Bosal continúa en una situación de inestabilidad para sus trabajadores mientras que Prosidmed ha echado el cierre como ya se anunció el pasado mes de octubre

La deslocalización industrial pone en jaque el tejido empresarial del Camp de Morvedre

Publicado en Economía  |  
Etiquetado con   |  

Deja tu comentario