Imprimir esta página

nueva cabecera bg

Al directivo de SCOSA-AVA Sagunto le preocupa el cariz que está tomando el inicio de la campaña, entre otros motivos porque se sigue importando naranja de otros países, en los meses que se juntan con las cosechas valencianas, provocando una reducción de precios

Campillo anuncia una campaña citrícola «que no pinta muy bien»

 
Viernes, 15 Septiembre 2017 18:55

oferta empleo entre-texto1

foto campillodFrancisco CampilloFranciso Campillo, presidente de ASCOSA-AVA Sagunto anuncia un comienzo de campaña citrícola que no pinta muy bien: «porque la naranja extratemprana (la Print) que ya debería haber empezado su recolección se está comprando muy poca y los comerciantes hacen selección».

Esto ocurre, según aclara Campillo, porque la administraciones central y autonómica «no actúan como hacen los norteamericanos que primero eligen su producto nacional y después todos los demás. Se está importando naranjas Orri y Navelscott de Sudáfrica y se puede comprobar, en cualquier supermercado».

En opinión el dirigente de AVA Sagunto, debe existir el libre mercado pero el actual «es falso porque en España no paran de prohibir productos fitosanitarios, sin embargo en Sudáfrica, Egipto, Argentina Brasil, etc. no están prohibidos». Por otro lado, añade el directivo de AVA que en Egipto el jornal de ocho horas, «vale cinco euros y aquí una hora vale ocho euros, al haber semejante diferencia se produce una competencia desigual, desleal».

La importación aumenta la oferta y reduce el precio

Recuerda Campillo que anteriormente los agricultores no planteaban problemas ante la importación de cítricos de otros países en verano, ya que aquí en esa época no se producía, a excepción de la Valencia Late, pero paulatinamente han ido prolongando las campañas en Sudáfrica y en Brasil. «Ahora se juntan con las cosechas nacionales aumentando la oferta y los comerciantes aprovechan la esta situación para abaratar el producto valenciano, ésto perjudica al agricultor, porque el consumidor no lo compra más barato. Que nadie se llame a engaño».

Banner Telegram eleco (interior)

Añade este dirigente de ASCOSA, que debido a la mayor oferta, el comerciante espera a que las cosechas valencianas maduren para bajar el precio de las naranjas «que en el caso de la variedad Print ha bajado un 20%». Sin embargo, matiza este representante de los agricultores, que esta variedad temprana que se estaba pagando a 1 euro el kilo, ahora se compra a 80 céntimos Kg. «Es un buen precio, pero es una variedad que genera mucho gasto en pulverizaciones y otros trabajos».

Producciones inferiores al año pasado

Respecto a las clemenules variedad mayoritaria en la comarca, desde ASCOSA-AVA calculan que habrá una producción media inferior al año pasado entre un 30% y 40%, pero a pesar de existir menos oferta, los precios no acompañan, resalta Campillo,porque en aquellos campos que la producción, por ejemplo, es del 60% las naranjas son buenas de sabor pero con la piel un poco más vasta, esa característica la aprovecha el comerciante para comprar la arroba a 3 y 3,60 euros, igual que el año pasado. «Si nos compran las naranjas al precio de la campaña anterior y tenemos la mitad de producción, no se cumple la ley de la oferta y la demanda». En cualquier caso, resalta este agricultor que él posee facturas de hace 32 años en las que se puede comprobar que ya se pagaban las naranjas a los precios actuales y los gastos eran muy inferiores. «Ahora hay productos que sus precios oscilan desde 120 a190 euros el litro, eso es inaguantable para el agricultor si el precio de la naranja no lo compensa».

Los campos de navelina son testimoniales en el Camp de Morvedre, —informa Campillo— que para la próxima campaña, la producción de esta variedad se calcula un poco inferior al año anterior, pero esperan que sea buena cosecha en calidad, al igual que el resto de las variedades de calibre grueso y los agricultores aspiran a que se venda a buenos precios, que superen valores de hace 30 años.

Resume el portavoz de AVA que se sigue importando naranjas de otros países y esperan que sólo sean las extratempranas Print, y advierte que las variedade Nadorcott y Orri que se importan de sudáfrica, «no tienen la calidad de las valencianas pero como los comerciantes tienen sus proveedores tienen que comprarles».

Esperan se reduzcan los robos en los campos

Los hurtos, es el azote de los agricultores y este año, asegura el portavoz comarcal de AVA, «han sido muy frecuentes y elevados» y explica así las circunstancias: «A consecuencia de las lluvias se echó a perder mucha clementina y otras variedades más gruesas (Navel, Navel Late y sobre todo la Navel Powell y Valencia Late)que para consumo de zumo se pagaron a 18 y 22 céntimos kilo y eso es una maravilla para las personas que van a robar. Es un precio alto y el cajón puede llegar a 4 euros. Y en 10 minutos pueden coger 25 ó 30 cajones porque cargan en los árboles que están llenos de frutos y toda la campaña de la naranja (no mandarinas) ha sido un escándalo las furgonetas que han visitado los huertos».

Subraya Paco Campillo que se han puesto «muchas denuncias». Este dirigente de ASCOSA-AVA «elogia la labor» de del equipo Roca (G.Civil) y a los agentes rurales del Consell Agrari por su interés en este asunto, pero pone de relieve que «faltan agentes para poder controlar el término de Sagunto con 900 Km de caminos y muchos más para vigilar toda la comarca». Concreta este agricultor que el equipo Roca está haciendo «un trabajo importante, como es controlar los puntos de venta ilegales, porque lo que se vende en ellos es naranja robada».

Asimismo resalta que la Guardería Rural este año ha recuperado unos 6.000 kilos de naranja, que sumados a los recuperados por la G.Civil asciende a unos 10.000 kilos, «por lo que nosotros calculamos que los robos han ascendido a120.000 kilos, porque cuando pillan a uno, ese ya ha robado otras veces, como le pasó a un amigo mio que pilló robando a cuatro hombres en su huerto y le plantaron cara, menos mal que la guardería rural estaba cerca y acudieron enseguida a la llamada pero sólo les tomaron la filiación y les dijeron que les llamaría».

Ante esta cuestión Campillo declara: «No hay justicia, no hay leyes o no se aplican bien. Una reivindicación secular nuestra es que el robo se califique de un delito a partir de un valor de 50 ó 100 euros, no de 400 como ahora, que un hurto inferior a esa cantidad es falta. Las autoridades deben buscar una solución porque los agricultores estamos hartos».


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Artículos relacionados (por etiqueta)