstención de Compromís y PSOE en este tema. De los que votaron para que se borrase el mural no he leído comentarios del artista. Seguramente piensa lo que yo: de esta gente ¿qué se puede esperar? 

Print Friendly, PDF & Email
Jueves, 28 Junio 2018 18:31

¡Anda la Virgen!

Print Friendly, PDF & Email

En 2014 el Ministro del Interior, el Sr. Fernández Díaz, el de la Ley Mordaza, concedía la Medalla de Oro del Mérito Policial, una medida claramente anticonstitucional, a una Virgen malagueña conocida allí como Nuestra Señora María Santísima del Amor.

La asociación Europa Laica, ante la negativa del Ministerio a retirar esta absurda distinción, puso una denuncia de la que ya conocemos el resultado. Como en este país lo Judicial tiene muy poco que ver con la Justicia, los denunciantes no solo han perdido el tiempo y el “juicio” sino que, además ¡¡¡han sido condenados a 4000 euros… por las costas!!!

Los “Tribunales de Justicia”, esos que dejan suelta a “La Manada” o que se tapan los ojos para no ver las firmas de la Infanta Cristina en los fraudes de su marido, en esta original sentencia no observa “ningún indicio de irracionalidad” en la concesión de la medalla a la Virgen, pues sabido es que trabaja codo con codo con la policía y que, seguramente por ello, añado, debe ser por lo que obtienen esos buenos resultados que tan contentos nos tienen.

El Ministro, el Tribunal Supremo y el Orden Establecido en 1939, debido a su legendaria lejanía absoluta al pueblo español y a su real sentir y vivir, al parecer siguen creyendo que a los ciudadanos no nos importan demasiado estas demostraciones de modos feudales en su ejercicio del Poder. Ni siquiera son aún capaces de percibir que, si todo el Parlamento, sin distinción de ideologías ni intereses partidistas, se ha puesto UNÁNIMAMENTE de acuerdo en que lo prioritario era echar al PP, a la corrupción, del Gobierno es porque la sensación de asfixia era total. Sabido es que Pedro Sánchez tiene muy poco apoyo detrás, pero todo el mundo estamos de momento contentos con él aunque solo sea porque su presencia en Moncloa garantiza, al menos de momento, un poco de aire fresco a un país que estaba sumido en la nausea.

Volviendo a la Virgen del Amor y presintiendo que la tal Virgen no tenga tanto idem como para pagar los 4000 euros de las costas del pleito a sus descarriados hijos de Europa Laica, ni que tampoco Pedro Sánchez vaya a hacer mucho por ellos, no estaría mal que les echásemos una mano enviando una aportación para que estos luchadores por la democracia no se sientan tan solos y puedan continuar con su inestimable labor. Colabora enviando una pequeña transferencia, lo que puedas, lo que sea, a la siguiente cuenta bancaria: ES75 0049 0001 5323 1188 4778.

Ni Dios ni nadie te lo va a gradecer pero puedes estar segur@ de que estarás haciendo mucho más que esa Virgen por la Humanidad.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 22 Junio 2018 16:37

Algas y caracoles

Print Friendly, PDF & Email

Seguramente todos nos habremos hecho alguna vez preguntas de este tipo: ¿Es posible crecer infinitamente en un planeta finito? ¿Es sostenible producir y consumir de forma indiscriminada? Preguntas a las que añadiría otra: ¿Conocen el teorema del alga y el caracol? ¿No? Les cuento.

Un día, por alguna causa, una pequeña alga vino a implantarse en un gran estanque. Las algas suelen crecer anualmente geométricamente a razón 2. Esto no preocupa a nadie, anualmente el alga solo se duplica. Al cabo de 24 años solamente el 3% de la superficie del lago estará ocupada por las algas. No parece que haya muchos motivos para alarmas. ¿O sí? 5 años más tarde la mitad de la superficie del lago estará cubierta y solamente nos quedará un año para evitar (si se sabe o se puede reaccionar) la muerte del lago por asfixia de la vida subacuática. Al final bastará solo ese último año para la muerte absoluta del ecosistema lacustre.

Por otro lado, el caracol construye su concha sumando una a una las espiras, espiras cada vez más grandes. Luego, cuando su instinto le indica que la concha podrá cumplir sus funciones protectoras, empieza un proceso decreciente de sus espiras, igualmente de una en una, pero cada vez más pequeñas para evitar que su peso le impida desplazarse. El caracol “sabe” que, en el proceso creciente, una espira de más haría que la concha adquiriese un tamaño y un peso 16 veces mayor, lo que entorpecería y lastraría su desplazamiento no contribuyendo en absoluto a su bienestar ni a sus perspectivas de supervivencia.

Este divorcio del caracol respecto a la razón geométrica nos muestra el camino para pensar en una “sociedad de decrecimiento”, un decrecimiento sensato, en la medida de lo posible sereno y amable.

Con una tasa de un 3% de crecimiento del PIB (no hablemos del 10% de China) multiplicamos el PIB por 20 en un siglo. La paradoja es que si el crecimiento generara bienestar hoy en día YA deberíamos vivir en un auténtico paraíso. Pero, por el contrario, vemos que lo que nos amenaza en un futuro próximo es un infierno. Si somos coherentes y realistas tendremos que reconocer que varios cientos de millones de humanos YA están viviendo este infierno, algunos desde hace mucho tiempo, y lo peor es que este sacrificado número crece año tras año.

Es bastante evidente que YA estamos llegando a ese momento en que el alga está colonizando la mitad de nuestro estanque. En estas condiciones es urgente recuperar la inteligencia del caracol, que nos enseña y ejemplifica estrategias de desarrollo negativo.

Será vital para nuestra supervivencia cambiar nuestra innata mirada de cazador por la de jardinero.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 15 Junio 2018 13:46

Semana Laica

Print Friendly, PDF & Email

Hoy viernes, cuando este periódico salga, se habrá inaugurado en el Centro Cívico una Exposición de carteles acerca del laicismo. Esta exposición, que durará hasta el siguiente viernes, formará parte de los actos que la asociación Morvedre Laica tiene programados para informar y difundir acerca de los porqués del laicismo.

Está previsto que el lunes 18 se proyecte, en colaboración con la A. C. Nautilus, una película india en el Centro Cívico acerca del tema “Mujeres y Religión”. El martes 19, también en el C. Cívico a las 19 horas podremos disfrutar de “Laicismo y Educación”, conferencia impartida por Rodríguez Castro, profesor de filosofía y responsable de Educación en la Asociación Europa Laica. Los actos se cerrarán el viernes 21 en “La Forja” a las 19:30 con una charla- coloquio sobre “Feminismo Republicano y Laicismo” que será impartida por la profesora de historia de la Universidad de Valencia Llum Sanfeliu.

Los partidarios de que la laicidad brille en todas las instituciones democráticas y que se retiren todos los símbolos religiosos de edificios y actos públicos, respetando así los sentimientos y sensibilidades de todo el mundo, debemos estar especialmente satisfechos: en marzo se cumplieron dos años de que nuestro Ayuntamiento, por mayoría amplia en el pleno, se adhirió a la Red de Ayuntamientos Laicos de España.

Personalmente espero, o quiero creer, que estas jornadas puedan servir como una excelente plataforma para que nuestro pueblo pueda conocer mejor las razones y aspiraciones de los Laicistas como activistas del necesario cambio de relaciones entre lo religioso y lo público, de reflexión y de toma de conciencia de que el respeto por los sentimientos, religiosos o no, se debe expandir a toda la ciudadanía. Para ello es imprescindible, solo como primer paso, que los símbolos religiosos salgan de los edificios e instituciones públicas.Estas jornadas serán, espero, ocasión única e inmejorable para que, durante los actos a celebrar, nuestros representantes municipales puedan aprovechar para informar a los asistentes acerca de las medidas e iniciativas que se han adoptado al respecto, las ideas de futuro pendientes y los porqués de las demoras.

Supongo, no dispongo de información, de que los avances realizados en estos temas, que sin duda los habrá, no se han publicitado adecuadamente y quisiera recordarles a los responsables municipales que las elecciones se acercan y que no solo basta con hacer las cosas bien, sino también hay que saber “venderlas”, que no se dejen llevar por su natural modestia. Espero que estas jornadas sirvan a nuestros munícipes como una excelente ocasión para asistir, apoyar e intervenir como protagonistas de las ideas laicistas. Como representantes y gestores del pueblo son precisamente los más indicados para hacerlo.

Print Friendly, PDF & Email
Página 7 de 22