Los ERTE en ArcelorMittal Sagunto y Pilkington Automotive España, S.A. son consecuencia directa de las horas bajas que vive la Unión Europea

La desaceleración económica en Europa ya repercute en el sector auto de Sagunto

Viernes, 08 Febrero 2019 18:04

arcelordentrowebEntre la térmica y las proximidades del casco urbano, el complejo siderurgico de ArcelorMittal y Galmed (Foto: Drones Morvedre)

Las dos industrias más importantes del municipio de Sagunto, que destinan su producción al sector de la fabricación de automóviles en España, como son ArcelorMittal Sagunto y Pilkington Automotive España, S.A., aplicarán a lo largo de los próximos meses sendos expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) que afectarán a sus respectivas plantillas. Estas dos factorías, en su conjunto, generan alrededor de 1.300 puestos de trabajo directos.

Efectivamente, el pasado diciembre ya se informó de que la dirección asturiana de la multinacional del acero, transmitió a los representantes de los trabajadores que, debido a las previsiones para el primer trimestre de 2019 del mercado del acero en Europa la dirección del Clúster España tomó la decisión de «entrar en modo crisis». Es decir, que se tomó la decisión de que, a todo el personal de día adscrito al Clúster, incluidos los comités de dirección de las diferentes plantas, se les aplicara un ERTE en distintas fechas, que sería de aplicación durante el primer trimestre de 2019.

Por otro lado, el pasado 6 de febrero se constituyó la comisión negociadora del expediente de regulación temporal de empleo en Pilkington Automotive España, S.A., compuesta por cuatro representantes de la empresa y cuatro de la parte social, dos de CCOO, uno de UGT y uno de CGT, y cuya finalización está prevista para el próximo 21 de febrero.

En este caso concreto, el ERTE planteado por la compañía es de mucho más calado, pues, de acuerdo con los datos facilitados por UGT, la propuesta planteada por la empresa consiste en aplicar un ERTE desde el 25 de febrero de 2019 hasta el 31 de marzo de 2020, es decir, du-rante el periodo de un año. Lo más llamativo es que durante dicho espacio de tiempo el ERTE planteado contempla «190 días de suspensión, distribuidos entre la práctica totalidad de la plantilla, en diferentes turnos y periodos», según han explicado a este periódico fuentes de UGT.

Este instrumento se fundamenta en causas productivas y organizativas, «originadas por una disminución en las ventas, unas constatadas y el resto como previsión», apostillan desde el citado sindicato. Es más, aseguran las mismas fuentes que las medidas presentadas por la dirección de Pilkington Automotive España, S.A. son «excesivas, con un periodo temporal muy amplio, tras el cual la empresa no asegura nada».

Banner Telegram eleco (interior)

Síntomas de agotamiento desde 2017

De acuerdo con los datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), en el ejercicio de 2015 se fabricaron en España un total de 2.733.201 unidades, entre turismos y todoterrenos. En los inicios de 2016, que es cuando se ofrecieron estos datos, se valoraron muy positivamente porque dichas cifras no se alcanzaban en el país desde antes de la crisis de 2008.

El ejercicio de 2016 la producción de automóviles volvió a crecer, situándose en los 2.885.907 vehículos. Sin embargo, será a partir de 2017 cuando empiece a cambiar la tendencia, al producir el conjunto de las fábricas españolas un total de 2.848.335 unidades al cierre del ejercicio de 2017. Este 2018 recién acabado, la fabricación de vehículos ha vuelto a descender, situándose en 2.819.565 vehículos, lo que supone una merma del 1,01% respecto a los datos del ejercicio anterior.

Así pues, en 2018 vuelven a caer las cifras de fabricación de automóviles por segundo año consecutivo. Podría afirmarse, por consiguiente, que se ha producido un cambio de tendencia. Es más, los indicadores reflejan claramente que el sector auto técnicamente entró en recesión en el último trimestre de 2018, pues, de los 4 trimestres del ejercicio, la fabricación sufrió mermas en tres de ellos.

La exportación

Ni que decir tiene que una parte muy importante de los vehículos que se fabrican en la industria española se destinan al mercado exterior, en 2018, concretamente, se exportaron 2.304.418 vehículos, de los 2.819.565 que se produjeron. Este dato refleja a las claras lo que depende el sector auto español de las variaciones que sufra el mercado internacional en general y el europeo en particular. En definitiva, de que la economía en Europa vaya bien o mal.

Téngase en cuenta, por ejemplo, que la producción del último mes del año pasado experimentó en España un desplome del 16,1%, semejante descenso obligó a determinadas fábricas a paralizar completamente sus líneas de producción durante algunos días. En este sentido, recordar lo ocurrido en el último trimestre de 2018 en la planta que la multinacional Ford tiene en Almusafes, donde se aplicó un ERTE, que, lógicamente, ha tenido consecuencias negativas para los proveedores de esta factoría. No hay que perder de vista que la actividad de Ford y su industria auxiliar representa, en su conjunto, un yacimiento de empleo estable y de calidad cercano a los 30.000 puestos de trabajo y un 11,8% del PIB industrial de la Comunitat Valenciana.

Tal y como reflejan los datos, la industria española del automóvil tiene una gran dependencia del mercado exterior, principalmente en el área de la Unión Europea. Pues bien, no se puede afirmar que los principales destinos de los vehículos fabricados en España gocen de buena Salud.

En el mercado de la locomotora económica alemana, las matriculaciones cayeron un 0,2% durante 2018. Bastante peor les fue a los italianos, donde el descenso todavía alcanzó mayores proporciones, la merma, en concreto, se situóe en un 3,1%. En el Reino Unido, con el lío del Brexit que tienen organizado desde el 23 de junio de 2016, fecha en la que se celebró el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido y Gibraltar en la Unión Europea, el descenso de las matriculaciones todavía fue mayor, al experimentar un desplome del 7%. El único país donde crecieron las ventas de vehículos un 3% fue en la vecina Francia.

pilkingtondentrowebInstalaciones de Pilkington Automotive España, S.A. (Foto: Drones Morvedre)

Estos cuatro países constituyen los principales destinos de exportación de la producción española. Para tener una idea global de cómo funcionó el mercado europeo en su conjunto durante 2018, resaltar que apenas creció un insignificante 0,1%, enlazando cuatro meses seguidos con descensos en las matriculaciones.

Otro mercado importante para la exportación española de turismos, el turco, tampoco pasa por su mejor momento, pues sigue inmerso en su propia recesión, debido a la fuerte depreciación de la moneda nacional. Con este panorama, el país otomano registró a lo largo de 2018 un descenso en la venta de vehículos del 35%, lo que ha supuesto una merma directa para las exportaciones españolas a Turquía de un 40%.

Previsiones de crecimiento débil en Europa para 2019 y 2020

Las estimaciones de futuro no indican que la tendencia vaya a cambiar en el contexto europeo, más bien al contrario. Efectivamente, de acuerdo con las previsiones económicas de invierno publicadas el pasado día 5 de febrero por la Comisión Europea para 2019 y 2020, todo parece indicar que la desaceleración económica se mantendrá y en algunos casos puede que, incluso, se acentúe.

Para el presente ejercicio, Alemania se espera que experimente un crecimiento en términos de PIB del 1,1; mientras que para 2020 la estimación, algo más optimista, se sitúa en el 1,7. En el caso de Italia, este 2019 crecerá el PIB un 0,2, aunque en 2020, según las previsiones de la Comisión Europea, este parámetro aumentará hasta el 0,8. En el caso del Reino Unido, tanto en 2019 como en 2020 se pronostica un crecimiento del PIB del 1,3. Los franceses, por su parte, alcanzarán en 2019 el 1,3 y en 2020 dos décimas más, el 1,5. Por lo que respecta a España, este año se estima que en términos de PIB alcance un crecimiento del 2,1 y un 1,9 para 2020.

Como se ve claramente en estas previsiones de la Comisión Europea, la economía de las principales potencias económicas del continente no van a estar para muchas alegrías, lo cual repercutirá negativamente en las exportaciones españolas de automóviles y, por tanto, incidirá en la necesidad de reducir la producción en aquellas plantas, que, como ArcelorMittal Sagunto y Pilkington Automotive España, S.A., trabajan para los fabricantes del sector auto nacional.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Martes, 19 Febrero 2019 17:12

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD