Califican de «cicatera» la oferta salarial lanzada por la empresa, rechazan los convenios por centros de trabajo, que beneficiarían a unos empleados en detrimento de otros, y abogan por la continuidad de los acuerdos marco implantados hace 18 años

En ArcelorMittal no descartan movilizaciones para forzar la negociación del acuerdo marco

Los trabajadores esperan que la multinacional reanude las negociaciones en septiembre Los trabajadores esperan que la multinacional reanude las negociaciones en septiembre En ArcelorMittal no descartan movilizaciones para forzar la negociación del acuerdo marco
Viernes, 09 Agosto 2019 18:02

Los trabajadores de ArcelorMittal llegan al mes de agosto sin tener cerrado con la multinacional el VII Acuerdo Marco, después de que el pasado día 7 la empresa diera por concluidas las negociaciones, al no aceptar laos sindicatos la oferta salarial planteada por la compañía para los próximos tres años. Todo esto ocurre en un contexto internacional ciertamente complicado que a nadie se le escapa.

oferta empleo entre-texto1

Efectivamente, por un lado, hay que referirse al enfrentamiento, declarado ya guerra comercial abierta, entre Estados Unidos y China, que, lógicamente, en nada contribuye a la estabilidad comercial y, por consiguiente, económica mundial, tanto es así que ya se habla de que este conflicto pueda desencadenar una nueva recesión de ámbito planetario.

Otro problema nada despreciable es el de las importaciones de acero en Europa, como ya alertó el máximo responsable de ArcelorMittal, Lakshmi N. Mittal: «Se precisan nuevas actuaciones para abordar la situación derivada de los crecientes niveles de importaciones que entran en el continente debido a la ineficacia de las medidas de salvaguardia. Seguimos manteniendo contactos con la Comisión Europea, abogando por la creación de un marco de competencia en igualdad de condiciones para el sector».

Por otro lado, la transición ecológica también afecta de lleno a la multinacional, de hecho, a principios del pasado mayo la compañía ya alertaba del incremento experimentado por el precio del carbono: «El precio del carbono se ha incrementado en aproximadamente un 230% desde el inicio de 2018, ejerciendo una mayor presión competitiva sobre los fabricantes de acero europeos. En el Sistema de Comercio de Emisiones de la UE (ETS), solo el acero producido en Europa está sujeto a un gravamen sobre el carbono. ArcelorMittal ha pedido anteriormente la introducción de un ajuste en el que el acero importado en Europa aplique las mismas normas sobre el CO2 que al acero producido en Europa bajo el ETS».

A todo esto, y por si faltara algo, la sobrecapacidad de producción a escala mundial, de la que alertaba a principios de agosto el propio Mittal, la desaceleración económica en Europa, la crisis del Brexit, y, en el caso de España, los elevados costes energéticos, hacen que la situación coyuntural sea particularmente delicada.

Resultados económicos

Banner Telegram eleco (interior)

En este contexto de total inestabilidad, ArcelorMittal presentó sus resultados económicos, correspondientes al primer semestre de 2019, en los que, según los datos difundidos por la propia compañía, se registraron pérdidas de explotación por valor de 200 millones de dólares, cifra que incluye depreciaciones de activos de 900 millones de dólares en base a una depreciación de 300 millones de dólares vinculada a las desinversiones exigidas como medidas correctoras en el marco de la adquisición de ArcelorMittal Italia y una depreciación de 600 millones de dólares de los activos fijos de ArcelorMittal USA, motivada por un marcado descenso de los precios de los productos siderúrgicos y los elevados costes de materias primas. En el primer semestre de 2019 se registró un resultado de explotación positivo de 600 millones de dólares, cifra que incluye depreciaciones de activos por valor de 1.100 millones de dólares.

Empresa rentable

Sin embargo, desde otras fuentes se recuerda que la situación de la multinacional dista mucho de ser preocupante, pese a todas las turbulencias derivadas de la globalización. En este sentido mencionan que la cifra de negocio entre 2017 y 2018 aumentó un 7%. Durante ese año se mantuvo la tendencia creciente, aunque el incremento no fue tan intenso como el registrado en 2017, año en el que las ventas aumentaron un 25%.

En cuanto al gasto de personal, indican las mismas fuentes que en 2018 experimentó una disminución con respecto al año anterior de un 1,9%, lo cual sucedió a pesar del incremento de las ventas. La disminución de este capítulo correspondió, sobre todo, a sueldos y salarios. De esta forma, el gasto de los empleados supuso para la multinacional, en el transcurso de 2018, el 10,2% del valor de la producción, cuando fue del 11,3% en 2017.

Como conclusiones de la situación del gigante del acero en 2018, señalan las mismas fuentes que la empresa mantuvo una buena situación financiera, prácticamente no tuvo deuda con entidades de crédito, la existente se concentra en sociedades del grupo, y, por tanto, el gasto financiero fue muy reducido, aunque es cierto que se incrementó en 2018, pero, en todo caso, se mantuvo en un nivel bajo. Respecto al funcionamiento económico: la cifra de ventas volvió a crecer y también aumentaron claramente los beneficios. El gasto de personal, en cambio, disminuyó. Por otra parte, se repartió como dividendo todo el beneficio del año anterior, lo cual indicaba, a criterio de las fuentes consultadas, que la propia compañía consideraba desahogada la situación financiera.

Oferta cicatera

La representación sindical denunció el acuerdo marco a finales de septiembre de 2018, por lo que se considera tiempo suficiente, desde entonces, para llegar a un acuerdo en la mesa de negociación del VII Acuerdo Marco, sin embargo, entienden que la multinacional ha dilatado ex profeso los plazos, dando muestras de un claro inmovilismo. Consideran que la propuesta salarial de la compañía es a todas luces inaceptable y ponen como ejemplo que la globalización, aun afectando a otras multinacionales del mismo sector, no son tan cicateras como ArcelorMittal a la hora de negociar el convenio. En este sentido, las fuentes consultadas por este periódico consideran inaceptable, que ArcelorMittal pretenda mantener sus márgenes de beneficio a costa de las rentas salariales.

Como se recordará, la representación social, presente en la mesa negociadora, aspiraba a consolidar un incremento salarial de un 2,2% fijo, distribuido a lo largo de las tres anualidades de vigencia del acuerdo marco. Pero no pensaban de igual forma los directivos de ArcelorMittal, que ofrecieron un exiguo 0,5% para el primer ejercicio de vigencia del acuerdo, otro 0,5% para el 2020, porcentaje al que se le sumaría el IPC de dicha anualidad y el 50% del IPC registrado el 2019. En cuanto al incremento para el 2021, tercer año del acuerdo, la multinacional proponía un 1% de aumento más el IPC de ese mismo año y el 50% del IPC que todavía quedaba pendiente de 2019. Como se puede ver, se trata de una propuesta bastante enrevesada que, además, estaba vinculada a objetivos de productividad y reducciones de la plantilla.

Varios escenarios

Así las cosas, los sindicatos retomarán la iniciativa a finales de este mes de agosto, según han confirmado fuentes de CCOO, sindicato mayoritario en ArcelorMittal Sagunto. Lógicamente, como ya ocurrió el pasado abril, no se descartan movilizaciones si no se producen avances en la negociación. En este sentido rechazan totalmente la posibilidad de que, después de implantarse el acuerdo marco desde hace 18 años, se vuelva a los convenios de planta, porque entienden que, con esta modalidad, se mejoraría a unos empleados en detrimento de otros que trabajan para el mismo grupo, aunque pertenezcan a diferentes plantillas. Para reforzar esta posición recuerdan, además, que desde 2016, que es cuando se produjo la fusión, son la misma compañía.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD