Pilkington, que baraja parar entre el 23 de marzo y el 31 de julio, ha trasladado su gran preocupación por los efectos que esta crisis del coronavirus puede tener en la viabilidad de la planta

ERTES a la vista en ArcelorMittal Sagunto y Pilkington Automotive por causa de ‘fuerza mayor’

Viernes, 20 Marzo 2020 19:36

foto ArcelordentroCon las fábricas de automóviles paralizadas, la producción de ArcelorMittal es preciso que se resienta

oferta empleo entre-texto1

Finalizando la primera semana del estado de alerta decretado por el Gobierno de España, los ERTES están al orden del día. Las industrias, que no ven el porvenir nada claro, sueltan lastre para tratar de soportar mejor esta travesía que no se sabe por cuánto tiempo se prolongará.

Las empresas pueden alegar dos motivos: razones económicas, técnicas, organizativas o de producción y la fuerza mayor. Ni que decir tiene que este segundo supuesto les resulta mucho más ventajoso, puesto que se evitan el gasto de los complementos salariales, además, el Estado exonera a las compañías que superen el medio centenar de empleados de abonar el 75% de la aportación empresarial a la Seguridad Social, mientras que las que tienen plantillas inferiores a esa cifra, se ven liberadas de esa carga en su totalidad, es decir, el cien por cien. O sea, que la vía de la fuerza mayor es la que resulta más ventajosa para la empresa, no así para los trabajadores.

Efectivamente, hay que tener en cuenta que con el subsidio de desempleo ‘pelado’, sin los complementos de la empresa, un trabajador afectado por un expediente temporal de regulación de empleo percibiría 1.098,09 euros, en el caso de que no tenga hijos; 1.254,96 euros si tiene un hijo y 1.411,83 euros si son dos hijos. Con estas percepciones, muchos empleados, sobre todo los de las grandes fábricas, como ArcelorMittal Sagunto o Pilkington Automotive España SA, se quedarán a distancia de lo que perciben normalmente en su nómina mensual.

Los ERTES ya planean sobre dos de las compañías más importantes del municipio de Sagunto, como son ArcelorMittal Sagunto y Pilkington Automotive. En el caso de la planta siderúrgica, la dirección de todos los centros que la multinacional tiene en España ya dejó clara su posición, alegando que la situación derivada de esta pandemia global es muy preocupante.

Así es, el pasado miércoles la compañía transmitió a los representantes de los trabajadores que la situación «es muy preocupante», por lo que la multinacional había decidido poner en marcha un plan de contingencia. En este sentido, anunció, dentro de este plan, que mantendrá cerrado el alto horno de Polonia, y, al mismo tiempo, dejará fuera de servicio varios hornos en Europa, en concreto los de Dunquerque, Bremen y el horno alto A de Asturias. En cuanto a la parte de las líneas acabadoras (finishing), se está haciendo un planing de afectación, donde será la parte de planos la más afectada en toda Europa.

Banner Telegram eleco (interior)

Paralelamente, la compañía ya informó a los representantes de los trabajadores que la dirección del Clúster había tomado la decisión, de manera unilateral, de solicitar la aprobación ante la administración laboral competente de un ERTE por causas de fuerza mayor, en las condiciones aprobadas por el Gobierno de España, mediante el Real Decreto 8/2020 de 17 de marzo por el que se declaraba el estado de alarma en toda la nación.

Como ya informó este periódico en su edición digital, el pasado sábado, 14 de marzo, la representación social de ArcelorMittal Sagunto emitió un comunicado en el que consideraba que, frente a otros intereses, era prioritario defender la salud de todos los trabajadores: «en la situación de excepción global en la que nos encontramos, es necesario tomar las medidas que sean necesarias para preservar el mayor bien que poseemos, que es nuestra salud, utilizando las herramientas de la que nos hemos dotado (ERTE), para minimizar los perjuicios ocasionados a nuestro personal».

Es decir, que los propios representantes de la plantilla también son partidarios de que, llegado el caso, se paralice la fábrica y los trabajadores se marchen a su casa. El punto en el que hay desencuentro es el de los complementos, puesto que la empresa podría ahorrarse esa suplementación salarial si la administración autorizara el ERTE por fuerza mayor, además del 75% de la aportación empresarial a la Seguridad Social. En este aspecto, también hay que resaltar que la capacidad de respuesta de los trabajadores se ve bastante limitada, puesto que, por no poder, no pueden ni reunirse en asambleas.

Situación de la factoría

En cuanto a la situación de la planta hoy, señalar que, según han informado desde el comité de empresa en un nuevo comunicado emitido este viernes, en cuanto al tema sanitario, se continua sin tener ningún caso positivo de coronavirus entre la plantilla, aunque hay cuatro personas en casa de manera preventiva, por haber tenido contacto con personal de riesgo.

Respecto a producciones en Decapado y Tándem, necesitarán trabajar solo para el mercado industrial, lo que significa que funcionará la instalación en torno a un día y medio o dos la semana que viene, sin poder precisar todavía qué días. La actividad en Recocido estará en función de si hay o no actividad en Tándem.

pilkingtondentroEl ERTE en Pilkington podría afectar del 23 de marzo al 31 de julio (Foto: Drones Morvedre)

La línea de Galvanizado estará parada toda la semana que viene, sin poder determinarse cuál será su fecha de arranque. En cuanto a Electrocincado, hay que indicar que esta instalación parará el próximo miércoles sin fecha de arranque prevista. Por su parte, Temples y líneas seguirán trabajando sin contratas y adaptando equipos, hasta finalizar las producciones pendientes.

En el comunicado de la representación social, emitido este viernes, se indica que, la empresa «solo nos ha podido transmitir información a corto plazo, puesto que existe una gran incertidumbre. Como primera opción el personal de las instalaciones afectadas por los paros, podrán optar voluntariamente a quedarse en casa hasta que se definan las condiciones que nos van a regular durante los paros siguientes, excepto el personal nombrado necesario para la vigilancia de la instalación».

ERTE en Pilkington del 23 de marzo al 31 de Julio

Tal y como ya adelantó el pasado miércoles este periódico, en la mañana de este viernes se ha reunido la representación de Pilkington Automotive España S.A. para analizar la documentación del ERTE planteado por la empresa. Tras esta reunión, el comité de empresa ha emitido un comunicado en el que indica: «informamos de que la documentación del periodo de consultas del ERTE iniciado el pasado miércoles 18 por la empresa, implica la posible suspensión laboral de todas las personas trabajadoras de Pilkington Automotive España S.A., salvo las que tienen jubilación parcial en su condición de Contrato de Relevo. El periodo que estima el documento es entre el 23 de marzo y el 31 de julio de 2020, y que dependerá del estado de emergencia, y del tiempo necesario de recuperación de la industria del automóvil».

Asimismo, informan en la nota informativa que el comité de empresa se ha reunido con la dirección de la factoría para trasladarle que las condiciones que se pactaron en el anterior ERTE son las que tienen consensuadas hasta el 31 de marzo y que el escenario y legislación actual impide al comité de empresa realizar sus funciones de representación, ya que los plazos son insuficientes y, además, no pueden realizarse asambleas de trabajadores.

En este sentido, la dirección de la compañía se ha mostrado dispuesta a mantener su compromiso, según indican desde la representación social: «la dirección de la empresa nos ha manifestado que va a asumir las condiciones establecidas en el acuerdo para las suspensiones hasta 31 de marzo, no más. Además, ha trasladado gran preocupación por los efectos que esta crisis puede tener en la viabilidad de la planta y consecuentemente en la garantía de los puestos de trabajo». Es decir, a partir del 31 de marzo los trabajadores no percibirán el suplemento salarial.

Señalar finalmente, que, dada la situación, la representación social ha solicitado a la empresa que, durante este proceso, insista al grupo multinacional en «dar la mejor protección salarial a las personas trabajadoras». Así pues, la próxima reunión con la dirección de la planta está prevista para la mañana del lunes próximo, 23 de marzo.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Miércoles, 01 Abril 2020 00:13

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD