Ante los 116 despidos planteados por la multinacional y el consiguiente cierre de instalaciones en la factoría, los sindicatos se movilizan en defensa del empleo y de la industria, al tiempo que los trabajadores deciden ir a la huelga

Los despidos en Pilkington encienden las alarmas ante el futuro de la industria en la comarca

Después de año y medio esperando el desenlace, estalla el conflicto laboral de Pilkington Después de año y medio esperando el desenlace, estalla el conflicto laboral de Pilkington
Viernes, 05 Noviembre 2021 21:30

Tal como ha venido informando este periódico a lo largo de esta semana, ayer jueves la empresa Pilkington puso las cartas sobre la mesa, presentando un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que, inicialmente, afectará a 116 trabajadores de la plantilla. Teniendo en cuenta que el total de personas empleadas no llega a las cuatrocientas, las rescisiones de contrato afectarán a más de un 25% del total del personal empleado en la factoría.

Entretanto, ya está todo dispuesto para iniciar la huelga, tras el amplio acuerdo alcanzado en las asambleas. Efectivamente, en la mañana de este viernes se ha realizado la última asamblea general de trabajadores de Pilkington, de las tres celebradas, dos ayer jueves, para analizar la situación del ERE.

Según indicaban desde las secciones sindicales de CGT, UGT y CCOO, las asambleas han contado con una gran participación y han concluido con la votación y amplia ratificación de la convocatoria de huelga por un 92,5% de los asistentes, que dará inicio el próximo lunes, día 8 de noviembre a las 10 horas y finalizará el siguiente día 19 en el turno de noche. La distribución de las paradas por huelga que se ha establecido transcurre de la siguiente manera: turno de mañana: 10 a 14 horas, turno tarde de 18:00 a 22:00 horas y turno noche de 2 a 6 horas.

Así mismo, por parte de las secciones sindicales citadas se ha informado a la plantilla de que la convocatoria de huelga se ha realizado, oficialmente, hasta el día 3 de diciembre, incluyendo en las últimas semanas un incremento en las horas de paro, por si fuera necesario y así lo decidiera la asamblea general de trabajadores en próximas convocatorias.

Señalar, por otra parte, que la representación social, avalada por los asistentes a las asambleas, ha exigido ya que se cumplan estrictamente las obligaciones legales, «ni una más ni una menos», indican las mismas fuentes. En consecuencia, rechazan la realización de horas extraordinarias, se oponen a que se realicen cambios de turno fuera de plazo, y se niegan a ir a trabajar si, como en el caso anterior, también se comunica fuera de plazo. Es más, plantean a la plantilla que, ante cualquier duda, contacten con el comité de huelga, formado por los miembros del comité de empresa, que, ante cualquier irregularidad, emitirá la correspondiente denuncia.

Agenda

Esta semana próxima la representación social tendrá que asistir el lunes, 8 de noviembre, a las 9 de la mañana, al Tribunal de Arbitraje Laboral, que ha convocado a las partes como trámite previo a la puesta en marcha de la huelga. Para el miércoles y jueves se volverá a convocar la mesa negociadora del ERE y para esta semana también está previsto que el President de la Generalitat, Ximo Puig, reciba a los representantes de los trabajadores, tras las gestiones realizadas por la delegada del Gobierno, Gloria Calero.

Alarma activada

Banner Telegram eleco (interior)

Tras estallar este conflicto, que no ha sorprendido a nadie, puesto que hace alrededor de año y medio que se esperaba el desenlace que se ha producido, el sindicato CCOO ha emitido un comunicado en el que analiza la situación producida tras el anuncio realizado por la multinacional.

En este sentido desde, desde el sindicato indican: «Tras el anuncio de la Dirección de Pilkington de iniciar el periodo de consultas de un Expediente de Regulación de Empleo, que en la práctica supone un expediente de despidos, desde la Unión Comarcal de CCOO en el Camp de Morvedre se han activado todas las alarmas, tal y como sucediera en los procesos de TK Galmed y, desgraciadamente, Bosal».

Más adelante, recuerdan desde el sindicato mayoritario en la comarca que para «CCOO esta lucha desgraciadamente no es nueva, y este nuevo ataque al tejido industrial y económico de la comarca del Camp de Morvedre va a tener una respuesta contundente por parte del conjunto del sindicato».

Entrando ya en la propuesta realizada por la compañía, tras la presentación del ERE, desde este sindicato indican que el planteamiento que realiza la dirección, de dejar caer un parte de la planta con la excusa de que la otra parte puede ser rentable, «es una mera engañifa. No se puede sostener el futuro sobre los despidos de una parte de la plantilla».

Defender la industria

Por otro lado, desde el sindicato se pone especial énfasis en defender la industria: «Ahora más que nunca, en un proceso de recuperación económica tras la pandemia, se debe defender la industria y evitar la deslocalización, máxime cuando las ayudas europeas para impedir la quiebra industrial están más presentes que nunca. Desde CCOO es inaceptable el traslado de producción a otras plantas del Grupo, y, por tanto, la Dirección General de Trabajo, la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Sagunto debe impedir tamaña desfachatez».

El cierre de instalaciones en la factoría de Sagunto responde, en opinión de CCOO, a intereses políticos muy concetos: «Basta ya de manos tendidas a una dirección que pretende aprovecharse de los trabajadores y del esfuerzo, tanto de los trabajadores como de una comarca, que incluso la apoyó tras la reconversión de la siderúrgica y que ahora pretende solo, atendiendo a intereses políticos, salvar las plantas italianas en detrimento de una factoría rentable como es la de Sagunto».

Industria en peligro

En esta línea argumental, resaltan desde el sindicato que los intereses políticos vuelven a poner en peligro una industria de la comarca: «Una vez más esta comarca ve en peligro una de sus industrias en base a planteamientos políticos, que no industriales, tal cual ocurrió con Thussen, cuando decidió cerrar las plantas fuera de Alemania, o como Bosal que cerró la planta pese a ser rentable económicamente».

Desde CCOO anuncian que van a presentar batalla por la defensa de la industria y el empleo: «Basta ya, la plantilla, junto a los sindicatos, vamos a plantar batalla a una multinacional que pretende deslocalizar la producción y dejar a la comarca sin industria».

En cuanto a los paros convocados en la fábrica a partir del próximo lunes, desde el sindicato señalan: «Como una muestra más de la actitud de la dirección, ahora, tras la convocatoria de huelga a partir de la semana que viene realizada por la representación social, se pretende cambiar el calendario de producciones, con la pretensión de minimizar el impacto de la Huelga. Si esto finalmente se lleva a término, desde CCOO entendemos puede ser constitutiva de una vulneración de los derechos fundamentales recogidos en la Constitución Española como es el derecho de huelga y se tomaran las medidas legales oportunas».

CCOO concluye su comunicado haciendo un llamamiento a defender la industria: «Es nuevamente el momento de defender la industria, nuestra industria, nuestro futuro, por ello, desde CGT, UGT y CCOO, vamos a convocar a una gran manifestación el próximo 23 de noviembre en defensa, no de unos puestos de trabajo, sino del futuro de la comarca y su Industria».


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD