Miguel Álvarez Lozano

Miguel Álvarez Lozano

Melilla 1941. A los catorce años entró a trabajar como mecánico ajustador en Altos Hornos de Vizcaya, «La Fábrica», y pasó en ella toda su vida laboral hasta su jubilación. Aprendiz de todo y maestro de nada, colabora en este periódico desde el año 2003. Colaborador con algunas ONGs y con otros movimientos populares, cofundador del Cercle de Teatre y the nomeARSE Group. Seguramente un ingenuo, piensa que sus reflexiones puestas aquí negro sobre blanco puedan ser útiles a algunos de sus convecin@s. Con eso tiene bastante.

Viernes, 18 Septiembre 2020 19:07

Watergates

Algo gordísimo tiene que pasar en este país para que algún magnate, algún alto funcionario pueda ir a la cárcel o, siquiera, pueda ser destituido de su cargo.

Vemos en el cine de Hollywood como en EEUU, si se puede demostrar culpabilidad, cosa difícil tratándose de gente poderosa, la ley actúa y esa persona paga, por sus acciones o simplemente por mentir. Todos conocemos las historias de Al Capone, Nixon, Clinton…

Vemos en el cine italiano la dura lucha contra la mafia y los sinsabores que aquejan a aquellos que la lideran. Pero allí, de vez en cuando, cantan alguna victoria… Bettino Craxi el líder del Partido Socialista que tuvo que salir por piernas, el banquero vaticano Calvi que se ahorcó… o lo ahorcaron, etc.

Los españoles conocemos esas cosas por el cine, porque aquí nunca pasa nada. Decenas de años hablando de Billy el Niño y este se murió, los ingenuos dicen que de viejo, pero yo diría que de risa, y lo hizo semanas después de haber sido homenajeado en una comisaría de Madrid y cuatro condecoraciones con sus sobresueldos correspondientes.

Este es un país en el que sus altos dirigentes se dan por ofendidos si una jueza argentina llama a declarar a Martín Villa por la masacre de Vitoria, mientras al juez que se atrevió a procesar a Pinochet lo han echado de la judicatura… bueno, tampoco es exactamente así, es que, además, tuvo el atrevimiento de querer tomar en sus manos el caso Gürtel. Hasta ahí podíamos llegar.

Pero tampoco hay porque dramatizar, las cosas son así. Todos sabemos que el sistema judicial y policial es el que dejó Franco atado y bien atado, con algunos ligeros maquillajes, por tanto, es lo que hay.

Otra cosa es el sistema político: ahí sí que ha cambiado la cosa. Ahora tenemos una democracia, no orgánica como antes: esta es de las buenas. Un sistema donde existe un parlamento en el que (hablando de corrupción) si alguien a nivel particular, o un partido, o un gobierno hace una fechoría, le toca dar la cara en una sesión especial donde es acosado a preguntas por los representantes electos del pueblo, para que él, o los, interfectos acusados, se descojonen de risa y exijan que hay que respetar el principio de inocencia y que, mientras su caso esté en los tribunales… perdón, en SUS tribunales, no contestarán a ninguna cosa que no les gusten o les puedan poner triste.

En cualquier país, me atrevería a decir que incluso en alguna que otra república bananera, el PP del caso Gurtel hace años que estaría ilegalizado, pero si se le añade la trama mafiosa del caso Kitchen toda su cúpula estaría ya en la cárcel.

Viernes, 11 Septiembre 2020 19:07

Problema técnico

Hoy, contemplando desde la playa el Horno Alto, me pregunto ¿por qué no va el ascensor? Como no conozco la respuesta, hago la pregunta a personas que supongo deberían saber el por qué. No consigo una respuesta clara, unos dicen que es el Ayto el que gestiona ese tema, otros me dicen que lo que pasa es que la autorización para que el ascensor funcione depende del Ayto. ¿A la pregunta de quién tiene que autorizar que ese ascensor pueda ponerse en marcha me contestan que es el propio Ayto.? No entiendo nada.

Trabajé como mecánico casi un año en ese Horno Alto que, hoy, se ha convertido en una de las más claras señas de identidad de este pueblo. Como porteño me duele que, estando parado desde el último cuarto del siglo pasado ¡¡treinta y cinco años!! aún no se pueda visitar. Cuesta creerlo. Ya sé que peco de ser un poco impaciente, pero no me gustaría morirme sin verlo. Hace unos años volví a subir, de strangis, y ya entonces, comprobé que estaba bien acondicionado para que su visita no pudiese ser considerada peligrosa, eso ya estaba certificado técnicamente entonces. Dicen, me cuentan, que ahora de lo que se trata es de otro “problema técnico”. Y yo tengo que creérmelo.

No acierto a comprender cómo, hoy, en tiempos en que los coches hablan y algunos de ellos no necesitan ni conductor, los “técnicos” no puedan con un ascensor. ¿El “problema técnico” no será el problema mental que aqueja a este consistorio cada vez que se trata de hacer algo positivo para el Puerto? ¿Tengo que volver a repetir la consabida lista de agravios comparativos entre los que habitan en la zona de la Glorieta y los que vivimos en el extrarradio? Ya saben, la Gerencia, la Casa Noguera, el Museo Industrial, el Pabellón Deportivo, la Nau…

Puede que alguien crea que soy un pesado y, probablemente, en eso acierte, pero lo que no podrá decir es que no tenga sobradas razones para serlo. Lo cierto es que, a este tipo de preguntas, los que lideran la Casa Grande suelen dar la callada por respuesta, incluso alguno se molesta y contesta “indignado”, nunca entrando en razones sino en descalificaciones.

Si yo fuese concejal, en este momento estaría redactando una moción en la que por mayoría se pudiese lograr el compromiso municipal de no aprobar ninguna nueva inversión ni ningún nuevo proyecto hasta que el Horno Alto fuese visitable sin problemas. Lo haría, aunque solo fuese por la curiosidad de ver qué inventaban los de los “problemas técnicos” para impedir que esta moción prosperase, o bien, si esta se aprobase, para burlarla, como hacen con tantas y tantas otras.

Viernes, 04 Septiembre 2020 19:06

Pedro, Pedrito...

Tenías buena pinta en 2015, joven, atractivo, buena labia, oficio, parecías honesto... Se te empezó a ver el plumero después de las elecciones cuando, de la noche a la mañana pactacte con C's doscientos puntos y algunas comas que te sirvieron, junto a la artillería mediática del Sistema, para arrojarle a la cara a Podemos que si este país no tenía un gobierno de “izquierdas” era por su culpa.

Sufriste el acoso y aparente derribo de los tuyos (?) del que supiste salir gracias a una extraordinaria e inteligente maniobra. A través del programa Salvados volviste a ganar una cierta credibilidad, a la vez que te deshacías de grandes enemigos internos, demostrando ser un experto sobreviviente. Años después, (2018) fuiste lo suficientemente listo como para saber aprovechar la invitación de Podemos a una moción de censura que te llevaba al gobierno (que no al poder) con solo 90 diputados, a la vez que escenificabas la penosa comedia de tus ataques de insomnio, con el fin de segarle las piernas a Unidos Podemos. Los tomatazos recibidos en las siguientes elecciones (2020) exterminaron a 5 de tus 90 escasos diputados, fue la medicina que te curaría de ese nocivo insomnio, lo cual no evitaría ser el causante principal de la actual debilidad estructural de la izquierda, la que le impide gobernar a pesar de okupar la Moncloa.

Ahora, tu médico, Iván Redondo, al parecer, te ha recetado otra vez las pastillas Cs, unas pastillas que te están resultando adictivas ya que te producen ciertos íntimos placeres. Tú sabes muy bien, nadie puede dudar de tu inteligencia, que si un gobierno de coalición necesita, como es el caso, apoyos para sacar adelante unos Presupuestos Generales, tiene que pactar, y para ello negociar. Sabes también que los dos partidos, coaligados, deben estudiar y decidir con quién, cómo y cuándo se realizan esos pactos, pero tú, inocente de ti, hablas de pactos con los de C's sin contar con UP.

Eso, que en un principio podría interpretarse como una decisión torpe, o estúpida, no lo es. Tú nunca das una punzada sin hilo. Has conseguido volver a poner a Iglesias frente a la jauría mediática, que le intenta colgar el sambenito de que es tan, ¿talibán? que no alcanza a entender algo tan obvio como que en política hay que negociar y pactar, que eso, en gran parte, es de lo que va la política. Una nueva y sabia puñalada trapera.

Lo malo es que la mayoría de los ciudadanos no se enteran de estas maniobras. Ponen sus teles, cualquiera de ellas, y les “informan” de que Iglesias se niega a pactar con C's. ¡Este Pablo!... con gente como él no se puede hacer nada.

Viernes, 07 Agosto 2020 19:07

Gracias Corina

Avergüenza comprobar que solo algunos analistas de prensa extranjeros, buenos conocedores de nuestro país, escriban sobre la vergonzosa huida del rey emérito poniendo sobre la mesa las verdaderas razones y las causas de esta decisión.

Aquí, salvo algún que otro periódico digital, la prensa, las radios, las televisiones, siempre dentro de los roles asignados por el IVEX35, cada cual a su manera, marean la perdiz, unos para “justificar” y otros para evitar o al menos amortiguar la responsabilidad de la Casa Real en este y otros affaires familiares.

Nuestro Presidente, fiel al juancarlismo de su partido, pone alfombra de seda a la huida del corrupto y hace lo imposible para ponerse de perfil, como si la cosa no fuera con él, además de emplearse a fondo en la defensa a ultranza de la monarquía encarnada ahora en Felipe VI. En realidad no hay contradicción alguna: en los ochenta eran felipistas y ahora… también.

Pero para estar informado no tienes ningún problema: ¿Sabes idiomas? Entras en Internet y buscas periódicos extranjeros: os dirán lo que está pasando aquí.

Lo primero que os asombrará será enteraros de que en las altas esferas, todo el mundo estaba en el ajo. Lo segundo es que aquí nadie ha hecho nada por sacar a flote este escándalo, unos porque pertenecen a la misma ganadería y otros porque el miedo guarda la viña.

Entonces os preguntareis ¿Por qué y a quién le interesaba todo este escándalo? Pensar un poco y rebuscar en la memoria… ¿Ya? ¡Claro que sí! Has acertado. ¡Por Corina! Gracias a ella hay un juez en Suiza investigando y pronto otro en Londres, contra el mismo al que Rajoy le dio el título de Emérito y al que ahora las Cortes han blindado ante la justicia. Espero que la Mano Negra que aquí siempre funciona no llegue hasta Suiza.

Corina, nunca sabremos la verdad, pero más o menos por interés, o por despecho, o muy probablemente por una mezcla de estos innobles sentimientos, nos ha hecho el favor a los españoles de hacer inevitable que se sepa de verdad que clase de individuo es ese Juan Carlos “el campechano”, como si saber que es un Borbón y que lo había puesto Franco no fuese suficiente. Pero en España somos así. Como no sabemos de política… como todos los políticos son iguales… como todos van a lo mismo…

Ahora nos marearan con todo tipo de detalles, incluso, si les hace falta, abrirán los archivos de sus líos de alcoba, que si estuvo con la Tal a la vez que con la Cual… etc. No nos interesa su vida privada, pero harán todo lo que haga falta para evitar el verdadero debate: Monarquía o República.

Viernes, 31 Julio 2020 19:07

Los respiradores

Leo en Eldiario.es que el Congreso de EEUU ha recibido una carta firmada por más de 300 ingenieros, químicos y biomédicos reclamando el derecho a reparar los equipos médicos. Estos profesionales, la mayoría de ellos trabajan en hospitales como técnicos, se quejan de que no tienen acceso a la información detallada de las máquinas a su cargo y acceso directo a las piezas de repuesto y el software necesario. 

Se quejan, de que, en EEUU, en estos días convulsos, cuando han tenido y siguen teniendo problemas con un respirador, en muchos casos se han quedado sin poder utilizarlo hasta que ha llegado el técnico de la casa y este, después de diagnosticar, no puede reparar hasta recibir la pieza de repuesto. Así va el negocio, pero en estas cuestiones lo importante es que hay muchas vidas de por medio.

Las empresas fabricantes de maquinaria aducen que se trata de una cuestión de seguridad, pero estos profesionales acompañan su escrito con las conclusiones de un amplio estudio realizado en 2018 por la Organización de Medicamentos y Alimentos de EEUU en el que se concluye que la calidad y seguridad de las reparaciones realizadas por estos técnicos era similar a la que ofrecían los expertos de las compañías, aunque con ahorro en tiempo de parada y con un coste menor.

Carecer de piezas de repuesto y de información acerca de los aparatos pone muchas vidas en juego, además de favorecer el efecto perverso de estar pagando una especie de “alquiler” por una máquina que has pagado y es de tu propiedad. Por eso denuncian que estas compañías están creando monopolios para acabar con la competencia, al igual que cuando compras una impresora muy barata y luego descubres que solo admite cartuchos de su propia marca, mucho más caros y que se gastan con rapidez.

Concluyen de que se trata de un negocio engañoso en el que no se acepta la doctrina de la venta: “Las compañías deben ser honestas y cobrar los costes desde el principio, pero después se debe respetar el derecho del comprador a poder reparar su producto como quiera. Si no -concluye- es vender algo para seguir cobrando alquileres después.”

La próxima semana hablaré de la “obsolescencia programada” pero ahora quiero poner el dedo en otra llaga infame que nos toca sufrir con cualquier aparato que compremos: en primer lugar: la garantía. El Comercio vendedor te remite a la “Casa” y esta parece que esté en la nube. Después de cumplirse la garantía, al día siguiente, cualquier problema, por nimio que sea, solo tiene una posible solución: tirarlo a la chatarra y comprar otro. A eso le llaman “modernidad”.

¿Algún partido ha presentado alguna iniciativa acerca de este tema?

Viernes, 24 Julio 2020 19:09

Palestina

… y cuando el rostro volvió
halló la respuesta, viendo
que otro sabio iba cogiendo
las hierbas que él arrojó.

La moraleja que nos deja Calderón es clara: siempre hay quien está peor que tú. Un hipócrita diría: …mal de muchos… Pero, las personas normales como tú y yo, necesitamos de vez en cuando resetearnos para volver a encontrarnos en nuestro sitio, en nuestro punto vital correcto.

Viene esto a cuento porque llevamos meses mirándonos el ombligo con nuestro confinamiento, lamentándonos y sufriendo –unos más que otros- las consecuencias de esta grave crisis, que no quiero ni puedo minimizar… pero cuando el rostro vuelvo en dirección a oriente y mi mirada llega hasta Palestina, se me hiela la sangre en las venas: además del COVID-19, Israel los mantiene confinados y para moverse de sus pueblos y de sus casas, necesitan el permiso del pueblo elegido… por USA.

La Assemblea de Cooperació per la Pau y La Tenda de Tot el Món ponen en marcha el proyecto “SOSTENIBLE, IGUALITARIO Y JUSTO. CONSUME LOCAL, CONSUME PALESTINA”, financiado por la Consejería de Participación, Transparencia, Participación, Cooperación y Calidad Democrática de la Generalidad Valenciana, conjuntamente con la organización local palestina Agricultural Development Association (PARC), en una iniciativa que está protagonizada por mujeres emprendedoras palestinas.

El objetivo es el empoderamiento socioeconómico de las mujeres de comunidades productoras palestinas y la dinamización de sus comunidades desde el punto de vista económico y social, luchando por la erradicación de la desigualdad de género y la promoción de los productos locales palestinos.

