El pasado año consiguió ganar el Campeonato de España, y el fin de semana pasado, a pesar de participar con una gastroenteritis, se vino también con el galardón bajo el brazo

El giletano Francisco García se alza con la victoria en el Certamen de Ciclismo Ciudad de Benicarló

Viernes, 14 Junio 2019 16:08

ciclistadentroEl ciclista Francisco GarcíaSi el año pasado se hizo con el Campeonato de España, este año el ciclista de Gilet, Francisco García Morillas, se alzó el pasado fin de semana con el Certamen de ciclismo Ciudad de Benicarló, el campeonato de la Comunidad Valenciana que logró ganar en un circuito urbano con un recorrido de unos 40 kilómetros. Una prueba, cuenta el ciclista de élite paralímpico a El Económico «muy rápida y técnica ya que transcurre por dentro de la población y en la que hay mucho curveo, el cual te lleva a salir de cada curva a tope y eso se termina haciendo muy duro».

oferta empleo entre-texto1

Una victoria que ha sabido a gloria al deportista, ya que, como afirma, «la verdad es que después del año tan complicado que llevo sin poder entrenar ni competir, este triunfo me ha cargado de energía. No pude preparar la prueba, simplemente me llamó un compañero para decirme que lo hacían y pensé: bueno para quedarme en casa voy y me quito un poco el mono de competición que tengo, jajajaj». Una decisión con un final que no esperaba, tras estar casi parado desde que el año pasado García consiguiera ganar el Campeonato de España dentro de su modalidad. «La verdad es que ha sido un año duro en el que casi no he participado en nada. Solo disputé el año pasado el campeonato de España consiguiendo un subcampeonato muy luchado ya que tan solo fui con un mes de entrene y en el que la moral no era la mejor y aun así me ganaron al sprint. Eso sí demostrando ser el más fuerte en la subida, con el inconveniente de que la subida estaba muy lejos de meta y en el último paso conseguí romper la carrera pero sin ningún tipo de colaboración por los corredores de la categoría superior a la mía y al final fui neutralizado».

A pesar de las dificultades, este vecino de Gilet demostró una vez más en su tierra que donde hubo retuvo, algo que como explica a este rotativo «me ha hecho sentir muy orgulloso, pero, sobre todo, he sentido una gran satisfacción y alegría por no cerrar un año en blanco y poder conseguir un título más en mi carrera».

Y es que este deporte, aunque le ha hecho sufrir mucho, hace disfrutar al máximo al ciclista quien confiesa que «la verdad es que cuando voy encima de la bici, no pienso en nada, solo disfruto y me dejó llevar. Al principio pensaba mucho y miraba en todo momento al guarda raíl (García perdió parte de su pierna en un fatídico accidente en 2005 contra un guardia raíl) y eso me hacía incluso llorar, al final decidí dejarme llevar y disfrutar de cada día encima de la bici ya que no sabes cuándo será el último».

Una fuerza en la que mucho tienen que ver sus hijos, como narra a este rotativo, a quienes, explica «nunca voy a dejar que vean a su padre rendirse o flaquear…Tengo claro que tengo que ser un referente para ellos; es más, el domingo fui al campeonato con una gastroenteritis y fui todo el viaje vomitando algo que puede certificar la organización, ya que llegué tan mal que tuve que ir al centro de salud 20 minutos antes de salir para que me pincharan para cortarme el vómito. Mi hijo llorando me decía: papi no quiero que corras a ver si te va a pasar algo.... Y yo simplemente le dije: tranquilo hijo que papi supera esto como todo, y como dice papi: ¡siempre fuerte! que no te se olvide».

Un agradecimiento que quiere extender a las personas que este año tan difícil para él han estado ayudándole. «Tengo mucha gente detrás de mí ayudándome en este año tan malo por la lesión y quiero agradecerles su apoyo. En especial a Manu Botella, quien me permite entrenar cada día de la semana y disfrutar de sus instalaciones, a Alex Valero; quien me facilita todo mucho gracias a su trabajo en su ortopedia y me ayuda a llevar mi prótesis a su máximo rendimiento, a Luís Alba; mi biomecánico, ya que después de cinco años con él me he dado cuenta del tiempo que he perdido antes, y, como no, a mi director, Antonio Llopis, que año tras año me aguanta a través de su equipo Gsport, y al pequeño Julián, que nos dejó el año pasado».

Banner Telegram eleco (interior)

Un ambiente, el que envuelve el ciclismo que, como explica García «es buenísimo y te acaba atrapando». Una práctica que lo sedujo cuando tan sólo tenía 6 años y de la que no ha podido separarse nunca más. «Este deporte te hace sentir vivo, disfrutas de la naturaleza y te lleva a lo más profundo de tu ser. Día tras día disfrutas viendo cómo mejoras, te ensaña a superarte cada día, cada entrene, cada carrera, te enseña los valores de nunca agachar la cabeza ya que si lo haces la bici no va. Este deporte… simplemente es vida. Mi vida».

Una historia, la de Francisco García Morillas que podría servir de guía para otros deportistas que se encuentren en una situación como la que él vivió. Un ejemplo que muchos, aunque difícil, deberían seguir. «Si a alguien le sucede algo similar a lo que me pasó a mí, o conocen a alguien que pudiera estar viviendo algo parecido, les diría que se fijen en mí y que se centren en el deporte, ya que es algo que te ayuda a desviar la atención de todo lo malo que pasa por tu mente. Hay momentos muy malos cuando te pasan estas cosas pero hay que saber superarlos y en eso te ayuda el deporte. Simplemente les diría: ¡si yo puedo, tú también! Y, sobre todo, que sepan que el primer paso no te lleva donde quieres pero si te saca de donde estás».


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD