Miguel Álvarez Lozano

Miguel Álvarez Lozano

Melilla 1941. A los catorce años entró a trabajar como mecánico ajustador en Altos Hornos de Vizcaya, «La Fábrica», y pasó en ella toda su vida laboral hasta su jubilación. Aprendiz de todo y maestro de nada, colabora en este periódico desde el año 2003. Colaborador con algunas ONGs y con otros movimientos populares, cofundador del Cercle de Teatre y the nomeARSE Group. Seguramente un ingenuo, piensa que sus reflexiones puestas aquí negro sobre blanco puedan ser útiles a algunos de sus convecin@s. Con eso tiene bastante.

Viernes, 01 Febrero 2019 13:26

Primaveras

Print Friendly, PDF & Email

Las frases en torno a la primavera siempre resultan muy sugerentes, se la asocia a florecimiento, vida, esplendor, juventud… los poetas utilizan estas ideas para crear bellas composiciones siempre impregnadas de espíritu positivo y optimista. Es una idea muy usada en marketing, lógico, ya que es una idea que vende.

También es utilizada en marketing político por aquellos que trabajan donde se cuecen los argumentarios que una vez llevados a los medios de comunicación se convierten en la verdad revelada, terminando por tomar cuerpo en la conciencia de gran parte de la sociedad.

La palabra primavera fue decisiva para ilusionarnos con los cambios que se estaban produciendo en el Magreb, cuando veíamos a esos pueblos rebelarse y derrocar a sus respectivos gobiernos retrógrados y corruptos. ¡Qué bella e ilusionante se nos antojaba la Primavera árabe!

Nada importa que casi inmediatamente viésemos que los resultados eran altamente negativos, que occidente no hacía nada, absolutamente nada, para ayudar o para impedir las masacres organizadas por los nuevos líderes del pillaje y la confusión. Tampoco importa que poco después se haya venido sabiendo que, todo este lío y la rapiña consiguiente había estado organizada por EEUU con el apoyo explícito y/o el silencio cobarde de Europa.

El resultado fue que todo el Magreb, Egipto, Irak y pronto, seguramente, Siria y Líbano, se convirtieran en el “caramelo” que Occidente pretendía: países caóticos con dirigentes tan corruptos como sus antecesores. Lo que Occidente buscaba ya lo tiene: ninguno de esos países está regido por gente capaz de oponerse en nada a Occidente, ya no son posibles un Mubarak o un Gadafi con el que tener que contar pero, eso sí, hoy viven en el caos, los pobres pasaron directamente de la primavera al invierno (nótese que de invierno a infierno solo cambia una letra)

Cuando los magrebíes más decentes se rebelaron cargados de buenas razones contra sus dirigentes creyeron sentir el calor de Occidente animándoles a realizar su “primavera”. No sabían entonces que, aquí, a los que hacen el primo se les llama primaveras. Tampoco nosotros, las gentes de los pueblos occidentales, fuimos capaces de darnos cuenta de la operación que se desarrollaba ante nuestras narices. Nos engañaron a todos.

Y siguen. Ahora les toca a los pueblos de Sudamérica. Eliminaron a la Kirchner, a Lula, a Correa, a Fernando Lugo en Paraguay y ahora le toca a Maduro (Evo Morales será el siguiente). Diseñan campañas, idean diferentes tipos de golpes de estado y se cargan el ligero espacio de autonomía con respecto a EEUU que estos habían conseguido ¿Cuándo seremos capaces de construir ese muro que mantenga a Trump dentro de sus fronteras y no permita a los yanquis seguir dando “lecciones” de democracia al mundo?

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 25 Enero 2019 10:23

Negras aguas

Print Friendly, PDF & Email

El pasado mes de marzo titulé “Aguas sucias” el que fue, cronológicamente, el último de los varios artículos que tengo dedicados al tema de la privatización del agua potable, tema en mi opinión, sumamente importante. Hoy queda claro que de sucias han pasado a ser muy negras.

Cuando el Ayto. planteó esta privatización, ya consideré una tremenda frivolidad la actitud con la que la mal llamada izquierda (con la loable excepción de IU) afrontaba este asunto. Por principio la izquierda no puede aceptar la privatización de ningún servicio público, y no existen ni pueden existir excepciones a esta regla: las privatizaciones de los servicios públicos son innegociables. Otra cosa es que, debido a la realidad de este país en el que todos sabemos de dónde venimos (aunque algunos parezcan haberlo olvidado) no se puedan o resulte muy complicado revertir ciertas situaciones que nos han venido ya dadas.

Pero este tema del agua potable de Sagunto no pertenecía a esa categoría. No había problema. El “problema”, descrito dramáticamente por el hoy alcalde de esta ciudad cuando fue Concejal de Urbanismo del inefable Tripartito de Progreso, era que el Ayto. no tenía técnicos preparados para esa “tan complicada cuestión”, y, por tanto no podían ni sabían gestionar ese, al parecer, insoluble tema. Seguro que a más de un técnico municipal debió sentarle esto como una patada en los cataplines.

A partir de ahí y con el apoyo de los “socialistas” el PP lo tuvo claro (así se las ponían a Fernando VII): estaban invitados a presentar una moción para privatizar el agua potable. Y así lo hicieron, con el aplauso y votos del PSOE y el BLOC.

Dejando aparte la historia de los 12 o 24 millones; de la “lógica” subida del recibo del agua más de un 80%; el turbio cambio (escamoteo) de contadores; corruptelas varias; la UDEF... la actual situación posibilita e invita, a un futuro gobierno municipal que se precie, a comenzar a trabajar para revertir la privatización del agua, algo que hasta ahora era casi imposible desde el punto de vista legal. Gracias a la UDEF, gracias a que algún que otro funcionario y organismo del Estado todavía funcionan (veremos por cuánto tiempo) ahora sí se abre realmente la posibilidad de denunciar para revertir el contrato de aguas por fraudulento.

Hoy son los mismos “errores” de los implicados en este chanchullo del agua los que abren la posibilidad legal de romper el contrato con Aguas de Valencia y revertir la situación. Ahora es el turno de los ciudadanos. Tenemos que hacerles llegar esta exigencia a los partidos políticos, ver qué dicen en sus programas electorales y, sobre todo, vigilar que lo cumplan Que cada cual se retrate.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 18 Enero 2019 14:22

Fuego purificador

Print Friendly, PDF & Email

Mañana sábado en la Plaza de la Independencia, a partir de las 20:00 horas, volverá a encenderse la Hoguera Reivindicativa de la AAVV La Victoria. Estamos todos invitados a participar en la fiesta y utilizar la hoguera para torrar toda clase de vituallas, aquellas que a cada cual le apetezca y de las que, previamente, se haya traído de casa. Se garantiza a los participantes un sabroso cremaet elaborado a cargo de dos prestigiosos y afamados especialistas en la materia.

A aquellos vecinos que no hayan participado en otras ocasiones en este tipo de fiesta o aquellos que no suelan hacerlo habitualmente, les diría que desaprovechan una magnífica ocasión, no solo porque estas son gastronómicamente interesantes y nutritivas, sino porque, además, resultan una excelente ocasión para socializar con los vecinos, disfrutar con los amigos y conocidos al caloret de una hoguera en una fría noche de invierno.

Yo creo que es, además, una estupenda ocasión para conocer de cerca a los dirigentes vecinales, aquellos que durante el transcurso del año se han venido ocupando de recoger y trasladar los problemas e inquietudes del barrio a las autoridades competentes, defenderlas donde haya sido necesario y demostrar con ello que el barrio tiene ojos y oídos, pero sobre todo tiene voz, algo importantísimo y necesario porque, sabido es que el que calla otorga y el que no llora no mama.

Aprovecho para saludar con afecto a Marisa Esquer, recién nombrada coordinadora de la Federación de Vecinos Local, deseándole éxito y fortuna en su gestión. Marisa tiene tras de sí un largo recorrido en el movimiento vecinal, una trayectoria que avala su futura buena gestión. Pero también quiero hacer un llamamiento a todos los vecinos para pedirles que seamos un poco más participativos y estemos más al tanto de nuestros intereses, no dejando todo el trabajo en manos de los miembros de las directivas vecinales, que seamos conscientes de que las personas que se están moviendo por nosotros no son funcionarios que están para servirnos, sino que son nuestros vecinos, gente como nosotros, personas que asumen tareas y compromisos con el barrio por el bien de todos.

Siempre hay problemas para resolver y generalmente somos los vecinos los primeros en detectarlos, y somos nosotros también los más interesados en que se resuelvan. Por eso es tan importante que en los barrios exista una estructura organizativa representativa, capaz y dispuesta para enfrentar dichos problemas.

Por experiencia personal en estos temas quiero subrayar que es sumamente importante para aquellos que asumen, derrochando generosidad, estas labores a menudo ingratas, sentirse apoyados por los vecinos.

Seamos generosos nosotros también, colaboremos, lo menos que podemos hacer es procurar evitar que se sientan solos.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 11 Enero 2019 19:09

La caza

Print Friendly, PDF & Email

Se abre la veda. Parece que al fin se puede solucionar uno de los temas más importantes y cruciales para este país. Aunque pueda parecer increíble, a niveles muy altos y secretos se está barajando la idea de prohibir la caza en todo el país. Realmente no se sabe muy bien cómo, ni quién, pero se conoce el para qué: quitarle a España uno de sus más preciados valores.

Aunque oficialmente no se haya dicho nada, aunque no se sepa cómo, algunos creen saber que hay gente poderosa detrás de este proyecto, creen saber también que existe una confabulación judeo-masónica para cargarse el país y esto, naturalmente empieza por la caza. ¿Por dónde si no?
Menos mal que siempre tendremos salvadores como Rivera, Casado y demás patriotas: salvarán al país, tantas veces como haga falta, cómo dicen que ya han demostrado en el pasado. Que se cuide la mala gente de llevar al Parlamento ideas de progreso porque los verdaderos españoles les montarán una cruzada como Dios manda y hasta ahí llegará esa historia de prohibir la caza y otras tonterías.

Este es un país muy peculiar y único. Así cómo en los países de ámbito europeo existen partidos de todo tipo, partidos que van desde la extrema izquierda a la extrema derecha, aquí no. Aquí faltan partidos de derechas, no los hay, no existen e incluso puede pensarse que tampoco puedan existir. Ya se desvaneció aquel espejismo de Ciudadanos aparentando intentar ocupar espacios propios de una derecha civilizada, disputándole dicho espacio al indefinido PSOE. Se han visto al descubierto a las primeras de cambio en cuanto visualizaron un sillón a ocupar. Ha bastado que los más montaraces, los pupilos de Esperanza Aguirre, lancen un órdago en Andalucía para que los Riveras y Casados se quiten del todo la careta y se lancen a hablar de la invasión de refugiados, de los toros, de las feministas y sus malas influencias, de la familia, del 155 y los catalanes…. y del peligro de que alguien quiera impedir algo tan sagrado como el derecho a disparar contra todo aquello que se mueva por montes, prados y marjales. Así que ya tenemos tres partidos de ultraderecha disputándose la herencia de Franco dejando abandonado el espacio entre ellos y el PSOE, el que debía corresponder a la derecha civilizada en la que nadie cree, un espacio que al parecer a nadie le apetece ocupar.

Se ha abierto la veda. Se han echado al monte. Hay que cazar a aquellos que pretenden impedir o dificultar el sagrado derecho de todo hijo de vecino a sacar la escopeta. La caza es para ellos sumamente importante, esencial, vital. Muy especialmente la caza de votos.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 28 Diciembre 2018 13:54

Nuevo año

Print Friendly, PDF & Email

Una simple reflexión para el año que comienza: cabe la posibilidad de que no nos toque la lotería. Deberíamos estar preparados para ello.

En el caso de que así sea lo coherente sería pensar seriamente cual debería ser nuestra actitud frente a la certidumbre de no salir de pobres. Es evidente que habría que pensar en hacer algo positivo, serio y transformador de esa realidad que ni nos gusta ni conviene. Escribo esto con la convicción de que a nadie le gusta el Mundo en que vivimos (no me refiero al planeta) Este mundo creo que no le gusta ni siquiera a los que le ha tocado la lotería.

Los humanos, participamos en sociedades que funcionan de una determinada manera y estamos acostumbrados a creer que ese es el único funcionamiento posible y por tanto las cosas deben ser como son.

Pero pienso que no es así. Indicio claro de que el mundo no va por buen camino es comprobar la increíble incapacidad del Sistema político-económico que nos rige para evitar que su propio mal funcionamiento se cargue al Planeta que nos acoge a todos. Así que no nos queda más opción que reflexionar muy seriamente sobre nuestra incapacidad para intervenir y superar ese problema vital o, al menos, corregir el rumbo. No tenemos otra.

Parto de que los seres humanos somos como una especie de lobos solitarios condenados a vivir en manadas debido a nuestra incapacidad de resolver individualmente los problemas de supervivencia frente a la Naturaleza. Creo que esa es la verdadera razón que nos motiva a vivir en sociedad, así que cuando nuestros pensadores y filósofos definen al Hombre como un ser social yo añadiría: Sí, pero a regañadientes, porque no tenemos más remedio.

Pienso que, aunque sea a regañadientes y sin muchas ganas de pringarnos en tareas e historias de las que estamos acostumbrados a pasar, no tenemos más remedio, todos, que “mojarnos” si no queremos que el tsunami de la historia nos arrolle. La realidad de las cosas ha evolucionado: hasta ahora era posible ir de estúpidos por la vida haciendo de avestruces con la cabeza en un agujero. A partir de ahora ya no va a poder seguir siendo igual, tendremos que asumir alguna cosa: asumir pelear para cambiar el Sistema, con cuidado, evitando tomar el rábano por las hojas, lo cual sería muy peligroso, o bien, asumir las gravísimas consecuencias de nuestra inacción o pasotismo.

La segunda opción ya sabemos lo mal que puede resultar, y, la primera es muy incómoda, lo sé. Yo también me siento un lobo solitario, pero me guste o no, sé que si no me junto con la manada estaremos todos perdidos. Es lo que hay

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 21 Diciembre 2018 14:05

La Sociedad Civil

Print Friendly, PDF & Email

Entre las cosas positivas acaecidas y destacables del año que finaliza está el, para mí, irrefutable y positivo dato del crecimiento de la Sociedad Civil en nuestro pueblo.

Desde hace tiempo tenemos consolidadas asociaciones potentes como el Centro Aragonés, La Tenda de Tot el Món, dedicada al comercio justo, el Fertiberia de Balonmano, y otras, todas ellas asociaciones que le han venido dando carácter y prestigio al pueblo y no sería justo omitir aquí, aunque sean de ámbito distinto, a las Asociaciones de Vecinos y a la Associació Ecologista Agró, que llevan lustros también realizando labores indispensables para la vida cultural del pueblo.

Pero hoy me extenderé más, hablando de otras más recientes y quizás menos conocidas, pero no menos importantes y que, sumadas a las anteriores, le están cambiando positivamente la cara a este pueblo.

En este breve repaso lo más destacable, a mi parecer, es la potente consolidación de la Unión Musical Porteña, cada vez más cerca de que se cumpla el sueño de su directiva de convertirla en Conservatorio de Música. Hoy por hoy es ya una estupenda realidad como potente sociedad musical realizando una labor encomiable en cuanto a la educación musical de cientos de niños. Otra sociedad que se ha consolidado también como un potente foco lúdico-cultural es la Asociación Cultural Nautilus con más de cincuenta actos anuales destinados a sus socios pero también abiertos al público. Sus actividades van desde excursiones a presentaciones de libros y artistas locales, conferencias… siempre pasando por su actividad principal: el Cine-club. Otra asociación a mencionar especialmente es Sapiencia que a pesar de tener poco más de un año de existencia está teniendo un éxito total con sus·”Copa con la Ciencia”·y su colaboración local con el evento internacional “Paint of Science”, todo ello dentro de una excelente y cuidada labor de divulgación científica. Las tres asociaciones mencionadas tienen sobre todo, además de una excelente acogida de público, unos equipos directivos dinámicos que garantizan no solo su consolidación y continuidad sino también su crecimiento.

Pero hay más. También han nacido grupos culturales muy interesantes como Acero y Vida, Ciudad prohibida y también Cultura Vincit Omnia que tocan desde diferentes perspectivas el mundo de la cultura. Así mismo empieza a funcionar y supongo que va a dar mucho que hablar Morvedre Laica, asociación que defiende que las religiones salgan de las instituciones públicas. Mención aparte merece Morvedre Acull y su meritoria labor de ayuda y apoyo a emigrantes.

Todo ello me hace sentir que, a pesar de los tiempos confusos y turbios que nos toca vivir, en este pueblo tenemos la suerte de que, al menos en el espacio de la cultura y el ocio, somos un pueblo afortunado.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 14 Diciembre 2018 18:55

Amigo Invisible

Print Friendly, PDF & Email

Hace años que en este país incorporamos una vieja costumbre venezolana (¡¡están de moda!!) de principios del siglo XX, lo que ellos llaman “el Compadre de papelito”. Aquí se ha dado en llamar “el amigo invisible”. Se trata de un juego simpático, intrascendente en apariencia, pero que entre otras cosas, sirve para estimular el consumismo: si no terminas de conocer a la persona objeto de tu regalo ni sabes qué necesita o puede gustarle, estás condenado a regalar alguna banalidad. Es un juego “perfecto” para una sociedad de consumo o del despilfarro.

Vamos a gastar en las próximas fiestas muchos millones en regalos; muchos serán absurdos o banales, es muy difícil salirse de esta espiral consumista. Pero siempre hay cosas que se pueden hacer, por ejemplo ser conscientes de que podemos resistir a la banalización del regalo porque, al menos, hay dos caminos. El mejor: no entrar en el juego. Pero si no lo podemos evitar habrá que pensar y discurrir algo original, útil y alternativo.

Un buen ejemplo de esto sería, a mi juicio, reflexionar sobre un referente deportivo local como es el Fertiberia de balonmano. El equipo está luchando por volver a la máxima categoría y tiene muchas posibilidades de lograrlo, pero a su vez su situación económica es muy precaria, porque mantener la categoría cuesta dinero, mucho dinero, tanto que la ilusión por ascender queda empañada por el miedo al gasto económico que supondrá mantenerse.

Sus responsables están haciendo esfuerzos ímprobos para lograrlo, son gentes comprometidas con una tarea que aparenta ser imposible pero que sin embargo llevan muchos años logrando ese “milagro”, aunque siempre por los pelos, debido a la escasez monetaria.

Un buen regalo para el amigo invisible sería entrar en la página Web del Fertiberia y comprar un abono para hacer socio a tu amigo, o para ti, para lo que queda de temporada, gastarse 70 euros, o 50 si se trata de un pensionista. Resultado: a tu amigo le gustará (aunque normalmente no lo hubiera hecho por sí mismo) disfrutar del estupendo ambiente que se respira en el OVNI cuando nuestro equipo juega, y, al Club se le dará un poco más de oxígeno para llevar su proyecto adelante.

Otra idea diferente y creativa es pasarse por la Tenda de Tot el Món, en el Pasaje Moliner, y comprar una tarjeta-regalo. Las hay de diversos precios y no hay presión para gastarlas, por lo cual a quien las posee le resulta muy fácil utilizarla y siempre sabrá que la usa en productos ecológicos, bio, sanos y, sobre todo, solidarios, poniendo su granito de arena para paliar los problemas del Tercer Mundo.

Si se le da al caletre, lo que son ideas… haylas.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 07 Diciembre 2018 13:46

Candidaturas

Print Friendly, PDF & Email

Los resultados de las elecciones andaluzas han puesto en evidencia la baja calidad democrática del país y la degeneración de valores impulsada por la corrupción de los dos partidos tradicionales y la falta de alternativas viables y creíbles de los otros dos partidos en liza. 

Me escandaliza el comportamiento de todos los partidos políticos en cosas propias de su orden interno, como las confecciones de sus listas electorales, cómo los “aparatos” de los partidos eliminan su propia democracia interna…

No creo que todos los políticos sean iguales ni que haya que despreciar la política. No. Creo que la política es algo muy digno y necesaria y que todo es política. Además, la política si no la haces, te la hacen. Y es precisamente por ello por lo que escribo indignado.

Siento vergüenza ajena comprobando, por ejemplo, como los programas electorales no sirven para nada, que ya nadie se los lee y mucho menos se los creen, que en algunos casos se trata de un “recorta y pega” de otros programas. Aún más vergüenza me da el comportamiento de personas que van en candidaturas y al no salir electos “desaparecen”, algunos para siempre y otros para “reaparecer” años más tarde en otra candidatura (que incluso puede ser de otro partido) a ver si esta vez hay más suerte y me coloco.

Entiendo que alguien acepte ir del octavo hacia atrás en unas municipales aquí en Sagunto, para relleno en una candidatura, pero los que van entre los seis primeros en muchos casos van para salir: es infumable que si no salen desaparezcan de la escena política, que no colaboren, ni participen, ni controlen, ni vigilen, los trabajos que sus compañeros electos han de realizar.

Lo “normal” viene siendo lo contrario. Estos desaparecen y los electos piensan que ellos son “el Partido”, que pueden hacer lo que les dé la gana y, lo aún peor: que no tienen que dar cuentas ni explicaciones a nadie.

En esas circunstancias es difícil caer ya más bajo (aunque algunos lo logran: corrompiéndose) o no caer en la desidia y dejadez, adocenarse, dejarse domar por el Sistema y/o convertirse en un profesional de la política de aquellos que harán lo que sea por preservar su pan de cada día.

Los partidos de izquierda deberían corregir estos fallos tan esenciales para unas buenas prácticas, sistematizando y democratizando su funcionamiento, dando mayor participación a sus bases, especialmente a aquellos que realmente son sus afiliados más activos y combativos y, también, por respeto a sus votantes. Todo lo que no sea luz, taquígrafos, participación, vías de llegadas y salidas de ideas, proyectos e intercambios de opiniones, estará condenado al fracaso o lo que es aún peor: a corromperse.   

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 30 Noviembre 2018 14:52

Solo un minuto

Print Friendly, PDF & Email

A todos nos gusta y satisface vivir en lugares que no solo sean higiénicos, sino que además sean limpios y bellos y es con nuestros impuestos con lo que se realizan las principales labores para que nuestro municipio sea un lugar sano y habitable.

Afortunadamente habitamos un pueblo donde estas exigencias se cumplen con más o menos eficacia y acierto. Se puede decir sin temor a equivocarse que los servicios municipales, en estos aspectos, funcionan bastante bien, aunque haya aspectos puntuales que puedan o deban ser mejorados. Pero…sabido es que no es más limpio el que más limpia sino el que menos ensucia… y los que ensuciamos somos nosotros, los ciudadanos. Llama la atención comprobar cómo al poco de haber pasado los barrenderos por una calle esta vuelve a estar poblada de papeles, plásticos, botellines de todo tipo, colillas, alguna bolsa de basura depositada en una acera, alguna caca de perro…

Todos deberíamos sentirnos un poco responsables de esto y darnos cuenta del dinero que nos cuesta además de las malas sensaciones que produce. Creo que muy pocos podrían tirar la primera piedra por estar libres de culpa. Me parece que a todos nos gustaría que la limpieza y el orden que solemos tener en nuestras propias viviendas se prolongasen debidamente a nuestro patio, nuestra acera, nuestras calles, nuestras plazas, nuestro pueblo.

Si reflexionásemos un poco sobre el tema tendríamos que aceptar al menos dos cosas: la primera es que somos gente muy mal educada, que en este país no ha funcionado nunca la Educación para la Ciudadanía, y, segunda, que todo cambiaría si a nivel personal cada cual decidiese corregir algunas malas costumbres heredadas o adquiridas a través de los años.

Si decidiésemos dedicar nuestra atención a la limpieza viaria un solo minuto al día, el aspecto del pueblo se revertiría inmediatamente. Si cada cual guarda, durante un minuto, el envoltorio, el botellín, el chicle, la colilla, hasta llegar a un contenedor o papelera (el pueblo está lleno de ellos) habrá cumplido cómodamente con su aportación al bienestar general. Solo un minuto.

Si a los esfuerzos de los equipos municipales de limpieza le sumamos las varias decenas de miles de minutos diarios que podemos aportar los ciudadanos no hay duda que el efecto se vería de inmediato y afectaría no solo a la higiene y salud física sino también a nuestra salud mental porque, sabido es, que muchas de las basuras que van a parar a las calles reflejan en parte las depresiones y frustraciones personales de una parte de la población y también está comprobado que un pueblo limpio y aseado se transforma en un lugar más agradable y habitable, con más calidad de vida.

Print Friendly, PDF & Email
Viernes, 23 Noviembre 2018 14:00

Gaza

Print Friendly, PDF & Email

Vivimos en un mundo en el que un tal Trump nos dice lo que tenemos que hacer, lo que tenemos que pagar para que su OTAN (en la que, recuérdese, según el PSOE España no está en el aparato militar) (¿tiene otro?) pueda comprar más armamento militar de fabricación yanqui. Para él es muy importante que la OTAN se rearme constantemente con las armas que vende… él. La OTAN tiene encomendada, entre otras, la sagrada misión de intimidar a los países árabes de Oriente Medio, ese lugar donde, casualmente, hay tanto petróleo y donde los norteamericanos apoyan interesadamente a un país sionista, Israel y a otro musulmán integrista, Arabia Saudí, ambos guardianes de los intereses norteamericanos.

Para que todo este montaje geopolítico se sostenga es preciso que el Estado de Israel consolide cada vez más su área de influencia, de ahí que Trump haya mandado ubicar su embajada en Jerusalén. La respuesta estaba cantada: los palestinos, agónicos, famélicos y desarmados, indignados, no pueden hacer otra cosa que protestar a pesar de su cada vez mayor debilidad y sometimiento a la superioridad militar israelí. Los sionistas, cada día más conscientes de su fuerza, cada vez más conscientes de la impunidad internacional que les otorga el apoyo yanqui y la cobardía y cinismo europeo, toman todas las represalias que les apetecen contra el desarmado pueblo palestino sin que ni siquiera la prensa internacional se atreva, no a criticar, sino siquiera dar noticias de las atrocidades que cometen, la mayoría crímenes de lesa humanidad. Y así llegamos de nuevo a los recientes bombardeos sobre Gaza, los más grandes desde la operación militar de 2014. No hay argumento mejor para convencer a los palestinos de que renuncien a su parte de Jerusalén que pillarlos en un bombardeo rápido y limpio rezando en sus mezquitas, estudiando en la universidad o jugando en un parque público. En los últimos tiempos llevan un montón de civiles, entre ellos cientos de niños, asesinados en sus “operaciones militares”. Para Israel los palestinos buenos son los palestinos muertos.

Y todavía hay algunos paisanos nuestros que se quejan de que los refugiados nos están invadiendo. No quieren saber que la tercera parte de los refugiados de todo el mundo son palestinos y que están concentrados en Líbano, Jordania y ¡Siria! Cinco millones en total. No quieren darse por enterados de que el “Trío de las Azores” decidió convertir todo Oriente Medio en un polvorín y pegarle fuego; que la marea de emigrantes y refugiados es el fruto de ello, que las consecuencias las estamos pagando entre todos y mientras… Trump nos pasa la factura de la OTAN por los “servicios prestados”.

Print Friendly, PDF & Email
Página 5 de 22