En un contexto marcado por los problemas económicos (escasez de medios materiales, capital, etc) y sociales (desigualdad de género, inseguridad alimentaria, etc) a los que se enfrentan diariamente las mujeres rurales palestinas, se está impulsando una serie de acciones para promover el fortalecimiento productivo y social de mujeres productoras ubicadas en el gobernorado de Jenin (Cisjordania, Palestina), al tiempo que se está trabajando la desigualdad en la sociedad palestina y el impulso de los productos de las cooperativas a través de su comercialización tanto a nivel local como internacional.

Los primeros productos que nos han llegado y que ya podemos adquirir en la Tenda de Tot el Món son el cuscús, producto bastante conocido en nuestra cultura; los dátiles de la variedad medjoul, considerados los dátiles más exquisitos de entre estos sabrosos frutos; el Zatar, una mezcla de especias en las que predomina el tomillo y que se utiliza para dar un toque especial de sabor a ensaladas, carnes, pescados… y por último el Freekeh, trigo verde tostado que, al ser cosechado antes de su maduración contiene más proteínas, vitaminas y minerales que el mismo grano maduro.

Consumir estos productos será una forma concreta y práctica de solidarizarnos con los palestinos.

Viernes, 17 Julio 2020 19:08

¿En la UCI?

Malos tiempos para la lírica.

Vuelve el confinamiento, está al caer. Si esto no ocurre, si no se decreta, será porque el dilema para el gobierno es muy grave. ¿Qué es peor? ¿Confinarnos otra vez y paralizar el país económica y socialmente? o ¿Dejar que la cosa transcurra en esta “nueva normalidad” que el personal no ha entendido ni va a entender, hasta que las UCIs vuelvan a estar congestionadas y pillemos a los sanitarios cansados de jugarse la vida y trabajando como acémilas, mientras las masas se apelotonan para celebrar que el Cádiz ha subido a primera o para celebrar un botellón?

Las cosas, los datos nos están diciendo que, en estos momentos, está mucho peor la cosa que en marzo cuando se decretó un confinamiento preventivo. Este se realizó bastante bien en general, aunque con resultados desiguales. El próximo confinamiento, si lo hay, ya no sería preventivo sino imperativo y habrá que oír las ¡Madres mías!.. Si no, al tiempo.

Por lo demás es deprimente que las elecciones gallegas y vascas hayan premiado a los nacionalistas y al amigo del mafioso Marcial Dorado. No aprendemos. Si una cosa ha dejado esta pandemia clara es que, debido a la resistencia de las fuerzas progresistas, el PP no pudo desmantelar del todo la Sanidad Pública y eso ha salvado muchas vidas. Porque ¿Dónde está esa maravillosa y carísima Sanidad Privada? ¿Dónde está, que no la hemos visto cuando más falta hacía? ¿Es que solo sirve para salvar a los ricos?

Hay mucho para analizar acerca de la hecatombe sin paliativos que ha sufrido Unidas Podemos en las recientes elecciones gallegas y vascas. Muchos los errores cometidos por los dirigentes, por esas mareas que marean la perdiz, por personalismos de unos y otros… pero también, nosotros, los votantes, tenemos una gran parte de culpa por ir a las urnas pensando en Venezuela o en la hoz y el martillo en vez de atender nuestro propio interés de clase. Alguno se preguntará ¿y eso qué es? Yo aquí ni debo ni quiero hablar de ese tema, diré simplemente que debemos reflexionar acerca de la clase social a la que pertenecemos y, así, la próxima vez que votemos o tengamos la tentación de no votar procuremos pensar en lo que nos conviene personalmente.

No hay otro modo de mejorar las cosas que asumir lo que nos dicen las urnas. Yo creo firmemente en eso, por ello, y porque no me gusta perder, espero que los ciudadanos seamos, algún día, capaces de distinguir entre quienes representan nuestro intereses y quienes los de los ricos. Porque los verdaderamente ricos no se molestan en hacer política. Para eso ya tienen a sus lacayos.

Viernes, 10 Julio 2020 19:07

La UMP

Se ha realizado en estos días, mediante la prescriptiva Asamblea General Ordinaria correspondiente, el cambio de directiva en la Unión Musical Porteña. Los directivos salientes, encabezados por Lorenzo Peláez y Alfredo Aynós, dieron emotivas muestras de satisfacción por el deber cumplido durante un largo periodo de tiempo –en el caso de Peláez doce años de presidencia y Aynós ocho como tesorero- y la satisfacción del deber muy bien cumplido.

La UMP ha crecido exponencialmente en sus dieciséis años de andadura hasta el punto de no solo haber soportado la pandemia sin dejar de atender a sus múltiples alumnos, reduciendo las cuotas un 50%, sino estar en perfecta disposición de, si no hay algún inconveniente añadido, de empezar el próximo curso con todas las aulas dotadas de pizarras electrónicas de última generación para facilitar a sus alumnos la lectura musical, lo que comúnmente solemos llamar solfeo.

Se hará cargo de la presidencia Asunción Edo, la actual secretaria, una persona que siempre ha estado ahí desempeñando cualquier faceta considerada necesaria, arrimando el hombro con tanta humildad como generosidad, como anterior presidenta que ya fue, como vocal o como portaestandarte. El resto de la Junta, salvo Nacho Belzunces que vuelve a la secretaría después de unos años de descanso, son nuevos, en los cargos que no en la Asociación, porque pertenecen todos al grupo de los currantes que toda asociación necesita para funcionar, no siempre numeroso ni muy juvenil, pero al remate son los que hacen posible que las cosas funcionen y en este caso son parte importante de aquellos que han conseguido que el Puerto tenga al fin su banda, su orquesta y, lo más importante, su escuela de música para que nuestros niños puedan desarrollar en las más óptimas condiciones cualquiera de múltiples facetas que el ejercicio de la música puede ofrecer.

El desarrollo de la escuela, y la eficaz labor realizada durante estos dieciséis años de andadura permiten, en estos momentos, pensar que lo que fue un sueño ya es posible: convertir la escuela en un Conservatorio de música. Se dan todas las condiciones para que esto sea así y este pueblo, además de necesitarlo se lo merece. Solo falta que el Ayuntamiento se lo crea y colabore para que este pueblo pueda cubrir una necesidad histórica, económicamente poco onerosa y totalmente viable y que, sin embargo, enriquecería cultural y artísticamente a toda la comarca, dándole o facilitándole a nuestra juventud herramientas para su desarrollo personal, cultural y artístico.

Por eso, para que esas metas se alcancen, les deseo a la nueva directiva todo tipo de éxitos, agradeciéndoles su disponibilidad y buena actitud asumiendo esta andadura, conscientes como son del gran trabajo que les espera. Gracias por vuestra generosidad.

Viernes, 03 Julio 2020 19:07

La vida sigue

Me produce buenas sensaciones salir a la calle y, mascarillas aparte, ver que mucha gente hace más o menos una vida “normal”, que hay bastante personal en las calles, que hay animación en terrazas y bares, asistir a una ópera en los jardines del Centro Cívico… Estupendo comprobar que este año nuestra querida y maravillosa playa probablemente vaya a estar más concurrida que nunca, al menos esa es la sensación que tengo. Alegra ver que la vida sigue, que en este pueblo la dichosa pandemia ha tocado a no demasiada gente y ha sido apenas mortífera, que parece que salgamos todos de un maldito sueño jamás esperado, una pesadilla que nunca pensábamos que podría ocurrir en el primer mundo, con nuestra sanidad estructurada y aparentemente preparada para todo.

Ya hace días que me sumé a la alegría generalizada de la “nueva normalidad”, pero quisiera resaltar aquí, que esto incluye que seamos capaces de ser prudentes y no cometer errores de esos que se pagan muy caros, pues la vida no tiene precio, a no ser que estés en una residencia de ancianos en Madrid.

Debemos disfrutar de toda la libertad de movimientos y funciones que ahora tenemos, pero no olvidar tres o cuatro cosas elementales, sino, además, metérnoslas en vena. La primera no bajar la guardia. La pandemia está ahí fuera a nuestro alrededor, mucho más y mejor extendida que en marzo cuando nos confinaron. Que el confinamiento era solo para evitar que las UCIs se colapsaran más de lo que ya estuvieron, que no ha servido ni pretendía servir para otra cosa. Que seguiremos viviendo durante mucho tiempo con la espada de Damocles pendiente de nosotros; que esto mejorará un poco cuando se encuentre la vacuna y veamos su eficacia… paliará, pero no lo resolverá, pues los que pertenecemos a un grupo de riesgo tendremos que seguir viviendo igual de prevenidos, igual o más que con la gripe.

Tan importante como la vacuna será que la medicina sea capaz -me consta que están en ello- de establecer unos criterios acertados de medicación y tratamientos curativos eficaces, pues hasta el presente han probado de todo y, desafortunadamente, aún no lo tienen claro. Todo esto hace que sea necesario para nuestra salud física y mental, que estemos convencidos y sepamos de verdad de que, al menos mientras todo esto no pase realmente, estamos únicamente en otra fase de la lucha, no contra la pandemia, sino únicamente contra los efectos de la pandemia.

Quiero subrayar también que estamos hartos de gurúes que predicen repuntes para julio, para noviembre, para… nadie puede saber lo que va a pasar, lo importante es que la vida sigue y nosotros debemos ser prudentes.

Viernes, 26 Junio 2020 19:07

De buena tinta

La solidaridad es libre y gratuita. Todo el mundo puede ejercerla en la cantidad y dosis que crea oportunas. Al no ser obligatoria nadie tiene por qué imponerse ni imponer nada al respecto, puedes acoger, puedes no acoger, puedes dar, puedes no dar.

Lo que no es de recibo es imposibilitar a otros a ser solidarios, por tanto, el comportamiento de muchos gobiernos impidiendo que barcos solidarios salven a gente en el mar, no solo es un comportamiento canallesco sino también asesino.

Se puede ser insolidario, pero no hipócritas. A nivel de calle te encuentras con gentes que te cuentan las ventajas que tienen los emigrantes cuando llegan a España y el estúpido gobierno de turno les paga una pensión, les resuelve la escolarización y la comida de los hijos, les busca casas… cuando le replicas a esta persona que nada de eso que cuenta es verdad, te suele tapar la boca con una historia que conoce “de muy buena tinta”: “Conozco a una mora que está viviendo en España a la que le ofrecieron un sueldo de mil euros y darla de alta en la S.S por cuidar a una abuelita, y dijo que no, porque ella vive muy bien con lo que le saca al Estado y no necesita trabajar...”.

Eso, evidentemente, no es verdad. No se te ocurra decírselo, porque esa persona “tan bien informada” previamente se ha cubierto las espaldas dejando claro que lo que cuenta lo sabe “de muy buena tinta”. Sería llamarle mentirosa.

Cualquier explicación que, a partir de ahí, quieras darle se encontrará con que esa persona conoce el caso, y tú, cándido, no conoces la realidad, pero la mora está ahí, diciéndote con su invisible presencia que tú eres, en el mejor de los casos, un insensato bolivariano que te lo crees todo, que no sabes de que va, que este país se ha convertido en el paraíso de los refugiados, la mayoría de ellos unos vagos aprovechados.

Jamás podrás conseguir que esa persona te presente a esa mora que “conoce de buena tinta”, una mora aprovechada que un día le contó esa historia del rechazo de un sueldo fijo de mil euros, al cuñado de un primo suyo que vive en Plasencia.

¿Por qué algunos se parapetan detrás de la morita virtual? ¿Porque no tienen la gallardía de reconocer que les importan un bledo los emigrantes? Porque no se trata de eso: SÍ LES IMPORTAN, pero en el sentido negativo, odian a los pobres. Estas cosas pasan porque la educación fascista que durante generaciones hemos padecido tiene sus efectos, estas cosas no se arreglan de la noche a la mañana. Y mucho menos si no hay voluntad de que así sea.

Página 1 de 26