Díaz es cirujana en el Hospital de Sagunto y en su primer libro «Nadie Dijo Desde Dónde», cuenta la historia de su mejor amiga, quien murió de cáncer a los 30 años

Sandra Díaz: «La tristeza cura. O al menos, nos da la llave de la aceptación y, con ella, llega siempre la alegría»

Publicado en Cultura  |  
Etiquetado con   |  

Deja tu comentario