Miguel Álvarez Lozano

Miguel Álvarez Lozano

Melilla 1941. A los catorce años entró a trabajar como mecánico ajustador en Altos Hornos de Vizcaya, «La Fábrica», y pasó en ella toda su vida laboral hasta su jubilación. Aprendiz de todo y maestro de nada, colabora en este periódico desde el año 2003. Colaborador con algunas ONGs y con otros movimientos populares, cofundador del Cercle de Teatre y the nomeARSE Group. Seguramente un ingenuo, piensa que sus reflexiones puestas aquí negro sobre blanco puedan ser útiles a algunos de sus convecin@s. Con eso tiene bastante.

Viernes, 09 Abril 2021 21:07

Cartagena

El atentado contra la sede de Podemos en Cartagena no es un hecho nuevo ni tampoco aislado. Aunque haya sido el más virulento, este es, nada menos que el sexto ataque que ha padecido dicha sede. ¿Será este el último? Llama la atención que esta preocupante noticia no haya sido en su día portada de periódicos, apertura de telediarios, etc. El fuego, como imagen impactante, algo que tanto gusta a los periodistas apesebrados, siempre está presente en portadas con la menor excusa: quema de contenedores, quema de neumáticos para cortar carreteras… En manos de estos sagaces creadores de opinión el fuego se convierte en un arma letal contra los que los producen. Una portada con fuego vende, el fuego es mágico.

Sin embargo, en esta ocasión ¿ignoramos por qué? Los periódicos, generosamente, sin que podamos saber por qué causa, no han utilizado sus portadas para difundir esta fogosa noticia. El pasado lunes, Podemos Cartagena, convocó una manifestación para protestar por este fascista ataque criminal. El lema de la misma era “Alzar la voz contra los ataques fascistas”. Todos los partidos, menos dos, participaron en la marcha. Adivinen cuales fueron esos dos partidos… ¡Si! ¡Los mismos! La verdad es que no hay que ser muy listos: son los dos partidos que saben que jamás serán atacados por los fascistas.

Estos mismos partidos, demasiadas veces acompañados por algún que otro importante partido desorientado, son los que se autodenominan constitucionalistas. Si hombre… recuerda… los que votaron en contra de la Constitución en el Referéndum que la consagró. Gente sagaz, “españolistas”, que para enfrentarse a los “catalanistas” se han puesto el nombre de “constitucionalistas” para que no se note que se trata de un choque entre nacionalismos.

Lo increíble (¡cuánto le deben a la prensa canalla!) es que estos mismos “constitucionalistas” son los que odian a muerte a Pablo Iglesias por decir y repetir que lo que pretende Podemos es que se cumplan ciertos artículos de la Constitución que parecen estar de adorno en el texto. Entiendo que una Constitución pactada sea defendida por los que creen en ella, pero los del faccio, solo defienden los capítulos que les gustan. Y es que la derechona moderna se ha vuelto muy cursi: ahora se dedican a la deconstrucción de la Constitución. Lo malo es que la extrema derecha, con su comportamiento matón, con las demostraciones de agresividad y atentados, están iniciando una escalada que recuerda al nefasto año 36 y sus consecuencias. No han aprendido nada. Aún no se han enterado de que ellos también perdieron la guerra, que tuvieron que vivir décadas de miseria provocada por ellos mismos y sus luminosas ideas de ir a por el Imperio hacia Dios por las rutas de los mares. Ni ellos mismos sabían lo que decían.

Jueves, 01 Abril 2021 21:09

La omertá

La Mafia italiana le puso ese nombre de éxito a algo que es tan viejo como el mundo: si cantas, te mato. En todos los sistemas mafiosos, desde la Santa Mafia Vaticana hasta en la yakuza japonesa, la omertá es uno de sus mandamientos imprescindibles. Significa que un testigo o persona incriminada en un juicio está obligada a permanecer en silencio o mentir protegiendo a otros culpables por miedo a represalias.

Si preferimos vivir haciendo como que ignoramos esto existe estamos en nuestro derecho, nadie nos lo va a impedir, es más, puede que nos aplaudan por ello. Por eso mismo se explica que todo lo que rodea al caso Gurtel esté resultando tan “protocolario” y tan “versallesco”, por decir algo.

¿Se ha preguntado usted qué hubiese pasado si el implicado en vez de llamarse Pepé se llamase Bildu o Podemos? Fíjese bien que no pregunto por lo que ocurriría, porque eso lo sabemos todos, sino por lo que YA hubiese ocurrido, porque ese tema sería cosa de un pasado medianamente lejano.

No voy a hablar ahora de la Gürtel, entre otras cosas porque ya sabemos del caso lo necesario para tener una opinión bastante certera de la gran estafa perpetrada contra el país, sus arcas y la democracia de unos señores que pasean la bandera de España hasta en sus mascarillas. Cuando afirmo que “ya sabemos” me estoy refiriendo a TODOS los españoles, aunque aún queden algunos que tengan la poca vergüenza de negar lo evidente. Pero no hablaré de la Gürtel, sino de la omertá.

Esa ley no escrita en ninguna parte, ha impedido que, desde noviembre del 2007, la prensa en general, cuando estalló el escándalo, haya sido tan comedida y tan aséptica que ha mantenido el tema como si se tratase de una cuestión opinable. No vale la excusa de que la prensa no debe juzgar y que debe ser imparcial, la presunción de inocencia… ¡tararí que te vi! ¡En todas las falsas denuncias y acusaciones inventadas contra Pablo Iglesias la presunción de inocencia de la prensa ha brillado por su ausencia!

Sospecho que la omertá ha estado muy presente en la Abogacía del Estado, en el Consejo General del Poder Judicial, ese del que dependen los nombramientos de los jueces que han de ver casos como la Gurtel, esos mismos jueces que no dimiten de sus caducados cargos. Sería curioso que no lo hiciesen hasta que se haya resuelto dicho caso, ¿verdad?

La omertá está totalmente presente, no solo cuando testifican los acusados sino también cuando lo hacen los no encausados: por ejemplo: Aznar. El pobre hombre no solo no sabe nada de lo que pasaba cuando él mandaba, sino que, además, no muestra ningún enfado con los corruptos que han arruinado su PP (Presunto Prestigio).

Viernes, 26 Marzo 2021 21:07

La muerte digna

¡Al fin llegó la Ley de la eutanasia! La ley de la Muerte Digna. Tardó, pero llegó. El pasado 18 de marzo es ya un día histórico a celebrar.

A finales de julio entrará en vigor esta herramienta que servirá para aquell@s que la necesiten y requieran. Leyes como estas, el aborto, divorcio, etc, representan lo que en un local público se conoce como la Puerta de Emergencia: mejor no tenerlas que emplear nunca, pero cuya utilidad no tiene discusión ni precio, si no, que se lo pregunten a los Cascos, Marotos y compañía, aquellos que votan sistemáticamente contra estas leyes y luego son los primeros en utilizarlas. Los felicito por ello, aunque les recomendaría que funcionasen por lo que les dicte su corazón y dejen que el bajo vientre cumpla sus funciones naturales.

Dentro de lo que cabe, me enorgullece pertenecer al séptimo país del mundo en conseguir esta preciada libertad, más que nada por el avance y estímulo que pueda representar para otros. Treinta y seis años ha costado unir esta “civilizada” ley a la del divorcio, el aborto, el matrimonio gay, y, otros avances que, con cuenta gotas, se van arrancando a los poderes oscurantistas. Se trata de un gran avance, en el sentido que esta ley nos da opciones y libertad de elegir a todos, evitando que nadie pueda imponernos morales ajenas. Deberíamos tomar nota de los que votan negativamente cualquier cosa que signifique un avance y quienes lo hacen a favor; eso, quizás, nos enseñe a quién se puede votar y, sobre todo a quién no se debe votar, a no ser que lo nuestro sea el masoquismo o la autoflagelación.

Siendo conscientes y realistas sabemos que la última palabra aún no está dicha, ahora falta instaurar la praxis consecuente con este nuevo derecho, a esta nueva realidad. Por ejemplo: hay que dilucidar qué se hace si la libertad de conciencia de un médico le indica no colaborar en la aplicación de esta ley. Yo lo tengo claro: habrá que respetar lo que su conciencia le dicte. Eso sí, no podrá trabajar en un establecimiento público donde, legalmente haya de aplicarse esta nueva ley.

También habrá que adaptar los documentos de Testamento Vital a la nueva ley y realizar campañas informativas para que todos sepamos qué elegir, cuál es nuestra opción personal, algo nuevo para los ciudadanos de este país. Habrá que crear protocolos y algún tipo de formación y funciones para el personal sanitario, y, todo ello, siendo conscientes de que habrá quien trate de meter palos entre las ruedas de este carro.

No sé por qué me ha venido a la cabeza lo que ha dicho la Conferencia Episcopal al respecto: “Es una mala noticia”… “Hay que fomentar la cultura de vida”…

Jueves, 18 Marzo 2021 21:09

Personal

He gozado estos días en la Alquería dels Flares (Marjals del Moros). Es uno de los lugares cercanos más interesantes para visitar. Me consta que hay conciudadanos que aún no lo conocen, y, no saben lo que se pierden. Vayan, no se arrepentirán.

Sin embargo, me ha llamado poderosamente la atención la dejadez a la que la Consellería de Medi Ambient tiene sometido al huerto exposición que era, para mí, una de las joyas de la corona de dicho CEA (Centro de Educación Ambiental) Se trata de unos huertos en los que se expone al natural la agricultura de la época romana, la árabe, la posterior al descubrimiento de América… un lugar donde llevar a los niños para conocer la naturaleza y nuestra evolución. A pesar de la dejadez comentada vale la pena visitarla.

Pero de lo que quería hablar en esta columna era algo que me ha sugerido esta visita: me llama poderosamente la atención que este lugar, en la práctica, solo pueda ser visitado por escolares, parados y pensionistas. La gente que trabaja, los que nos procuran el pan de cada día, parece ser que no tengan derecho a disfrutar de estos bienes culturales y ambientales, pues este Centro cierra viernes por la tarde, sábados, domingos y fiestas de guardar. Me parece una absoluta falta de respeto a este importante segmento de población.

Lo mismo se puede decir del Centro Cívico, de las bibliotecas municipales, de las salas de exposiciones (Casa de la Cultura, Mario Monreal…) El motivo es fácil de adivinar pues es el mismo de siempre: dinero. Si se abren estos espacios recreativos y culturales hace falta contratar más personal, hay que gastar más, y esto afecta a los presupuestos.

Esto me lleva a una reflexión de tipo general: en este país, cuando se acomete un nuevo proyecto solo se tiene en cuenta su coste de edificación, cuántos ladrillos hay que poner. A veces ni siquiera luego existe presupuesto para “vestir” las instalaciones, mobiliario, maquinaria adecuada, etc. Se pueden construir hospitales sin instalar quirófanos, institutos mal dotados para cumplir sus funciones, talleres sin herramientas, y, sobre todo, no se suele tener en cuenta el personal necesario para obtener el máximo rendimiento de la inversión realizada. Ejemplos de esto es un Horno Alto restaurado pero cerrado durante años por falta de personal, o un Pantalán (ahora “muy llorado” por todo el mundo) que se ha caído por falta de mantenimiento.

Para todo hace falta dinero, pero es curioso, o al menos a mí me lo parece, que teniendo instalaciones a medio uso por falta de personal se hable de invertir en nuevos proyectos que también necesitan personal. Y ahora vuelvo al CEA de la Marjal dels Moros: de los siete empleados que habían inicialmente ahora quedan solo tres.

Viernes, 12 Marzo 2021 21:08

El post 8-M

Ya ha pasado el 8-M, con sus más y sus menos, dejando en general la sensación de que ellas son imparables. No por lo que se haya hecho ese día y otros años en esa misma fecha, sino porque el feminismo es un movimiento que no cesa, y detrás del 8-M vienen el 9, el 10, el 11; justamente hoy, 12, está más fuerte y vigente que el pasado 8, pero menos que mañana. Esto, los hombres, tenemos que aceptarlo sí o sí, con distintos ánimos o distintos humores, pero la Historia, en este caso, está claro que se decanta por la victoria de ellas. Entendedlo: nos puede gustar o no, podemos alegrarnos o ponernos a llorar, pero a ellas ya no hay quien las pare. Y esto que digo vale para aquí, pero también para Ruanda Burundi, donde tardará algo más, pero también llegará.

Independientemente de lo que ocurra en los 8-M y alrededor de ellos, lo que ya no tiene discusión es que el feminismo ha resultado la idea triunfante en su larga batalla contra el patriarcado. Los métodos sutiles y elaborados ya no cuelan desde hace tiempo, ellas han espabilado y ya no se tragan ningún cuento, el machismo violento e incluso asesino, ya no resulta intimidatorio, porque ahora, un nuevo crimen, no colabora a recluir a las mujeres, muy al contrario: hoy, un nuevo crimen las saca de nuevo a la calle, haciendo retroceder al machismo bastantes kilómetros.

Desgraciada o afortunadamente, según se mire, para acabar con el feminismo solo caben dos opciones, no existen más, no hay otras alternativas. Ambas dos son extremadamente radicales, pero serían muy efectivas. La primera de ellas sería acabar físicamente con todas ellas, no dejar ni una, empezado por nuestras madres y hermanas y, me da la sensación, de que esta solución no os gusta. A mí tampoco, además, no resultaría práctico. Únicamente la apunto porque hay algunos imbéciles que parece que optan por esto, de ahí procede la larga lista de horrendos crímenes machistas, tan estúpidos como inútiles.

El segundo, el bueno, el refinitivo, es complicado, pero más eficaz que la vacuna de la viruela: se trata de que los hombres, todos juntos, haciendo un esfuerzo, un gran esfuerzo, decidiésemos acabar con el machismo. ¿Os lo imagináis? ¿imagináis un mundo donde, pacíficamente, sin ninguna clase de violencia física, social ni mental, acabásemos con el machismo y, por tanto, también con el feminismo? ¿Alguien puede dudar que sería un mundo más justo, más agradable, donde se podrían aprovechar para bien las distintas capacidades y sensibilidades de tod@s? Esto no sería Jauja, llegar a eso es imposible, pero disfrutaríamos de una sociedad infinitamente más justa, donde, estas energías desperdiciadas en batallitas reaccionarias, podríamos dedicarlas a más fecundas empresas.

Viernes, 05 Marzo 2021 21:08

Cuando callas

Creo ser bastante consciente de los defectos de mi pueblo, el Puerto, tanto, que normalmente escribo sobre ellos, y creo ser lo suficiente duro en la autocrítica como para que hoy, con vuestro permiso, me permitáis el lujo de hablar de nuestras virtudes, intentando no caer en la autocomplacencia ni en el chauvinismo.

A mí me parece que este sería un pueblo normal y corriente, como tantos otros, si no fuese por unas características, fundamentalmente dos, muy peculiares que lo hacen diferente a la inmensa mayoría de otros pueblos.

Una de estas, y con ello no creo descubrir América, es que, aquí, la diferencia entre ricos y pobres apenas existe, no por méritos propios, sino como producto de nuestra pequeña historia: en este pueblo no hay ricos. Aquí convivimos pobres y menos pobres, familias de un buen pasar y pobres de solemnidad… aunque no estemos más o menos igualados, no hay grandes diferencias sociales ni económicas, lo cual evita gran número de conflictos, envidias, etc, y, al no haber ricos, estamos prácticamente liberados de caciques locales. Esta suerte pocos pueblos la tienen.

Unido a esto está lo que yo definiría como su virtud principal: al ser y estar compuesto - producto de su pequeña historia, no por méritos propios - de gentes procedentes de todo el estado español, sin una mayoría clara de ningún colectivo, el impulso nacionalista excluyente casi no existe. Como resultante y consecuencia de ello este es un pueblo en el que nadie es forastero, un pueblo acogedor como muy pocos.

No hay nada que más me satisfaga, que hablar con personas que dicen o cuentan lo bien que se han sentido desde el primer momento de su llegada y, algunos otros que, después de llegar de sus lugares de procedencia y haber probado a vivir en lugares cercanos han terminado por trasladarse al Puerto por la única razón de encontrarlo más acogedor.

No dejaré que se me caliente la boca en alabanzas, tenemos muchos defectos, muchas carencias, muchas, pero me he prometido que hoy no tocaba citarlas, hoy prefiero centrarme en que el pueblo en el que vivo tiene la cualidad de recibir con naturalidad a los forasteros pobres y menos pobres. No competimos con Marbella: los jeques se los dejamos para ellos. Esto es un Puerto franco, puede llegar quien quiera, lo desee o lo necesite. Y a nadie se le cobra peaje. Es el único orgullo de tipo localista que tengo: ser parte de una población que, serena, sin aspavientos, se hace merecedora de un amor como expresaba Neruda en estos versos.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente / Distante y dolorosa, como si hubieras muerto / una palabra entonces, una sonrisa bastan, / y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

Viernes, 26 Febrero 2021 21:09

Carta al Ilmo. Sr. Alcalde

El arriba firmante, ciudadano residente en la pedanía del Puerto, se dirige a Ud. para poner en su conocimiento, a los efectos oportunos, que: Después de hablar y comprobar la perplejidad que a muchas personas de la susodicha pedanía nos produce la patética caricatura de plaza que han realizado en la llamada Plaza de la Concordia;

que, consultado dicho tema con la AAVV La Victoria, he sido informado por esta de que, en su día, en plenas obras, alarmados ante lo que parecía ser un engendro de hormigón, le pusieron a Ud. al tanto de sus inquietudes al respecto, recibiendo en modo evasivo la respuesta de que ya no había remedio, porque el proyecto era el proyecto y no se podía parar. Que nos ha dejado con la duda de si será más económico terminarlo, para después deshacerlo y volverlo a realizar correctamente, cosa, que no lo dude, realizará usted mismo o su sucesor. Por el costo no debe preocuparse, que para eso está la ciudadanía del Puerto;

que, la AAVV me informó también de que le habían solicitado la puesta en servicio del W.C de la Playa, recibiendo como respuesta que usted en ese tema no podía hacer nada porque eso es competencia del Concejal de Playas;

que, un servidor lleva años escribiendo en el periódico local EL ECONÓMICO acerca de la necesidad de dotar al pueblo de W.C públicos, y, ahora, especialmente cuando comenzó la pandemia y la Ruta del Colesterol (no me atrevo a llamarla Senda Azul, más que nada para evitar cachondeos) por efectos de dicha pandemia, se convirtió en artículo de primera necesidad, ya que dicha Senda es más necesaria hoy que nunca pues sus usuarios la necesitan para realizar sus micciones a costa de nuestros solidarios y pacientes vecinos de Canet;

que, hoy día y desde hace más de un mes, ese recurso de recurrir a los servicios caneteros tampoco existe en la práctica, puesto que la dichosa Senda está cortada por la servidumbre que le debemos a un constructor, cosa que usted debería conocer al menos por la prensa;que, en ocasión del estreno de los “Paelleros del Trenillo” ya se escribió y se habló de que realizar obras de este tipo sin su dotación de agua potable y W.C eran un desatino, que hacía falta en el pueblo una red de servicios urinarios que descargasen a bares y restaurantes de esas indeseadas servidumbres, y, a la ciudadanía de tener que tomarse una cerveza o un café cada vez que nos acucie un apretón; que, para un Ayuntamiento poner árboles en plazas, aparcamientos, en vías públicas… no es una opción sino una obligación, obligación que Ud no está cumpliendo.

Con mucho más que decirle, pero ya sin espacio, se despide s.a.s.s

Viernes, 19 Febrero 2021 21:08

Philosophical quaestio

Muchos ciudadanos se sienten perplejos ante la afirmación de que “habría que fusilar a veintiséis millones de españoles”. Esta sentencia es firme, no se puede tomar a broma, pero muchos no entienden de dónde salen esos números y quien ha hecho la lista. A mi parecer los números están claros: si hay dos Españas, veintiséis millones es la mitad. La lista es otra cosa, nosotros no la tenemos clara, pero ellos sí. No es posible desbrozar un tema de esta envergadura en una simple columna, pero sí se pueden esbozar algunos de los “méritos” para figurar en una u otra de las listas ya establecidas.

Veamos. Si alguna vez has visitado un cuartel, habrás podido contemplar un arma, un cañón, un tanque… castigado, mostrado de forma deshonrosa por matar equivocadamente a “los nuestros”. Sabrás que los que lo usaron no ascendieron y otros muchos fueron jubilados. El castigo fue para el arma.

Esta misma cuartelera filosofía se extiende en la España de Franco a la judicatura y demás ramas del pensamiento fascista, por eso, si a la Cifuentes la pillan con una documentación que no le corresponde, la jubilan. Pero la castigada es el arma, o sea, en este caso la profesora y la secretaria que firman el falso documento que acredita a la Cifuentes. Esta, todo lo más, se equivoca al pensar o creer que ha realizado tal master, pero eso es legal según la misma cuartelera filosofía: ella no puede acordarse de todo.

Lo mismo ocurre con la financiación ilegal del PP, los pagos en B, o la reforma en negro de su sede… eso es algo que no les llena de orgullo, pero por lo que sienten que no deben sentir vergüenza ni pedir perdón: los que lo hicieron (casi todos) ya no están y ellos, en un alarde de grandeza cuartelera, quiero decir española, resuelven que van a castigar… a la Sede donde ocurrieron tales desgracias y… aquí no ha pasado nada. Vean la página web “Casos Aislados de una Corrupción Sistémica” (PP) 268 casos que suman 124.124.090.826 euros.

Pero casi no queda espacio si quiero terminar con el tema de la lista de los españoles fusilables. Advierto al lector desorientado que no me he ido del tema, que intento en todo momento estar centrado en las pistas que nos indican en qué lista estamos cada cual. Hay muchas pistas, pero la principal es el cañón: la cosa depende de si creemos que debe ser el cañón el castigado. Si piensas que el castigado debe ser el que lo disparó, tienes un problema: estás en la lista negra.

Si es así, debes ser prudente, no solo con lo que hagas, sino también con lo que digas: lo de Pablo Hasél es solo una pequeña muestra.

Viernes, 12 Febrero 2021 21:07

La ruta rota

Muchos ciudadanos se preguntan ¿Qué pasa en el llamado “Sendero Azul” o “La Ruta del Colesterol”? Hace semanas que está inundado y no hay modo de pasar. ¿Tanto llovió? Algo anormal ocurre que impide el paso a diario de cientos de personas, una de las poquísimas alternativas de ocio sano que tenemos en este pueblo. El personal se pregunta por la posibilidad de que si, allá por el nacimiento del Palancia, en la zona de El Toro, exista algún glaciar descongelándose… por aquello del cambio climático.

Preocupados por el fastidio de haber perdido, no se sabe por qué ni hasta cuando, ese remedio antipandémico físico y mental que suponía el tener, al menos una bella ruta, dejar un poco atrás los rigores de este largo y tedioso confinamiento que nos ha tocado padecer, hemos hecho averiguaciones, y, al final, boca a boca, nos vamos enterando de lo que pasa en nuestro pueblo.

Ocurre que en la zona de detrás de Ciudad Mar se ha comenzado una obra, una finca de pisos; la excavación para cimientos y sótano se encuentra con lo de siempre: con que el nivel freático no les deja trabajar, por la cercanía del mar. Eso, en estos tiempos, no es problema. Pusieron unas potentes bombas y unas hermosas tuberías para conducir las aguas hasta el más cercano desagüe de pluviales y… a escupir a la calle.

Resultado: ese agua, un verdadero torrente, va a parar al río y, una vez allí, como tiene por costumbre, busca el mar por el lado más cómodo: la Ruta del Colesterol. Averiguado esto, nuestro sensato y paciente pueblo puede entender que este contratiempo se justifique por la debida lógica comprensión de los inconvenientes y problemas que empresas y ayuntamientos encuentran para realizar sus obras y reparaciones.

Lo que nadie sabe es, siendo que la excavación se ve días tras día, limpia y despejada de agua ¿Por qué no están trabajando en ella? ¿Por qué no se empieza a trabajar de una vez en ese maldito sótano? Misterio. Me pregunto si esto va a continuar así, sine die, ¿hay alguien, a nivel municipal que sepa de qué va esto? ¿a qué esperan unos y otros? ¿la idea es disecar el Mediterráneo? Hay que dejar, e incluso colaborar, para que las empresas puedan trabajar, que funcionen correctamente, pero las empresas deben respetar también a los ciudadanos y no columpiarse en ellos.

Señor Ayuntamiento de Sagunto ¿es legal lo que está ocurriendo? Que no hay derecho está claro, pero ¿es legal? Porque a ustedes les estamos pagando para algo ¿no? Nos gustaría saber si están en el tema, si la cosa va para largo, y tampoco estaría mal que, más que nada por respeto a los ciudadanos, pusiesen algún cartel explicativo.

Viernes, 05 Febrero 2021 21:08

Ahora, Pablo Hasél

No me gustan los rateros. Comprendo, aunque no disculpo, que algunas personas, empujadas por la necesidad o el hambre roben unas monedas o una barra de pan. Los entiendo, pero creo que, si diesen la cara, y en vez de robar, pidiesen de un modo digno lo que necesitan, no solo conseguirían más, sino que no se humillarían ellos mismos ni tampoco a sus víctimas. Lo que aquí entendemos por rateros son esos pobres diablos que, llevados por el hambre o por sus vicios, te meten la mano en el bolsillo. Cosas del idioma. Deberíamos llamarlos ratoneros, por su tamaño. No son gran cosa para la Policía, que, normalmente, procura ignorarlos.

Yo entiendo que ratero viene de rata, también por su tamaño, y, de esas, tenemos en este país toda una variada y numerosa colección. Las hay de todos los calibres y condiciones: unas se pueden ver en lujosos yates, otras en confortables despachos, otras con uniformes de gala…

Estos roedores miomorfos son conocidos por todos, son tan famosos que no necesitamos ni hace falta nombrarlos… ni señalarlos. Además, hacer o decir tal cosa resulta altamente peligroso.

No sé si será verdad, pero acabo de ver en el diario ABC a una joven que afirma que, gracias a la Ley Mordaza, en España hay más presos por falta de libertad de expresión que en Irán. Ella sabrá, pero a mí no me extraña. Desde que vi llevarse a dos artistas de guiñol infantil por exaltación del terrorismo, me lo creo todo.

Ahora le toca a Pablo Hasél, un rapero. No, ratero no. RA-PE-RO. ¿Han oído sus raps? Yo tampoco, aunque prometo que lo haré. Lo meten en la trena por nombrar a un ex rey. ¿Conocen a alguien que haya sido rey y que necesite que le limpien y escondan sus manchas? Pues si lo saben hagan lo que estoy haciendo yo: ¡ni lo nombren!

Pero no se asusten, que no pasa nada, que estamos en una democracia. Aunque, eso sí, por un tema de salud y mientras no se derogue la Ley Mordaza, más vale que sean prudentes y traguen, quiero decir, callen. Ya saben que aquí se respeta la libertad de pensamiento: así que piensen, pero callen.

Este tipo de cuestiones me tienen confuso. Volviendo al tema de los mal llamados rateros, los ratoneros, se me ocurren preguntas a cuyas posibles respuestas no les veo la lógica por ningún lado: ¿Son mucho peores y más peligrosos los raperos que los rateros? Porque yo veo que los rateros entran por una puerta de la cárcel y salen por la otra, mientras que a los raperos les dan con gana: Pablo Hasél puede estar más de diez años en la cárcel ¿Cuánto estuvieron Barrionuevo, Armada o Tejero?

Página 1 de 29