Se considera elemento clave, la ubicación del municipio en pleno Corredor Mediterráneo, porque lo convierte en puerta de conexión con el eje Cántabro-Mediterráneo

Sagunto está llamado a ser un centro de intercambio modal marítimo-terrestre, tanto por ferrocarril como por carretera

Viernes, 22 Enero 2016 15:27

puertomaritimodMuelle centro de la primera dársena del puerto marítimo de Sagunto

La modernización de la línea de ferrocarril Sagunto-Zaragoza es vital para el desarrollo económico de las comunidades aragonesa y valenciana y, por ende, la expansión del enclave saguntino. La puesta al día de esta línea haría posible que se cumpliera la vieja aspiración del sector portuario de Sagunto, es decir, que la capital del Camp de Morvedre se pueda convertir realmente en la salida natural de Aragón al mar, lo cual no se ha podido materializar todavía, pese a que el complejo portuario saguntino se abrió al tráfico comercial en la década de los 80, ya que con anterioridad fue el puerto privado de la empresa siderúrgica.

En un estudio de más de 200 páginas, realizado por la Universidad Politécnica de Valencia a instancias de la CEV, que se publicó el pasado año bajo el título Estudio del Corredor Cántabro Mediterráneo, se recogen múltiples aspectos sobre la situación actual de la citada línea de ferrocarril, así como de las mejoras que reportaría su modernización.  El primero de esos aspectos, por ser el más importante, sería la recuperación de los tráficos que en la actualidad transitan, a mayor coste, por otras alternativas. Téngase en cuenta que los tráficos de mercancías que en la actualidad discurren por el corredor son exclusivamente tres y, todos ellos, según el informe, tienen su origen o destino en una de las terminales o estaciones ubicadas en Aragón o la Comunidad Valenciana.

El primero de ellos, tiene  origen en la terminal de Bilbao Mercancías y destino en la de Silla, transportando contenedores. El segundo, une Zaragoza Plaza con Valencia - Fuente de San Luis, e igualmente transporta contenedores, aunque a diferencia del tráfico anterior, el tren tiene ida y vuelta. El último de los trenes que discurre por el corredor es el tren arenero que une Teruel con Cuarte de Huerva con dos circulaciones por sentido a la semana.

CCOO ACTO MAYO ENTRETEXTO

Pese a registrar tan escaso tráfico, el informe asegura que la línea ferroviaria que une Sagunto con Zaragoza, vía Teruel, está «extremadamente saturada». Según los estudios realizados por el ADIF, de los tres tramos que componen la línea, el comprendido entre Caudiel y Teruel es el que presenta menos complicaciones, limitándose los problemas a las franjas horarias entre las 9:00 y las 12:00 de la mañana en sentido Caudiel, con un 67% de saturación, y entre las 21:00 y las 24:00 en sentido Teruel, con un 100% de saturación. El tramo entre Sagunto y Caudiel presenta mayores complicaciones que el anterior, dado que el 43% del tiempo la saturación supera el 50%. Finalmente, el que transcurre entre Teruel y Zaragoza es el que presenta mayores problemas de los tres, puesto que el 90% del tiempo la saturación supera el 50%, llegando al 100% de saturación en el 55% del tiempo.

Sin embargo, los tráficos potenciales del Corredor Cántabro Mediterráneo, que en la actualidad discurren por otros alternativos, son cuantiosos. «Gran parte de ellos —señala el documento—  tienen origen o destino en las instalaciones ubicadas en Sagunto y Silla, desde donde se generan alrededor de 50 circulaciones a la semana que actualmente circulan mayoritariamente por el corredor de Tarragona y en algunos casos por el de Madrid. Además de estos, también se podrían desviar por el corredor objeto de este estudio cinco circulaciones que hoy circulan por el corredor de Madrid y que tienen origen o destino Valencia Fuente de San Luis, la Ford o Murcia Mercancías».

Abundando en los pormenores del estudio, uno de los aspectos más llamativos es el de los sobre costes logísticos que se deben soportar por utilizar otros recorridos alternativos en los que las distancias son mucho más largas. Efectivamente,  este trabajo indica que, dadas las limitaciones de la línea Valencia – Sagunto – Teruel – Zaragoza, las empresas ferroviarias están utilizando recorridos alternativos que, pese a penalizarlas con más kilómetros, permiten mayores cargas.

En este sentido, el citado informe cuantifica un exceso de 7.300 km. por semana  en el conjunto de estos tráficos que circulan por las distintas líneas alternativas. En el caso de los tráficos ferroviarios que tienen su origen o destino en el municipio de Sagunto, que se incluyen dentro de ese dato global, el exceso semanal es de 3.701 kilómetros, tal y como se detalla en el siguiente cuadro.

otratabla

Todo esto supone, en el computo anual, 366.215 kilómetros que se recorren de más por no estar habilitado el corredor Cántabro Mediterráneo, lo que acarrea, además de unos sobre costes muy importantes, otras consecuencias de tipo medioambiental. Este trabajo estima en 1,66 millones de euros el gasto adicional en gasóleo y un 87,5% más de emisiones de CO2 a la atmósfera.

El puerto de Sagunto

Este concienzudo trabajo menciona de forma muy destacada el enclave del puerto de Sagunto y sus intrínsecas peculiaridades, que favorecerían el desarrollo económico del área geográfica del Camp de Morvedre.  Efectivamente, según este estudio, Sagunto merece una mención especial por su importancia industrial y logística, además de ser el punto de arranque de la línea 610 Valencia – Teruel – Zaragoza. Se recuerda que en Sagunto confluyen la industria del acero, sector químico, energético, y la logística con dos importantes recursos: el puerto de Sagunto y el centro logístico de Parc Sagunt, este último con una superficie de tres millones de metros cuadrados (3 Mm2) en su primera fase y una reserva superior a los 7 Mm2 para una posible ampliación. Sobre Parc Sagunt se indica que se sitúa al suroeste de la dársena del puerto con conexión inmediata con ésta tanto por carretera como por ferrocarril. Dentro de la Red Logística de la Comunidad Valenciana, Sagunto está llamado a ser un centro de intercambio modal marítimo–terrestre, tanto por ferrocarril como por carretera, por su ubicación en pleno Corredor Mediterráneo y puerta de conexión con el eje Cántabro-Mediterráneo.

Modernización de la línea

La modernización de la línea de ferrocarril Sagunto Zaragoza requiere de una importante inversión para ponerla completamente al día, sin embargo, esta actuación se puede acometer de manera escalonada, según refleja este trabajo de la Universidad Politécnica de Valencia. Efectivamente, al poderse desarrollar estas actuaciones por fases, en una primera etapa se podrían abarcar las actuaciones para terminar la renovación del trayecto Teruel-Zaragoza y la corrección de las deficiencias que existen en la parte ya renovada, que requeriría una inversión estimada en 32,1 millones de euros. Por otro lado,  la inclusión del tren-tierra supondría otros 2,4 millones de euros, y la ampliación de estaciones para trenes de 600 metros representaría otra aportación económica de 4,03 millones de euros. En total, esta primera fase asciende a 38,5 millones de euros, que viene a ser algo menos de los que cuestan dos kilómetros de trazado para el AVE.

Con esta primera inversión, la  línea se podrá equiparar en prestaciones a las que ofrecen actualmente recorridos alternativos, excepción hecha de la electrificación. Una segunda fase contemplaría la renovación del trazado de la vía entre Teruel y Sagunto junto con las mejoras necesarias en las infraestructuras. Esta segunda actuación supondría una inversión aproximada de 142 millones de euros.

Quedaría para una tercera fase la electrificación de la línea. Una primera aproximación de este estudio, cuantifica la tercera fase en 180 millones de euros. La inversión del conjunto asciende a un total de 360,5 millones de euros.

Hay que tomar en consideración que la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto presenta actualmente numerosas deficiencias en su estado, que se traducen en importantes limitaciones de velocidad y carga que condicionan la explotación de los trenes de mercancías. Los problemas en el tramo Teruel-Sagunto tienen su origen en la complicada orografía por la que discurre este trazado, lo que obligó, en sus orígenes, a la adopción de curvas cerradas y fuertes pendientes que, además, se han visto afectadas por las restricciones presupuestarias en su mantenimiento. La infraestructura, que se concibió a finales del siglo XIX, está formada por una sucesión de desmontes y terraplenes que en su mayoría precisan de actuaciones de consolidación, señala el estudio.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Sábado, 06 Febrero 2016 00:03

 

 

SUCESOS

SALUD