La ‘hibernación’ de las actividades no esenciales se prolongará, de momento, hasta el nueve de abril y todo indica que continuará hasta finales del mes el estado de alarma y, por tanto, el confinamiento

La industria más importante de la comarca alivia el parón con los ERTEs

Viernes, 03 Abril 2020 19:16

foto Arcelor dentroLas principales empresas del municipio tienen concentrada su actividad en el sector del automóvil

Desde el pasado 17 de marzo España vive bajo el estado de alerta y el confinamiento domiciliario de la ciudadanía. Por otro lado, desde varios sectores, sobre todo los sindicatos y los partidos políticos, tanto del Gobierno como de la oposición, se planteaba la necesidad de iniciar la ‘hibernación’, es decir, la paralización de toda actividad productiva no considerada esencial, que finalmente fue decretada por el Gobierno. Así las cosas, el estado de ‘hibernación’ se prolongará, de momento, hasta el próximo 9 de abril, jueves santo, y el estado de alerta, con toda probabilidad, durante todo este mes.

Las grandes empresas que operan en el municipio, como ArcelorMittal Sagunto, Pilkington Automotive España o AGC Flat Glass Ibérica, que en su conjunto superan ampliamente los 1.700 empleos directos, a los que obviamente hay que agregar los inducidos, son proveedores del sector del automóvil, cuya caída de ventas en España, durante este pasado marzo ha sido espectacular. Las matriculaciones han caído a nivel nacional en el segmento de turismos un 69,3%, en vehículos comerciales ligeros un 67,2% y en industriales un 36,8%, según los datos ofrecidos por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones que no ha dudado en calificar de «hundimiento», el desplome de las ventas durante el mes de marzo. Con este panorama, las compañías afincadas en el municipio de Sagunto que trabajan para el sector auto no han tenido más opción que plantear sus respectivos expedientes de regulación temporal de empleo como solución puente para superar esta crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, la situación, sobre ser grave, dista mucho de lo ocurrido en la crisis de 2008, puesto que no es lo mismo que el motor del vehículo se pare porque se queda sin gasolina, que es lo que ocurrió en la crisis económica producida tras reventar la burbuja inmobiliaria, que quitar el contacto y parar el motor temporalmente, que es lo que ha ocurrido ahora. Aun así, estas grandes industrias, han planteado sus respectivos ERTES con una duración de varias semanas, meses en algunos casos, ya que se espera que el arranque de la actividad productiva será lento.

En el caso de ArcelorMittal Sagunto, una vez superado el periodo de ‘hibernación, la empresa irá aplicando el ERTE según las necesidades productivas de cada departamento, tanto para personal de día como del turno hasta que se vuelva a la normalidad. Por su parte, Pilkington Automotive España SA, el ERTE contempla un periodo de aplicación entre el 23 de marzo y el 31 de julio de 2020, dependiendo del estado de emergencia y del tiempo necesario de recuperación de la industria del automóvil.

Similar medida ha tomado AGC Flat Glass Ibérica ante la caída de la actividad productiva. En este sentido, la compañía suspende la producción de la factoría, adaptando su capacidad productiva a la demanda real de vidrio que actualmente exige en el mercado, debido al parón en el sector del automóvil y el consiguiente golpe económico. La empresa calcula un derrumbe de sus ventas entorno a un 70%. Ante esta situación, AGC ha puesto en marcha un ERTE para sus plantas de Sagunto y Barcelona, que tendrá una duración de 4 meses, es decir, del 6 de abril al 5 de julio.

Banner Telegram eleco (interior)

Por su parte, Thyssenkrupp Galmed S.A. ha programado la aplicación de un ERTE a la totalidad de su plantilla por fuerza mayor, al menos, hasta el próximo 23 de mayo. Por tanto, se trata inicialmente de un expediente para dos meses, hasta que finalicen las consecuencias provocadas por el COVID-19, es decir, entre el 23 de marzo y 23 de mayo.

Otras empresas

Por otro lado, cabría citar otras industrias, que, aunque no están relacionadas con el sector del automóvil, si se ven afectadas igualmente por el parón de la actividad económica, tales como Gonvarri Valencia, la antigua Ferrodisa, o Tumesa. En este sentido cabe señalar que Gonvarri Valencia presentó un ERTE por fuerza mayor el pasado día 23 de marzo, que se prolongaría hasta el 30 de abril, afectando a la totalidad de la plantilla, cualquiera que sea su actividad, mientras subsistan las actuales circunstancias derivadas de la alarma sanitaria. En cuanto a Tumesa, cabe indicar que el pasado 31 de marzo la dirección de TUMESA y el comité de empresa alcanzaron un acuerdo en cuanto al plan de acompañamiento social del ERTE planteado por la compañía por causa productiva, debido a la caída de la demanda y perdida de actividad. El plazo previsto por la empresa para este expediente va desde el 1 de abril al 30 de junio y afectará a toda la plantilla.

Otros sectores

Según informa la secretaria general de CCOO, Begoña Cortijo, por los datos de que dispone el sindicato en este momento, en el sector agroalimentario se está trabajando con total normalidad e incluso se están produciendo nuevas contrataciones por el repunte de la actividad.

En este sentido explica: «En la recolección hemos tenido algunas dificultades por el tema del límite de ocupantes en los coches, ya que se encuentran trabajando por las zonas de Liria y algunos llegan a desplazarse a Murcia». Dentro de este sector también hay que incluir la planta de Zumos Valencianos del Mediterráneo (Zuvamesa), ubicada en Parc Sagunt, que trabaja con normalidad.

Por otro lado, el sector energético, que tiene consideración de actividad esencial, mantiene su actividad en Sagunto, citar en este sentido la planta regasificadora de Saggas o la central térmica de Naturgy. Industrias como Fertiberia y Crown también mantienen su operatividad.

Como el resto de las principales industrias ya indicadas se encuentran afectadas por ERTEs y, por tanto, sin más actividad que la vinculada al mantenimiento y seguridad de las instalaciones, podría decirse que debido a la parada de las grandes industrias también se han visto afectadas las medianas y pequeñas empresas vinculadas a estas grandes compañías.

El sector servicios se encuentra actualmente parado a excepción de aquellas actividades destinadas al suministro alimentario. En cuanto al sanitario y sociosanitario, soportan una actividad inusual, pero con muchas deficiencias en las medidas de prevención para el personal que está trabajando. En este sentido, Begoña Cortijo señala: «Una vez se supere esta crisis, deberíamos poner en valor estos servicios públicos que ahora ya sabemos que son esenciales para sostener la sociedad, por lo que precarizarlos no es buen negocio».


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Sábado, 04 Abril 2020 01:09

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD